miércoles, 28 de noviembre de 2018

«Precariedad 4.0»

LAB le pone los puntos a las íes con eso del Basque Industry 4.0 que por el momento no representa mas que precariedad laboral de última generación.

Aquí el comunicado dado a conocer en las páginas de Naiz:

Eulate Zillonizaurrekoetxea y Zorion Ortigosa | Federación de Industria de LAB


Es increíble que en la situación que sufrimos Gobierno Vasco y las patronales sigan defendiendo la existencia del Plan Industria 4.0. Y además, que lo celebren públicamente, otro año más, con el acto de Basque Industry 4.0. Que se lo digan a todos y todas las trabajadoras del sector de automoción, La Naval y sus subcontratas o a todos aquellos y aquellas que trabajan en empresas amenazadas por un cierre.

El Plan de Industria 4.0 continúa sin rumbo, privatizando, precarizando e impulsando todas las políticas salvajes favorables al capital con el único objetivo de completar un albúm fotografíco estupendo para algunas y algunos. Uno de los ejemplos actuales es La Naval. Tras una gestión más que dudosa del Estado español decidieron privatizarla, con el silencio cómplice del Gobierno Vasco por supuesto. Desgraciadamente, es lo que ocurre cuando las decisiones sobre nuestra industria se toman en el extranjero. Tras la privatización, continuando con la mala gestión y la falta de un plan estratégico tanto para La Naval como para todo el sector, hemos llegado a esta trágica situación. En todo este tiempo y en todo este camino, el Gobierno Vasco ha estado fuera de juego, sin soluciones ni propuestas. Si ha sido por desconocimiento o por intereses concretos sería tema para otra larga carta. A día de hoy, desgraciadamente, siguen siendo incapaces de decirnos si el sector es o no es estratégico para Euskal Herria y para nuestra industria. Este es un claro ejemplo de que la Industria 4.0. no existe, ¡puro marketing! Arantza Tapia no ha sido capaz de ofrecer una alternativa ni un proyecto a La Naval. Además, cuando la foto no le ha gustado y se ha sentido incómoda, se ha levantado y se ha marchado.

Le están regalando todo el poder a las multinacionales, y estos grandes monstruos no tienen piedad. Esto lo vemos en la automoción: EREs, despidos y la precariedad de las condiciones laborales en todo el tejido productivo. ¿Dónde están las palabras de Arantza Tapia diciendo que sólo se estaba propagando la psicosis, y pidiéndonos tranquilidad? Si la situación no fuera tan grave, hubiésemos pensado que Arantza Tapia actuaba en el Club de la Comedia.

Hemos hablado de dos sectores importantes, pero la situación general de la industria en Euskal Herria no es mejor. Por lo general, nivel bajo en tecnología y también en investigación y desarrollo; y en gastos en innovación continuamos por debajo de la media Europea. Es decir, estamos muy lejos de un modelo industrial avanzado y además, no hay visos de apostar por ello.

Aunque intenten vendernos la Industria 4.0; sufrimos el modelo «Precariedad 4.0» con la inestimable colaboración entre patronales e instituciones; que quieren unas relaciones laborales basadas en la precariedad. Ahora se ha puesto de moda que quieren un nuevo modelo de empresa, basándose en un malintencionado planteamiento de participación; individualizando la imposición de las condiciones laborales y destruyendo la negociación colectiva como derecho de toda la clase trabajadora. Aquello que no han conseguido mediante las leyes y sus reformas, lo quieren conseguir con este nuevo modelo. ¿El objetivo? La individualización, desactivar las luchas y la solidaridad, y efectivamente imponer aún más precariedad. Y ¿cuál es el eco mediático que el plan de marketing de Industria 4.0 le ha ofrecido a este despropósito?

Seguimos escribiendo, porque parece que no tiene fin, pero ¿qué decir de la situación de nuestros convenios? Estatalización, bloqueos y una clara falta de voluntad de negociar. Con la excusa de la reforma de la negociación colectiva, cientos de trabajadoras y trabajadores se ahogan en el tsunami de la precariedad. El modelo de empresa versus negociación, individualización versus lo colectivo; ahí está la clave e Industria 4.0. desaparece, como que este debate no le influyese. Arantza Tapia haciendo de avestruz.

En Euskal Herria necesitamos una industria puntera y eso es imposible con unas relaciones laborales del siglo XIX. Si tenemos que competir en base a la capacidad de las personas, necesitamos a esas personas con unas condiciones laborales dignas.

El lunes, 26 de noviembre, celebrarán un nuevo acto de Industria 4.0 –marketing 4.0.-photocall–. Parece una acción publicitaria más del Cyber Monday, entre todas esas ventas masivas... comprarnos también este producto.

Desde luego que LAB no, ni lo hemos hecho ni lo haremos. Defendemos la negociación colectiva como herramienta indispensable; seguimos defendiendo el empleo, con las uñas afiladas ante el fraude del diésel y luchando junto a los sectores más precarios, eventuales, trabajadores y trabajadoras de ETTs, de subcontratas o mujeres, zuen bidelagun. Reivindicamos nuestra soberanía, necesitamos superar el modelo y las leyes del Estado Español, necesitamos crear nuestro modelo, que dé solución a nuestras propias necesidades, avanzado, y con visión de país, además de sostenible y basado en las personas. Por encima de los fraudes y su marketing, en LAB tenemos muy claro cuál es el camino.






°

No hay comentarios.:

Publicar un comentario