domingo, 30 de junio de 2013

El Biombo de Zizurkil

Las corruptelas del PNV en la CAV han quedado al descubierto una vez más.

Aquí el texto publicado por Gara que relata las andanzas de este partido, mismo que se ha inspirado en cierto biombo de la localidad de Zizurkil:


El autor utiliza el biombo tras el que la exalcaldesa de Zizurkil envió a una ciudadana a buscar la firma de su marido como metáfora para denunciar la opacidad de la gestión jeltzale en Gipuzkoa. Enumera para ello conocidos casos como la defensa a ultranza de la incineradora, operaciones inmobiliarias con pérdidas millonarias, el régimen especial de Sociedades de Promoción de Empresas, los contratos blindados...

Joseba Permach | responsable institucional de Sortu

Zizurkil, fin de semana pasado. «Consulta» contra el sistema de recogida de residuos Puerta a Puerta. Una ciudadana se acerca a la mesa con la intención de votar por su marido, pero no lleva el documento, firmado por este último, que supuestamente certifica la delegación. Una de las supervisoras, concejala y juntera del PNV -y alcaldesa en este municipio en la etapa de ilegalización de la izquierda abertzale- indica a esa persona que vaya detrás del biombo: por arte de magia, a los pocos segundos, dicha ciudadana sale de detrás del biombo con el voto «firmado» por su marido. La exalcaldesa y juntera jeltzale acepta el voto; otra juntera de este partido, presente en la mesa, ni se inmuta. Todos hemos podido ver el video esta semana en internet: del biombo a la urna. No fue esta la única irregularidad detectada en el remedo de consulta: un ciudadano, que no está empadronado en Zizurkil, demuestra en otra grabación cómo pudo votar, de forma «delegada», por otra persona que desconocía la intención del primero de votar en su nombre. Un pucherazo en toda regla en el que concejales y junteros del PNV de Tolosa, Villabona o Astigarraga ejercieron de supervisores, mientras se negaba a los propios ciudadanos de Zizurkil hacer un seguimiento del supuesto referéndum (ahora ya sabemos por qué). Un espectáculo bochornoso que retrata a sus protagonistas.

El biombo de Zizurkil escondía un fraude político vergonzante. Y gracias a determinados ciudadanos y medios de comunicación ha quedado en evidencia. No solo eso: también ha quedado desnuda la estrategia manipuladora de un partido, el PNV, que está dispuesto a engañar a la opinión pública y a desvirtuar y convertir en caricatura grotesca el principio de la participación ciudadana con el único objetivo de desgastar a Bildu y de defender los negocios que le atan al proyecto de la incineradora de Zubieta. Se trata de una burla a la democracia que debería producir sonrojo a cualquier observador medianamente objetivo.

Hay motivo para el escándalo, por supuesto, pero no para que nos extrañemos. Durante décadas, el PNV ha hecho del biombo un instrumento imprescindible de su quehacer político en Gipuzkoa: en su parte trasera ha tomado medidas y decisiones fundamentales para su estrategia política, fuera de la mirada de la opinión pública. Se trata de esconder la realidad, de camuflarla, para poder presentarse luego como buen gestor y defensor de los intereses de la ciudadanía guipuzcoana. Y el biombo es una herramienta perfecta para ello: construido con el impulso de los grupos de presión del territorio, con la velada connivencia de otras fuerzas políticas y con la descarada cobertura de los principales medios de comunicación, el biombo ha permitido hacer y deshacer al PNV en asuntos fundamentales para Gipuzkoa sin que la ciudadanía tuviera conocimiento de nada. La razón es obvia: las decisiones que se tomaban en ese oscuro espacio no respondían de ninguna manera a las necesidades de los guipuzcoanos.

En Gipuzkoa el PNV ha generado una deuda de 900 millones en la gestión de las carreteras (Bidegi); unos sobrecostes que suponen casi 300 millones de desfase; ha hecho previsiones de tráfico totalmente desastrosas para las autopistas que dificultan actualmente el mantenimiento de las mismas... Y eso lo ha hecho durante años sin que la ciudadanía tuviera conocimiento de ello.

En Gipuzkoa el PNV se ha empeñado en la construcción de una incineradora que sabe absolutamente innecesaria e inviable (como el mismo diputado de Medio Ambiente de Bizkaia reconoce); ha llegado a tomar decisiones de calado, en este tema, pocos días antes de salir de la Diputación y dejar la dirección del Consorcio de Residuos, con el único propósito de impedir que Bildu realizara su labor; ha contratado productos especulativos con dinero público imitando a los broker de la bolsa de Nueva York... Y todo eso también lo ha hecho en la parte trasera del biombo.

En Gipuzkoa, el PNV ha generado a la ciudadanía una pérdida de cerca de 20 millones de euros en operaciones inmobiliarias, financiadas con dinero público, en las que se han adquirido terrenos sin tasarlos previamente y pagando el doble de lo que realmente valían (La Florida, Hernani); operaciones que han llevado a la ruina a una sociedad pública como Etorlur; operaciones de las que el PNV se niega a hablar... Datos y cifras totalmente desconocidos, durante años, para la opinión pública del territorio.

En Gipuzkoa, el PNV, a través del régimen especial de Sociedades de Promoción de Empresas, había construido un pequeño paraíso fiscal, un coladero de empresas, que algunos aprovecharon para eludir impuestos, como Rafa Nadal; la empresa Glass Costa Este Salou también tenía un domicilio social ficticio en Gipuzkoa para acogerse a las ventajas fiscales; se han condonado sanciones millonarias, impuestas por haber desatendido obligaciones tributarias; se han subvencionado de manera ilegal a corporaciones, a través de las denominadas «vacaciones fiscales»... Todo ello, tras la mampara opaca.

En Gipuzkoa, el PNV se ha dedicado a hacer contratos blindados sin ningún tipo de justificación; ha pagado comidas de miles de euros a la banca con el dinero de todos; ha utilizado los fondos públicos de manera irresponsable... Y, evidentemente, esto también lo ha hecho tras el biombo. ¿Dónde lo iba a hacer?

Estamos ante medidas y actuaciones que han beneficiado a la banca, a determinadas empresas y, por supuesto, al propio PNV, y que han puesto lo público al servicio de intereses privados. Por eso se tomaron tras el biombo: con el aplauso del poder económico del territorio (Adegi), con la colaboración, activa o pasiva, de ciertos partidos políticos (PSOE y PP) y, por supuesto, con la inestimable ayuda de determinados medios (encabezados por «El Diario Vasco»), encargados de filtrar la información y de evitar que nadie mirara tras la mampara.

Sin embargo, el PNV y el resto de agentes que construyeron el biombo deben ser conscientes de que ese parapeto, igual que el de Zizurkil, se ha caído. Que es demasiado burdo salir con acusaciones de espionaje, cuando lo único que se hace es poner la realidad de nuestras instituciones sobre la mesa para tomar las medidas adecuadas. Que la ciudadanía exige transparencia y una gestión rigurosa del dinero público; que no está dispuesta a asumir que se invite a banqueros a comer angulas con su dinero -y mucho menos, que se haga a escondidas-. Deben entender que la época de conciliábulos y reuniones semi-secretas ha terminado. Que las decisiones fundamentales de un territorio no se pueden tomar en oscuros foros como Gipuzkoa Aurrera -en el que, además, participaba el empresariado, pero ningún representante sindical-. Que la política no se hace tras la mampara, sino ante la ciudadanía. Que los representantes públicos deben rendir cuentas de sus actuaciones. Que desde las instituciones guipuzcoanas se está trabajando con ahínco para que este tipo de actuación política sea una rémora del pasado. Deben entender, por tanto, que el biombo ha caído para siempre. Y que todos los representantes políticos, absolutamente todos, están ahora desnudos, y cada uno con su responsabilidad, ante la ciudadanía.






°

Una Trampa Llamada TAV

Les invitamos a leer atentamente esta editorial que Gara dedica al urgente tema del TAV:


Este pasado miércoles, en el Congreso, uno de los diputados vascos defendía abiertamente que el ritmo del proyecto del Tren de Alta Velocidad no es sostenible y reclamaba afrontarlo con «realismo económico». Entre otras cosas, utilizaba el adjetivo «faraónico», eminentemente peyorativo, y exhortaba a «no prometer lo que no se sabe si se puede hacer». Un día después, era otro diputado, en este caso francés y por escrito, el que coincidía en que el coste del TAV resulta inasumible y abogaba por mejorar las vías actuales y posponer los tramos no iniciados del proyecto.

Nada de esto sería noticia si los dos oradores hubieran sido, por ejemplo, un electo de Amaiur y otro de Les Verts. Pero es noticia precisamente porque se trataba de José Eugenio Azpíroz, del PP, y Philippe Duron, del PS. El primero se afanaba en responder a las prisas del PNV. Y el segundo es el autor del informe Mobilite 21 que recomienda posponer el tramo Burdeos-Hendaia a 2030.

En ambos casos ha sido la evidencia técnica la que se ha impuesto sobre los apriorismos políticos. Los números sobre los deseos. La pura aplicación de la lógica capitalista del coste-beneficio. Eso y no otra cosa es lo que hizo que en la parte del continente en que se ubica Euskal Herria primero fuera Portugal quien parara el TAV, luego se le sumara el Estado español -aunque, siempre tan orgulloso, intente aún camuflarlo- y ahora sea el francés quien eche el freno. Con ello, Euskal Herria queda en medio de un trayecto Madrid-París que no es un eje ferroviario rápido, sino una cadena de eslabones inconexos, acelerones y frenazos, trozos de recta sueltos en el mapa. Tomando como ejemplo un viaje de Madrid a París por el ramal del este, no hay alta velocidad ni se la espera entre Zaragoza y Castejón, se desconoce cómo se llegaría de Iruñea a la «Y» ni por dónde (al parecer, ya no Ezkio-Itsaso sino Gasteiz), y tampoco hay seguridad alguna de cuándo habrá alta velocidad entre Hendaia y Burdeos. Y entre medio, para completar el absurdo, ni siquiera quedará un islote de alta velocidad, sino que serán dos (el «corredor navarro» y la «Y vasca»).

Enorme coste y paupérrimo argumentario

Ajenos a la realidad que les rodea, Lakua e Iruñea son los dos únicos gobiernos autonómicos que mantienen intacta su parte del proyecto a ultranza, aunque sea ya un mero sucedáneo del dibujo inicial, y son también los únicos dispuestos a adelantar el dinero. Y qué dinero. El TAV supone la mayor obra pública jamás realizada en Euskal Herria. Por recurrir a una comparación ilustrativa, la próxima semana se hablará largo y tendido de los efectos del copago sanitario que arranca mañana en Araba, Bizkaia y Gipuzkoa. Resulta indudable su gravedad en cuanto que traspasa una línea roja en el acceso a los fármacos, pero en términos económicos queda lejos del escándalo del TAV. Con los 16-20 millones de euros que obtendrá Lakua con el repago apenas se construyen dos kilómetros de alta velocidad, por no citar los carísimos y ya eternos costes de mantenimiento.

Si alarmante es el gasto, patéticos resultan los giros argumentales. El mismo Gobierno navarro que empeñó sus arcas para impulsar el TAV a toda costa vende ahora como un logro el tercer hilo que supone un apaño en toda regla. Y el mismo Ejecutivo de Lakua que ponía el acento en la imprescindibilidad del TAV para conectar más y más rápido la economía vasca con Europa argumenta ahora que vendrá bien para interconectar Gasteiz, Donostia y Bilbo. Un absurdo que desmontan declaraciones como las del exconsejero de Renfe César Molinas: «Soy consciente de que hay una corriente de opinión que defiende el TAV como elemento vertebrador del territorio. Basta pasearse por Puertollano, Ciudad Real o Guadalajara para ver que eso es una fantasía ingenua o interesada». La propia práctica de la compañía española delata las palabras de Iñigo Urkullu: si Renfe está cerrando líneas regionales en toda Euskal Herria afirmando que no son rentables pese a estar asentadas y ser económicas, ¿qué beneficio va a traer un TAV entre capitales en relación a sus enormes costes?

Un Mobilite 21 para Iruñea y Lakua

Hubo un tiempo, bien reciente, en que para las autoridades vascas y españolas el proyecto del TAV era cuestión de fuerza mayor, irrenunciable, por la oposición de ETA. Obviamente, este argumento resulta ahora ridículo. Y lo que queda es eso: cuando la cuestión no se aborda desde prejuicios políticos sino desde el sentido común y la lógica económica, en el fondo de la decisión sobre el TAV acaban coincidiendo electos de EH Bildu, del PS y hasta del PP.

Lo mínimo que cabe exigir en este momento a los gobiernos de Gasteiz e Iruñea es que apliquen una moratoria a las obras y que encarguen un informe a realizar por expertos independientes en economía, ingeniería, movilidad y medioambiente. No es una exigencia «ecologista», es una cuestión de responsabilidad institucional. Tampoco es nada raro, lo acaba de hacer el Gobierno francés. Ese informe debería partir de los hechos, de la fase en la que se encuentran las obras, la financiación, las prospecciones reales del servicio... Debería analizar todas las alternativas, empezando por determinar qué servicios necesitan la ciudadanía y la economía vascas, adaptando las infraestructuras a estos y no al revés. Dado que los fondos públicos con los que se financian estas infraestructuras son ahora muy ajustados, deben ser invertidos en prioridades con rostro humano y ser social y económicamente rentables. Quienes nos opusimos desde un principio a este proyecto no necesitamos que nos den la razón, es suficiente con que los responsables políticos actúen bajo parámetros razonables.






°

Entrevista a Jokin Aranalde

El régimen español reaccionó con su habitual fiereza ante el comunicado por parte del EIPK en relación al proceso de paz.

Las detenciones no se hicieron esperar.

Gara trae a nosotros una entrevista con uno de los dos represaliados políticos que han sufrido en carne propia la negativa por parte de Madrid ha superar el ciclo anterior.

Lean por favor.


Abertzale de izquierda, lleva toda la vida militando. Ha conocido las torturas del franquismo y las de la «democracia». A sus  67 años se enfrenta a un nuevo golpe tras haber sido detenido por la Policía francesa. Lo hace con una serenidad pasmosa, convencido de que, «aunque parezca lo contrario», se está «abriendo el camino de la resolución definitiva del conflicto».

Arantxa Manterola

Mientras espera a saber la causa real por la que la AN ha pedido su entrega, Jokin Aranalde intenta hacer vida normal, repartida entre quehaceres personales y compromisos militantes.

Fue detenido el pasado lunes en Heleta. ¿Cómo ocurrió?

Como de costumbre, salí de casa de un amigo a quien ayudo en la huerta hacia las 12.30. No vi nada raro. Cuando llegué al cruce, a unos 300 metros, me di cuenta de que había un coche en el medio y frené. En unos pocos segundos salieron otros coches de las esquinas y de repente me di cuenta de que estaba rodeado por unos diez encapuchados que me apuntaban con pistolas. Creó que gritaron algo, pero no sé qué. Abrieron la puerta del coche y uno de ellos me dijo en castellano «Dame la mano». Yo estaba aturdido, y para cuando me dí cuenta me encontré en el suelo. Enseguida dos o tres encapuchados se me pusieron encima. Casi no podía respirar. Fue una detención muy violenta. Me esposaron y en unos minutos me metieron en otro coche. Fue allí donde uno me dijo: «Police française».

¿No le pidieron ni que se identificase?

No me pidieron nada. Ellos tampoco se identificaron. Al principio incluso me entró la duda de si realmente serían policías. En el camino no dijeron ninguna palabra, pero pensé que, visto lo aparatoso del operativo, sí debía tratarse de policías. No estuve seguro hasta que llegamos a la comisaría de Baiona.

De todos modos, esta no ha sido su primera detención...

No. La primera vez fui detenido en 1967 en Urkiza por la Guardia Civil. Habíamos repartido unas octavillas. Estuve tres días en manos de Losada y López, dos torturadores muy conocidos de aquella época. Menos mal que estaba aún convaleciente de una operación, y creo que aquello suavizó un poco el trato. La diócesis de Gipuzkoa llegó a denunciar las torturas que nos habían infligido.

Al año me volvieron a detener durante el estado de excepción. Entonces estaba haciendo la mili. Es sabido que durante el servicio militar solo los militares tienen derecho a «tocar» a otro militar. Pues bien, me pusieron un buzo de trabajo y me llevaron a la comisaría de Donostia. Fueron cinco días muy duros. En aquel periodo hubo detenciones masivas por lo que, gracias al montón de gente hacinada en comisaría, los interrogatorios no fueron muy largos. Después me encarcelaron en Martutene, que también estaba a tope. Allí vino a verme el coronel José Lasanta, juez militar, que me dijo que no había ninguna acusación nueva contra mí y me reintegró al servicio militar. Todavía me acuerdo perfectamente de una cosa que me dijo: «Si nosotros los militares salimos a la calle, os vamos a hacer picadillo a todos». Más tarde, en 1990, murió en Donostia en un atentado de ETA.

En 2002 fue detenido de nuevo junto a su sobrina y su compañero. En aquella ocasión usted denunció haber sido «salvajemente torturado».

En los tiemos de Franco podía ocurrir cualquier burrada con los detenidos: brazos rotos, tenerte horas colgado... Pero, sin duda alguna, las torturas que sufrí en 2002 fueron mucho más duras, más intensas. Creo que el primer día de detención me interrogaron sin interrupción durante cerca de 24 horas. No vi a nadie en ningún momento porque me vendaron los ojos. Me aplicaron el «protocolo» típico: bolsa, abusos sexuales... Lo tienen muy estudiado. Es un procedimiento sistematizado. A la gente se le hace difícil creerlo, pero yo doy fe de que las torturas de ahora son mucho más violentas que las de la época de Franco. Te hacen más daño tanto físico como sicológico y te dejan secuelas mucho más graves.

Después de esa detención decidió marcharse a vivir a Ipar Euskal Herria...

Sí. Quiero dejar algo muy claro respecto a esto. Yo no estoy aquí por tener algún asunto pendiente con la Justicia española. Me vine aquí porque, tras ser torturado, vivir allí resultaba insoportable para mí. Ni mi cuerpo ni mi mente podían soportar la posibilidad de que, en cualquier momento, volviera a sucederme. Y es que me lo habían repetido: «Vas a volver a pasar por aquí, iremos otra vez a buscarte». Aquello se me quedó grabado. No podía quitármelo de la cabeza. Las declaraciones que hice tanto ante la Policía como ante el juez fueron exactamente las mismas, es decir, que no tenía nada que ver con el asunto del que me acusaban. Además, cuando le dije al juez Garzón que había sufrido malos tratos se hizo el extrañado y me espetó que yo había declarado voluntariamente. Me dejó en libertad provisional bajo fianza de 12.000 euros. Curiosamente esa fianza me fue devuelta cuando ya vivía en Ipar Euskal Herria.

Algunos medios españoles han publicado, después de que se presentara la interlocución del Colectivo de Exiliados Políticos Vascos (EIPK), que usted era objeto de una orden de busca y captura de la Audiencia Nacional. ¿Estaba al corriente de ello?

Me enteré en abril. Como ya lo habían hecho otros compañeros, fui al Consulado de Baiona a solicitar el pasaporte. A las dos semanas me telefonearon notificándome que a causa de la orden de busca y captura no podían darme el pasaporte, pero que si quería, me daban un salvoconducto.

Por lo tanto, ¿se esperaba que pudieran detenerle?

La campaña mediática en mi contra por parte de cierta prensa española me lo hizo presagiar. Pero han tenido todas las oportunidades de hacerlo durante estos doce años porque vivo en Nafarroa Beherea con toda normalidad, sin esconderme, con mi familia.

Entonces, ¿por qué cree que lo han hecho justo ahora? ¿Ha influido que sea miembro de la interlocución de EIPK?

Sí, seguramente ha tenido que ver. Pero, aun así, estoy convencido de que el principal motivo tanto de mi detención como la de los otros dos compañeros ha sido encubrir, tapar la aportación que hicimos los exiliados para la resolución del conflicto, porque pone en cuestión la actitud represiva de los dos estados. Se ha visualizado que nuestra propuesta es positiva y constructiva, y eso no lo pueden soportar. Es más, también está el hecho de que ha recabado muchos apoyos de agentes sociales y políticos de diferentes tendencias. Por lo tanto, creo que con este golpe represivo han querido cortar el importante eco logrado por nuestra propuesta. Esa es la verdadera explicación de nuestras detenciones.

El acto del 15 de junio en Biarritz visualizó, como nunca antes se había hecho, al Colectivo de Exiliados...

Bueno, en primer lugar quiero decir que en la larga historia de nuestro pueblo siempre ha existido el colectivo de exiliados y exiliadas. Pero ciñéndonos al nuevo tiempo post-Aiete, y en particula, a las peticiones emanadas de la Conferencia (que dicho sea de paso solo han sido respondidas al 100% por ETA) y de otros sectores de nuestro pueblo, también nosotros hemos constatado que la clave para obligar a cambiar la postura inmovilista de los estados es la presión popular. Por lo tanto, dado que somos consecuencia y parte de este conflicto, nos sentimos obligados a llevar a cabo una reflexión profunda. Nos ha llevado dos años y, a nuestro entender, hemos realizado una aportación totalmente constructiva al proceso de resolución.

¿Cómo van a incidir los exiliados en ese proceso?

Ya hemos empezado a dar algunos pasos importantes. Por ejemplo, decidimos como colectivo solicitar el pasaporte, principalmente por dos razones. La primera por motivos humanos. En nuestro colectivo hay personas con problemas muy graves, por la edad, por enfermedades y por casuísticas muy diferentes. La otra razón es para utilizarlo políticamente cuando y como lo consideremos conveniente. Además, como he dicho antes, también hemos planteado nuestra hoja de ruta, nuestra propia aportación ante la sociedad de Euskal Herria y ante los agentes políticos y sociales e, incluso, internacionales.

En Biarritz pusieron rostro a las diferentes situaciones que sufren los exiliados y exiliadas. Resulta evidente que no son muy conocidas.

Así es. Realmente no se conocen. Se sabe que hay personas exiliadas y deportadas, pero cuando se habla de exiliados la ciuadanía vasca casi siempre piensa en los que vivimos en Ipar Euskal Herria. Sin embargo, hay que saber que aquí estamos una minoría de ellos. La mayor parte de los exiliados y deportados está repartida en casi todos los continentes. Algunos han conseguido llevar una vida más o menos normalizada, pero también hay quien vive en condiciones muy duras y difíciles, incluso en la marginalidad. También aquí mismo tenemos casos de compañeros en condiciones bastante precarias, sin pensiones de jubilación, sin documentación...

Entre otras propuestas, y como primer paso, plantean abordar las situaciones más graves. Eso debe ser muy complicado...

Sí y no. La problemática de los exiliados y exiliadas es tremendamente compleja. Pero, como decimos en nuestra propuesta, es posible atenuar y canalizar esas situaciones graves. Si se aplica la legalidad común y no la de excepción como es costumbre en nuestros casos, si se abandonan las causas abiertas en base a declaraciones obtenidas bajo torturas y si se permite la movilidad con ciertos instrumentos legales, se puede dar una salida a esas situaciones, es factible. Con un poco de voluntad se daría un paso muy importante. Lamentablemente, en estos momentos no existe tal voluntad. Por lo tanto, nosotros vamos a potenciar la presión popular, vamos a poner sobre todas las mesas y a todos los niveles, también en el internacional, nuestra propuesta. Desarrollaremos una labor sistemática con el objetivo puesto en que nuestro pueblo compruebe cada vez con más claridad quién tiene realmente ganas de mantener el conflicto y quiénes estamos sedientos de paz.

EIPK ha manifestado que para arreglar realmente el enfrentamiento deben reconocerse y recogerse todos los sufrimientos, entre ellos el suyo propio. Con ese horizonte, se han mostrado dispuestos a poner sobre la mesa su verdad, las razones de su compromiso político... ¿Compartir ese relato resulta un ejercicio muy complejo?

Nosotros queremos poner toda la verdad, todas las verdades sobre la mesa. No escondemos nada. Lo dijimos alto y claro en Biarritz, «ez dugu lotsarik, ez dugu beldurrik, nor garen zer garen aitortzeko» («no tenemos vergüenza ni miedo de admitir quiénes y qué somos»).

Lo sucedido es patrimonio de Euskal Herria y tiene que quedar bien recogido en acta. Por ello, nuestro pueblo tiene que conocer la verdad en su totalidad. Si no se hace ese ejercicio, se repetirá lo que sucedió con la transición española y eso sería el mayor crimen que se le puede hacer a un pueblo porque es dejarle ante un futuro desorientado. No hay más que ver los esfuerzos que, aun hoy, están haciendo muchos conciudadanos buscando huellas en las fosas comunes de la guerra de 1936 para hacer aflorar la verdad. Por lo tanto, este es un tema trascendental. Nosotros no podemos traicionarlo y por ello lucharemos hasta el final para que se sepa toda la verdad. En esa meta, estamos totalmente abiertos a compartir con serenidad y con todas las partes implicadas el relato de lo sucedido y sus consecuencias. Repito que no queremos esconder o escabullirnos de nada, pero nuestra verdad también debe conocerse.

«Aunque nos encarcelen, no estamos perdiendo sino abriendo el camino»

Con la petición de euroorden en su contra, le han puesto, a usted y a sus otros dos compañeros detenidos, en riesgo de volver a pasar de exiliado a preso. El futuro inmediato no parece muy halagüeño...

Es cierto. Las perspectivas son bastante negras. Pero eramos conscientes del riesgo. Aunque hayamos planteado una propuesta que tiene la potencialidad de facilitar las cosas a todos, vista la manera demencial con la que los dos estados abordan esta cuestión, la respuesta represiva era de esperar. La realidad que tenemos enfrente es dura, claro que sí. Ahora nos ha tocado a nosotros y estamos dispuestos a asumirla. Evidentemente, haremos todo lo posible para que eso no suceda y estoy seguro que tendremos mucho apoyo, pero aun así la probabilidad de ser encarcelados es real.

En Biarritz ustedes marcaron el camino de regreso a sus casas pero, ¿cómo se derriban las barreras para lograrlo?

Con el pueblo, con los ciudadanos vascos de todas las sensibilidades políticas y sociales. El pueblo es nuestra garantía, ya lo dijimos. Los golpes del momento pueden oscurecer el camino, pero también iluminarlo. Si el pueblo constata que los argumentos de los que persisten en la cerrazón son cada vez más débiles, y que el esfuerzo de quienes buscamos la solución real es cada vez más claro, se convencerá y se motivará para arreglar este estado de cosas entre todos. Ahora podemos ser encarcelados pero eso no significa que estemos perdiendo, sino que estamos abriendo el camino. Que eso quede bien claro.






°

Fitero | Tal y Tal

Demoledor Raimundo Fitero ante las perogrulladas del régimen corrupto monárquico bananero.

Lean su aporte publicado por Gara:


Raimundo Fitero

Y de repente apareció la inspiración. El que nombró tesorero de la banda a Luis Bárcenas, cuando va a vender estampitas por Europa debe salir del plasma para acercarse a periodistas que le preguntan sobre lo que interesa. Se defiende con el manual, pero en un momento dado se le cae la máscara y contesta con un rotundo, «y tal». Es un momento fugaz, un relámpago. Ha resucitado el espíritu de Jesús Gil y Gil, y su famoso mensaje político, «y tal y tal».

El hombre que fuma puros y lee prensa deportiva, es un sucesor del que fue alcalde de Marbella. Y si se mira en panorámica, son de la misma escuela, lo único que el fallecido era la parte a la que le daba el sol, la luna y los focos y al señor Rajoy le gusta más la sombra, el jugar al parchís en la mesa camilla, es decir es más clásico burgués o señor de provincias, cacique o jefe de una familia con ramificaciones en todos los estamentos del poder, a la siciliana.

Los problemas sin resolver, la banda en apuros. Todos defendían al señor Bárcenas convertido en un apestado en el talego. TVE emitió el viernes noche «Los infiltrados», una película de Scorsese que ayuda bastante a entender la actual situación política y los que juegan a dos barajas. O como dice un futbolista muy peculiar, que lleva a titulares el siguiente mensaje: «Rajoy debería estar muy agradecido a Mourinho». Se sabe que el fumador de puros es merengón de cuna, algo ultrasur en su seguimiento del Real Madrid, pero, ¿por qué dice eso el futbolista?

Es un momento de luz: con sus salidas de tono, su soberbia, los follones que montaba el portugués, entretenía, despistaba de los problemas reales de la ciudadanía. Y tiene razón. Por eso no echará nunca a Wert ni a Montoro. Son ministros que le soliviantan al personal, que provocan discusiones, alteraciones sociales que con la correa de transmisión de los medios comprados con campañas publicitarias desmesuradas se crea ruido y distracción. Son importantes la educación, la cultura, incluso los impuestos, pero el problema grave, la corrupción asfixiante, la financiación sospechosa de la banda, es lo que ahora hiede. Tiene pinta de que acabarán igual que el monstruo del tal y tal.






°

sábado, 29 de junio de 2013

Ordeñando a Bidegi

No se cansan de repetirnos que a diferencia de sus contrapartes en el PP y el PSOE, los del PNV son incorruptibles.

Pues bien, a juzgar por esto que nos comparte Gara tal afirmación parece bastante atrevida, por no decir que irresponsable.

Lean:


La caja de cartón con facturas de «gastos varios» de los anteriores gestores del PNV escondía más de 28.000 euros en presuntos sobresueldos sin justificar y facturas de ropa de niño, chocolate de Mendaro o cuatro Ipad que no están en la sociedad. La comilona, un mes antes de las elecciones.

Iñaki Iriondo

La Diputación de Gipuzkoa informó ayer a las Juntas Generales de la aparición de gastos sin justificación en una caja de facturas de Bidegi, la sociedad foral que gestiona carreteras. Se trata de 28.746,39 euros en pagos constantes a dos personas, es decir, sendos sobresueldos. Además, hay otros gastos ostentosos, justificados con facturas, pero difícilmente entendibles en el trabajo de en una sociedad pública.

Cuando la nueva dirección llegó a Bidegi, observó que en los años anteriores se había producido una subida de los «gastos varios», de los que no encontraba soporte material. A la vista de que las facturas no aparecían ni nadie les informaba sobre ellas, remitieron burofax privados a los anteriores gestores, entre ellos, al exdiputado general, Markel Olano. Este, junto a Joseba Egibar, hicieron público el asunto en una rueda de prensa acusando a la Diputación de actuar «como la Stasi» alemana. Al día siguiente las facturas aparecieron en una caja de cartón en los almacenes de Bidegi en Zarautz.

Inventario independiente

La diputada de Movilidad e Infraestructuras Viarias de Gipuzkoa, Larraitz Ugarte, y la actual directora de Bidegi, Katy Nevado, informaron de que se encargó a una firma independiente realizar un inventario de lo aparecido en la caja. Había facturas por valor de 117.575,44 de gastos de representación de los años 2007 a 2011. De estos, casi una cuarta parte sin justificar.

Los 28.746,39 euros sin justificar fueron cobrados por dos personas. Una de ellas es un trabajador al que en 2006 se le hizo un contrato de relevo. De 2007 a 2009 trabajó un 15% de su jornada y, además de su sueldo, cobró mensualmente 800 euros en concepto de «gastos varios», sin que junto a ello figure ninguna justificación. Al finalizar el contrato de relevo, finalizaron también estos pagos. En total, fueron más de 18.000 euros.

El segundo caso es el del exdirector de Bidegi Borja Jauregi, quien cobró más de 10.000 euros por gastos de desplazamiento sin estar tampoco debidamente justificados. En concreto, en 2007 recibió cuatro pagos de 500 euros, y entre enero y agosto de 2008 cobró 1.004 euros mensuales por desplazamientos. Estos ingresos dejaron de hacerse cuando pasó a tener un coche de empresa, con todos los gastos pagados, para su uso particular e ilimitado, según ha sabido este diario.

Ropitas, pañuelos y iPads

En la caja de cartón aparecieron facturas con sus justificantes pero de difícil justificación. Por ejemplo, ropa de niño por valor de 200 euros para regalar al diputado de Transportes de aquel periodo, que acababa de ser padre. Y chocolate de Mendaro.

También se compraron cuatro tabletas iPad, por valor de 799 euros cada una. Los responsables forales señalaron que puede ser material de trabajo, pero que no aparecen en Bidegi. Como tampoco aparecen sus fundas ni la maleta y clasificadores de la marca Montblanc. También se consignan dos pañuelos Hermes, de 255 euros cada uno, sin que figuren para quién son ni el motivo de la compra.

Un show, según el PNV

Tras escuchar las intervenciones, PSE y PP preguntaron si estos hechos pueden ser delictivos y si la Diputación va a tomar medidas legales. Larraitz Ugarte explicó que de momento se ha hecho el inventario y se estudiará su repercusión legal.

La juntera del PNV Aintzane Oiarbide restó valor al inventario de la empresa independiente puesto que refleja las conclusiones que desea «el que le paga». Acusó a Bildu de hacer un uso público de esas facturas y les pidió que vayan a los tribunales o «dejen de lado este show».
Otra comilona para celebrar un préstamo

Agasajar con comilonas a las entidades bancarias con las que se firmaban créditos parece ser una costumbre consolidada en la forma de trabajar de la Diputación que presidía Markel Olano. Si al préstamo para la incineradora le siguieron comida y cena, con angulas incluidas, al poco de firmar el crédito para Bidegi tuvo lugar otro banquete, esta vez con una minuta de 6.215,99 euros, en un conocido restaurante guipuzcoano.

Según informó ayer la diputada de Vialidad, Larraitz Ugarte, las comprobaciones realizadas para cotejar las facturas aparecidas en la caja de cartón han llevado a analizar diversas cuentas, entre ellas una de publicidad y propaganda.

El mes anterior a la celebración de las elecciones forales, en abril de 2011, Bidegi firmó un crédito de 395,6 millones de euros con varios bancos comerciales, con el objetivo principal de abonar las desviaciones en la construcción de varias carreteras. Cabe recordar que Bidegi arrastra un desfase de 900 millones.

Para «celebrar» el préstamo, Bidegi invitó a una comida a 42 personas al precio de 6.215,99 euros. El desglose es: 5.250 euros en 42 menús degustación de 125 euros cada uno. Otros 505,55 euros se fueron en 6 pacharanes, 3 copas de cava, 18 cervezas, 10 gintonics de Tanqueray y otros 14 de otras marcas de ginebra más caras todavía, 3 cubalibres y un combinado de vodka Grey Goose con Kas de limón. El 8% de IVA, es decir, 460, 44 euros, completa el resto de la minuta, girada al cliente Bidegi SA el 12 de abril de 2011.






°

viernes, 28 de junio de 2013

Radiografía del Maltrato Machista

Les compartimos este texto publicado en el blog "Más de la mitad" de 20 Minutos:
 


Un día le escuché a Miguel Lorente -que de esto sabe mucho- decir que no existen diferentes tipos de maltratadores. Que los maltratadores físicos son, simplemente, maltratadores ‘poco eficientes’. Que los ‘buenos’ maltratadores son los que maltratan tan bien, que no necesitan pegar.

Y es que no hay diferentes tipos de maltrato. Sólo hay grados.

Evidentemente, las mujeres que sufren torturas físicas en su pareja están expuestas a una brutalidad extrema que pone en peligro sus vidas. Pero las mujeres asesinadas a manos de sus “compañeros” son sólo una muestra ínfima -por intolerables que sean las cifras del feminicidio- de la situación de tortura a la que se encuentran expuestas muchas mujeres en el espacio de seguridad y complicidad que debería ser la pareja.

Los maltratadores someten a sus compañeras a un desgaste psicológico tal, que ellas llegan a creer que tienen lo que se merecen, que todo es culpa suya, que nunca, nadie -que no sea su torturador- las va a querer.

Los maltratadores que no necesitan pegar torturan psicológicamente a sus compañeras, les minan la autoestima hasta hacerlas creer que él es el único hombre que podría aguantar a una mujer inútil, insoportable y carente de todo atractivo, como ellas. Insultan, humillan en público, desprecian a sus compañeras, hasta hacerlas creer que no valen para nada.

Esos hombres que no necesitan pegar alejan a sus compañeras de todas las personas que las quieren. Las enfrentan a su familia, a su gente, encuentran argumentos para desprestigiar y espantar a cualquiera que pueda querer a su presa.

Su estrategia es, precisamente, hacer creer a su compañera que está sola, que nadie la quiere, que necesita su protección. Pero, a cambio, se quedan con su libertad. Y esta sociedad que legitima el binomio hombre-protector, mujer-protegida da cuerda a ese juego.

Y así, las mujeres que viven con un maltratador que no necesita pegar, no encuentran el momento exacto en que poder decirle a su gente, al teléfono contra el maltrato, a la policía, que están viviendo en una situación de tortura. Porque esta sociedad que identifica la violencia contra las mujeres con muertas y ojos morados, no es capaz de ver las heridas que te hace quien dedica cada día a hacerte creer que le necesitas para vivir, pero te hace la vida imposible. ¿Cómo explicar que te ha dejado sin libertad, sin autoestima, sin vida?

Las mujeres que viven con un maltratador que no necesita pegar, como las que viven con uno que las pega, no son tontas. Son mujeres fuertes, optimistas y sensibles, que -influidas por la forma en que esta sociedad desigual ha inventado e impuesto el amor- se aferran a ese hombre seductor y detallista que las convenció de que sería un buen compañero. Recuerdan esos tiempos, antes del primer insulto, del primer silencio impuesto, de la primera mirada intimidatoria, del primer desprecio, cuando todavía no habían entendido que ése que grita, insulta, humilla, desprecia es, en realidad, el hombre que han elegido como compañero.

Asumir que el hombre al que has elegido como compañero es un maltratador es muy difícil. Pero es mucho más difícil explicárselo a un entorno que te preguntará: ¿pero, alguna vez te ha pegado?… Pues no, nunca me pegó. No le hizo falta.

Irantzu Varela es periodista, feminista, experta en género y comunicación, y (de)formadora en talleres sobre igualdad en Faktoría Lila.




°

Caminaban Hacia Arcadia

Iñaki Iriondo nos trae una deliciosa crónica de lo acontecido en Gasteiz.

Ha sido publicada en Gara, aquí la tienen:


El último punto matinal del debate en el Parlamento de Gasteiz llevaba camino de ser más empalagoso que el borreguito de Norit en almíbar. Todos contra la corrupción. Y todos sin dar nombres ni señalar. Hasta que llegó EH Bildu y empezó a señalar y a dar nombres.

Iñaki Iriondo

El Parlamento de Gasteiz mostró ayer «su rechazo respecto a cualquier forma de corrupción política» y calificó de «inadmisible que haya cargos públicos que aprovechándose de su condición actúen en beneficio de sus intereses propios perjudicando» (ojo, no a la ciudadanía en general sino) el buen nombre de los cargos honestos y «la credibilidad del propio sistema democrático». El texto fue aprobado por PNV, PSE, PP y UPyD. EH Bildu no quiso ni participar en la votación, rompiendo la unanimidad.

Y mira que la cosa iba bonita, camino de la hermandad universal. La propuesta provenía de UPyD y encontró el consenso del resto con unos ajustes aquí y allá del texto. Impresionó el discurso del portavoz del PP, Borja Semper. Aseguró que «la corrupción, cualquier corrupción es inadmisible. Resulta insoportable por pequeña que sea». Y pidió combatirla y erradicarla «con toda la ley». Citó a Plutarco, a Thomas Jefferson, a Ortega y hasta a Cervantes, pero ninguna vez al reo Bárcenas, ni a Correa, ni «al Bigotes», ni el reparto de sobresueldos millonarios entre los dirigentes del PP.

Idoia Mendia alabó los pasos que su partido, el PSE, ha dado en favor de la transparencia y del control de las acciones de gobierno.

La parlamentaria jeltzale y alcaldesa de Elorrio, Ana Otadui, llevó a la tribuna datos de los pocos casos de corrupción que están en los tribunales de la CAV y sondeos que dicen que esa no es una preocupación de los vascos. Y habló del compromiso del PNV y del código ético del Gobierno de Urkullu.

Caminábamos hacia Arcadia con una nube de algodón dulce en la mano cuando Igor López de Munain, de EH Bildu, quebró la magia del momento poniéndose a hablar de cosas desagradables como financiación irregular de partidos políticos, sobresueldos, cohecho, concesiones irregulares, apropiación indebida, falsedad documental, información privilegiada, gestión fraudulenta de EREs y hasta de la caja de cartón de Bidegi. Y no se quedó ahí, que si la «puerta giratoria» entre lo público y lo privado y su mezcla de intereses, que si las obras faraónicas realizadas por empresas que luego aparecen pagando a partidos, que si la privatización de las cajas. En fin, que aclaró que su grupo no pensaba sumarse a una declaración que no serviría para nada.

Y se lió. Los partidos empezaron a meterse entre ellos -el PP recordó los tiempos de Rosa Díez en el PSOE de Filesa- y, sobre todo, contra EH Bildu. Como no había mucho por dónde agarrar, fue por donde siempre, por el asa de ETA como la mayor corrupción de las corrupciones.

Igor López de Munain les respondió que esas «lecciones de ética» están bien pero que nadie de EH Bildu se ha beneficiado económicamente de la política. «Ninguno de los otros grupos puede decir lo mismo».






°

jueves, 27 de junio de 2013

Oferta de Diálogo en Nafarroa

Desde tierras navarras traemos a ustedes lo más reciente en el ámbito político por conducto de Gara:


Geroa Bai e I-E, junto al resto de agentes políticos, sociales y sindicales que han mostrado su apoyo a la necesidad de un cambio profundo en Nafarroa, son los destinatarios de la oferta de diálogo que EH Bildu hizo ayer públicamente. Busca sentar las bases de un acuerdo para construir la alternativa al actual Gobierno y dar pasos concretos en esta dirección.

Martxelo Díaz

EH Bildu considera que Nafarroa se encuentra en una situación extremadamente complicada y subraya que es la hora de alcanzar consensos que permitan construir una alternativa de gobierno. Para ello, ha hecho un emplazamiento directo a Geroa Bai y a I-E, así como a otros agentes sociales, políticos y sindicales, para dar pasos concretos en esa dirección.

Aritz Romeo, Adolfo Araiz y Miren Aranoa fueron los encargados de presentar las bases del acuerdo para el cambio, en una comparecencia en Iruñea a la que también asistieron otros representantes de la coalición.

«El modelo económico, político e institucional que ha soportado Navarra en estas últimas décadas está teniendo consecuencias nefastas para su ciudadanía», destacó Romeo.

Entre los efectos, enumeró la crisis económica, la corrupción generalizada, la desaparición de instituciones que debieran jugar un papel importante en el desarrollo económico del herrialde, la incapacidad del Gobierno navarro para responder a las necesidades de la sociedad y la imposición de medidas económicas y políticas por parte del Gobierno español.

«Ante esta situación, la sociedad navarra nos plantea día a día unas peticiones y exigencias que expresan una clara voluntad: es tiempo de cambio. Todas las fuerzas políticas debemos responder con responsabilidad y compromiso a esa demanda social. Es tiempo de construir una alternativa, es hora de ponernos de acuerdo para abordar el cambio político y social que la ciudadanía navarra ansía», añadió Romeo.

Desde EH Bildu se quiere responder a esa demanda social, según explicó Araiz. El conocido exparlamentario y abogado tafallés destacó que quieren «construir mayorías políticas y sociales para lograr el cambio político y social que responda a las necesidades de la sociedad navarra» Para ello, la coalición está dispuesta a entablar las negociaciones y relaciones necesarias para conseguirlo.

«Cueste el tiempo que cueste, sin escatimar ningún esfuerzo, con planteamientos propios pero sin condiciones de partida, con propuestas incluyentes y abiertas», subrayó Araiz.

Así, hicieron un llamamiento explícito a Geroa Bai e I-E, fuerzas que comparten con EH Bildu la necesidad de un cambio de calado en Nafarroa, para afrontar unidos la construcción de la alternativa al Gobierno actual.

Sólido y duradero

Esta oferta de diálogo y colaboración se hace extensiva a los diferentes agentes políticos, sociales y sindicales que se han mostrado favorables al cambio político y social en Nafarroa. De este modo, no se quiere limitar a la consecución de un acuerdo político o parlamentario, sino que se busca que en la construcción de la alternativa de gobierno tomen parte todos aquellos que consideran que Nafarroa debe poner en marcha políticas diferentes a las actuales.

«Hablemos del futuro con la responsabilidad que exige el momento. En Navarra se dará el cambio, porque entre todos construiremos esa alternativa. Mostramos nuestra total disposición a hablar sobre ello con toda la profundidad y solemnidad que el tema requiere. Nuestro horizonte es el de un acuerdo amplio, incluyente, constructivo, sólido y duradero», señaló Araiz.

Según detalló, el acuerdo tiene que ser amplio para abarcar a una mayoría social, sindical y política de Nafarroa en sus contenidos; incluyente, para que puedan firmarlo todas las organizaciones que apuesten por un cambio real; constructivo, dado que «no se hace contra nadie sino a favor del cambio y de la ciudadanía navarra»; sólido porque se basará en propuestas claras; y se busca que sea duradero porque se quiere que sirva para asentar las bases de la Nafarroa del futuro.

Miren Aranoa destacó que el acuerdo debe recoger las bases políticas imprescindibles para el cambio político, social e institucional en Nafarroa, en el que se enmarcaría el cambio de gobierno. «Para ello, proponemos realizar una reflexión y análisis compartido en torno a las reivindicaciones expresadas por una amplia mayoría de la ciudadanía navarra», añadió.

Temas para un acuerdo

Una política económica hecha en Nafarroa para Nafarroa es el primero de los temas generales que EH Bildu propone a Geroa Bai, I-E y el resto de agentes políticos, sociales y sindicales.

Junto a ello, se plantea la transparencia en la gestión pública y las medidas que se deben poner en marcha para hacer frente a la corrupción.

La defensa de los derechos sociales básicos, de la educación y de la sanidad también están considerados como fundamentales por EH Bildu en su propuesta.

Una nueva política lingüística y una adecuada organización del territorio forman otro bloque de asuntos básicos para el diálogo con otros agentes.

Junto a ello, el bloque formado por el estatus político de Nafarroa, la democratización de todas las instituciones y estamentos públicos del herrialde y dar pasos para avanzar en el proceso de paz también está incluido en las bases del acuerdo para el cambio impulsado por EH Bildu.

«El acuerdo debe tener la palabra de la ciudadanía como principio y como objetivo, siendo la única limitación la que la propia sociedad navarra decida», añadió Aranoa.

La propuesta de acuerdo lanzada por EH Bildu se caracteriza por ser de carácter abierto y dirigido a todos los sectores que apuestan por el cambio, según destacó Aranoa. «Todo cambio ha de ser incluyente e inclusivo. Todo ha de ser acordado, compartido, sin excluir a nadie. Partiendo de las pequeñas cosas del día a día y hasta la formación de un nuevo Gobierno. Respetando todas las ideas, sensibilidades y personalidades, con el fin de alcanzar un objetivo de largo alcance, no una alternancia, sino un cambio profundo y de futuro», explicó.

Una «canción del verano», nueva iniciativa social para exigir la dimisión de Barcina

La plataforma Barcina Go Home presentó ayer en Iruñea «la canción del verano» con la que continuará reclamando la dimisión de la presidenta del Gobierno navarro. Julio Soto ha escrito la letra, Juantxo Skalariak se ha centrado en la música contando con distintas colaboraciones como la de Txaranga Jaiak, y Joseba Beramendi «Exprai» ha diseñado la carátula de despedida. La nueva canción se podrá escuchar en un concierto que se celebrará hoy a las 21.3o en Zabaldi y también se le quiere dar una amplia difusión en las redes sociales.

«El curso ha sido duro: recortes en sanidad, en educación, en la administración pública, privatización de las cocinas del Hospital, corrupción, ERE, cierres de empresas (Inasa, Gamesa, ...), récord de los datos del paro en Navarra, inversiones dudosas en infraestructuras como el TAV, ...», enumeraron los impulsores de la canción.

Tras recordar que «Yolanda Barcina está hoy más cerca de los juzgados y más lejos del Gobierno, tras un año de múltiples movilizaciones», destacaron que «la realidad es que Barcina es ya historia en Navarra. Y parte de este mérito se lo debemos a la movilización social».

«También entendemos que este ha sido un invierno duro, ha llovido mucho y todos tenemos ganas para sanfermines y para las vacaciones del verano. Así que hemos decidido unir la reivindicación y la fiesta, realizando una canción para el verano. Ya sabemos que no será la única, pero esta será nuestra pequeña aportación a los meses de verano. Con ella queremos volver a gritar 'Fuera Barcina y la derecha de las instituciones y cambio social ya'», añadieron.






°

Echeverría V. | El Muro Yanqui

Les invitamos a poner mucha atención a lo que expone nuestro amigo Pedro Echeverría en este escrito:

El muro yanqui

¿Cómo tirar muros imperialistas para que los pueblos gocen libertad de trabajo y vida?

Pedro Echeverría V.

Primero debemos romper los muros racistas del pensamiento para luego echar abajo los muros materiales que impiden el tránsito; sino logramos cambiar la consciencia yanqui miles de mexicanos y latinoamericanos seguirán muriendo asesinados –ahora junto a los monumentales y agresivos muros- por la migra que patrulla en automóviles, helicópteros y aviones artillados. Los EEUU desde 1994 comenzaron a construir el muro racista de la ignominia, de la vergüenza, bajo el programa de lucha contra la inmigración ilegal conocido como "Operación Guardián", para impedir que los hambrientos mexicanos acudan en busca de trabajo e ingresos. Existen tramos de muro en los estados de Arizona, Sonora, Nuevo México, Baja California, Texas y Chihuahua; no hay duda de que EEUU y México están enfrentados con violencia.

Hoy los EEUU levantan los muros de la ignominia. ¿Puede olvidarse acaso de la enorme campaña que desarrollaron durante 28 años en todos los medios de información los EEUU, Alemania Federal, Inglaterra, Francia, etcétera contra el Muro de Berlín de 155 kilómetros de alambrado provisional levantado el 12 de agosto de 1961 y echado abajo ya el muro el 9 de noviembre de 1989 haciendo más activa y más odiosa  la llamada “guerra fría”?  Sin embargo aquel muro construido en medio de la ciudad de Berlín respondía a vivas provocaciones de la consigna anticomunista que buscaba extenderse más. Aquel muro fue resultado del fin de la II Guerra que confrontaba ya a EEUU, Inglaterra y Francia contra la URSS. El muro era el símbolo que demostraba que la guerra continuaba por otros medios. EEUU se levantaba como el gran imperio.

El Muro de Berlín era eminentemente político e ideológico puesto que la URSS y la Alemania del Este, se habían declarado “pro socialistas” y la Alemania Federal proyanqui. Por el contrario el muro construido por EEUU es terriblemente racista, recordando otros muros segregacionistas que se construyeron en otras partes (para cerrar ciudades) y así evitar que pobladores de los pueblos humildes invadan las ciudades de las clases privilegiadas. (El muro yanqui sería de alrededor de 1,123 kilómetros, sólo menor que la gigantesca muralla China de 21,000 kilómetros; pero muy superior a la de la Alhambra (750 metros) y de la ciudad de Campeche (originalmente de 2,500 metros) El muro construido en Campeche se cerraba todos los días a las 18 horas para protegerse de los piratas y del pueblo. En Mérida no hubo muros materiales, pero sí discriminatorios.

El muro yanqui se construyó para evitar que los mexicanos hambrientos y sin trabajo ingresen a los EEUU. El argumento es directo, es cínico, no esconde el motivo de su construcción. Dado que México es conocido como “el patrio trasero de los EEUU”, me recuerda de inmediato la función de los “patios traseros” en las viviendas rurales de pueblos de México. Construyen en cada una un pequeño muro en el patio trasero –con una reja bien cerrada- y colocan allí a todos los animales: cerdos, gallinas, vacas, caballos, cabras, a los que les dan comida para engordar y luego servirles de alimento o para vender. No pueden pasar a la casa porque huelen mal, afean el hogar y porque  sólo pueden vivir en el patio trasero; allí deben estar, tienen que acostumbrarse a no exigir a la persona que les da de comer mediante un trabajo.

Sólo falta que los europeos levanten también sus muros de la vergüenza para evitar que africanos, asiáticos o de América, acudan en busca de empleo e ingresos. ¿Puede olvidarse que los hoy poderosos países del mundo –hoy los G8 o G20- se levantaron a partir de saquear las riquezas de países, de explotarlos y mantenerlos subdesarrollados por el bloqueo de sus economías? Me causa chiste e indignación cuando el gobierno chileno le dice al boliviano que perdió su territorio de salida al mar en una guerra el siglo XIX y que esto es irreversible. Me recuerda aquel cuento de Anatole France cuando habla del origen de toda la propiedad y demuestra que todo ha sido por la fuerza de las armas de los poderosos y entonces dice: “si tu abuelo y tu padre ganaron sus tierras peleando… pues entonces defiéndete porque vamos a pelear”...Quizá Evo deba preparar otra guerra.

Así que todos esos muros de la ignominia -como el yanqui- deben destruirse. Pero el peor muro es el que tenemos en la mente pensando en razas superiores y razas inferiores sin querer entender que esas diferencias tienen un origen socioeconómico que tienen como base la explotación y la opresión de clases con milenios de antigüedad. Los yanquis no son más o menos inteligentes o trabajadores que los mexicanos o latinoamericanos; se han aprovechado de las circunstancias históricas para imponer su fuerza, sus armas, su dinero, para someter a quienes han tenido un comportamiento humano menos agresivo y de conquista. Espero que ese muro que para su construcción no sólo se han dilapidado miles de millones de dólares, sino también miles de vidas, no tenga una vida prolongada porque los mexicanos se encargarán de tirarlo o conservarlo como modelo de agresión histórica.






°

miércoles, 26 de junio de 2013

Un Ornamento de Apellido Urkullu

Urkullu no ha llegado a Lakua a legislar en favor de la ciudadanía vasca, no.

Queda claro que ocupa la poltrona para administrar la CAV en favor de Confebask y de CEOE.

Si no nos creen, lean esto que reporta Gara:


El Gobierno de Lakua presentó ayer su calendario legislativo, en el que destaca el hecho de que no se contempla la aprobación de ningún proyecto de ley, salvo el obligado de los presupuestos, durante todo 2013. De esta forma, Iñigo Urkullu se convertirá en el único lehendakari hasta la fecha que no redacta ni una sola ley de su programa en el primer año de Gobierno. En las anteriores legislaturas Patxi López envió cinco al Parlamento y Juan José Ibarretxe, nueve.

Iñaki Iriondo

El Consejo de Gobierno aprobó ayer un calendario legislativo con 29 proyectos de ley que el Ejecutivo de Iñigo Urkullu espera remitir al Parlamento entre 2014 y 2015. Los obligados proyectos anuales de presupuestos generales, aunque tienen carácter de proyecto de ley, no figuran en los calendarios legislativos ni se recogen de tal forma en las estadísticas de la actividad parlamentaria.

Al no prever ninguna ley para 2013, Urkullu se convierte en el único lehendakari que no aprueba ningún proyecto de ley de su programa electoral o de gobierno en su primer año de legislatura. Se podrá aducir que al inicio de su mandato, en las primeras semanas, presentó el proyecto de medidas sobre las pagas extraordinarias del año 2013, pero aquello fue un apaño a un problema sobrevenido que se aprobó gracias a la urgencia del tema y la buena voluntad de la oposición. No fue un proyecto de ley que viniera recogido en los planes programáticos del Gobierno.

Por otro lado, es preciso aclarar que los proyectos de ley que se remitan a la Cámara en el primer semestre de 2014 es improbable que sean aprobados antes de otoño de ese año, dados los plazos de tramitación. Esto hace que todo apunte a que el 21 de octubre de 2014, cuando se cumplan dos años de las elecciones autonómicas, todavía no se haya aprobado ninguna ley elaborada por el actual Gobierno del PNV.

Erkoreka dice que es habitual

Al preguntarle al portavoz del Ejecutivo, Josu Erkoreka, a qué se debía esta ausencia de producción legislativa durante todo 2013, este respondió que «obedece a que esto requiere una planificación racional, preferimos no comprometer proyectos de ley que no gocen de los consensos imprescindibles para que una norma sea remitida a la Cámara con el propósito de que pueda ser aprobada»..

Añadió a continuación que «si usted analiza programas legislativos de otros ejecutivos, no encontrará que sea habitual que los gobiernos se comprometan a presentar en la Cámara proyectos de ley en el primer periodo de la legislatura». Y apostilló, «salvo que se trate de proyectos de ley muy poco relevantes o poco complejos desde el punto de vista de sus contenidos».

La historia demuestra que no

Siguiendo la recomendación del portavoz del Ejecutivo autonómico, se puede repasar lo que hicieron los gabinetes que precedieron a Iñigo Urkullu. Y se comprueba, por ejemplo, que en su primer año de gobierno Patxi López remitió al Parlamento cinco proyectos de ley. Fueron los proyectos «de medidas presupuestarias urgentes», «de modificación de la ley de atención y protección a la infancia y la adolescencia» (solo para eliminar la figura del Defensor del Menor), «de caza», «del plan vasco de estadística 2010/2012» y «de publicidad y comunicación institucional».

Yendo más atrás en el tiempo, se observa que el lehendakari Juan José Ibarretxe aprobó en su primer año de la legislatura de 2005 un total de nueve proyectos de ley, algunos de la enjundia de la Ley del Suelo y Urbanismo, la Ley de Aguas, o la Ley de Patrimonio.

En el arranque de la legislatura de 2001, el Ejecutivo de Ibarretxe aprobó cinco proyectos de ley.

Y al inicio de su mandato, en 1998, y pese a las dificultades políticas del momento, el primer Gobierno de Ibarretxe redactó el proyecto de ley «de modificación de la ley de cooperativas de Euskadi» y el proyecto de «transporte público urbano e interurbano de viajeros en automóviles de turismo».

Cabe recordar también que, por ejemplo, José Antonio Ardanza, pese a llegar a Ajuria Enea en enero de 1985 de forma abrupta para sustituir a Carlos Garaikoetxea, aprobó en el transcurso de ese primer año nada menos que nueve proyectos de ley, entre los que figuraban el del «Tribunal Vasco de Cuentas» y el de «ordenación territorial y urbana».

En sus siguientes inicios de legislatura, Ardanza remitió trece proyectos de ley en 1987, cuatro en 1991 y cinco en 1994.

En 1980, cuando arrancó el Gobierno de Lakua y estaba todo por hacer, Carlos Garaikoetxea envió al Parlamento seis proyectos de ley en los primeros doce meses. En 1984, en su único curso antes de ser sustituido por Ardanza, aprobó once proyectos de ley en su Consejo de Gobierno.

Un «texto vivo»

El Gobierno de Urkullu define su calendario legislativo como «un texto vivo y dotado de gran dinamismo de manera que a lo largo de la legislatura podrá irse actualizando, adaptando y perfeccionando en la medida que las necesidades sociales los exijan por circunstancias sobrevenidas».

El portavoz de Ejecutivo anunció que el lehendakari ya ha solicitado poder comparecer en ante el Parlamento de Gasteiz para explicarlo a las fuerzas parlamentarias. Dadas las fechas, es probable que no pueda hacerlo hasta el pleno de política general de setiembre.
No aparece la prometida ley de participación ciudadana

El programa electoral del PNV prometía una ley de participación ciudadana. El partido de Urkullu se «comprometió» con el electorado «a elaborar una ley que regule las consultas a la ciudadanía como un instrumento de práctica, profundización e innovación democrática». Y explicó que «la normativa regulará aquellas materias sobre las que la ciudadanía tiene derecho a ser consultada y qué procedimientos deben ser utilizados en cada caso». Sin embargo, no hay nada sobre esto en el calendario legislativo presentado por el Ejecutivo. De hecho, ya desapareció anteriormente de su programa de gobierno.

Tampoco figuran en el calendario otros proyectos prometidos como la ley vasca de educación, la revisión de la ley de ordenación del territorio y la ley de comunicación audiovisual, tres elementos que resultan claves y que se han caído de las promesas electorales del PNV.

Como en el programa de gobiernos anteriores, figura la aprobación de la ley municipal, tantas veces intentada y nunca lograda. El portavoz del Ejecutivo reconoció que alcanzar el consenso necesario no será fácil, pero apuntó que ya se está trabajando con algunos de los agentes implicados.

Resulta llamativo que el Departamento de Educación, Política Lingüística y Cultura no prevé la redacción de ningún proyecto de ley ni en 2013 ni en 2014, colocando sus cuatro propuestas en el calendario de 2015. Por cierto, no se contempla la actualización de la ley del deporte anunciada por el PNV en su programa.

También a 2015 queda demorada la ley de empleo, que pretende establecer las bases para la creación de empleo, su estabilidad y calidad, además de la mejora de la empleabilidad y de la inserción laboral.

Para ese año se queda también la reforma de la Ley de Policía para adecuarla a «las necesidades actuales y futuras».

Por otro lado, para 2014 se anuncia una ley de protección de los animales y otra se espectáculos públicos pero, según señaló Erkoreka, ninguna recogerá prohibir las corridas de toros.






°

martes, 25 de junio de 2013

Echeverría V. | Yanquis y Brasil

Ante los sucesos más recientes en Sudamérica, principalmente en Brasil, nuestro amigo Pedro Echeverría nos comparte este texto:

Yanquis y Brasil

El imperio yanqui destruye gobiernos de revoluciones armadas y gobiernos reformistas

Pedro Echeverría V.

Los brasileños están batallando en las calles y eso es maravilloso porque es uno de los caminos que le queda al pueblo para reclamar sus derechos. Además de las calles han habido en la historia de las luchas de los trabajadores otras estrategias: los procesos electorales, la huelga general, la lucha popular, el foco guerrillero o guerra de guerrillas, la guerra popular prolongada. Las clases dominantes en cada país –que de por sí gobiernan mediante la violencia, el despojo, el robo, la explotación, la corrupción- dicen que la población debe ser pacífica y le organizan procesos electorales que nunca respetan. Salvador Allende ganó vía elecciones en Chile el gobierno en 1970, se declaró “socialista”, pero en solo tres años lo derrocaron y asesinaron; quisieron hacer lo mismo con Hugo Chávez y con Evo Morales.

En Rusia, China y Cuba, donde en 1917, 1949 y 1959 se lograron transformaciones radicales por la vía armada (aunque no llegaron a ser nunca socialistas) el imperio también usó los medios violentos para destruirlos.  En 1989 Reagan, Juan Pablo II, la Thatcher, unieron sus fuerzas y echaron para abajo a los 12 gobiernos llamados socialistas y metieron en dificultades “especiales” a Cuba, cuando ya desde 1962 le habían colocado por el imperio un gran bloqueo económico. Con la misma furia han tratado a los nicaragüenses que derrocaron la sangrienta dictadura de Somoza o los paraguayos que quisieron sepultar a los Strossner.  ¿Qué puede esperarse entonces de los gobiernos de los EEUU dispuestos siempre a enterrar a todos los gobiernos que no aplican sus políticas?

¿No está entonces claro? Los gobiernos yanquis –por lo menos desde  Reagan (1981-89) hasta Obama (2008-17) usando todos los medios a su alcance, sometieron a las revoluciones armadas o violentas de Rusia, China, Cuba, Nicaragua; derrotaron a los gobiernos autodenominados “socialista” que como zonas de influencia se establecieron al concluir la Segunda Guerra (Checoslovaquia, Hungría. Polonia, etcétera) y destruyeron o buscan acabar con gobiernos antimperialistas que lograron el asumir el cargo por la vía electoral pacífica (Allende, Chávez, Morales, Correa, etcétera). Para el imperio yanqui y la burguesía de cada país aliada a su política, no hay límites: derrocar a cualquier gobiernos antimperialistas o pro socialistas usando cualquier medio, a como dé lugar.

En Brasil, como en México, la juventud está hasta la madre – según Pedro Stédile, dirigente de los Sin Tierra- de la forma de política burguesa empresaria, mercantil. Pero lo más grave fue que “los partidos de la izquierda institucional se amoldaron a esos métodos. Envejecieron y se burocratizaron. Y, por tanto, generaron en la juventud ojeriza, con esa forma de actuar. Y tienen razón: la juventud no es apolítica, al contrario; tan es así que sacó la política a las calles, aunque no tuviera definida conciencia de su significado. Sin embargo, está diciendo que no aguanta más ver en la televisión esas prácticas políticas, que secuestran el voto de las personas basándose en la mentira y la manipulación”. Es que los partidos de izquierda precisan entender que su papel es organizar la lucha social y politizar a la clase trabajadora. Si no, caerán en la fosa común... de la historia.

En Cuba –aunque con enormes enfrentamientos- se expropiaron las tierras, las fábricas, los bancos y se pusieron al servicio del pueblo, pero de 1961 a 1964 por lo menos tuvieron que sufrir invasiones organizadas por los yanquis, expulsión de la OEA y el bloqueo económico que el gobierno Kennedy-Johnson impusieron. En Brasil los gobiernos de Lula y Dilma se han conformado con reformas “de arribita” sin tocar a los terratenientes y los grandes capitalistas por miedo al imperio; no hicieron reformas profundas y ahora los vemos en grandes apuros. Hugo Chávez (ya fallecido) y Evo Morales en Bolivia, han querido hacer reformas (aún débiles) y a los dos los quisieron derrocar. Los gobiernos yanquis han demostrado a través de la historia que ellos no juegan a los “amigos” y quien no se someta debe formar parte del “eje del mal”.

¿Se pretende acabar con el gobierno Dilma en Brasil por que el BRICS choca con los yanquis? Stédile reflexiona: “Hubo una enorme especulación inmobiliaria que elevó 150 por ciento los precios de los alquileres y de los terrenos en los últimos tres años. El capital financió –sin ningún control gubernamental– la venta de automóviles y el envío de esos dineros al exterior, lo que transformó nuestro tránsito en un caos. Mientras, en los últimos 10 años no hubo inversión en el transporte público. El programa habitacional “Mi Casa, Mi Vida” empujó a los pobres hacia las periferias, sin adicionar condiciones de infraestructura”. “Todo eso generó una crisis estructural y que las personas estén viviendo en un infierno en las grandes ciudades, perdiendo tres o cuatro horas por día en el tránsito, cuando podrían estar con sus familias, estudiando o participando en actividades culturales”.

Esa reflexión me obliga a meditar más: Pienso que si Hugo Chávez no hubiera muerto por el cáncer, siendo el más destacado antimperialista lo hubiesen asesinado. ¿O realmente fue asesinado por los yanquis? Lula y Dilma (por tibios y por miedo) no realizaron reformas profundas, las necesarias para que el pueblo posea tierras, obtenga lo que necesita: servicios de vivienda, salud, educación suficientes y adecuadas. Nuestra obligación como pueblo es apoyar con todas nuestras fuerzas esas batallas de los brasileños en las calles; pero también debemos saber “separar el grano de la cizaña”, es decir, apoyar las luchas sociales pero saber descubrir las fuerzas imperiales y burguesas que buscan aprovecharse de ellas.






°

Represalias Contra el EIPK

Mientras unos llaman a la paz y a la reconciliación respetando los derechos políticos de su pueblo, otros siguen apostando por la confrontación y la violencia institucional.

Aquí lo que nos presenta Gara:


La «merecida respuesta» reclamada públicamente por el Ministerio de Interior español al francés tras el acto de los exiliados en Biarritz se materializó ayer en dos detenciones. Fueron arrestados Jokin Aranalde, cuya presencia en la Halle de Irati había sido remarcada por medios madrileños, y Beñat Atorrasagasti, que paradójicamente en fechas recientes había sido juzgado y dejado en libertad por los tribunales franceses. La redada se declara abierta.

El acto celebrado por el Colectivo de Exiliados Políticos Vascos (EIPK) el sábado 15 en la Halle de Irati de Biarritz, con la asistencia de 4.500 personas, ya tiene la «consecuencia» y la «merecida respuesta» de las que habló el Gobierno español en los días siguientes. De forma pública, primero fue el delegado del Gobierno español en la CAV, Carlos Urquijo, y luego el número dos del Ministerio del Interior, Francisco Martínez, quienes se dirigieron a París para reclamarles inequívocamente alguna detención.

Nueve días después, ayer se produjo el arresto de dos ciudadanos vascos que hacen vida normal y pública en Lapurdi. Uno de ellos había sido «marcado» ya de modo relevante en diversos medios españoles. Se trata de Jokin Aranalde, de Ibarra, detenido en 2002 por la Guardia Civil en una redada en la que se denunciaron gravísimas torturas y exiliado posteriormente. El otro es Beñat Atorrasagasti, que el pasado mes de febrero quedó en libertad condicional tras condenársele a tres años de cárcel. Antes había sido extraditado al Estado francés desde Edimburgo (Escocia), donde fue detenido en junio de 2012.

Las FSE afirman ahora que, al margen de este caso juzgado, el vecino de Lesaka tiene pendiente otra euroorden que habría sido emitida en julio de 2012 por la Audiencia Nacional, y que es la que sustenta esta detención. Se le achacaría en ella haber realizado informes sobre concejales navarros. En cuanto a Aranalde, se reitera la acusación de 2002 y se añade que mientras ha permanecido exiliado captó a dos personas para ETA.

Se da la circunstancia de que el vecino de Ibarra es uno de los miembros de la interlocución de EIPK, que valora mañana este ataque en rueda de prensa.

París ha decidido así acceder a la demanda represiva española, lo que no oculta que en ese acto de Biarritz en el que EIPK hizo pública su hoja de ruta se registró la presencia de importantes dirigentes políticos franceses, como el centrista Didier Borotra -alcalde biarrota- o la senadora del PS Frédérique Espagnac.

En Heleta y Urruña

Los arrestos fueron efectuados a mediodía de ayer en Heleta, en el caso de Aranalde, y Urruña, en el de Atorrasagasti. Se encargó de ello la Gendarmería, en colaboración con la Comisaría General de Información de la Policía española.

Hubo protestas ayer tarde en varias localidades de Lapurdi, así como en Ibarra, donde tuvo lugar una asamblea informativa para valorar la situación de su convecino Jokin Aranalde y expresarle su solidaridad.

Desde Madrid, la AVT se mostró feliz por esta operación: «Sin duda alguna, es el camino necesario para que las víctimas del terrorismo sientan cómo se hace justicia, viendo cómo los terroristas son detenidos y conducidos hasta dependencias policiales para responder por sus delitos».

Sin embargo, en Euskal Herria tanto EHBai como Sortu mostraron su disconformidad. La coalición de Ipar Euskal Herria recuerda que felicitó a EIPK por la aportación hecha en Biarritz en la medida en que mostraba un compromiso con la resolución del conflicto. Por ello, subraya que las detenciones «no van en buena dirección» y emplaza a los dos estados a «acabar con la represión y abrir la vía del diálogo».

En cuanto a Sortu, su portavoz Pernando Barrena hizo hincapié en que «el Gobierno francés da respuesta lamentable a la voluntad mostrada por el Colectivo de Exiliados».

No obstante, Sortu vaticina que quienes se empeñen en la vía policial «se encontrarán frente a frente» con una mayoría popular dispuesta a llevar el proceso de soluciones hasta el final. En este sentido, Barrena propone «acuerdos entre diferentes para romper el bloqueo al que quieren condenar el proceso de paz». Y anima a los agentes vascos a «situar a los enemigos de la paz frente a sus responsabilidades y hacer que su lamentable posición antisocial sea sencillamente insoportable a los ojos de la sociedad vasca».






°