jueves, 18 de julio de 2019

El CNI y el Imán de Ripoll III

Carlos Enrique Bayo lleva a cabo la tercera entrega de su investigación periodística que involucra al CNI español con el líder de los yihadistas que sembraron terror y muerte en Las Ramblas de la capital catalana en plena efervescencia soberanista.

Aquí la información:


En marzo de 2012, tras ser trasladado a Ceuta desde la cárcel de Castellón para el juicio de su causa por narcotráfico, el imán de Ripoll cambió de golpe su actitud islamista radical y mostró un perfil bajo, ante su temor de ser expulsado a Marruecos, y en abril comenzó a recibir visitas de la Guardia Civil. Dos años después, recibió la cuarta visita para captarlo, esta vez de agentes del servicio secreto, que había estado vigilando su evolución ideológica en prisión, pese a que ahora el CNI lo niegue.

Carlos Enrique Bayo

La trayectoria de Abdelbaki Es Satty como confidente policial es muy larga y culmina con su captación como informante por el Centro Nacional de Inteligencia (CNI) a cambio de no ser expulsado de España después de cumplir su condena de cuatro años de prisión tras ser detenido en 2010 conduciendo una furgoneta (Mercedes Sprinter) con 136 kilos de hachís que pretendía embarcar en el ferry Ceuta-Algeciras.

En realidad, este fichaje por el CNI no es nada extraordinario, ya que Es Satty había alegado en su defensa que fue obligado a transportar ese alijo bajo las amenazas de un grupo islamista –con lo que adquirió interés como posible fuente sobre planes terroristas– y lo de intentar captar a un miembro de una célula yihadista en prisión, bajo la amenaza de ser expulsado a su país –donde se arriesga a penas mucho peores–, es una actuación de captación de manual: Satty es un objetivo con probadas relaciones con la amenaza que se quiere extirpar (el yihadismo) y se tiene el elemento de coacción para obligarlo a colaborar (la deportación).

Lo realmente extraño es el empeño que puso el CNI en negar que se le hubiera querido captar, en sostener que sólo se le interrogó y en afirmar que no llegó a trabajar para ellos; porque lo que se quiere esconder es el dato verdaderamente relevante: hasta cuándo fue confidente suyo. De hecho, no reconoció haberlo entrevistado en prisión hasta que se filtró en prensa –probablemente como coletazo de la guerra entre el comisario Villarejo y los servicios secretos–, y entonces "La Casa" (como se llama internamente al CNI) adujo que se había limitado a interrogar a alguien que decía haber estado en contacto con islamistas, algo rutinario en las labores de inteligencia.
El informe sobre Es Satty preso cuya existencia se negó

Pero resulta que los agentes del CNI no fueron a verlo hasta que le quedaba muy poco tiempo para salir en libertad –en vez de hacerlo en cuanto se conocieron sus alegaciones sobre las supuestas coacciones de yihadistas que le habrían forzado a hacer de “mula”–, y luego negaron haber estado vigilando su radicalización islamista en prisión, cuando lo normal es que lo hicieran. Incluso filtraron a los medios que durante su estancia en prisión “nunca se realizó un informe sobre él”, pese a tener cierta ascendencia sobre la comunidad musulmana del centro, porque “no estaba dentro de los patrones de vigilancia”.

La verdad es bien distinta. Público ha tenido acceso a la nota confidencial facilitada a los cuerpos policiales por el Centro Nacional de lnteligencia en los días posteriores a los atentados, en la que se hacía un resumen general sobre lo que se sabía de Es Satty. Y uno de sus pasajes explica (como se puede ver en el fragmento reproducido al inicio de este artículo):

• A la llegada de Es Satty al C.P. [Centro Penitenciario] Castellón I, otro preso denominado Abdellatif Sif era el líder de las oraciones de la comunidad musulmana interna en prisión. Abdellatif Sif exige al resto de presos musulmanes el cumplimiento ortodoxo de los preceptos religiosos, tiene capacidad de liderazgo y posteriormente junto con Abdelbaki Es Satty, lideran un grupo de presión que realiza actividades proselitistas sobre otros internos musulmanes. Ambos han mantenido un proceso de radicalización en la cárcel y Sif comenta abiertamente su apoyo a los talibanes en Afganistán, manifestando que de este conflicto sólo son culpables las fuerzas de ocupación, incluidas las españolas.

• Satty fue considerado por IIPP [Instituciones Penitenciarias] como islamista, mostrándose radical desde el principio de su estancia en C.P. Castellón. Realizaba acciones de proselitismo sobre otros internos, cumplía un seguimiento exhaustivo de los preceptos religiosos y exigía, junto con Sif, el cumplimiento del Ramadán al resto de presos musulmanes.

• No hablaba con los funcionarios. Era extremadamente reservado y actuaba como líder secundario de Sif en el grupo de presión establecido en la comunidad musulmana del C.P.

Es decir, todo lo contrario de lo que se filtró a medios como El Confidencial. De hecho, cada vez que aparecían en prensa nuevos datos sobre la radicalización de Es Satty en prisión, surgía de inmediato una nueva filtración desmintiendo lo evidente. Por ejemplo, al difundirse que su estancia en la prisión de Castellón coincidió con la del yihadista Rachid Aglif, en ECD (elconfidencialdigital.com) se publicó lo siguiente:

"…estas noticias sobre Es Satty han provocado gran indignación dentro de Instituciones Penitenciarias, y más concretamente en la cárcel de Castellón, donde no dan crédito a lo leído: “Nada de lo que se ha contado es verdad y existen informes que confirman lo contrario”.

"Los funcionarios y técnicos de prisiones consultados por este diario explican que el imán de Ripoll estuvo ingresado en el módulo 3 de la cárcel y en ningún momento tuvo “siquiera opción” de hacerse amigo de Aglif" [Rachid, uno de los autores del 11-M].

"Su comportamiento en prisión fue “normal” y jamás dio signos de radicalización: “Ni dirigía los rezos ni tampoco se dedicaba a reclutar futuros yihadistas”.

Pero la realidad era otra totalmente diferente, según los informes reservados del CNI a los que este diario ha podido tener acceso:



Integrista, desafiante y admirador de los talibanes... hasta que entendió que acabaría deportado a Marruecos

• Abdelbaki Es Satty mostró según los funcionarios el perfil de islamista radical por su comportamiento, calificándolo estos como un interno distante y generador de conflictos, desafiante ante requerimientos de los profesionales del Centro, con los que mantenía escaso trato. Se relacionaba de forma casi exclusiva con reclusos musulmanes.

• Manifestaba verbalmente cercanía a los postulados del extremismo islamista, ya que en alguna conversación indicó que los talibanes son los verdaderos musulmanes que cumplen con la palabra de Allah y con los principios del Corán, debiendo respetar el mundo todas las tradiciones árabes.

• En marzo de 2012, después de regresar de un traslado a Ceuta para asistir a juicio, Es Satty cambió de actitud a un perfil de actividad muy bajo, no destacando por ningún motivo especial, manteniendo a partir de aquí una actitud completamente distinta. Según se valoró en ese momento este cambio podría estar motivado por el temor a ser expulsado a Marruecos.

Y este último párrafo es crucial.

Para empezar, según el propio informe reservado del CNI, Es Satty muestra todos los indicios posibles de radicalización islamista: comportamiento radical, ortodoxia religiosa, problemas con los funcionarios de prisiones, apoyo explícito a los taIibanes, etc... Es interesante que ni los testimonios aparecidos en prensa de funcionarios de prisiones reconozcan cómo era Satty en verdad, ni lo admita tampoco el CNI. Puede que nadie quiera relacionarse con el intento de captación de un auténtico yihadista para trabajar como confidente del Estado.

Pero lo más interesante para cualquier investigador es el cambio de actitud que sus controladores notan en Es Satty en marzo de 2012, tras ser trasladado a Ceuta para asistir a la vista oral y comprobar que sería deportado a Marruecos tras cumplir la pena. Sin duda, sabía también que sólo con su cambio de conducta no iba a evitar esa expulsión. Y la primera visita que recibió por miembros de la Guardia Civil fue casi inmediata: el 5 de abril de aquel mismo 2012.

¿Casualidad? Es altamente improbable. O en el traslado a Ceuta ya se le tanteó la posibilidad de trabajar para el Estado o a la vuelta de la vista, viendo efectivamente que podía ser expulsado del país, la Guardia Civil (que tiene buenas relaciones con el CNI) empieza enseguida a negociar acuerdos de colaboración con Es Satty.

Público tiene fuentes de la inteligencia española, cuyo anonimato debe proteger, que afirman que en la visita de agentes del CNI que recibió Es Satty en 2014 –muy poco antes de su puesta en libertad, en abril de ese año– se cerró un acuerdo con él para que actuase como confidente del servicio secreto al salir de la cárcel. A cambio, le garantizó que no sería deportado tras cumplir condena, tal como ocurrió.

La Subdelegación del Gobierno en Castellón decidió deportar a Es Satty al final de su pena, pero los abogados del yihadista recurrieron y el magistrado del Juzgado de lo Contencioso Nº2 de esa ciudad resolvió en 2005 que el delito por el que fue condenado no suponía “una amenaza ni para el orden público ni para la seguridad ciudadana” por haber sido cometido cinco años antes, sin que le hubiera sido comunicado al juez que ya había sido condenado anteriormente en Ceuta por tratar de introducir por la frontera a un ciudadano extranjero con un pasaporte falso.
Un certificado de 6,5 años de alta en la Seguridad Social

Pero lo más curioso fue que sus abogados presentaron al juez un certificado de vida laboral que acreditaba que llevaba de alta en la Seguridad Social desde hacía más de seis años y medio, así como un contrato de trabajo en vigor, lo que para el magistrado constituyó un “arraigo laboral” suficiente como para que pudiera permanecer en España como residente. Extraño privilegio para un reincidente.

¿De dónde sacó Es Satty los recursos y contactos como para desplegar esa defensa letrada y demostrar al juez ese currículum laboral? Y ¿por qué el juez se avino a considerarlo un “residente de larga duración en España”, cuando la mayor parte de esa residencia era en una celda, preso por narcotráfico?

No cabe duda de que recibió ayuda extraoficial para evitar su expulsión –como además aseguran fuentes de la inteligencia cuyas revelaciones a este medio siempre han resultado ser auténticas a lo largo de esta dilatada investigación– a cambio de convertirse en confidente de los servicios secretos. Más aún: dichas fuentes sostienen que el CNI arregló las recomendaciones y avales que abrieron las puertas a Es Satty para que fuera admitido como imán del oratorio de Ripoll, utilizando para ello los servicios de otro informante musulmán en Girona –que después del atentado se fue a Francia–, con el fin de que desde ese puesto se infiltrase en redes yihadistas europeas.

Porque, además, el imán de Ripoll ya había colaborado años antes con las fuerzas de seguridad con motivo de la llamada Operación Chacal, que se desarrolló durante 2005 y terminó con un desastre procesal (por unas escuchas telefónicas sin suficiente motivación judicial). Esta causa investigó los nexos existentes entre tres hechos diferentes: los atentados en Casablanca en 2003, la ayuda a terroristas huidos de los atentados del 11-M, y el ataque a una base de Carabinieri italianos en Nasiriya (Irak). Es Satty ya era islamista entonces y por eso asistía a las reuniones de captación y radicalización del yihadista Mohamed Mrabet Fhasi en su piso y en su carnicería de Vilanova i la Geltrú (provincia de Barcelona).

En septiembre de 2005, la Policía Nacional pidió permiso al entonces juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska para pinchar el teléfono de Es Satty como sospechoso de ser “intermediario en el apoyo logístico” para el terrorismo. Varios testigos del caso lo señalaban como estrecho colaborador de Mrabet, en cuyo domicilio se hallarían después transferencias de dinero a nombre de Es Satty y una fotocopia de su documentación.
Pinchazo telefónico anulado en sólo un mes

Extrañamente, al mes de iniciar la intervención telefónica, la unidad policial instructora solicitó el cese de la escucha y observación de este teléfono, argumentando que no tenía ninguna actividad y que seguramente empleaba “otro número, sin que por el momento se tenga conocimiento del mismo”. Pero ni se localizó este otro ni se volvió a pinchar el primero, pese a que en la motivación de la petición de intervención telefónica de Es Satty se argumentaba su pertenencia al núcleo de confianza de Mrabet y su participación en las reuniones de captación, así como su relación telefónica con miembros de la organización terrorista Ansar al Islam, otro grupo terrorista. Todo ello debería haber situado a Es Satty en el centro de la investigación.

Un testigo del sumario incluso señaló que Es Satty convivió con Bilal Belgacem, el muyahidín que cometió el atentado suicida de 2003 en Nasiriya contra las tropas italianas desplegadas allí, asesinando a 19 soldados y 9 civiles iraquíes.

La Policía y los servicios de inteligencia tienen múltiples medios y sistemas para identificar el número de teléfono de una persona sobre la que se quieren intervenir las comunicaciones. Pero en este caso, en el que se había descubierto a uno de los principales miembros de una célula terrorista relacionada con lo ocurrido en Casablanca, Madrid y Nasiriya, se decidió no intervenir ningún otro canal de comunicación de esta persona. Francamente sospechoso, sobre todo cuando años después se dio la versión de que eso se explicaba porque la Policía pinchó por error un móvil que no era suyo.

Este extraño hecho está claramente relacionado con la declaración del “testigo protegido B-05”, del mismo sumario, quien describe el funcionamiento de las reuniones de captación e identifica a todos sus integrantes; es decir, a todos menos a uno: el propio Abdelbaki Es Satty. Y son precisamente en esas mismas reuniones donde muchos otros testigos del caso, que no tienen la consideración de “protegidos”, identifican a Es Satty como participante.

Sin embargo, la Guardia Civil dirigió un informe en 2008 al juez Baltasar Garzón, que llevaba la causa y lo había solicitado, en el que en sólo cinco párrafos cortos sostenía que, pese a que "existe relación directa con algunos de los integrantes de la célula desarticulada, no se ha observado que existiera vinculación con la red de reclutamiento de muyahidines". Sorprendentemente, y contradiciendo los testimonios de tres imputados clave (Boudame, Bensaliman y Karakoc) que lo habían identificado como integrante de la célula e incluso miembro de la cúpula de la organización yihadista.

Así que el juez le excluyó del auto de procesamiento contra los 22 imputados por presuntamente captar yihadistas que quisieran ir a inmolarse en Irak o Siria, e incluso ayudar a escapar a algunos terroristas del 11-M. Pero más raro todavía fue que tampoco lo citase como testigo… ¿O sí lo hizo?

¿Era Abdelbaki Es Satty el testigo protegido B-05? Jamás fue oficialmente identificado –incluso declaró en el juicio ocultando su rostro tras un biombo– pero es inexplicable, si no, el hecho de que al ejecutarse la operación policial que conllevó la detención de más de 20 personas investigadas, justamente Es Satty no estuviese entre ellas.
Si no fue el misterioso "testigo protegido B-05", habría sido ilegal que no se le llamase a testificar en el juicio

Y no sólo eso, sino que ni siquiera consta que se le tomara declaración al menos como testigo de los hechos, en el caso que no se hubieran hallado indicios de culpabilidad contra él. Esto es absolutamente contrario al procedimiento policial y judicial más elemental (incluso es una violación de la ley)… a no ser que en realidad ya hubiera declarado, pero en secreto y como “testigo protegido”.

En resumen, es perfectamente normal que una persona que ha participado como testigo protegido en una importante causa judicial, y que tuvo probados contactos tanto entre grupos afines al yihadismo como como con bandas de narcotraficantes a gran escala, sea captada como informante por los servicios de inteligencia españoles, a cambio de no ser deportado e incluso (según dicen algunas fuentes) de ser remunerado con fondos reservados, algo que Público no ha podido verificar.

Así pues, ¿por qué se empeña el CNI en ocultar esa relación con Es Satty? ¿Es por miedo a que se destape alguna posible vinculación con los atentados de Barcelona, como que se pudieran haber financiado –involuntariamente– con fondos reservados, o que Satty jugó un doble juego y engañó a los servicios secretos, o incluso que el CNI llegó a tener indicios de la futura comisión del atentado y no fue capaz de evitarlo?






°

Fiesta Alegre en México

La reapertura del Frontón México ha traído consigo un renacimiento del interés por el deporte vasco más globalizado, la pelota.

Les invitamos a leer este reportaje dado a conocer en el portal Más por Más:


Recientemente, el Jai Alai ha ganado fama en la CDMX y es un deporte que ha dado medallas al país

Diana Delgado

La pelota rebota una y otra vez. Cuatro jugadores se mueven en la cancha esperando el momento en el que la pequeña bola marque el turno de quien deberá lanzarla, de nuevo, con una cesta de mimbre que funciona como extensión del brazo. Una y otra vez. Cuando alguno de ellos no la alcance, el equipo contrario habrá anotado.

El Jai Alai o cesta punta, como también se le conoce, es un deporte de origen Vasco (una comunidad autónoma del nororiente de España) con gran historia en México, pues se considera que el primer frontón en México fue inaugurado en 1895 por Porfirio Díaz, y estaba ubicado en la antigua calle de Ezequiel Montes.

La velocidad es una de las características del juego. Cada lanzamiento puede alcanzar más de 290 kilómetros por hora, por eso los pelotaris —nombre de los jugadores— deben estar siempre atentos, colocados uno en la parte frontal como delantero, que tiene el objetivo de anotar, y un zaguero, que atiende los rebotes largos y busca cansar al equipo contrario.

Quizá nunca hayas visto un partido oficial de Jai Alai, sin embargo, seguramente lo has practicado, pues en México, el frontón se juega en las paredes altas de las escuelas, en las canchas públicas con grandes muros y en edificios habitacionales de todas las calles de la ciudad.

Una “fiesta alegre”

La cesta punta es uno de los deportes más rápidos del mundo que actualmente se juega en 29 canchas de todo el mundo y busca cumplir con los requisitos para ser considerado en los Juegos Olímpicos.

Este deporte, cuyo nombre significa “fiesta alegre”, surgió en el País Vasco hace más de cuatro siglos y para los aficionados se consideraba un entretenimiento dominical. Empezó su expansión internacional entre los siglos XIX y XX por las migraciones españolas, de esa misma manera, llegó a México y se ha vuelto un juego común en los barrios de la CDMX.

Para jugarlo oficialmente se requiere de una cancha o frontón que consta de tres muros: el frontal; el lateral o de ayuda y el de rebote que es la pared posterior, y el espacio se divide en 16 cuadros de la misma longitud. Las pelotas son otro de los elementos básicos de este deporte: son hechas de dos capas de piel de cabra, hilo de lana y goma de caucho. Cada una tiene un promedio de vida de 20 minutos debido a que suelen reventarse por la fuerza con la que son golpeadas.

También se utiliza una cesta de madera y mimbre en forma de garra que cada jugador porta en la mano derecha. Estas son artesanales y hechas a la medida de acuerdo con la estatura y posición del jugador pues, para practicarlo, la pelota debe entrar por la punta de la cesta y luego ser lanzada con mayor fuerza hacia el muro frontal para hacerla rebotar y que el siguiente jugador la pueda cachar con la cesta y, de nuevo, lanzarla.

Las reglas no son tan complicadas

Los equipos alternan sus golpes hasta que uno de ellos no la alcance, la lance mal, la deje caer o la saque de la cancha. En ese momento, el equipo contrario tendrá un punto. Tan solo al momento del saque la pelota puede botar, esa es la señal para que el equipo pueda rematar.

Para competencias, el Jai Alai cuenta con diferentes modalidades como frontenis, paleta goma y trinquete, las cuales están reguladas por la Federación Internacional de Pelota Vasca y su reglamento general.

A nivel nacional, la Federación Mexicana de Pelota Vasca y Frontón, quienes coordinan a la selección de la especialidad, participan en los torneos nacionales y concentran a quienes lo practican profesionalmente.

Para este 2019, la federación ya cuenta con una lista de 14 atletas para los Panamericanos de Lima, en donde México es uno de los favoritos en ambas ramas para obtener las medallas doradas en las modalidades frontenis, paleta goma y trinquete.

Los escenarios del Jai Alai

Una de las razones por las que este deporte ha regresado al interés del público es la apertura del Frontón México, un espacio que permaneció cerrado por casi 20 años y que tras su remodelación por inversionistas privados y su reapertura en marzo de 2017 han atraído audiencia.

En junio terminó la tercera temporada de este deporte en México en el “Palacio de la Pelota” con Ochoa y Del Río como campeones de la Liga Nacional y la dupla Goikoetxea-López, quienes fueron los vencedores de la Liga Premier.

En la ciudad han existido al menos nueve frontones. Entre los más conocidos están el Hispano-Mexicano, que cerró en los años 50; el Frontón Nacional se mantuvo abierto 20 años y en 1940 se convirtió en cine Palacio Chino; el Elorduy, uno de los más frecuentados, considerado escuela de pelotaris que fue demolido en 2017, y el Frontón Inclán, en la colonia Centro, es propiedad de una de las familias de mayor tradición y hasta la fecha se mantiene en funcionamiento.

En la CDMX también se juega en espacios privados como el Club Mundet y el Club España. Y si bien no hay una escuela oficial que enseñe el Jai Alai —pues se ha considerado un deporte de élites—, la UNAM tiene una asociación a la que pueden inscribirse los estudiantes, y el Club Futurama en Lindavista también tiene clases de frontenis para todo público.

Además de que en los deportivos de las alcaldías y los de barrio existen canchas para practicar este deporte que ha dado medallas oficiales y de exhibición a nuestro país, y que de forma cotidiana se juega sin herramientas, golpeando pelotas de goma a mano limpia.






°

Estrasburgo Avala al Sr. X

Ya está, en Españistán tus servicios secretos pueden estar en contacto directo con un grupo yihadista hasta el mismo momento en el que este lleva a cabo uno de los más terribles ataques terroristas en suelo europeo y nada, absolutamente nada, pasa.

Ahora resulta que Estrasburgo ha decidido avalar el terrorismo de estado español como si deseara ampliar la infame Ley de Amnistía de 1977 más allá del '77 y también más allá de las fronteras del propio estado español para tener incidencia en todo el territorio de la UE.

Europa Press trae a nosotros información del peor de los fallos - y miren que ya ha tenido bastantes - por parte del TEDH en contra del pueblo vasco.

Se comprueba también que la designación de Josep Borrell no ha sido fortuita y que incluso ya rinde sus frutos.

Lean:


El Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) ha rechazado que familiares de presuntos etarras asesinados por los GAL y el Batallón Vasco Español puedan ser considerados víctimas del terrorismo a efectos de recibir una indemnización del Estado.

La decisión dada a conocer este jueves por el tribunal con sede en Estrasburgo considera que la presunción de inocencia recogida en el artículo 6.2 de la Convención Europea de Derechos Humanos no puede aplicarse un procedimiento de compensación a familiares de personas asesinadas en Francia, por lo que inadmite la reclamación.

La acción sobre la que ha decidido el TEDH se refiere a Maria Cristina Larrañaga, Karmele Martínez Agirre y Nagore Otegi Martínez, María Antonia Ibarguren Astiagarraga, Mikel y Xabier Etxaniz Maiztegui, Ignacia Lizarraga Albaburu, Maria Belen Aguilar Pérez y Ugaitz y Aitor Elizarán Aguilar, todos parientes de las víctimas o víctimas de aquellas dos organizaciones.

Entre ellos hay casos diversos, pues en algunos se trata de personas que reclaman acceso a una indemnización que siempre se les negó por entender que un etarra no puede generar compensatoria como víctima de terrorismo y, en otros casos lo que piden es la ampliación de la cuantía en los términos que estableció la Ley de Reconocimiento y Protección Integral a las Víctimas del Terrorismo del año 2011. Respecto a los primeros casos, el TEDH niega que pueda dárseles tal consideración de víctimas del terrorismo.

Así, el tribunal no ve ningún vínculo entre los cargos penales que podrían haber formulado en España los familiares de los asesinados por los Gal y el Batallón Vasco Español y las decisiones de las autoridades administrativas y en el ámbito contencioso-administrativo que les niegan la indemnización.

Una de las claves de la reclamación pasa porque la pertenencia a ETA en los casos de todos los reclamantes es presunta, pues ninguno de estos asesinados por los GAL o el BVE había sido juzgado y condenado como tal.

Por eso, la reclamación ante Estrasburgo se centró en el artículo 6 de la Convención Europea de Derechos Humanos relativo a la presunción de inocencia. Los demandantes entienden que no se ha respetado en el caso de sus familiares muertos porque la Audiencia Nacional, al denegar las indemnizaciones o el incremento de las cuantías les dio por miembros de ETA, en algunos casos, fundamentando su decisión en informes policiales que apuntaban a su pertenencia.

Precisamente la resolución alega a la información al respecto aportada por el Ministerio del Interior de España, que detalló al TEDH que los asesinados lo fueron entre 1979 y 1985, mientras residían en Francia por grupos terroristas de Batallón Vasco Español (BVE), Grupos Antiterroristas de Liberación (GAL), Acción Nacional Española (ANE) o Grupos Armados Españoles (GAE).

Víctimas involucradas en crimen organizado

La negativa de la Administración a indemnizarles fue confirmada por la Audiencia Nacional, que en su día constató en sentencia que el artículo 8.2 del Convenio Europeo sobre la indemnización de las víctimas delitos violentos, que entraron en vigor en España en 2002, permitieron al Estado rechazar los pagos por tratarse de casos en los que la víctima había estado involucrada en el crimen organizado o había pertenecido a organizaciones que cometen delitos violentos según informes policiales.

La Sala que ha tomado esta decisión ha estado presidida por el maltés Vincent A. De Gaetano y la integran el chipriota Georgios A. Serghides, el portugués Paulo Pinto de Albuquerque, el eslovaco Alena Polácková, la española María Elósegui, el sueco Erik Wennerström y Gilberto Felici, de San Marino.

Tras analizar el caso de los familiares de cada uno de los reclamantes, los integrantes de la corte europea concluyen que el Estado español estudió también todas los casos antes de denegar la indemnización basándose en lo señalado en el citado artículo 8.2 del Convenio europeo.

También tiene en cuenta la sentencia de la Audiencia Nacional que en 2016 distinguió de forma explícita entre el derecho de la familia a ser compensada y la posible responsabilidad penal del familiar, cuestiones que se dirimen incluso en ámbitos judiciales diferentes, como son el contencioso-administrativo y el penal.






°

miércoles, 17 de julio de 2019

Consolidan Euskaraldia

En Deia se ha publicado este artículo en el que se delinean las estrategias que seguirá Euskaraldia con la intención de reforzar el uso del euskera en la cotidianidad.

Lean ustedes:


La edición de 2020 mantendrá los roles de "ahobizi" y "belarriprest"

La iniciativa para impulsar el uso cotidiano del euskera, Euskaraldia, tendrá periodicidad bienal y su duración, de 11 días en su primera edición de 2018, se ampliará a 15 jornadas en la que se celebre en otoño de 2020.

Así lo han dado a conocer este miércoles en Bilbao Estibalitz Alkorta, directora de Promoción del Euskera de la Viceconsejería de Política Lingüística del Gobierno vasco, y la coordinadora de Euskaraldia, Arrate Illaro, en la presentación de los objetivos de la segunda edición de esta iniciativa en un seminario sobre la revitalización del euskera organizado por la Fundación Sabino Arana en Bilbao.

Estibaliz Alkorta ha explicado, en declaraciones a Efe, que se ha decidido otorgar carácter bienal al Euskaraldia para dar tiempo a preparar con detenimiento todos los comités locales y organizativos de una iniciativa que en su primera edición en noviembre de 2018 concitó la adhesión de casi 225.000 personas y más de 200 entidades educativas, institucionales, deportivas, culturales y sociales del País Vasco.

El Euskaraldia 2020, que mantendrá los roles de "ahobizi", persona que habla en euskera a quien se lo pida, y "belarriprest", persona que entiende el idioma y quiere que le hablen en él, y los requisitos para que las personas individuales participen en él (tener 16 años o más y entender un mínimo de euskera), se celebrará entre el 20 de noviembre y el 4 de diciembre.

Otra novedad de la próxima edición es la incorporación de los llamados Aritzgune (Euskaraz aritzeko gunea), espacios para hablar en euskera.

La creación de estos espacios específicos se ha visto necesaria, ha explicado Alkorta, después de constatar en la primera edición la falta de lugares que propiciasen la conversación en grupo, además de individualmente.

Por ello, en esta ocasión, se va a pedir a las entidades y asociaciones educativas, culturales, sociales y demás que deseen participar en la iniciativa, que pongan a disposición de los ciudadanos este tipo de espacios.

"Estos pueden ser un comercio, una sala de un club deportivo, un aula de un colegio o una universidad, una oficina bancaria concreta, etc", ha precisado la directora de Promoción del Euskera de la Viceconsejería de Política Lingüística del Gobierno Vasco.

En la primera edición, este tipo de entidades sólo pudieron colaborar en el desarrollo de la iniciativa pero no participar activamente en la misma, algo que en la próxima edición se les va a permitir cumpliendo dicho requisito, ha añadido.

El plazo para que las entidades puedan inscribirse en el Euskalraldia 2020 se abrirá el 20 de noviembre próximo, mientras que el de los ciudadanos a título particular comenzará en septiembre de 2020.

La organización del Euskaraldia informará en otoño de 2020 de la relación de Aritzgune que se habiliten para que los participantes en la iniciativa sepan con tiempo dónde pueden acudir para hablar en euskera en grupo.

La forma de inscribirse será la misma que en la primera edición: físicamente, en las oficinas habilitadas por la organización en los municipios vascos, o electrónicamente, a través de la página web de la iniciativa.





°

Por una Diada de Unidad

Desde El Nacional traemos a ustedes este llamado desde la ANC al pueblo catalán a cerrar filas ante los momentos que se viven.

Lean ustedes:


Elisenda Paluzie

Vivimos un momento de desconcierto en las bases del independentismo que hace difícil encontrar el camino a seguir y evitar que la frustración y la desunión se apoderen de los que salimos el 1 de Octubre del 2017 a votar sobre la independencia y a defender todos los votos, todos, tanto los del sí como los del no.

Desgraciadamente, en el independentismo se repiten cíclicamente estos momentos de crisis. Recordemos por ejemplo los desacuerdos cuando la consulta del 9-N se convirtió en un proceso participativo o cuando en diciembre del 2015 parecíamos al borde de la repetición de elecciones al Parlament. Pero ahora tenemos el agravante de una represión que no cesa y un camino desdibujado en frente.

El aprendizaje de octubre del 2017 está claro. Cuando hemos trabajado juntos sociedad civil movilizada, Govern y Parlament es cuando más hemos avanzado en el camino hacia la independencia de Catalunya. ¿Qué quiere decir trabajar juntos? Tuvimos un Parlament que avalaba a nivel legislativo el mandato democrático del pueblo de Catalunya, un Govern que lo ejecutaba y una ciudadanía movilizada como puntal. Estos tres elementos permitieron la celebración del referéndum. Pero la gestión post referéndum rompió esta relación. No todo el mundo, dentro de los partidos y fuera, veía el referéndum del mismo modo. Para algunos sólo era un instrumento de negociación. Y al otro lado no había ninguna voluntad de negociar. Así, se llega al 27 de octubre marcados por las divisiones, habiendo perdido el momentum y declarando una independencia sin creer y sin intentar hacerla efectiva.

De aquel octubre salimos con una gran victoria colectiva (haber hecho el referéndum) y con una derrota (no haber sido capaces de aplicar los resultados). El encarcelamiento y el exilio de nuestros dirigentes nos ha marcado emocionalmente y ha dificultado hacer el luto de la derrota. Generaciones que no la habían vivido han tenido que aprender a convivir con la represión; las que sí que la habían vivido, se la han reencontrado de golpe, en otro contexto.

Y ahora que tenemos en frente un nuevo Onze de Setembre, nacen iniciativas diversas que querrían volver a llevarnos a aquel momento, y hacer lo que no hicimos entonces: aquel "Maidan" para defender la declaración de independencia. Estas propuestas olvidan que el control del territorio se tiene que demostrar cuando hay un gobierno dispuesto a hacer la independencia. Se tiende a confundir unilateralidad e insurrección. Es una trampa que al Estado español le viene muy bien, y no tendríamos que caer en ella. Es lo que ha hecho la fiscalía del Estado en el juicio en el Supremo. Intentan igualar el hecho de acceder a la independencia por una vía institucional, con legitimidad democrática detrás, mayorías parlamentarias y gobiernos reconocidos, y el concepto de rebelión, porque quieren deslegitimar el acceso a la independencia por medios democráticos y pacíficos.

Tenemos que analizar qué fortalezas nos faltan para poder hacer una declaración de independencia y ser capaces de llevarla a la práctica, con un gobierno capaz de imponerse como autoridad en un territorio. Pero no podemos perder la legitimidad que da tener mayorías parlamentarias y un embrión de institucionalidad detrás que se puede transformar en el gobierno transitorio de una república naciente.

A la Assemblea a lo largo de este año y pico, también nos ha costado salir del proceso de luto, y volver a trazar un camino. Pero en los últimos meses hemos trabajado campañas que compensan debilidades en el ámbito de la sociedad civil y nos preparan a nivel económico para cuando vuelva a plantearse políticamente la independencia. Por una parte, con la campaña de consumo estratégico, favorecemos una economía y modelos de empresa alternativos que no están tan sujetos a las presiones políticas. Por otra, con iniciativas como la de las Cambres de Comerç, trasladamos la mayoría social y política de este país a instituciones que son altavoces poderosos. Y fortaleciendo el sindicalismo nacional, nos hacemos presentes en el mundo del trabajo. Estas acciones se enmarcan dentro de la estrategia de la lucha no violenta, un método de lucha contra formas de opresión o para hacer progresar los derechos democráticos, que incluye acciones de denuncia, de no cooperación, de desobediencia civil y que tiene como objetivo debilitar los pilares de poder del adversario. Este Onze de Setembre no sólo nos manifestaremos, sino que dispondremos de un gran espacio, Eines de País, en el que se podrán hacer acciones de empoderamiento ciudadano.

Con respecto al ámbito institucional, los partidos políticos nos repiten que no tenemos las condiciones para la unilateralidad. Pero no nos explican cuáles son estas condiciones, y qué piensan hacer para conseguirlas. Tampoco nos han explicado qué debilidades institucionales hicieron imposible la independencia, y cómo podríamos superarlas. Algunas las hemos descubierto en el juicio. En cambio, con los pactos de la semana pasada hemos comprobado de una manera muy cruda el retorno al partidismo y la disputa por los espacios de poder autonómico y local, llegando al extremo de ceder el liderazgo de algunos de estos espacios al PSC. Contra eso alzamos la voz la semana pasada movilizándosenos por primera vez delante de los partidos independentistas.

Como Assemblea, no romperemos el hilo, el pequeño hilo que todavía nos une con el espacio de los partidos, porque creemos que tenemos la responsabilidad de no incrementar la desunión; al mismo tiempo, incrementaremos nuestro tono de exigencia con ellos a fin de que prioricen el objetivo de la independencia y abandonen las luchas partidistas. Hay un riesgo evidente, que el pacto en la Diputación de Barcelona ejemplariza muy bien, de retorno al autonomismo, aunque el electorado ha seguido dando victorias a los partidos independentistas, elección tras elección.

Tenemos esta doble responsabilidad de mantener esta presión sin contribuir a la desunión manteniendo la movilización en las calles que puede tener una doble faceta: la faceta unitaria y anti-represiva pero también la faceta de exigencia, máxima exigencia política. Al mismo tiempo, tenemos que evitar caer en la trampa que desean aquellas fuerzas que trabajan por el retorno al autonomismo, y por enterrar por años las esperanzas de culminar el proceso de autodeterminación. Estas fuerzas querrían una Assemblea marginal y radicalizada, que ya no fuera representativa del sentir de la mayoría independentista. En la lucha no violenta, las acciones tienen que tener un objetivo político y hay que saber a quién se interpela y qué se pretende conseguir, y cuándo es el momento de hacerlo. Nunca son reactivas, siempre son pensadas y propositivas y se tienen que inscribir en un marco creíble que dé sentido a la lucha. Ahora el problema más importante que tenemos delante es el riesgo de retorno al autonomismo, facilitado por la división de los partidos independentistas. No podemos renunciar a las grandes manifestaciones que marquen la agenda política y que los interpelen. Hay que recordarles que el objetivo es la independencia, y que hay que establecer una estrategia para conseguirlo.

Este doble objetivo es compartido por todo el independentismo y es por eso que nos manifestaremos esta Diada. No es una manifestación más, es la manifestación más difícil de todas las que hemos hecho hasta ahora, nos jugamos que los partidos independentistas cumplan con su compromiso hacia el país y evitar que el independentismo quede dormido por años. Este año, tenéis que hacérosla vuestra como nunca antes y tenéis que alzar vuestra voz para que se recupere el objetivo de la independencia, y se trabaje con unidad de acción para alcanzarlo.






°

Lección de Ética a Chivite

Ahora que la formación de gobierno se encuentra paralizada, nos dicen, a la espera de la decisión de EH Bildu en relación con el conglomerado de mayorías conocido como los 23 de Chivite conviene recordar esto que con tanta pulcritud nos delinea Josu Iraeta en las páginas de Naiz:


Josu Iraeta | Escritor

Aida Alvarez: condenada a dos años de prisión por el caso Filesa. Ex coordinadora de Finanzas del PSOE. Antonio Aragón: condenado a siete años y cuatro meses de prisión y una multa de 690 millones de pesetas por un delito de cohecho continuado y otro a la Hacienda Pública. Ya pisó la cárcel entre noviembre de 1995 y mayo de 1996 durante la instrucción de la llamada «trama navarra» del caso Roldán. Ex consejero socialista de Obras Públicas de Navarra.

José Barrionuevo: condenado por el Supremo a 10 años de prisión y 12 de inhabilitación absoluta por los delitos de secuestro y malversación de caudales públicos en el caso Segundo Marey. Ex ministro de Interior del Gobierno de Felipe González. José Luis Corcuera: fue imputado por un presunto delito de malversación de caudales públicos, dentro del llamado caso «Fondos Reservados». También fue imputado por el juez Baltasar Garzón, en la investigación del asesinato de Ramón Oñederra, junto a Rafael Vera, Luis Roldán y los generales de la Guardia Civil Andrés Casinello y Enrique Rodriguez Galindo. Ex ministro de Interior, sucesor de José Barrionuevo.

Ricardo García Damborenea: condenado por el Supremo a siete años de prisión, por el delito de secuestro en el caso Segundo Marey. Tres años antes ya estuvo en prisión, de donde salió, después de depositar 25 millones de pesetas. Ex secretario de los socialistas de Bizkaia.

Juan Guerra: condenado a varias penas de prisión. Entre otros delitos, por usurpación de funciones y fraude fiscal. Desde un despacho –usurpado– en la Delegación del Gobierno de Andalucía realizó negocios para su lucro personal, lo que provocó la dimisión de su hermano Alfonso Guerra, vicepresidente del Gobierno de Felipe González.

Carlos Navarro: condenado a 11 años de prisión por el caso Filesa. Ex diputado socialista.

Luis Roldán: condenado a 28 años de prisión por malversación, cohecho, fraude fiscal y estafa, así como a otros tres años por su implicación en la «trama navarra» que lleva su nombre. Fue concejal del PSOE en Zaragoza y posteriormente delegado del Gobierno en Navarra, para, terminar siendo director de la Guardia Civil.

Josep Maria Sala: condenado a tres años de prisión por el caso Filesa. Ex senador socialista. Gabriel Urralburu: condenado a 11 años de prisión y una multa 780 millones de pesetas por su participación en la «trama navarra» del caso Roldán. Ex presidente del Gobierno de Navarra representando al PSOE.

Rafael Vera: condenado a diez años de prisión y doce de inhabilitación absoluta, por los delitos de secuestro y malversación de caudales públicos en el caso Segundo Marey. También fue imputado o procesado en otras causas abiertas, tales como los casos Fondos Reservados, Lasa y Zabala y Ramón Oñederra. Ex secretario de Estado para la Seguridad del Gobierno de Felipe González.

Señora Chivite, permítame recordarle que, en política, los políticos o quienes ejercen esta función, deben poseer diversas condiciones: prudencia, paciencia, justicia, ecuanimidad, magnanimidad y sabiduría. Todas ellas necesariamente las enseña la disciplina ética.

Un político sin prudencia puede precipitarse al tomar una decisión. Un político sin paciencia actúa de forma acelerada. Un político sin sentido de justicia comete injusticia. Un político sin ecuanimidad puede errar al actuar la emoción o estar alterado. Un político sin sabiduría actuará conforme a las ocurrencias que le vengan en el momento.

Nunca nadie podrá llegar a «ser político» con solo familiarizarse con la política. Por todo esto, los que aspiran a «conocer» el arte de la política, necesitan, además, la experiencia.

Un saludo Sra. Chivite.





°

El CNI y el Imán de Ripoll II

Desde el portal de Público traemos a ustedes la segunda parte de la investigación periodística que arroja luz acerca de la - vamos a llamar - curiosa relación entre los servicios secretos borbónico franquistas y la célula yihadista que llevó a cabo el mortífero ataque en Las Ramblas en los meses previos al referendum independentista catalán.

Y bueno, si ustedes recuerdan las horas posteriores al 11-M pues ahí les dejamos esa tarea.

Lean por favor:


'Público' aporta hoy una prueba definitiva de que los servicios secretos españoles vigilaban estrechamente a los asesinos de Las Ramblas y Cambrils en vísperas de los atentados: no sólo tenían intervenidos los móviles de los jovencísimos discípulos del imán de Ripoll, sino que escuchaban las conversaciones que mantenían entre ellos sin participación de su líder Es Satty.

Carlos Enriquw Bayo

La evidencia definitiva que revela cuán estrechamente vigilaba el CNI a los discípulos del imán yihadista de Ripoll, menos de una semana antes de que cometieran los atentados de Barcelona y Cambrils, procede de uno de los informes reservados que el propio Centro Nacional de Inteligencia facilitó al amplio equipo de investigadores de los tres cuerpos policiales, y de la Fiscalía, que trabajan en el esclarecimiento de los hechos. En realidad, esa prueba de cargo se debe a un desliz de redacción por parte de los servicios secretos que revela que en vísperas de la masacre de Las Ramblas los espías españoles estaban escuchando y anotando todas las conversaciones que mantenían (a través de sus móviles) quienes  después cometerían la matanza.

Ese informe es el que relata el viaje que efectuaron a París Omar Hichamy –el hermano pequeño, con sólo 21 años, de Mohamed Hichamy, del que hablamos en el artículo anterior– y el autor material de los 13 asesinatos por atropello en Las Ramblas, Younes Abouyaaqoub. Como se puede ver en el fragmento reproducido más arriba de ese informe supersecreto –al que Público ha tenido acceso en su integridad–, ese viaje tuvo lugar “entre el 11 y el 12.08.2017”. Es decir, concluyó sólo cuatro días antes de que el cabecilla de la célula, Abdelbaki es Satty, volase en pedazos mientras manipulaba el polvorín de los terroristas en Alcanar, provocando el improvisado atentado del día siguiente en la calle más famosa de Barcelona.

El relato minuto a minuto que hace el informe del CNI de las andanzas de Omar y Younes en su viaje relámpago a París ya demuestra que los servicios secretos españoles estaban vigilando muy de cerca todos sus movimientos:


El último viaje de los asesinos a París, minuto a minuto

“…ambos salieron de España por el paso de Aragnouet [por la A-138 que llega a Francia desde Bielsa] el día 11.08.2017 a las 11:36 horas. Para ello, utilizaron el mencionado A-3 [citado en el artículo de ayer]”.

“El día 11.08.2017 llegaron a las 20.22 h a París, donde se alojaron en el B&B Malakoff, sito en el barrio del mismo nombre a las afueras de la capital francesa”.

Además, los analistas de la inteligencia tenían intervenidos los teléfonos de los dos jóvenes terroristas, ya que pueden ahora detallar las llamadas y búsquedas por Internet que hicieron desde esos móviles; aparatos a los que el CNI nunca llegó a tener acceso físico, pues fueron recuperados por los Mossos que abatieron a seis de los terroristas, y depositados en el juzgado:



“Omar Hichamy buscó por internet ese mismo día el Hotel Hibiscus (66 Rue de Malte, 75011 París), en el que no llegaron a alojarse. Sin embargo, no se ha detectado una búsqueda similar para el B&B Malakoff”.

“Dos comunicaciones realizadas por Mohamed Hichamy señalan que este conocía los detalles del viaje, ya que hace una llamada cuando Youness y Omar están en el hotel, y al día siguiente, antes de cruzar la frontera franco-española. Además, espera su vuelta al día siguiente para mantener un encuentro”.

Ahora bien, lo más habitual en caso de intervención telefónica –siempre autorizada por un juez, aunque en el caso del CNI recibe carta blanca para ello por parte del magistrado del Supremo asignado para atender las demandas del servicio secreto– es que esa vigilancia de las comunicaciones se limite a la geolocalización de los aparatos involucrados, el registro de su tráfico de llamadas y la identificación de los accesos a Internet desde esos terminales; controles conocidos en la jerga de inteligencia como “tarificaciones telefónicas”. Y el relato que había hecho el informe del CNI hasta ese punto parecía ceñirse a ese escenario, aunque no deja de ser notable que la Inteligencia de España estuviera siguiendo al dedillo cada movimiento de unos veinteañeros sin antecedente policial ninguno.

Sin embargo, en el siguiente párrafo los agentes del CNI que redactaron el informe cometieron un desliz enormemente revelador [al inicio de esta próxima reproducción se repite el final de la página anterior para ayudar a la comprensión del lector]:

“Las conversaciones se realizan con los números asociados a Omar y Youness (34600314111 y 34612526378), pero las conversaciones acaban siendo, en las dos ocasiones, entre Mohamed Hichamy y Younes Abouyaaqoub, que corta las frases para no desvelar detalles de sus actividades concretas”.

Es decir, el espionaje español no se limitaba a hacer “tarificaciones telefónicas”, sino que se estaba dedicando a escuchar y transcribir todas las conversaciones entre esos jovenzuelos musulmanes supuestamente no relacionados todavía con trama yihadista ninguna, ejecutando así el más exhaustivo control de inteligencia posible, para el que se requieren importantes recursos materiales y humanos.

Además, el cabecilla de la célula, Es Satty, no participó como interlocutor en esas conversaciones, así que las escuchas no pudieron proceder de la intervención total de su teléfono, sino que se estaban interviniendo plenamente todos los móviles de sus novatos seguidores. Sólo puede concebirse una explicación para ello: el propio imán, actuando como confidente del servicio secreto, había informado a sus controladores del CNI sobre las actividades del Ilamado “Comando Ripoll”, y por este motivo se había decidido intervenir los teléfonos de todos ellos y escuchar atentamente sus llamadas.

La estrechísima vigilancia desplegada por el espionaje español en torno a esa célula yihadista –aún no identificada como tal, a sólo cinco días de la matanza, en los ficheros policiales antiterroristas– queda más que patente en el subsiguiente relato pormenorizado de ese viaje a París expuesto en el informe reservado del Centro Nacional de Inteligencia:

"Se dirigieron a FNAC y compraron una cámara de fotos modelo Canon, por importe de 129 €"

“Día 12.08.2017
Abouyaaqoub y Hichamy pagaron la factura del hotel en efectivo y se desplazaron con el vehículo a la estación de Haussman-St. Lazare, en el centro de París, donde estacionaron el coche. Se dirigieron a FNAC y compraron una cámara de fotos modelo Canon, por importe de 129 €”.

“Sólo estuvieron aparcados durante 21 minutos (entrada a las 10:41 – salida a las 11:02), lo que podría indicar un conocimiento previo de la zona y que tenían decidido lo que iban a comprar”
[…]

“A las 11:02 h, el vehículo Audi A3 abandonó el parking, detectándose posteriormente la presencia de Younes y Omar en la zona de la Torre Eiffel”.
[…]

“Tras esta visita se dirigieron a un bar-tabac entre las zonas de la Defense y Courbevoie y adquirieron dos tarjetas SIM para navegar por internet:

"33753620618. Dan la identidad falsa Rachid Ezzouzi. Activada este mismo día a las 15:19 h en Francia, cerca de la frontera con España".

"33751214021. Aportan la identidad falsa Hassan Lahmani. Activada el 15.08.2017 en Francia, cerca de la frontera con España".

En resumen, el CNI seguía paso a paso y dato a dato, minuciosamente, todas las actividades de los terroristas al menos hasta sólo unos pocos días antes de que cometieran los sangrientos atentados de Barcelona y Cambrils. Y eso sólo podía deberse a que el servicio secreto contaba con Es Satty como confidente y éste había ofrecido a su controlador los datos de sus discípulos como parte de sus servicios de delator, aunque muy probablemente sin revelar sus propios planes. Como admitió en privado un alto mando policial a este diario, “con los confidentes de alto nivel, nunca sabes si ellos trabajan para ti o tú para ellos”.

Pero, además de todo lo anterior, Público tiene conocimiento –sin que pueda aportar más datos porque debe proteger la identidad de sus fuentes– de que no fue hasta la mañana del 18 de agosto de 2017 (al día siguiente de la matanza de Las Ramblas) cuando se borró definitivamente la ficha como informador de Es Satty de las bases de datos deI CNI, algo que tan solo puede hacerse desde la sede central del servicio secreto en Madrid.

Este diario ha conseguido también reconstruir toda la carrera de Es Satty como confidente, desde cómo y cuándo fue captado, y qué tramas yihadistas delató, hasta cómo fue colocado en Ripoll.

Así que...






°

La Homofobia de C's y de Inés

Mucho se ha escrito ya con respecto al comportamiento de la líder de Ciudadanos Inés Arrimadas durante y en las horas posteriores a las actividades realizadas en Madrid en relación con la jornada del Orgullo 2019.

Nosotros traemos a ustedes este artículo dado a conocer en el portal de Magnet que nos ha parecido le da el contexto adecuado a lo protagonizado tanto por Inés como por la también ciudadanita Patricia Reyes.


Mohorte

Desde un primer momento la participación de Ciudadanos en el Orgullo 2019 de Madrid se antojaba controvertida. El manifiesto original elaborado por las organizaciones LGBT censuraba su presencia al acordar pactos de gobierno con una fuerza vetada, Vox. Pese a todo, una pequeña comitiva del partido, liderada por Inés Arrimadas, acudió al desfile. Muchos participantes abuchearon y atosigaron a sus miembros, resultando en una intervención policial y aireada polémica.

Arrimadas se mostró particularmente vehemente al cabo del día: "Los fascistas que nos han intentado echar del Orgullo no se van a salir con la suya". Algo similar escribió Patricia Reyes, diputada: "El PSOE de Sánchez y Marlaska lo ha conseguido. Su discurso de odio a Cs ha sacado al fascismo real a la calle". Otras figuras menores, como Fran Carrillo, diputado en Andalucía, replicaron la idea, llegando a escribir: "La mayoría de los jerarcas nazis eran homosexuales. Punto y coma".

Ciudadanos ha mimetizado este fin de semana un discurso ya empleado en Cataluña, invirtiendo las tornas de la acusación fascista: aquellos que les impiden expresar sus ideas (en ocasiones apelando al antifascismo) son los verdaderos fascistas. La narrativa contribuye a la banalización del término "fascismo", muy en boga entre la izquierda tras el advenimiento de la extrema derecha. "Fascista" es menos una definición que una forma de activar el victimismo entre sus votantes.

El rechazo a Cs en el Orgullo surge precisamente de estas coordenadas. El mensaje final del colectivo tuvo reminiscencias antifascistas: "Ni un paso atrás". La celebración estuvo marcada por el crecimiento electoral de Vox, primera fuerza de extrema derecha que llega al Congreso. El partido de Abascal ha mostrado su desdén hacia el Orgullo pidiendo su traslado a la Casa de Campo, una propuesta de claro tinte homófobo. Su composición ideológica, tradicionalista y férreamente católica, choca con las reivindicaciones LGBT.

De ahí la polémica en torno a Ciudadanos. La formación siempre ha tratado de capitalizar su cariz tolerante en materia social, y ha participado en el desfile en anteriores ocasiones. Pese a las reticencias originales de Rivera al matrimonio homosexual, al que acusó de generar "tensiones innecesarias" en la sociedad española, Cs se ha diferenciado de otras fuerzas conservadoras por su entusiasta apoyo al movimiento LGBT. El colectivo lo recibió con escepticismo.

Este año, sin embargo, su relación política con Vox, dictada tanto por la estrategia del partido como por la aritmética electoral, ha llevado al rechazo expreso de una parte importante del colectivo LGBT. Y de ahí la confrontación del sábado y la escandalizada reacción de la plana mayor del partido. La utilización de la palabra "fascismo" sólo ha contribuido a agrandar la brecha y la crítica a la formación, en tanto que el movimiento LGBT arrastra una larga historia de represión fascista.

El triángulo rosa de los campos de exterminio

Las ideas de Adolf Hitler portaban consigo el germen de la persecución a homosexuales y personas no conformativas. El régimen nazi juzgaba la identidad LGBT como un obstáculo hacia la unificación del pueblo alemán bajo la enseña nacional, y reprimió desde su llegada al poder a la rica escena LGBT gestada en Berlín y otros centros urbanos durante la República de Weimar. Tanto las SS como las SA persiguieron internamente a los miembros sospechosos de homosexualidad.

Se trataba de una mirada reaccionaria que permeaba al resto de la sociedad alemana (y europea). La reivindicación de derechos y la exaltación de la identidad LGBT se interpretaba, desde numerosos círculos conservadores, como un ejemplo de la "decadencia" nacional, por lo que debía ser exterminada. Similares ideas moldearon la política represiva de Benito Mussolini en Italia o de Francisco Franco en España, donde el factor católico contribuyó a la persecución del movimiento.

No se trataba de un hecho exclusivo de los regímenes autoritarios, pero sí más exacerbado. La "homosexualidad" quedaba rápidamente relacionada con la perversión burguesa, el comunismo, y, por supuesto para el caso alemán, con el judaísmo. El sistema de campos de concentración levantado por las autoridades nazis provocó que miles de personas LGBT fueran apresadas y deportadas. Allí portarían el infame triángulo rosa (dentro del sistema de identificación de los campos de exterminio).

Las cifras más optimistas hablan de 15.000 personas capturadas y enviadas a los campos, de las cuales alrededor del 60% terminarían ejecutadas. La historia represiva comenzó mucho antes. En 1933, nada más llegar al poder, el gobierno nazi allanaría y clausuraría el Instituto para la Ciencia Sexual de Berlín, fundado en 1919 por Magnus Hirschfeld y dedicado a la investigación en materia de género y sexual. Se trataba de uno de los centros LGBT más notables del continente.

Un año después, como se explica en el Museo del Holocausto, la Gestapo, la policía secreta del estado nazi, abriría una división dedicada en exclusividad al colectivo homosexual. La Gestapo establecería listas "rosas" con numerosos sospechosos de actividad ilegal, y vería su actuación respaldada con una actualización del Párrafo 175 del Código Criminal alemán. Aquella disposición, elaborada en 1871, penaba el comportamiento "lascivo" entre hombres, pero había sido ignorada por numerosos gobiernos del Imperio y de Weimar.

Los nazis sí la ejecutaron. Heinrich Himmler daría amplios poderes coercitivos a la Gestapo un año siguiente, en 1936, creando la Oficina Central para el combate de la Homosexualidad y el Aborto, un subdepartamento de la policía que, al vincular dos fenómenos distantes, subrayaba el control total del estado sobre cuestiones reproductivas o sexuales. Para Himmler y el resto de la cúpula nazi la homosexualidad representaba una amenaza insoportable al futuro demográfico de Alemania.

El régimen nazi incluyó numerosos volúmenes teóricos LGBT entre sus libros quemados en 1933. Los hombres homosexuales fueron asociados, como en el resto del continente europeo, a una clase particularmente indeseable de varones afeminados, incompatibles con la mentalidad viril y el permanente ejercicio de poder de la sociedad fascista. Tales ideas provocaron el arresto de 100.000 personas entre 1933 y 1945 (se calcula que vivían 1,2 millones de LGBT en Alemania).

Por todo ello, la acusación de "homosexualidad" se convirtió en un vehículo útil para purgar a la competencia interna. Los miembros LGBT enrolados en el aparato nazi, como Ernst Röhm, eran muy conscientes de ello, lo que les llevó a sobrecompensar su orientación sexual. Röhm construyó un personaje pagado de cultura castrense, métodos brutales y una arrolladora masculinidad. Pese a su abierta condición, coincidía con otros nazis en el carácter perverso y débil del hombre LGBT.

Nada de ello le salvó del asesinato durante la noche de los Cuchillos Largos, en 1934, cuando Adolf Hitler purgó a las Sturmabteilung (SA) consolidando su poder interno. La purga se justificó en gran medida aludiendo a la homosexualidad de Röhm y de otras figuras dentro del cuerpo. Lo cierto es que el carácter de Röhm y su condición sexual se convirtió en un motivo de amenaza y paranoia para muchos miembros del partido, acrecentando su fobia al colectivo LGBT.

Los ejemplos son numerosos, y la persecución del movimiento ha sido analizada en profundidad por historiadores y estudiosos LGBT (entre numerosas conspiranioas que acusan al propio Adolf Hitler de ser un homosexual encubierto). Nada de esto habla de las condiciones del colectivo en otros países, teóricamente más abiertos. Las protestas de Stonewall, en Estados Unidos, se remontan a la década de los sesenta, prueba de los escasos avances en materia de derechos obtenidos por los países occidentales hasta muy entrado el siglo XXI.

Sin embargo, recordar la historia represiva del colectivo LGBT en los estados fascistas contextualiza mejor las palabras de Inés Arrimadas y otros miembros de Ciudadanos, y evidencia los limites del término "fascismo" como arma arrojadiza en la esfera mediática.





°

Piden Peras al Olmo

La ARMH ha pedido al régimen borbónico franquista que condene institucionalmente al régimen franquista.

Que el brote condene al árbol.

La lógica de la solicitud desafía incluso al guión más polémico de M. Night Shyamalan.

Aquí la información por conducto de Diario 16:


La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica ha registrado ante la presidencia del Gobierno la petición como reconocimiento a las víctimas de la dictadura franquista

Eva Maldonado

La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH) ha registrado ante la presidencia del Gobierno una petición para que el próximo 18 de julio lleve a cabo una declaración institucional de condena del 18 de julio de 1936 como reconocimiento a las víctimas de la dictadura franquista y condena a las consecuencias del fascismo.

El próximo 18 de julio se cumplirán 83 años desde que un grupo de militares y civiles fascistas decidieron asaltar el poder mediante el uso de la violencia por no respetar los resultados de unas elecciones democráticas celebradas en febrero de 1936.

Como consecuencia del golpe de Estado, se desató una guerra con la que desarrollaron un plan, que llevaba diseñado meses antes, para exterminar a decenas de miles de civiles adversarios y allanar el camino para establecer un régimen mono político en el que solo las ideas del dictador, y su mandato, concentraran el poder absoluto en nuestro país.

Mediante ese largo, profundo y terrorífico uso de la violencia, se estableció una dictadura de 40 años, que arrebató los derechos a millones de ciudadanos, convirtió a las mujeres en ciudadanas de tercera clase, persiguió a los homosexuales y a las lesbianas como enfermos psiquiátricos y delincuentes sociales, y condeno a nuestra sociedad a un atraso secular sin olvidar los cientos de miles de personas que tuvieron que escapar del país para salvar sus vidas y morir lejos de sus seres queridos.

Para sumar todo ese sufrimiento social, emocional y político a nuestro patrimonio de los Derechos Humano, queremos solicitarle al Gobierno de España que el próximo jueves lleve a cabo una declaración institucional, que bajo el lema “18 DE JULIO NUNCA MÁS”, condene la dictadura franquista y respalde a sus víctimas con las que el Estado democrático recuperado tras la dictadura franquista guarda una enorme deuda que está muy lejos de ser saldada.

Cuando en los años 30 del pasado siglo, durante el periodo de la Segunda República, los hombres y las mujeres votaron con sufragio universal, llevando al gobierno a partidos de diferente ideología, nuestra sociedad conoció por primera vez una democracia y un desarrollo político, cultural y educativo sin precedentes.

Cuando en Europa la sombra renovada del fascismo penetra en los parlamentos y en las instituciones es necesario recordar y condenar lo que supuso el ascenso del fascismo al poder y el enorme daño que causó a la sociedad.






°

Carmena la Überfacha

Desde siempre les hemos advertido acerca del personal adscrito a la cutre socialdemocracia españolaza.

Manuela Carmena nos viene a confirmar la suspicacia.

Lean lo que nos comparten en el portal de inSurGente:


La exalcaldesa de Madrid Manuela Carmena (Más Madrid) ha afirmado este martes que los líderes independentistas que impulsaron el 1-O y que están en prisión preventiva «no son presos políticos en absoluto».

«El debate es sobre si ha habido una actitud en contra de la Constitución. El estatus de preso político tiene lugar cuando hay una vulneración de los derechos humanos y no hay Estado», ha esgrimido la exjueza en una entrevista de Rac1.

La secretaria de organización de Catalunya en Comú (el partido de Colau), Susanna Segovia, se ha desmarcado de estas afirmaciones, que ha enmarcado en “opiniones personales”. “Son presos políticos y no cabe otra sentencia que no sea absolutoria”, ha insistido Segovia.

La CUP Barcelona ha exigido  a la alcaldesa Ada Colau que cambie de pregonera de las fiestas de la Mercè después de las polémicas declaraciones de Manuela Carmena sobre el procés y los presos. Lo ha pedido después de que la exalcaldesa de Madrid dijera que Vox es «consecuencia del independentismo» y que «no hay presos políticos».

Los cupaires consideran que «una persona que culpa a todos los que defendieron las escuelas el 1 de octubre y los centenares de heridos en Barcelona de la extrema derecha» no puede ser pregonera y consideran que los las víctimas de la violencia policial «no se merecen esta pregonera». En este sentido, y a pesar de no tener representación en el consistorio, han exigido al Ayuntamiento un cambio «de manera inmediata».



Justo cuando el mundo se entera que lo del ataque en Las Ramblas se fraguó - no podía haber sido de otra manera, era cuestión de castigar al pueblo catalán por su independentismo - en las cloacas de Madrid.






°