viernes, 30 de noviembre de 2012

Estado Vasco Viable

Pronosticamos tremendo entripado para los ultras del unionismo colonialista español. Lean esta nota publicada en Deia:


Etxaide (LAB) cree que no sólo es "posible", sino también "la mejor  opción"
Un estudio realizado por profesores universitarios vascos concluye  que la creación de un estado vasco no es "ninguna ingenuidad" desde  el punto de vista jurídico y, además, la sociedad vasca cuenta con  "recursos económicos y productivos suficientes para hacer frente a un  estado eficaz". Además, perciben "ventajas" con respecto a estados  mayores, según reflejan en este trabajo, encargado por la Fundación  Ipar Hegoa, del sindicato abertzale LAB.
La publicación, denominada 'Euskal estatuari bidea zabaltzen', es una iniciativa en la que han  participado 33 personas, la mayoría procedentes del ámbito  universitario, según ha explicado la representante de la fundación,  Pazis García, en su presentación. 
En este acto, desarrollado en Bilbao, han participado además los  profesores del la UPV/EHU Mario Zubiaga, Txoli Mateos, Julen Zabalo e  Iñaki Antigüedad, además de la secretaria general de LAB, Ainhoa  Etxaide, que ha resaltado que un estado vasco no sólo es "posible"  con "voluntad política", sino que también constituye "la mejor  opción" para los intereses de la sociedad vasca. 
La publicación consta de tres volúmenes sobre el ámbito  jurídico-político, coordinado por Mario Zubiaga, sobre ciudadanía y  cultura, coordinado por Txoli Mateos, y sobre territorios y  socio-economía, coordinador por Iñaki Antigüedad, con los que se  pretende realizar una "aportación cualificada" desde el mundo  académico en "el nuevo tiempo político que se abre en Euskal  Herria". 
Profesionales de distintas disciplinas han analizado "la  viabilidad" de un hipotético estado vasco desde "criterios académicos  al uso" y un objetivo científico de "reflexión seria". Los  participantes, según ha explicado Txoli Mateos, "han imaginado la  construcción de un estado vasco como un proceso lleno de  dificultades" y han reconocido que existen "aspectos totalmente  ventajosos" para la sociedad vasca y que "sería la única manera de  hacer frente a grandes problemas que tiene la sociedad vasca". 
Entre sus principales conclusiones, se constata que la creación de  un estado vasco es "un tema de voluntad de la ciudadanía" y, por  tanto, "son los ciudadanos los que tienen que decidir". Además, se  señala que el estado aún "cumple una función importante como  transmisor de identidad nacional", por lo que se considera que  reivindicar un estado vasco no es "una frivolidad", sino que "está  llena de sentido". 
El estudio indica que, desde un punto de vista jurídico, la  reivindicación de un estado vasco no es "ninguna ingenuidad". Según  ha manifestado Mateos, "Europa ha dicho muy claramente que la  utilización de caminos, de vías democráticas es el único modo de  lograr la independencia y que ésta es totalmente legítima". 
Además, se concluye que "el estado vasco del futuro debería  separar la ciudadanía de la nacionalidad", de modo que "todas las  personas que viven en el País Vasco serán ciudadanos vascos con todos  los derechos y deberes", pero "es posible que pueda haber diferentes  identidades nacionales que tendrán que convivir". 
Se considera también que "un estado vasco, por ser pequeño, puede  tener ventajas respecto a otros grandes". Según ha indicado Mario  Zubiaga, su "escala mediana-pequeña", en la que los vínculos  comunitarios pueden ser "lo suficientemente estrechos", hace que "la  gestión de la complejidad cultural, lingüística, territorial,  económica sea mucho más eficaz" que en ámbitos más amplios. 
Los expertos participantes en el trabajo consideran que la  sociedad vasca cuenta con recursos económicos y productivos  "suficientes para construir y para hacer frente a un estado eficaz". 
"La mejor apuesta" 
Por su parte, Ainhoa Etxaide ha resaltado que, como se evidencia  en este estudio, "construir un estado vasco será difícil, será el  resultado de un proceso largo, pero será un proceso totalmente real,  posible si existe voluntad política". 
Asimismo, ha subrayado que crear un estado vasco, "además de  viable", es "la mejor opción para defender y desarrollar nuestros  intereses como país y como clase". A juicio de LAB, la independencia  no debe ser "una bandera", sino "un proyecto sólido y dotado de  contenidos". 
En palabras de Etxaide, la creación de un estado vasco constituye  "la mejor apuesta que podemos hacer en estos momentos". Por ello, ha  considerado que esta nueva publicación es una aportación para  impulsar un debate "de total actualidad" como es "cuáles son los  instrumentos que se necesitan" en la actual coyuntura para tomar  "decisiones estructurales sobre un nuevo modelo o sobre la salida de  la crisis".  
En inglés 
La publicación ha sido editada en euskera, aunque en el futuro se  pretende realizar una versión en inglés que esté disponible en  internet y se remita a instituciones y universidades de otros país.  Tras su presentación en la Feria de Durango el próximo 7 de  diciembre, se programarán cinco jornadas a lo largo del primer  semestre de 2013 para analizar "más en profundidad" cada uno de los  temas estudiados. 
Se pretende, además, un trabajo "más ambicioso" para "compartir  con los agentes políticos, económicos, sociales y culturales que en  el ámbito independentista existen en Euskal Herria", ha avanzado  García.
Zabalo ha señalado que, en una segunda fase, se analizaría cómo  hacer un estado vasco viable y ha precisado que ese trabajo  corresponde a otros agentes.



°

Visoran a Vinotinto

Excelentes noticias, los equipos emblemáticos vascos de la liga de futbol española continúan poniendo los ojos en judadores de la diáspora, la siguiente nota ha sido publicada en la página venezolana Líder en Deportes:


Alan Navarro
Fernando Aristeguieta ha destacado en lo que va de Torneo con su olfato goleador, manteniendo en la pelea al Caracas FC por la disputa del Apertura. Esto ha despertado el interés de los equipos vascos (Athletic Bilbao y la Real Sociedad), según reseñó el diario Marca
El "colorado" vive un momento dulce con el gol, suma 11 dianas en 9 partidos disputados como titular en lo que va de temporada, convirtiéndose en el pilar ofensivo del equipo capitalino. 
El Vinotinto de 20 años podría tener como próximo destino la Liga de España. Poseedor de ambas nacionalidades (venezolana y española), podría defender los colores del Athletic de Bilbao o la Real Sociedad.
Debido a las políticas del Athletic Bilbao en contratar jugadores de origen vasco, mas la posible salida de Llorente, han llevado a los “leones de San Mamés” a buscar un delantero. Esto facilitaría la llegada de Aristeguieta y ser compañero de otro Vinotinto, Fernando Amorebieta. Por su parte, la Real Sociedad no tiene restricciones en cuanto al origen de sus jugadores y su interés en reforzar la línea ofensiva podrían buscar hacerse con los servicios del “colorado”.
Aristigueta se encuentra disputando el liderato de goles en el Torneo Apertura con once dianas, por detrás del delantero colombiano Norman Cabrera que suma 12 tantos.



°

Racimo de Corruptos

Recién nos venimos a enterar, gracias a una presentación PowerPoint que nos han enviado por correo, de este "escandalito" típico de la corrupta oligarquía borbónica (y sus filiales en las colonias, por supuesto). Lean esta nota publicada en mayo de este año en Luz de Levante:


Pedro Morenés, ministro de Defensa, miembro de la oligarquía vasca, vizconde de Alerón y nieto de grandes de España, fue consejero de la empresa de fabricación de armamento Instalaza entre 2005 y 2007.
Después ocupó el puesto de representante hasta el 4 de octubre de 2011, según recoge el Boletín Oficial del Registro Mercantil. Instalaza fabricaba bombas de racimo. El 31 de octubre de 2011, el diario Cinco Días reveló que Instalaza había decidido recurrir a los tribunales para pedir que el Gobierno le indemnizara con 40 millones de euros en concepto de desagravio por la prohibición del uso, almacenamiento y fabricación de las bombas de racimo en España como consecuencia de la firma del Tratado de Dublín. Sin embargo, esta empresa ya había anunciado en mayo de 2011, cuando Morenés era su representante, que pediría una compensación económica al Ejecutivo en concepto de “daño emergente y lucro cesante”.
Hoy sabemos que Instalaza venderá la deuda a una tercera empresa que a su vez la revenderá y finalmente el ministro pagará diciendo que no es su empresa la que cobra. El dinero saldrá de los impuestos de todos, naturalmente. Nuestro dinero pagando bombas que mutilan a niños.
Porque las submuniciones esparcidas por las bombas fabricadas por Morenés tienen un rango de fallo de entre el 5% y 30%, por lo que pueden quedar bombas enterradas sin explotar siendo peligrosas tiempo después de terminada la guerra. Especialmente para los niños por sus formas llamativas, como pelotitas de tenis o latas de refrescos. ¿De verdad no había en todo el país otra persona que pudiera ser ministro de Defensa?
Según la www.infodefensa.com él mismo ha reconocido en su comparecencia ante la comisión de Defensa del Congreso que su relación no terminó hasta 2009. En enero de 2009 pasó a la Presidencia del Consejo de Administración de Construcciones Navales del Norte. En junio del año 2010 fue nombrado Director General para España de la multinacional francesa de misiles MBDA.



Un tanto cuanto inocente la pregunta que hacen desde la editorial; ¿De verdad no había en todo el país otra persona que pudiera ser ministro de Defensa?

Por favor, eso de "Ministro de Defensa" es un macabro eufemismo, como cuando se insiste en decir que los sionistas de Tel Aviv no tienen un ejército, sino que Israel cuenta con unas "fuerzas de defensa" (que es precisamente lo que significan las siglas IDF, Israeli Defense Forces).

No queridos amigos de la Luz del Levante, el título correcto es Ministro de Guerra, y como tal, Pedro Morénes encaja a la perfección con el perfil; corrupto, maquiavélico, pragmático y sin remilgos acerca de los letales efectos que produce lo que fabrica.

Y ustedes dirán, "bueno, ¿y a este blog que le interesa?".

Amén del posible uso de la violencia por parte del estado español en contra de los pueblos vasco y catalán como desmesurada (pero previsible) reacción a un posible referendo soberanista, no nos podemos olvidar que fue el mismo Morenés el que llevó a cabo aquel repugnante y anacrónico acto en Mungia a los pocos días de que la nota que ahora compartimos fuese publicada.




°

jueves, 29 de noviembre de 2012

Galeano | Gaza


Israel está a lo suyo, exterminar al pueblo palestino. Los genocidas que mueven pulsan los botones de la maquinaria de guerra sionista saben muy bien que cuentan con la complicidad y el contubernio de la comunidad internacional, que por acción u omisión contribuye a la estrategia colonialista que ha dictaminado la desparición de un pueblo entero, un pueblo que resiste, un pueblo al que torpe e injustamente hasta Eduardo Galeano ha llamado terrorista.

Les presentamos este texto, en que el escritor uruguayo expone la crítica situación, pero comete un error garrafal en el proemio, lean ustedes:

Gaza
Eduardo Galeano
Para justificarse, el terrorismo de Estado fabrica terroristas: siembra odio y cosecha coartadas. Todo indica que esta carnicería de Gaza, que según sus autores quiere acabar con los terroristas, logrará multiplicarlos.
Desde 1948, los palestinos viven condenados a humillación perpetua. No pueden ni respirar sin permiso. Han perdido su patria, sus tierras, su agua, su libertad, su todo. Ni siquiera tienen derecho a elegir sus gobernantes. Cuando votan a quien no deben votar, son castigados. Gaza está siendo castigada. Se convirtió en una ratonera sin salida, desde que Hamas ganó limpiamente las elecciones en el año 2006. Algo parecido había ocurrido en 1932, cuando el Partido Comunista triunfó en las elecciones de El Salvador. Bañados en sangre, los salvadoreños expiaron su mala conducta y desde entonces vivieron sometidos a dictaduras militares. La democracia es un lujo que no todos merecen.
Son hijos de la impotencia los cohetes caseros que los militantes de Hamas, acorralados en Gaza, disparan con chambona puntería sobre las tierras que habían sido palestinas y que la ocupación israelí usurpó. Y la desesperación, a la orilla de la locura suicida, es la madre de las bravatas que niegan el derecho a la existencia de Israel, gritos sin ninguna eficacia, mientras la muy eficaz guerra de exterminio está negando, desde hace años, el derecho a la existencia de Palestina. Ya poca Palestina queda. Paso a paso, Israel la está borrando del mapa.
Los colonos invaden, y tras ellos los soldados van corrigiendo la frontera. Las balas sacralizan el despojo, en legítima defensa. No hay guerra agresiva que no diga ser guerra defensiva. Hitler invadió Polonia para evitar que Polonia invadiera Alemania. Bush invadió Irak para evitar que Irak invadiera el mundo. En cada una de sus guerras defensivas, Israel se ha tragado otro pedazo de Palestina, y los almuerzos siguen. La devoración se justifica por los títulos de propiedad que la Biblia otorgó, por los dos mil años de persecución que el pueblo judío sufrió, y por el pánico que generan los palestinos al acecho.
Israel es el país que jamás cumple las recomendaciones ni las resoluciones de las Naciones Unidas, el que nunca acata las sentencias de los tribunales internacionales, el que se burla de las leyes internacionales, y es también el único país que ha legalizado la tortura de prisioneros. ¿Quién le regaló el derecho de negar todos los derechos? ¿De dónde viene la impunidad con que Israel está ejecutando la matanza de Gaza? El gobierno español no hubiera podido bombardear impunemente al País Vasco para acabar con ETA, ni el gobierno británico hubiera podido arrasar Irlanda para liquidar a IRA. ¿Acaso la tragedia del Holocausto implica una póliza de eterna impunidad? ¿O esa luz verde proviene de la potencia mandamás que tiene en Israel al más incondicional de sus vasallos?
El ejército israelí, el más moderno y sofisticado del mundo, sabe a quién mata. No mata por error. Mata por horror. Las víctimas civiles se llaman daños colaterales, según el diccionario de otras guerras imperiales. En Gaza, de cada diez daños colaterales, tres son niños. Y suman miles los mutilados, víctimas de la tecnología del descuartizamiento humano, que la industria militar está ensayando exitosamente en esta operación de limpieza étnica.
Y como siempre, siempre lo mismo: en Gaza, cien a uno. Por cada cien palestinos muertos, un israelí.
Gente peligrosa, advierte el otro bombardeo, a cargo de los medios masivos de manipulación, que nos invitan a creer que una vida israelí vale tanto como cien vidas palestinas. Y esos medios también nos invitan a creer que son humanitarias las doscientas bombas atómicas de Israel, y que una potencia nuclear llamada Irán fue la que aniquiló Hiroshima y Nagasaki.
La llamada comunidad internacional, ¿existe?
¿Es algo más que un club de mercaderes, banqueros y guerreros? ¿Es algo más que el nombre artístico que los Estados Unidos se ponen cuando hacen teatro?
Ante la tragedia de Gaza, la hipocresía mundial se luce una vez más. Como siempre, la indiferencia, los discursos vacíos, las declaraciones huecas, las declamaciones altisonantes, las posturas ambiguas, rinden tributo a la sagrada impunidad.
Ante la tragedia de Gaza, los países árabes se lavan las manos. Como siempre. Y como siempre, los países europeos se frotan las manos.
La vieja Europa, tan capaz de belleza y de perversidad, derrama alguna que otra lágrima mientras secretamente celebra esta jugada maestra. Porque la cacería de judíos fue siempre una costumbre europea, pero desde hace medio siglo esa deuda histórica está siendo cobrada a los palestinos, que también son semitas y que nunca fueron, ni son, antisemitas. Ellos están pagando, en sangre contante y sonante, una cuenta ajena. 


Querido Galeano, ¿por qué el intento de hipócrita equidistancia en los primeros párrafos? Tú sabes muy bien que un pueblo que resiste la embestida de poderes imperialistas va a ser denostado con ciertos epítetos y etiquetas, ¿por qué las repites tú en tus escritos? ¿Realmente no entiendes el verdadero significado de los cohetes que "chambonamente" dispara Hamas?

Y como ya hemos repetido en otros foros, Madrid sí que ha bombardeado impunemente al pueblo vasco, ¿o has olvidado en donde están localizadas Otxandiano, Durango y Gernika?



°

miércoles, 28 de noviembre de 2012

Muguruza en Argentina

Les compartimos esta nota acerca de las andanzas de Fermín Muguruza por tierras argentina, presentando el filme Zuloak. La misma ha sido publicada en la página de Télam Espectáculos:

El rockero, quien se encuentra en la Argentina presentado su filme "Zuloak" sobre un trío femenino de rock vasco, consideró que los políticos españoles "no rompen con el euro porque tienen complejo de inferioridad con sus pares de Francia y Alemania".
Militante de izquierda, vasco independentista `hasta la médula`, Muguruza es una figura esencial del rock a través de sus grupos de punk rock, ska y reggae Kortaku y Negu Gorriak, que sacudieron la escena durante los 80 y los 90.
Su alto compromiso político y sus letras de gran contenido social convirtieron a Mugurza en una figura rebelde tanto en Esukadi Herria (País Vasco) como en España y en América Latina, donde realizó exitosas giras.
Además, Muguruza siempre fue una figura de la autogestión, del camino de la independencia de las discográficas, pero además se caracterizó por tocar en squatts (edificios tomados) tanto en Europa como en América.
Desde hace unos años, financiado por la cadena de noticias árabe Al Jazeera, Muguruza filmó los documentales "Next Music Station Libano" y "Marruecos", en los que recorre la realidad de ambos países árabes contada a través de su música.
También prepara otro documental sobre la música palestina y la situación en la ciudad de Ramallah, y anunció una gira por América Latina con su banda para 2013.
Pero Muguruza es, ante todo, un militante político de la causa vasca, y durante su charla con Télam se refirió a la situación que vive Europa y en especial España.
"Es un desastre. La cantidad de paro (desocupados) ha crecido muchísimo. Han atacado a la cultura subiendo el IVA a las entradas para recitales y hoy tenemos el IVA a espectáculos más alto de Europa", condenó.
Sobre las corrientes autonómicas que crecen en el País Vasco, Cataluña y Galicia, Muguruza opinó: "Se trata de un proceso inevitable, un tren que se ha puesto en marcha. En 10 ó 15 años, a más tardar, en esas regiones estaremos realizando plebiscitos o referendums sobre la autonomía como ocurriera en Escocia con Gran Bretaña y en Nueva Caledonia con Francia".
"No queremos ser independientes para separarnos, sino porque creemos que siendo independientes vamos a estar mucho más unidos", añadió en referencia a estas corrientes.
Con “Zuloak” entre las manos, una docu-ficción sobre la formación de una banda femenina de rock y que está totalmente hablada en euskera, el artista logró darle forma utilizando el sistema de “crowdfunding”, una especie de mecenazgo del público que dona su dinero para financiar la obra.
"Es algo muy interesante, porque la gente puede involucrarse en un proyecto de manera activa. Y, además, invita a romperse la cabeza pensando en fórmulas creativas de conseguir financiación: es la imaginación al poder", explicó Muguruza.
El artista eligió ese camino para no pedirle ayuda al Instituto de Cine español, que también se ha visto afectado por los recortes del gobierno de Mariano Rajoy. "Porque -se ufanó- yo vengo de la autogestión".
"Siempre he estado alejado de las subvenciones, no me he gastado nunca en pedirle dinero a ningún organismo estatal, ni en mi época de músico ni ahora. Pero no dejo que la falta de auspiciantes me paralice, sigo con la idea de concretar la obra", añadió.
A lo largo de sus años con Kortaku y con Negu Gorriak, Muguruza fundó tres sellos independientes: Esan Ozenki Records, Metak y Talka Records.
En “Zuloak” se cuenta cómo se arma la banda que tiene una especie de impulsora en Arrate Rodríguez, que realiza distintas propuestas estéticas y de agitación y propaganda, convirtiéndose en pieza fundamental del grupo con su cámara siempre en mano, dispuesta a registrar todos los movimientos que se realicen para llevar su proyecto adelante.
Las iniciadoras del grupo son la cantante Isaskun Muruaga y Ainhoa Unzueta, la guitarrista, hasta que encuentran a la baterista Naiara Goikoetxea.
Con una formación a lo White Stripes, con un sonido entre el punk y el garage rock, Zuloak comienza a dar sus primeros shows en "gasteches", centros culturales que se han formado en edificios o fabricas abandonadas.
Pero además la banda se caracteriza por sus letras con una fuerte impronta feminista, ya que, según Muguruza, la idea era "echar una mirada sobre el protagonismo de las mujeres y cómo ellas buscan su espacio".
Muguruza cuestionó el "machismo existente en todos los países, algo que se traduce en la violencia de género, en las violaciones y en la falta de respuesta de las instituciones”.
En el filme también se ven discusiones sobre el sexo, la situación actual del mundo, las tribus y los estilos rockeros, la elección de la lengua euskera para cantar y la denostación de la familia y los sistemas de control social.
"Zuloak" tiene un punto álgido cuando la vocalista Izaskun decide abandonar el grupo y la grabación se paró por varias semanas hasta que ingresó Tania de Sousa, una vikinga rubia que ya había cantado en otros grupos vascos.
Además, a lo largo de la película se pueden ver los testimonios de las mujeres que marcaron la historia del rock radical vasco y de la mayoría de los grupos actuales, integrados o liderados por mujeres.
Hoy el grupo grabó su primer disco y sigue de gira, mientras que el filme ya se vio en los festivales de cine de San Sebastián, Berlín, el Doca Mexico y Mar del Plata.





°

Galeano | El Imperio del Consumo


Nos han hecho llegar este texto por correo electrónico:


Eduardo Galeano
El imperio del consumo

La explosión del consumo en el mundo actual mete más ruido que todas las guerras y arma más alboroto que todos los carnavales. Como dice un viejo proverbio turco, quien bebe a cuenta, se emborracha el doble.
La parranda aturde y nubla la mirada; esta gran borrachera universal parece no tener límites en el tiempo ni en el espacio. Pero la cultura de consumo suena mucho, como el tambor, porque está vacía; y a la hora de la verdad, cuando el estrépito cesa y se acaba la fiesta, el borracho despierta, solo, acompañado por su sombra y por los platos rotos que debe pagar.
La expansión de la demanda choca con las fronteras que le impone el mismo sistema que la genera. El sistema necesita mercados cada vez más abiertos y más amplios, como los pulmones necesitan el aire, y a la vez necesita que anden por los suelos, como andan, los precios de las materias primas y de la fuerza humana de trabajo. El sistema habla en nombre de todos, a todos dirige sus imperiosas órdenes de consumo, entre todos difunde la fiebre compradora; pero ni modo: para casi todos esta aventura comienza y termina en la pantalla del televisor. La mayoría, que se endeuda para tener cosas, termina teniendo nada más que deudas para pagar deudas que generan nuevas deudas, y acaba consumiendo fantasías que a veces materializa delinquiendo.
El derecho al derroche, privilegio de pocos, dice ser la libertad de todos. Dime cuánto consumes y te diré cuánto vales. Esta civilización no deja dormir a las flores, ni a las gallinas, ni a la gente. En los invernaderos, las flores están sometidas a luz continua, para que crezcan más rápido. En las fábricas de huevos, las gallinas también tienen prohibida la noche. Y la gente está condenada al insomnio, por la ansiedad de comprar y la angustia de pagar. Este modo de vida no es muy bueno para la gente, pero es muy bueno para la industria farmacéutica.
EEUU consume la mitad de los sedantes, ansiolíticos y demás drogas químicas que se venden legalmente en el mundo, y más de la mitad de las drogas prohibidas que se venden ilegalmente, lo que no es moco de pavo si se tiene en cuenta que EEUU apenas suma el cinco por ciento de la población mundial.
«Gente infeliz, la que vive comparándose», lamenta una mujer en el barrio del Buceo, en Montevideo. El dolor de ya no ser, que otrora cantara el tango, ha dejado paso a la vergüenza de no tener. Un hombre pobre es un pobre hombre. «Cuando no tenés nada, pensás que no valés nada», dice un muchacho en el barrio Villa Fiorito, de Buenos Aires. Y otro comprueba, en la ciudad dominicana de San Francisco de Macorís: «Mis hermanos trabajan para las marcas. Viven comprando etiquetas, y viven sudando la gota gorda para pagar las cuotas».
Invisible violencia del mercado: la diversidad es enemiga de la rentabilidad, y la uniformidad manda. La producción en serie, en escala gigantesca, impone en todas partes sus obligatorias pautas de consumo.
Esta dictadura de la uniformización obligatoria es más devastadora que cualquier dictadura del partido único: impone, en el mundo entero, un modo de vida que reproduce a los seres humanos como fotocopias del consumidor ejemplar.
El consumidor ejemplar es el hombre quieto. Esta civilización, que confunde la cantidad con la calidad, confunde la gordura con la buena alimentación. Según la revista científica The Lancet, en la última década la «obesidad severa» ha crecido casi un 30 % entre la población joven de los países más desarrollados. Entre los niños norteamericanos, la obesidad aumentó en un 40% en los últimos dieciséis años, según la investigación reciente del Centro de Ciencias de la Salud de la Universidad de Colorado.
El país que inventó las comidas y bebidas light, los diet food y los alimentos fat free, tiene la mayor cantidad de gordos del mundo. El consumidor ejemplar sólo se baja del automóvil para trabajar y para mirar televisión. Sentado ante la pantalla chica, pasa cuatro horas diarias devorando comida de plástico.
 
Triunfa la basura disfrazada de comida: esta industria está conquistando los paladares del mundo y está haciendo trizas las tradiciones de la cocina local. Las costumbres del buen comer, que vienen de lejos, tienen, en algunos países, miles de años de refinamiento y diversidad, y son un patrimonio colectivo que de alguna manera está en los fogones de todos y no sólo en la mesa de los ricos. Esas tradiciones, esas señas de identidad cultural, esas fiestas de la vida, están siendo apabulladas, de manera fulminante, por la imposición del saber químico y único: la globalización de la hamburguesa, la dictadura de la fast food. La plastificación de la comida en escala mundial, obra de McDonald's, Burger King y otras fábricas, viola exitosamente el derecho a la autodeterminación de la cocina: sagrado derecho, porque en la boca tiene el alma una de sus puertas.
El campeonato mundial de fútbol del 98 nos confirmó, entre otras cosas, que la tarjeta MasterCard tonifica los músculos, que la Coca-Cola brinda eterna juventud y que el menú de McDonald's no puede faltar en la barriga de un buen atleta. El inmenso ejército de McDonald's dispara hamburguesas a las bocas de los niños y de los adultos en el planeta entero. El doble arco de esa M sirvió de estandarte, durante la reciente conquista de los países del Este de Europa. Las colas ante el McDonald's de Moscú, inaugurado en 1990 con bombos y platillos, simbolizaron la victoria de Occidente con tanta elocuencia como el desmoronamiento del Muro de Berlín.
Un signo de los tiempos: esta empresa, que encarna las virtudes del mundo libre, niega a sus empleados la libertad de afiliarse a ningún sindicato.
McDonald's viola, así, un derecho legalmente consagrado en los muchos países donde opera. En 1997, algunos trabajadores, miembros de eso que la empresa llama la Macfamilia, intentaron sindicalizarse en un restorán de Montreal en Canadá: el restorán cerró. Pero en el 98, otros empleados de McDonald's, en una pequeña ciudad cercana a Vancouver, lograron esa conquista, digna de la Guía Guinness.
 
Las masas consumidoras reciben órdenes en un idioma universal: la publicidad ha logrado lo que el esperanto quiso y no pudo. Cualquiera entiende, en cualquier lugar, los mensajes que el televisor transmite. En el último cuarto de siglo, los gastos de publicidad se han duplicado en el mundo. Gracias a ellos, los niños pobres toman cada vez más Coca-Cola y cada vez menos leche, y el tiempo de ocio se va haciendo tiempo de consumo obligatorio. Tiempo libre, tiempo prisionero: las casas muy pobres no tienen cama, pero tienen televisor, y el televisor tiene la palabra.

¿Perdonar?

Les compartimos este texto publicado por nuestro amigo Koldo Mikel en su blog Mis Obras:

En la cárcel luché contra todos por enseñarles que soy vasco. Al que me llamaba español no le contestaba. Para enojarme y en plan de bromas, algunos me gritaban español. Mi respuesta era contundente ¡Chinga a tu madre¡ Enseñé que los vascos somos vascos, muchos me pedían explicaciones y se las daba y así, fui El Vasco de Chiconautla.
Me avergüenza e indigna que me llamen español, mi orgullo, inmenso orgullo, es el ser vasco y como tal, haber militado en ETA, nuestro glorioso ejército de liberación nacional. Antes de militar en ETA, vi cómo los españoles masacraban a nuestro pueblo, cómo torturaban y asesinaban a nuestros hermanos, a nuestros patriotas. En estos bestiales crímenes perdí a mi queridísimo amigo Santos Blanco, un auténtico hermano.
Son muchos, en nuestra moderna historia, entre nuestros soldados y entre gente del pueblo, que han sido asesinados por las tropas invasoras españolas, son cerca o más de 300, a esto hay que añadir los miles de torturados por el simple hecho de ser vascos y que decir de los miles de exiliados que hemos tenido que dejar nuestra amada patria mientras que la bota extranjera sigue mancillando nuestro suelo; pero aparte, a nuestro pueblo, el pertenecer a esa España que no queremos y a lo largo de nuestra historia, le ha costado otros miles de muertos, cómo olvidar Guernica, donde mujeres, niños y ancianos fueron masacrados sin piedad. Sé que sucedió esto último hace muchos años y bajo otras circunstancias, sin embargo, es parte de nuestra historia y no deja de ser por lo mismo de pertenecer por la fuerza a esa España de la que tan sólo queremos separarnos para formar una nación libre y soberana como nos pertenece.
Ahora, lleno de indignación, veo como nacionalistas, hermanos, hablan de la deshonrosa actitud de pedir perdón al invasor, a los familiares de los ejecutados por nuestros patriotas.
¿Cómo es posible tal actitud? ¿Para eso dieron sus generosas vidas nuestros patriotas? La muerte de mi amigo Santos no la pagan ni con la vida de cien millones de asesinos como quien lo mató y lo mismo sucede con la de tantos y tantos hermanos asesinados por las fuerzas invasoras españolas.
Veo en El País, a llamados abertzales, guardar silencio en el aniversario de la muerte de unos txakurras españoles disfrazados de vascos. ¿Es que acaso esos malditos que usan txapela en la paz y se ponen sus cascos para reprimir a nuestro pueblo, no han destruido a nuestros comandos, no han encarcelado a nuestros hermanos, no han llegado a asesinar a nuestros patriotas?
Un día una persona me preguntaba en México si había ganado algo con eso. Viendo la heroica lucha que mi pueblo llevaba por su libertad, cómo luchaba cuando asesinaban a un patriota haciendo una impresionante huelga general y participando en mil batallas contra las fuerzas invasoras españolas, respondí lleno de orgullo que por un pueblo así merece la pena luchar, merece la pena morir. Más hoy, ante una total bajeza, no sé si sentir orgullo o vergüenza de ser vasco, bueno, la vergüenza nunca la sentiré, pues sé que todavía nos queda mucha gente por la que merece la pena luchar y que son dignos representantes de nuestro  noble y buen pueblo y además y lo principal, tenemos a nuestra Euskal Herria, Pero esto del perdón no tiene nombre, si alguien debe pedir perdón son ellos a nosotros, sin embargo ese perdón no lo necesitamos, pues nuestros patriotas no dieron sus vidas para que les pidan perdón, la dieron por conseguir una patria libre y justa.
Mantegamos la dignidad por encima de todo, pues ésta es nuestra razón, la razón de un pueblo que lucha por su justa libertad, sus muertos, ellos se lo buscaron por invadir un país que no es suyo o por colaborar con esas fuerzas invasoras de uno u otro modo, a los nuestros, nosotros les lloraremos o mejor todavía, los pondremos donde se merecen, en los altares de la patria y serán nuestro orgullo y el orgullo de futuras generaciones cuando semos libres.
Señores de la izquierda vasca, señores que un día lucharon al parecer para verse bien ante el pueblo y que por lo que se ve la propaganda fascista del invasor les ha vuelto idiotas y les ha lavado el cerebro, dejen de arrastrar la dignidad de nuestro pueblo por los suelos y pónganse a luchar para que un día seamos libre y entonces sí, haya una paz auténtica con los españoles y con todo el mundo.




°

Reacios al Diálogo

Cada día que amanece sabemos que contaremos con una declaración por parte de algún funcionario del régimen borbónico franquista con respecto al proceso de paz propuesto por la sociedad vasca.

También sabemos que dicha declaración será una muestra más de que la clase política española se quedó anclada en el siglo XV.

Para muestra, la bravuconería y prepotencia de Jorge Fernández Díaz retratadas en esta nota publicada por Naiz.info:


Tras ser preguntado por el diputado de Amaiur Xabier Mikel Errekondo sobre si va a responder de modo efectivo al segundo punto de la Declaración de Aiete, el ministro de Interior español ha sido tajante: «No hay peor sordo que el que no quiere oír, mi respuesta es rotundamente no».
Ion Telleria
El ministro de Interior español, Jorge Fernández Díaz, ha cerrado cualquier posibilidad de hablar con ETA sobre las consecuencias del conflicto. Lo ha hecho en el Congreso de los Diputados tras una pregunta del diputado independentista vasco Xabier Mikel Errekondo, que le ha demandado si el Gobierno español va a responder de modo efectivo al segundo punto de la Declaración de Aiete.
El ministro español le ha respondido que su Gobierno no va a reconocer a ETA como sujeto y que no necesitan de mediadores para hacer frente a la situación, «no los hemos necesitado para derrotarla y no los necesitamos para disolverla».
Ha añadido que seguirán por la vía policial y que cuando logren disolver a ETA «el Gobierno sabrá gestionar el día después». Fernández Díaz ha afirmado que «la dialéctica de las causas y consecuencias del conflicto» no es la suya y que su diagnóstico es «que ha habido una organización terrorista que ha pretendido imponer con la violencia sus objetivos fanáticos».
Blair, Santos y la disposición de ETA
Xabier Mikel Errekondo se ha apoyado en su pregunta en una cita textual de Tony Blair en la que el ex primer ministro británico decía que «todos debemos trabajar para que la paz sea irreversible», también se ha referido al presidente colombiano Juan Manuel Santos y ha recordado sus palabras al inicio de las conversaciones con las FARC en las que decía que «cualquier proceso de paz debe llevar al fin del conflicto, y no a su prolongación».
Errekondo ha hecho incapié en que «la resolución del conflicto pasa por dialogar entre diferentes» y ha recordado que ETA ya dio su respuesta positiva «proponiendo una agenda y plazos sobre presos, desarme, desmilitarización y víctimas».



°

martes, 27 de noviembre de 2012

Catalunya Hacia la Independencia

Se ha publicado la siguiente nota en la página de 20 Minutos:


La Candidatura d'Unitat Popular entra en el Parlament catalán
La Candidatura d'Unitat Popular (CUP) es el nuevo partido que se estrena en el Parlament catalán, con tres diputados, tras obtener más de 126.000 votos, el 3,48% de los emitidos en estas elecciones autonómicas del 25-N.
La CUP —cuya cabeza de lista en estos comicios es David Fernàndez— es una formación independentista y de izquierdas, que reivindica la democracia participativa, la igualdad social, la construcción nacional de los "Países Catalanes", las políticas de desarrollo sostenible y la promoción del tejido asociativo.
Aunque se presentan por primera vez a las autonómicas, tienen una importante representación en el ámbito municipal, ya que cuentan con cuatro alcaldías y 101 concejales en Cataluña. Este partido, que tiene entre sus candidatos al exjugador del Barça Oleguer Presas, ha logrado aglutinar a votantes soberanistas, indignados por los recortes sociales y descontentos, en general, con los partidos mayoritarios.
Sueldo máximo de 1.600 euros
Entre sus principios de acción política destacan la limitación de mandatos de los diputados de la CUP a una sola legislatura, así como el establecimiento de un sueldo máximo de 1.600 euros al mes para los cargos electos. La formación también se ha comprometido a tomar las  decisiones "de manera abierta y participativa" y trasladar al Parlament las propuestas y demandas de los movimientos populares, entidades y ciudadanía, a través de procesos “de toma de decisiones que se fundamenten en la democracia directa, activa, participativa e inclusiva”.
Otro de sus principios es evitar la duplicidad de cargos en las instituciones y en la misma organización, para evitar la acumulación de poder. Igualmente, los parlamentarios de la formación tendrán siempre en cuenta "el marco nacional de los Países Catalanes", apostarán por la simplificación administrativa, y harán énfasis en el papel del municipalismo “como la herramienta real de transformación social que hace falta potenciar”.
El poder de la militancia
El programa de la CUP es un documento elaborado de manera participativa y colaborativa por la militancia y múltiples agentes y sectores sociales de la izquierda independentista. El documento se basa en cuatro grandes bloques, que tienen por título Por la construcción nacional, Por un nuevo modelo social, económico y cultural, Por la igualdad de oportunidades, libertades, y derechos sociales y laborales y Por la defensa del territorio.
Critica el actual modelo de la Unión Europea, que consideran al servicio del neoliberalismo Respecto al primer bloque, la CUP defiende la independencia de Cataluña, y la lucha hacia "una república de los Países Catalanes por una democracia real y directa", que tenga el catalán como "lengua común y preferente". La formación también critica el actual modelo de la Unión Europea, que consideran al servicio del neoliberalismo y el capitalismo, y apuesta por "un marco de relaciones euromediterráneas de los pueblos libres".
Por la nacionalización de la banca
Quieren aplicar una moratoria de desahucios “por el derecho a la vivienda"El segundo bloque apuesta por poner fin a los recortes y trabajar por la nacionalización de la banca y las entidades intervenidas con dinero público, así como el establecimiento de las "medidas legales al alcance para encausar y juzgar a los responsables económicos y políticos de la actual situación económica y social". También hace énfasis en la necesidad de tender a la soberanía económica y apuesta por el "no pago de la deuda pública ilegítima a los fondos de inversión y la banca internacional". El documento también hace referencia a la necesidad de recuperar la propiedad colectiva y la gestión pública y democrática de los sectores estratégicos clave, así como las fuentes de energía y los recursos naturales.
El tercer bloque programático hace referencia al reparto del trabajo y la riqueza, y apuesta por "la derogación de las reformas laborales y el establecimiento de un nuevo marco de relaciones laborales de los Países Catalanes". También defiende derogar leyes "discriminatorias" como la de extranjería y aplicar una moratoria de desahucios "por el derecho a la vivienda y a la tierra". Este bloque incluye la defensa de unos "servicios sociales públicos, de calidad y únicos", así como el avance hacia una sociedad no patriarcal". Finalmente, el cuarto bloque apuesta por un modelo territorial respetuoso con el medio y al servicio de las personas, "unos Países Catalanes" sin nucleares y con un modelo energético ecológico.


En horabuena al pueblo catalán.


°

Independentistak en el Cono Sur


Les compartimos este comunicado de parte de Independentistak que nos ha sido enviado por correo electrónico:

Exitosa gira de charlas y presentaciones de la Red Independentistak en Uruguay, Argentina y Chile
La gira independentista comenzó en Uruguay con diversas presentaciones y reuniones de representantes de la Red con personas de la colectividad vasca en Montevideo y Flores. Posteriormente, la reivindicación independentista llegó a la Semana Nacional Vasca de Argentina, celebrada en esta ocasión en Rosario, provincia de Santa Fé. Floren Aoiz, representante de la Red Independentistak, invitada oficialmente por el Zazpirak Bat de Rosario, ofreció una charla el viernes de la Semana Vasca, con presencia de más de setenta personas. El reclamo de independencia estuvo presente también en otros momentos de la actividad, como la kalejira del sábado o las romerías, comidas y cenas, mediante la presencia de los pañuelos verdes y otros símbolos del independentismo.
Una representación de Independentistak tuvo el honor, también, de participar en el almuerzo que el Centro Vasco de San Nicolás organizó para conmemorar los diez años de contribución a la comunidad ofreciendo comidas gratuitas a estudiantes de los centros escolares más humildes de la localidad. En esta ocasión fueron más de mil los participantes en el almuerzo, que contó con presencia de dantzaris y la sorpresiva visita de un helicóptero que lanzó confettis con los colores de la ikurriña.
Posteriormente, Floren Aoiz siguió su viaje y ofreció sendas conferencias organizadas por la Asociación Gerora en la ciudad de Córdoba y en Euskaltzaleak y Eusketxe de la ciudad de Buenos Aires.
La gira continuó con una exitosa conferencia en la Biblioteca de la Legislatura de Río Negro en Viedma, a la que asistieron más de sesenta personas. Periódicos, radios y televisiones se hicieron eco de la presencia de Aoiz y dieron así a conocer las justas reivindicaciones del pueblo vasco. 
Aoiz se entrevistó más tarde en Bahía Blanca con personas de la colectividad vasca y siguió viaje a Mendoza, donde se celebró una nueva charla de presentación. 
Por primera vez desde el nacimiento de Independentistak, la Red ha llegado a Chile. Aoiz mantuvo contactos con diversas personas interesadas en impulsar el independentismo en la colectividad vasca y realizó varios actos en universidades y una presentación. 
En todas estas actividades ha podido apreciarse el creciente interés de la diáspora por la situación de crisis económica, cambios políticos y avance del independentismo que se está viviendo en Euskal Herria.
Con esta tercera gira de Independentistak son varios cientos las personas de diferentes ámbitos geográficos y diversas ideologías de la diáspora vasca que han podido conocer de primera mano la propuesta de la Red Independentistak.
Sigue avanzando, por tanto, gracias a la maravillosa acogida de amplios sectores de la colectividad vasca en estos países, la extensión de esta Red en los territorios australes americanos.
Independentistak se plantea ahora consolidar su presencia en estos tres países, ampliar los contactos a nuevas zonas y ciudades y avanzar en la extensión de la Red en México y Venezuela y algunas ciudades europeas. Se invita por tanto a cualquier persona interesada en colaborar en la presentación de la Red en esos dos países o, por supuesto, cualquier otro, se ponga en contacto con nosotras y nosotros en la dirección diaspora@independentistak.net



°

Pidiendo Perdón


Nos han enviado este texto por correo electrónico:

Pedir perdón
¿Tiene que pedir perdón el jefe del estado español por el terrorismo de estado? ¿Tiene que pedir perdón el presidente del gobierno por la impunidad garantizada a las torturas de miles de ciudadanos vascos? ¿Tienen que pedir perdón quienes callaron ante la guerra sucia y el terrorismo de estado? ¿Tienen que pedir perdón quienes torturaron y asesinaron a Lasa y Zabala? ¿Tienen que pedir perdón quienes organizaron el GAL, el señor X y todos los que se forraron contratando asesinos para matar  a tantos y tantos vascos? ¿Tiene que pedir perdón quien mató a Germán? ¿Tiene que pedir perdón quien mató a Manzanas? ¿ Tiene que pedir perdón quien puso una bomba en el cuartel de la guardia civil? ¿Tiene que pedir perdón quien mató a Buesa? ¿Tienen que pedir perdón quienes defendieron y consintieron con la lucha armada de ETA? ¿Tiene que pedir perdón quien organizó la bomba de la T4?
Así podríamos hacernos miles de preguntas, y solo hay una respuesta. Nadie tiene obligación de pedir perdón a nadie. Nadie tiene derecho a exigir a nadie que pida perdón  Pedir perdón es abrir el corazón al ofendido y enseñarle lo que hay dentro, y esto, aunque es el acto mas digno y valioso que jamás alguien podría imaginar en la resolución de un conflicto y entre las partes  ofendida y ofensora, nadie en este mundo tiene derecho a exigirlo. Pedir perdón al ofendido, es un acto magnifico y propio de personas dignas y de  una gran talla humana, pero solamente depende de la libre decisión. Nadie en este mundo, jamás, tendrá derecho a exigirlo.
Quien exige a la otra parte que pida perdón  solamente busca humillar a la otra parte y quedar ante la sociedad como bueno, mientras el otro queda como malo. Esto es indigno de personas honestas y de personas que quieren resolver una situación conflictiva.
La sociedad y por ende, las partes de un conflicto donde ha habido ofendidos y ofensores por las dos partes, solamente tienen un camino para saber qué hay en el corazón de la otra parte y si su deseo de paz y resolución es verdadero. Este camino es sola y exclusivamente, lo que haga la otra parte y si eso que hace va encaminado al objetivo deseado, de que el conflicto entre ofendidos y ofensores sea resuelto. Todos los otros gestos y actitudes, incluido el reconocimiento de el daño ocasionado, pertenece a la decisión personal de cada parte. Cuando una de las partes de un conflicto es capaz de reconocer ante su victima el daño ocasionado y manifestar su dolor, no digamos ya , si llega a pedir perdón por ese daño ocasionado, está haciendo lo mejor que un ser humano puede hacer  ante su victima en un conflicto.
En la situación actual que vivimos en Euskalerria, en la que ha habido muchos ofensores y muchos ofendidos y tanto una parte como la otra han realizado acciones y organizaciones que han creado mucho dolor, debemos mirar a qué hace cada parte y si lo que hace está encaminado a resolver el conflicto que trajo como consecuencia tanto dolor.
¿Qué ha hecho ETA y la Izquierda Habertzale hasta este momento de cara a resolver el conflicto? ¿Qué ha hecho hasta el momento el estado español, la policía y los políticos españoles, hasta este momento de cara a resolver el conflicto?
La sociedad vasca y el mundo exterior, miran a unos y otros, pero tanto los de aquí como los de fuera, muestran su decepción, porque va pasando el tiempo y solamente una de las partes ha hecho gestos y ha dado pasos en sus acciones y decisiones que muestra deseos de paz y resolución. Mientras que la otra parte continua con sus sistemas represivos y su actitud de que aquí no pasa nada y la victoria es nuestra, porque para eso tenemos las armas. Incluso hay quienes ante ciertas actitudes, dicen que en el estado español hay muchos que lamentan el cese de la actividad armada de ETA. Lamentan el final del conflicto armado, porque temen al conflicto político.
¿Habrá alguien entre los intelectuales españoles, que les ayude a mirarse en un espejo y ver lo que están haciendo? 
Es cierto que siempre que hay un conflicto y se plantea su resolución, la parte que  teme perder, niega la existencia del conflicto, porque no entiende que nadie pueda ganar si el otro no pierde, pero un buen negociador, ha de ayudar a que todos entiendan que es posible resolver un conflicto en el que tanto una parte como la otra salgan ganando. Los vascos ganaríamos muchísimo y España también.



°

Euskal Herria para "Principiantes"


Vía Kaos en la Red nos llega este texto preparado por los compañeros de Askapena, el mismo podría ser considerado como un curso de inmersión para todos aquellos que deseen familiarizarse con el pueblo vasco, su historia y su actual gesta por la recuperación de su soberanía. Aquí se los compartimos: 

Brigada de Askapena en Bolivia 2012
Euskal Herria es un milenario pueblo situado en Europa a ambos lados de los montes Pirineos occidentales, entre España y Francia. De orografía predominantemente montañosa y bañada por el mar Cantábrico, Euskal Herria tiene una superficie de 20.497 km2 y una población de en torno a 3 millones.
Euskal Herria es un milenario pueblo situado en Europa a ambos lados de los montes Pirineos occidentales, entre España y Francia. De orografía predominantemente montañosa y bañada por el mar Cantábrico, Euskal Herria tiene una superficie de 20.497 km2 y una población de en torno a 3 millones de habitantes.
El principal elemento identitario del Pueblo Vasco es su lengua, el euskara, que ya se hablaba en el Neolítico. A pesar de ser nuestro mayor tesoro, la utilización del euskara está sufriendo un paulatino retroceso debido a los ataques y marginación de que es objeto unido a la falta de instrumentos a nivel nacional que lo protejan y fomenten.
La bandera del Pueblo vasco es la ikurriña, creada en 1894, aunque durante los siglos anteriores diversos fueron los símbolos que representaban Euskal Herria, como por ejemplo el Arrano Beltza (Aguila Negra).
Euskal Herria está formada por 7 provincias o territorios históricos, estando antinaturalmente dividida y administrada por los estados español y francés. Consecuencia de una colonización por parte de España que tiene como fecha clave el año 1512.
Lapurdi, Zuberoa y Nafarroa Beherea (la parte norte de Nafarroa) constituyen Iparralde o la parte norte de Euskal Herria, y están bajo administración francesa. Las provincias bajo administración española están divididas a su vez en dos comunidades autonómicas: Comunidad Autónoma Vasca (C.A.V., que incluye Araba, Gipuzkoa y Bizkaia) y Comunidad Foral de Navarra (parte sur de Nafarroa).
En Euskal Herria, el grupo internacionalista vasco llamado  Askapena, nace en 1987 a partir de los comités de solidaridad surgidos al calor de la Revolución sandinista buscando canalizar la solidaridad del Pueblo Vasco hacia ese proceso revolucionario. De la defensa de lo que se consideraba una vanguardia revolucionaria inequívoca se pasa a canalizar la solidaridad a diversos proyectos antiimperialistas y de transformación: Revolución cubana, procesos de liberación nacional latinoamericanos, Sahara, Palestina, Irak, Kurdistan, ... Asimismo se diversifica el objeto de la solidaridad a los procesos de liberación nacional que tienen lugar en europa: Irlanda, Catalunya, Galiza, Bretaña, Corsica, ... En éste contexto de encuentran las brigadas que éste año se han organizado en Bolivia, dando paso hacia la consolidación de estos dos pueblos, el Boliviano y el Euskaldun.
Entre las actividades que desarrolla Askapena se podrían destacar el envío de brigadas (Palestina, Irlanda, Mexiko, Pueblo Kuna Yala, Pueblo Mapuche, Cuba, Venezuela, Colombia, Bolivia, Ecuador, Uruguay, Argentina, …) para conocer de primera mano los procesos de otros pueblos y recabar solidaridad hacia el Pueblo Vasco, el trabajo con otros organismos vascos y la celebración de jornadas internacionalistas para difundir en el seno del Pueblo Vasco la necesidad de la solidaridad internacionalista, actividades de concienciación y difusión de las luchas de otros pueblos (charlas, artículos, programas de radio, giras de compañeros de otros pueblos...), participación en diversas plataformas tanto a nivel local como nacional e internacional ...
La historia ofrece innumerables ejemplos de la necesidad del internacionalismo para que los pueblos puedan liberarse y consolidar sus proyectos de pueblo frente a las inevitables agresiones del imperialismo. Por muy organizado que sea, por mucha capacidad de lucha y de sufrimiento que tenga, un pueblo no podrá resistir dicha agresión si se enfrenta sólo al imperialismo. La solidaridad entre los pueblos no es por tanto sólo un principio ético sino que es una necesidad de supervivencia. Sin una solidaridad recíproca entre los pueblos en lucha, sin una red de pueblos solidarios entre sí y que caminen conjuntamente hacia su liberación no será posible que la alcancen.
Mientras no podamos ejercer solidaridad como pueblo soberano deberán existir organizaciones como Askapena que  canalicen la solidaridad de los sectores independentistas y de izquierdas del Pueblo vasco hacia los demás pueblos y que, a su vez, canalicen la solidaridad de pueblos, movimientos y organizaciones de todo el mundo hacia nuestro proceso de liberación nacional y social. La solidaridad recíproca es en esencia el fundamento definitorio de Askapena.        
Conquista del Reino de Navarra y sucesivos años
El origen de los vascos sigue siendo fuente de muchas hipótesis. La lengua vasca, el euskera, es para algunos autores el hilo conductor que permite investigar sus orígenes y que confirma, por sus modificaciones e influencias, las relaciones de los vascos con los pueblos que han atravesado sus tierras a lo largo de la historia. Lo que sí es cierto es que los vascos siempre han luchado por defender su territorio, anteriormente configurado como el Reino de Navarra, de las conquistas externas que se han dado a lo largo de la historia.
Edad media
Ya en el siglo VIII. Los musulmanes llegaron a lo que actualmente es Nafarroa y así controlaron el paso por los Pirineos. En el año 778 se dio la batalla conocida como la Batalla de Roncesvalles, en la que se dice que los vascos del territorio navarro lograron derrotar al ejército franco de Carlomagno, después de que estos invadiesen el norte de España.
Desde el punto de vista político-institucional, Araba, Gipuzkoa y Bizkaia (actualmente la Comunidad Autonoma Vasca, implementado por la fuerza en la parte Española) tras oscilar a lo largo de la Edad Media entre las órbitas navarra y castellana, se integraron en la Corona de Castilla en diferentes momentos de la historia, conservando sus propias leyes e instituciones. Nafarroa, por su parte, tuvo su propia evolución como reino independiente, a caballo entre Castilla, Aragón y Francia, pero su debilidad entre vecinos tan poderosos, especialmente tras la unificación de las Coronas de Aragón y Castilla con los Reyes Católicos, desembocó en la ocupación de la parte peninsular del Reino de Navarra por un ejército castellano en 1512 y su incorporación forzosa a Castilla. Esta es la fecha en que los vascos toman en cuenta en la conquista de la actual Euskal Herria, ya que fue el año en que cayó la última resistencia de Nafarroa.
Posteriormente, primero Juan de Albret y Enrique II de Navarra intentaron recuperar Navarra en tres ocasiones, en el mismo año de 1512, en 1516 y el más importante que se realizó en 1521 reinando ya Carlos I de España. Aun y así, en 1524, la Navarra peninsular, manteniéndose como reino, quedó consolidada en la corona de Castilla.
Siglos XVIII-XIX
Tras la Revolución Francesa, el Reino de Navarra quedó disuelto en la República Francesa. Las tierras navarras quedaron así divididas entre España y Francia, hasta hoy en día y  el autogobierno de las provincias vascas del norte tuvo su fin.
Los vascos de Guipuzkoa, Bizkaia y Araba, que ya estaban integrados en la Corona de Castilla, seguían con un amplio grado de autogobierno: los fueros daban a cada región vasca leyes locales, impuestos y tribunales independientes. Estos fueros eran diferentes para cada región.
Más adelante, cuando los ejércitos napoleónicos invadieron España y el Reino de Navarra, encontraron casi desde el principio una fuerte resistencia. Como los franceses entraron en el territorio como aliados del gobierno español, fueron bien recibidos. Las primeras tropas cruzaron el Bidasoa en otoño de 1807, teóricamente rumbo a Portugal. Al cabo de un par de meses los franceses comenzaron a ocupar todo el territorio vasco, provocando una creciente desconfianza. El punto de inflexión fue la toma a traición de la Ciudadela de Pamplona, en febrero de 1808. A partir de aquel momento empezaron acciones de guerrilla a pequeña escala contra los franceses, patrón de conducta que se repitió en otras provincias españolas. Posteriormente en el País Vasco y Navarra se dio también el movimiento guerrillero contra Napoleón.
Durante las varias guerras civiles que sufrió España en el siglo XIX, los fueros fueron defendidos por los tradicionalistas y nominalmente absolutistas carlistas, mientras que las luego victoriosas fuerzas constitucionalistas se oponían a ellos. Los carlistas reclamaban la corona de España para  Carlos, el cual había prometido defender el sistema foral vasco y navarro.
Por otro lado, las fuerzas del ejército isabelino tuvieron apoyos vitales en las grandes ciudades vascas, como Bilbo, así como de los británicos y por legiones portuguesas, ya que estos gobiernos apoyaron a Isabel contra los carlistas. Fruto de la influencia de la Iglesia Católica, y temiendo que bajo la igualadora constitución liberal los fueros fueran eliminados, los vascos españoles de las zonas rurales se unieron masivamente al ejército tradicionalista, al cual pagaban en gran medida los gobiernos de las provincias vascas. 
Durante la primera guerra Carlista (1833-1839) al aumentar entre los carlistas las diferencias entre los bandos Apostólico (el bando oficial) y Navarro (el bando de base vasca), estos últimos firmaron un armisticio en el que los Isabelinos prometían mantener los fueros. El Convenio de Bergara, firmado el 31 de Agosto de 1839 y escenificado con el abrazo entre los generales Espartero, liberal, y Maroto, carlista, ante los batallones de ambos ejércitos, puso fin a las hostilidades. 
Tras la caída de Espartero en 1843 y el ascenso de los moderados la situación mejoró para los fueristas. Conservadores todos ellos, les resultó fácil llegar a un acuerdo tácito que permitía que el control de la situación en Euskal Herria recayera en el mismo tipo de gente que ahora disfrutaba del poder en Madrid, tanto frente a los progresistas como frente a los carlistas. Tal acuerdo no sólo permitió que se mantuviesen las Juntas Generales y las diputaciones forales sino que también los mismos Ayuntamientos siguiesen siendo elegidos del modo tradicional, lo que ponía a todos los organismos de poder local y provincial en manos de la referida élite. 
A lo largo de los años que van entre 1845 y 1868 se asiste, pues, a una extraña situación por lo que se refiere al sistema foral de las tres Provincias Vascas. La amenaza nunca concretada de la modificación de los Fueros por parte del Gobierno Central coexiste con el mayor grado de desarrollo alcanzado nunca por el sistema foral, especialmente en lo concerniente a las Diputaciones Forales.
Por lo que se refiere a Navarra, allí las cosas se aclararon antes. Cansados los representantes del viejo Reino de las tácticas dilatorias utilizadas por las otras provincias, se apresuraron a llegar a un acuerdo con el Gobierno Central que se tradujo en la llamada Ley Paccionada de 16 de Agosto de 1841. Aunque se implantase el mismo régimen jurídico que imperaba en el resto de España (con lo que se perdía capacidad legislativa) se mantenía un cierto autogobierno financiero.
En medio de un periodo político turbulento daría lugar el comienzo de una nueva Guerra Civil en 1872 que duraría hasta 1876. Esta tuvo lugar fundamentalmente en Euskal Herria. La guerra acabó en 1876 cuando, ya con Alfonso XII en el trono, el reorganizado ejército liberal pudo acabar con los últimos núcleos de resistencia calistas.
Pese a la reiterada protesta de los liberales vascos, que intentaron separar el futuro del Régimen Foral de la derrota carlista, se apoyó la Ley de 21 de Julio de 1876, abolitoria del Régimen Foral, por la que se extendían a las Provincias Vascongadas las obligaciones de pagar impuestos y acudir a las quintas y reemplazos en el Ejército. Sin embargo, la supresión de los Fueros no significó la igualación absoluta con el resto de España. Así, si bien desapareció el relativo autogobierno que permitía el sistema foral, se concedía a las nuevas Diputaciones la facultad de negociar con la hacienda estatal la fijación de un cupo, o cantidad que habrían de entregar al Estado por los impuestos concertados con éste.
Finales del sigo XIX y principios del XX
A finales del siglo XIX nace el nacionalismo vasco con Sabino Arana, cuya obra surge en un momento de crisis de la sociedad tradicional vasca debido, por un lado, a la abolición del sistema foral y por otro a las profundas transformaciones socioeconómicas que trae la industrialización. Asimismo nació el Partido Nacionalista Vasco (PNV), identificado hoy en día por un sector del pueblo como nacionalista burgues de derechas.
El partido más importante era la Comunión Tradicionalista, nombre que recibía la organización que agrupaba a los antiguos carlistas, primer partido en Navarra y en Araba y muy importante en algunas zonas rurales de Gipuzkoa y Bizkaia, que se presentaba como baluarte de la contrarrevolución y decidido partidario de la insurrección contra el nuevo régimen, para lo que contaba con importantes fuerzas paramilitares.
Mucho menos importantes eran los monárquicos, organizados en torno a Renovación Española, dirigida por José Calvo Sotelo o la Confederación Española de Derechas Autónomas de José María Gil-Robles. Al comienzo de la República trataron de ocupar el espacio político de la derecha moderada, pero sus esfuerzos no tuvieron mucho éxito. Cerca de ellos se situaban los católicos independientes, cuya principal fuerza era el control de periódicos importantes.
Todos ellos formaron con el PNV (Partido Nacionalista Vasco) una coalición electoral para las elecciones a Cortes de 1931, y juntos impulsaron el Estatuto de Estella para lograr la autonomía religiosa. El fracaso en este empeño los hizo girar hacia posiciones cada vez más autoritarias y contrarias a la autonomía política de Euskal Herria, de cuyo proyecto consiguieron separar a Navarra.
El Gobierno Vasco lo integraron representantes de todos los partidos leales a la República: PNV, PSOE, ANV, Izquierda Republicana, Unión Republicana y Partido Comunista de Euskadi, y se mantuvo sin variaciones hasta la caída de Bizkaia en poder de las tropas franquistas en 1937.
Guerra civil Española y la dictadura franquista
Tras el alzamiento en 1936 de parte del ejército apoyado por los partidos del espectro político de la derecha y del centro, se inicia la guerra civil Española y los territorios vascos y navarros quedaron divididos entre los dos bandos, aunque la mayoría de la población permaneció leal a la república.
El principal personaje dirigente de esta guerra fascista fue el Coronel Francisco Franco, que después de ganar la guerra civil española que duro entre los años 1936-1939 sumergió a todo el país español y Vasco en una dictadura ultraderechista que duró 40 años, es decir, hasta su muerte en el año 1975.
El pueblo de Euskal Herria fue destrozado por las fuerzas franquistas, y testimonio de ello son los bombardeos sufridos por la población civil. El 26 de abril la aviación alemana que ayudaba a Franco, destruyó casi toda la ciudad. Gernika tenía, inicialmente, una importancia simbólica más que militar pues en esa ciudad es donde se encuentra el árbol que es el símbolo de la libertad foral que quedó a salvo de las bombas.
El final de la Guerra Civil en 1939, dejó una sociedad profundamente dividida entre vencedores y vencidos. Entre los primeros, además de falangistas y militares, estaban los antiguos partidos dinásticos, los tradicionalistas (muy implantados en las áreas rurales) y los representantes del mundo de los negocios y de la industria. Los segundos. Los vencidos, eran los nacionalistas, los socialistas y los comunistas. Tras una etapa inicial en la que una intensa represión política servía de marco a la reanudación de la actividad en las fábricas, comenzaron los largos años de la dictadura franquista en los que se combinaron un importante crecimiento económico y las actividades clandestinas de resistencia a la dictadura, tanto por parte de sindicatos y partidos políticos nacidos antes de la Guerra Civil como, desde finales de los años 50, de organizaciones como ETA y otras nacidas en su entorno.
Es de mencionar que en éste contexto de dictadura en el pueblo vasco nace la organización ya citada ETA (Euskadi Ta Askatasuna, es decir, Euskadi y libertad), organización armada dirigida a la Liberación Nacional del Pueblo Vasco. Siempre ha tenido una gran repercusión social y está marcado en nuestra historia, también hoy en día todavía tiene mucha importancia.
Situación actual de Euskal Herria
La transición-transacción democrática española 
A mediados de los 70, la clase dominante española apuesta por la reformulación de su proyecto de dominación, renunciando al régimen político dictatorial por las razones siguientes: las contradicciones en su bloque dominante debido a evidentes problemas en su inserción económica europea, las constantes movilizaciones obreras y populares en los 70, la agudización de las acciones armadas contra el régimen fascista (ejecución por parte de ETA de Luis Carrero Blanco, elegido sucesor del dictador Franco) y la creciente presión internacional de denuncia del terrorismo de Estado.  
A su vez, si la oligarquía financiera española logró su sustitución por un modelo de dominación monárquico parlamentario neoliberal (pacto de la Moncloa), supeditando constitucionalmente la salvaguarda de la sacrosanta unidad de España a la intervención de las fuerzas armadas, fue posible por la aceptación/complicidad de las burguesías periféricas vasca y catalana, el sindicalismo burocrático y la izquierda reformista. 
La Izquierda Abertzale (tal como se le llama al sector social independentista de izquierdas) fue la única fuerza socio-política en denunciar esta operación cosmética y en apostar por una verdadera ruptura con el régimen anterior que reconociera los derechos nacionales y sociales del Pueblo Trabajador Vasco.  
La Izquierda Abertzale parte de una larga trayectoria de autoorganización y resistencia popular, enmarcando el proyecto de autogobierno dentro de las coordenadas de un estado socialista, euskaldun, feminista, internacionalista…
Deslegitimación del Estado y constitución de una masa crítica soberanista 
El MLNV (Movimiento de Liberación Nacional Vasco) siguió adelante en todos sus frentes demostrando a través de su compromiso teórico-práctico los objetivos estratégicos de la constitución: dilución del carácter diferencial de las naciones oprimidas (Euskal Herria, Catalunya, Galicia) en una nueva división político–territorial de descentralización meramente administrativa (las  Comunidades Autónomas) y apuntalar al sistema capitalista en su reformulación neoliberal. Lo que se hizo mediante la articulación y fomento de la autoorganización en todos los sectores (sindical, juvenil, feminista, ecologista, internacionalista, cultural, lingüístico) y frentes (político-institucinoal, sindical, popular) es el ejercicio de  presión a los estados para que reconozcan el carácter político del conflicto y  acepten la negociación como único medio para resolverlo, una estrategia de construcción nacional y social en paralelo y complementaria al proceso negociador y dando al pueblo vasco cada vez más peso en el proceso de resolución.
Frente a ello, el estado manejó varias estrategias, tales como la represión selectiva mediante Terrorismo de Estado (GAL, Batallón Vasco-Español...) contra militantes de ETA; la búsqueda de asimilación institucional de la Izquierda Abertzale; la dispersión de las presas; la criminalización de lo vasco en general y de la IA (Izquierda Abertzale) en particular (demócratas vs violentos); represión judicial en contra de toda la izquierda independentista  (el "todo es ETA" usado tantas veces por los gobiernos para utilizar medidas excepcionales represivas contra la ciudadanía vasca); el uso sistemático de la tortura y la conculcación de los derechos civiles y políticos y de libertad de expresión... Convirtiéndose así en un Estado de excepción mediante ilegalizaciones de organizaciones políticas y sociales, cierre de medios de comunicación, utilización desmesurada de torturas, redadas masivas…
A pesar de ello, el sistema  implementado por el PSOE (Partido Socialista de Obrero Español) en los años 80 y del constante cerco policial, judicial e ideológico en los 90 (encabezado por el PP (Partido Popular, derechista) con el apoyo del PSOE y del PNV), el MLNV logró afianzar su posición a nivel político y territorial (en las sietes provincias vascas), logrando así, a finales del siglo XX, dejar en evidencia la verdadera polarización en juego. Así es como el modelo autonómico perdió respaldo como marco pertinente para resolver los problemas nacionales y sociales dejando al planteamiento rupturista soberanista defendido por la Izquierda Abertzale como única opción viable frente al unionismo españolista.
Un cambio de estrategia de hondo calado
La clave fundamental en este preciso momento es que hay un cambio de ciclo político en el País Vasco. Hemos pasado en los 50 últimos años de un conflicto armado, con la negación por parte del estado francés y español de la realidad de considerar a Euskal Herria como nación y fundamentalmente de dejar decidir nuestro futuro – qué relación queremos tener con los demás estados, en lo político y en lo económico, o qué modelo queremos – a un conflicto político. Vivimos una realidad en el estado español y francés donde nos tienen sometidos a su mandato, como subyugados a su proyecto neoliberal absolutamente arrasador que lidera la Unión Europea. El planteamiento de liberación nacional es bastante semejante a lo que fue en Bolivia, que consiguió independizarse de los españoles hace 200 años, hecho que a nosotros todavía nos tienen agarrados sobre la realidad de no dejar decidir nuestro futuro.
Este es el núcleo del conflicto, donde en los últimos 50 años ha estado marcado por un conflicto político pero también militar mediante una resistencia armada o un planteamiento de liberación que era la organización ETA, la cual justamente hace año y medio decide poner fin a su lucha armada definitivamente e irreversiblemente. Efecto que salió tras un debate interno de hondo calado, donde la Izquierda Abertzale optó por un cambio de estrategia en la cual se apuesta por la desactivación de la lucha armada y por llevar adelante el proceso de liberación única y exclusivamente mediante la lucha institucional, de masas e ideológica. En definitiva, se ha optado exclusivamente por vías democráticas de lucha. Este cambio, está recogido en Zutik Euskal Herria (Euskal Herria en pie). 
Este cambio se ha visto respaldado por un amplio espectro social y sindical, incluido el colectivo de presas politicas, reflejado en el Gernikako Akordioa (El Acuerdo de Gernika). A nivel internacional también ha sido respaldada esta reflexión por personalidades de larga trayectoria en la resolución de conflictos, como vemos en la Declaración de Bruselas o la Conferencia de Aiete; por parlamentarios europeos  de Alemania, Suiza y Frienship y por numerosos partidos y agentes de izquierda a nivel mundial  tales como el Foro de San Pablo, la Federación Sindical Mundial, el reciente congreso de Vía Democrática en Marruecos... Y también ha sido respaldado por ETA, con el claro compromiso de dar por terminada su acción armada el 20 de octubre del 2011.
Asi pues, la Izquierda Abertzale ha retomado la iniciativa política  y ha obligado al restante de fuerzas políticas (PNV, PSOE y PP) a rediseñar su estrategia. 
Coyuntura actual 
Estamos en un escenario marcado, por un lado, por la acumulación de fuerzas soberanistas de izquierdas, que se ha materializado en diferentes acuerdos estratégicos políticos y económicos y en coaliciones electorales tales como Bildu, Amaiur y Euskal Herria Bildu, contando  con amplio apoyo popular. Así pues, se han hecho con instituciones de peso, siendo las mas importantes son el ayuntamiento de Donosita y la Diputación Foral de Gipuzkoa.
Por otro lado, hay una crisis estructural, una ofensiva sin precedentes del capital (recortes, contrarreformas  laborales y penales) y la bancarrota del estado español; un inmovilismo por parte del Estado con una apuesta represiva y centralista de los estados español y francés de cara al conflicto (detenciones, intensificación de la dispersión, manipulación y tergiversación de la historia...) y de cara a las movilizaciones sectoriales (represión y detenciones en la última huelga general, duras penas a militantes antidesarrollistas en el caso de la “tarta de Barcina”...); un intento por parte de PNV, PSOE y PP de tumbar al bloque de izquierdas y soberanista en las instituciones donde esté al poder (como el caso de la moción de censura contra el diputado de medioambiente de la Diputación de Gipuzkoa) y mediante la modificación del censo electoral, debilitar estratégicamente su peso representativo. 
Por todo lo citado anteriormente, los desafíos de la izquierda abertzale son:  
Seguir ganando cuotas de poder institucional sin dejarse llevar por la dinámica institucional-electoral, fomentando su complementariedad con las luchas de masas e ideológicas.
Implicación del movimiento popular con autonomía protagónica.
Desgastar al Estado tanto a nivel nacional como internacional para que vaya cediendo en materia represiva. Como pasos a corto plazo, tenemos como prioridad la  liberación de los que cumplieron condena y los que están gravemente enfermos en las cárceles, así como el  fin de la dispersión.
Además de fomentar la solidaridad en clave proceso, también trabajarla en clave estratégica, es decir, buscar la solidaridad por coincidencia con su programa político integral.
Ganar la hegemonía abertzale al PNV, articulando la necesidad política y económica de una Euskal Herria soberana y de izquierdas.
Establecer mecanismos para fomentar y dar coherencia a una estrategia de lucha popular (desobediencia...). 
La hoja de ruta de la resolución de conflicto y de las consecuencias viene marcada por estos pasos. Y el estado español se mantiene al margen. Además, es difícil poner solución a un conflicto político teniendo 700 presos vascos en las cárceles y otras decenas exiliadas en diferentes partes del mundo. La apuesta de la Izquierda Abertzale para dar solución a esta situación de presos es prioritaria cuando muchos de ellos, según los derechos que en la legislatura española acepta, deberían estar en libertad, por que han cumplido las condenas, o las tres cuartas partes, o porque están gravemente enfermos. Hay una situación grave que es la dispersión por cárceles del estado, se tienen a los presos a cientos de kilómetros, aunque tengan derecho reconocido de cumplir condena lo mas cerca de casa. Son situaciones que son sencillas para darle solución. Existen otras situaciones que sí requieren de un acuerdo político dentro del marco de solución.
La Izquierda Abertzale también ha valorado tocar un tema que siempre se ha utilizado por parte del gobierno español para no avanzar y criminalizar a un sector de la población, que es el tema de las víctimas de ETA. Recientemente se ha hecho una declaración reconociendo el sufrimiento que el conflicto armado ha provocado, incluso llegando a términos indebidos. Situándose el tema de las victimas desde el ámbito internacional en una situación muy concreta, nosotros lo hemos criticado por que pedimos que se tenga la realidad de todas las víctimas del conflicto. No solo las de ETA, también las del estado. Reconocimiento desde la reconciliación, y la reparación, situándolo en parámetros internacionales que es reconocer la realidad de las víctimas de todo el conflicto, y una realidad es que ETA ha reivindicado sus acciones y ha reconocido lo que ha producido mientras que por otra parte no se da lo mismo por las víctimas del estado, torturadas, desaparecidos, muertos… sin reconocimiento ni investigación.
Ubicando el País Vasco, un territorio de no más de 20.000 km cuadrados, parecido a El Salvador, y con 3 millones de habitantes, en 50 años, se calcula en esta población más de 10.000 detenidos, 5000 torturados, y hasta 8000 presos, además de actos de represión cotidianos. Se ha creado una fundación que se ha puesto en marcha llamada Euskal Memoria (Memoria Vasca) que está reuniendo todos estos datos para tener esa memoria histórica que en cierta medida en pleno conflicto se ha olvidado, pero ahora en un proceso unilateral de paz se exige que salgan para abordar las consecuencias. Es contar nuestra historia de nuestra perspectiva, sacar a la luz lo que hasta ahora se ha escondido.
Dentro de represión se debe subrayar, y eso también lo han padecido los pueblos originarios de Bolivia, las represiones culturales a las que hemos sido sometidos. En 1978 nuestra lengua originaria, el euskera, estaba a punto de desaparecer y gracias al movimiento popular y nuestras luchas se está recuperando, es una lengua viva que va a más poco a poco. Un pueblo que ha sido muy combativo, como el boliviano, que ha mantenido sus lenguas es consciente de su pertenencia nacional.
Nosotros siempre hemos acompañado la lucha de liberación nacional a la lucha de liberación social, con otro modelo económico y de organización político-social. Ahora tiene una trascendencia mayor el salir de los parámetros neoliberales – como se utiliza en Bolivia como el Buen Vivir – que es lo que se está perdiendo del estado del bienestar en Europa, garantizar a todo el mundo una vida digna. Para nosotros solo es posible con soberanía propia y siendo capaces de decidir qué políticas sociales aplicar. Por eso no se puede entender el cambio social sin el cambio político y viceversa. Los estados francés y español nos dicen que hay Democracia, pero bajo sus parámetros, con un modelo social y político que definen las elites y no se puede salir de ahí. Por eso está establecido en estos dos países un modelo capitalista, neoliberal y encima con tradiciones imperialistas.
Nosotros reivindicamos que el estado nos está vulnerando derechos políticos y civiles y fundamentalmente el derecho de poder decidir nuestro futuro como pueblo vasco.
Propuesta socioeconómica de la izquierda independentista vasca
La propuesta socioeconómica que os presentamos a continuación, es el resumen del original, que si al lector le interesa podrá encontrar en la página web www.ehbildu.net. Éste ha sido creado por un amplio sector que recoge diferentes partidos políticos de izquierdas e independentistas tales como Aralar, Alternatiba, EA y la propia izquierda abertzale. Para comenzar daremos una introducción del panorama económico que está sufriendo España, y por consiguiente Euskal Herria, ya que está insertada administrativamente y a la fuerza dentro del estado ya mencionado. A su vez, entendemos que  la situación vivida en éste terreno geográfico está directamente relacionada con el panorama mundial que se está dando.
Después de hacer un acercamiento al panorama mundial, expondremos la propuesta y aportación socialista que para la izquierda independentista vasca es necesario llevar a cabo para desenmarcarnos de esta sistema socioeconómico neoliberal y crear otro tipo sociedad.
1.- Situación: el mundo, el estado Español, Euskal Herria
1.1.- El mundo
Durante largas décadas los EE.UU. y Europa han vivido a expensas de la “periferia” mundial y arra­sando los bienes naturales. Así mismo, el sistema imperante ha mantenido el trabajo reproductivo y de sostenibilidad de la vida, mayoritariamente invisibilizado y no remunerado, cuando no amplia­mente precarizado, incrementando la pobreza y las desigualdades en todos los rincones del planeta.
Ese modelo de sociedad y desarrollo, nos ha llevado a una crisis económica y social.
Esta crisis, lo que ha generado ha sido deudas y ahora saben muy bien que ya es imposible liquidar la deuda de determinados países occidentales. Les impondrán nuevos endeudamientos para pagar la deuda y, con ello, en el futuro seguirán exigiendo nuevas políticas de austeridad que repercutirán no en el sistema financiero, sino en los y las ciuda­danas y en las estructuras públicas. Así pues, están decididos a tomar graves decisiones políticas y económicas. La sumisión de gran parte de la clase política respecto al poder financiero es más que evidente y las reglas básicas de la democracia se violan ya sistemáticamente.
1.2.- El Estado Español
El desarrollo económico que tuvo el Estado español antes del comienzo de la actual crisis es muy ilustrativo y un claro reflejo de lo que ha ocurrido en la economía internacional. Durante los últimos años, tanto el PP como el PSOE han adoptado políticas neoliberales en su versión más especulativa; el ladrillo y el suelo frente a la diversificación, el pelotazo frente a la planificación industrial y tec­nológica a medio y largo plazo, el subsidio frente a la extensión de los servicios públicos. Mientras que la agricultura y la pesca han sido olvidadas, buena parte de la industria ha quedado obsoleta y el trabajo de cuidados ha sido relegado de nuevo a espaldas de las mujeres a través de la Ley de Dependencia.
1.3.- Euskal Herria
En primer lugar vamos a realizar un breve diagnóstico sector por sector. En lo que respecta al sector primario, tanto la agricultura como la pesca tienen muy poco peso en nuestra economía, pero, aun así, tienen mucha importancia tanto para muchas zonas de nuestro país como para un desarrollo integral, diversificado y la necesaria soberanía alimentaria.
Respecto al sector industrial, sin ninguna duda, estamos por encima de la media del Estado español, pero por debajo de otras realidades similares a las nuestras.
Por último, el sector público ha sido víctima de la política de despilfarro de los últimos años. Las arcas públicas están en una situación muy grave, falta voluntad para impulsar políticas fiscales fuertes y las inca­pacidades de hacer frente a la realidad actual son evidentes. Durante los últimos años se han limitado a hacer un seguimiento ciego de las políticas neoliberales impulsadas por los gobiernos mundiales y del Estado español y hace tiempo que han empezado a dejar el sector público en manos de la iniciativa privada.
No obstante, en Euskal Herria no todo es negativo. Nuestra economía todavía sigue siendo más di­versificada; la burbuja inmobiliaria no tiene la misma importancia; las PYMES, la cultura industrial, las cooperativas, la economía social siguen teniendo mucha importancia; el nivel de formación de la juventud es elevado y, sobre todo, en este pequeño país el desarrollo propio y la organización social son muy importantes.
Por otra parte, como consecuencia de la crisis económica y de los cambios políticos, se abre la opor­tunidad de alcanzar acuerdos en torno a otro modelo de desarrollo y de organizar nuestro país de otra manera. En Euskal Herria las mayorías sociales y los niveles de concienciación y organización permiten abandonar este sistema depredador de personas y de bienes naturales y poner en marcha otro justo, solidario y sostenible. Para ello, necesitamos la soberanía, para poder organizar nuestro pueblo y nuestra economía en base a nuestros deseos y necesidades.
2.- Bases del proyecto estratégico
Es importante saber, antes de comenzar a exponer, cuál es la base en la cual se apoya la propuesta socioeconómica que expondremos. Por eso, en la siguiente sección asentaremos los rasgos generales en que se basa el proyecto estratégico que se ofrece al pueblo euskaldun.
2.1.- Una Euskal Herria soberana
El trabajo de la izquierda independentista vasca tiene varios objetivos aparte de de la consecución de los derechos identitarios. Es indudablemente necesaria una soberanía total. Ésta soberanía es imprescindible por varias razones; por una parte tenemos que obtener recursos y herramientas necesarias para poder garantizar que las necesidades de la ciudadanía se cumplan.
Por otra parte, la soberanía también es necesaria para poder establecer nuestras propias bases tanto para decidir cuál es la relación que queremos tener internacionalmente, como para satisfacer autónomamente nuestras necesidades internas. Es decir, un pueblo necesita ser so­berano para poder definir su propia organización y para acordar y establecer sus objetivos y su propio modelo de desarrollo. A fin de cuentas, la organización de la sociedad es el recurso más importante para asegurar el futuro económico y social.
2.2.- Una Euskal Herria euskaldun y que busca la cohesión social
Queremos construir una Euskal Herria euskaldun en la que el euskera sea un idioma vivo. Y donde la vida de nuestra nación se articule en euskara. Queremos un pueblo formado por personas vascopar­lantes plurilingües, un pueblo que impulse y desarrolle la identidad vasca y su propia visión del mundo y que, a la vez, sepa poner los medios para respetar y desarrollar el resto de identidades e idiomas que conviven en nuestro pueblo.
2.3.- Euskal Herria necesita una alternativa integral
El objetivo del nuevo modelo de desarrollo es construir una sociedad justa, basada en la sostenibilidad de la vida a través de la igualdad de derechos sociales y, en general, de todos los derechos de mujeres y hombres; en el reparto del trabajo, del poder y la riqueza... todo ello, en armonía con la madre tierra.
2.4.- Principios para construir la alternativa y valores en las que se sustenta
• La Defensa de los principios democráticos que supone entre otras cosas, combinar la demo­cracia directa, la democracia participativa y la democracia representativa.
• Proceso educativo colectivo y solidario: una educación sólida e integral para ciudadanos y ciudadanas libres.
• Una sociedad de mujeres y hombres libres e iguales en obligaciones, derechos y oportunida­des. Es decir, una sociedad basada en los principios feministas y de igualdad de género.
• Una sociedad plural que garantice la igualdad de oportunidades en todos los ámbitos y sin ningún tipo de discriminación o exclusiones.
• Una sociedad que garantice un mayor reparto de la riqueza como camino hacia la justicia social.
• Una sociedad donde se garanticen los derechos sociales como la salud, educación, políticas de igualdad, rentas mínimas y relaciones laborales justas y equilibradas.
• Una sociedad donde el sector público tenga un papel claro de liderazgo.
• Empresas responsables económica, social y medioambientalmente, que garanticen la soste­nibilidad de la Madre Tierra.
• Un modelo que suponga un nuevo desarrollo diversificado y plural.
• Una sociedad vinculada a la Madre Tierra que apueste por el desarrollo local y sostenible de los recursos naturales.
• Una sociedad basada en la pluralidad, la solidaridad y el internacionalismo.
3.- Sobre la necesidad de la soberanía económica
3.1.- Los límites del marco actual
La profunda y larga crisis (económica entre otras cosas, pero social, de valores, cultural y de otros tipos también) que estamos viviendo nos ofrece una oportunidad inmejorable para analizar los límites que el actual marco institucional nos impone en esta parte de nuestro país. La mayoría de las medidas tomadas por la UE, el gobierno del Estado Español y los gobiernos autonómicos de CAV y Nafarroa para responder a la crisis han tenido una dirección clara y concreta: reducir los costes a las empresas, avanzar en el desmantelamiento público y establecer en la sociedad estímulos para el consumo. En definitiva, han sido medidas orientadas a revitalizar el modelo existente, es decir, el capitalismo salvaje. Un análisis minucioso pone en evidencia las necesidades prácticas que suponen en los diferentes campos, el límite de las competencias actuales y la falta de soberanía.
3.2.- ¿Para qué necesitamos un nuevo marco institucional?
Una mayoría de este pueblo admite que el modelo de estatutos de autonomía actualmente en vigor está agotado, por sus límites de diseño, por los recortes habidos en la transferencia de competencias, por la involución autonómica y porque los retos que hoy en día afronta la economía exigen dotarnos de nuevos instrumentos. Necesitamos marcos institucionales e instrumentos nuevos, junto a la soberanía antes citada, para lograr, en­tre otros, los siguientes objetivos:
Por una parte, construir un nuevo modelo social y económico justo, democrático y solidario, mediante un espacio de relaciones laborales y un sistema de protección social universal que mejore el bienes­tar de la ciudadanía. Un modelo en el cual el objetivo de la economía sea el desarrollo humano sostenible. Asimismo, fortalecer y articular la cohesión social y económica dentro y entre las comarcas de nuestro país. Apostar por una verdadera autonomía municipal, que garantice la autonomía política y su­ficiencia financiera.
Viendo los problemas que supone el actual marco financiero, construir un nuevo modelo de política fiscal equilibrado, moderno y solidario, que dote a los servicios públicos y sociales de los recursos necesarios, y que posibilite la redistribución de la ri­queza haciendo efectivo el principio de solidaridad, es necesario para acercarnos al modelo de sociedad que promulgamos.
Por otra parte, como venimos ya diciendo desde hace años, es importantísimo desarrollar un marco propio de relaciones laborales y de protección social que garanticen condiciones de trabajo y consecutivamente que garanticen condiciones de vida dignas.
En resumidas cuentas, hay varios pilares ideológicos que queremos lograr socialmente y para una sociedad justa e igualitaria, tales como construir, de manera democrática, un modelo que busque permanentemente la cohesión so­cial, la igualdad de género, la desaparición de toda discriminación, el cuidado del medioambiente, el fortalecimiento de las relaciones entre las personas, el respeto y la solidaridad para con otros pueblos del mundo, la verdadera igualdad de oportunidades, el reparto del trabajo y la riqueza en todos los ámbitos, la erradicación de la pobreza, la felicidad de las personas, el trabajo y nivel de vida dignos y el desarrollo de todas las capacidades individuales.
Queremos recorrer el camino de los Derechos de los Pueblos para poder dotarnos de los instrumen­tos, las capacidades y la soberanía suficiente para lograr todos esos objetivos, pues en el marco institucional y administrativo en el que nos encontramos ahora no es posible.
3.3.- Sobre la independencia política e institucional
Queremos la independencia para garantizar la supervivencia de nuestra nación, nuestro pueblo y nuestra cultura y para mejorar el bienestar y la calidad de vida de las personas que conforman esta nación. Por otra parte hay que decir que ésta reivindicación está justificada por razones históricas ya mencionadas anteriormente. Por ello, reivindicamos el derecho de autodeterminación que nos corresponde como pueblo y recla­mamos el pleno ejercicio de la soberanía como Nación, nación integrada por ciudadanos y ciudadanas soberanas, soberanía que debe tener su reflejo en las libertades civiles y en los derechos económicos y sociales.
La crisis actual nos demuestra que el proyecto independentista es más necesario que nunca, pues la independencia nos permitirá conseguir y desarrollar los instrumentos propios necesarios para construir un nuevo modelo económico y social. Así pues, Euskal Herria no se resigna ni frente a las imposiciones de los estados ni frente a los mercados.
4.- Ámbitos de actuación y propuestas para un nuevo modelo económico y social en Euskal Herria
La situación actual expuesta exige decisiones urgentes en Euskal Herria para situar las bases hacia otro modelo socio-productivo. En este sentido, apostamos por un nuevo modelo de desarrollo: endógeno y respe­tuoso con los límites del planeta y que busca potenciar las capacidades internas de nuestro territorio y de su población, apoyado en la creación de un nuevo tejido de producción. Y eso será posible mediante la soberanía.
4.1.- Frente a la crisis económica: la mejor inversión, Euskal Herria
A-Sectores productivos
1.- Modelo productivo: invertir en el tejido productivo vasco. Tenemos como  objetivo  crear riqueza y empleo de calidad y garantizar un futuro digno para nuestras futuras generaciones. Proponemos impulsar sinergias entre los diferentes territorios de Euskal Herria, siendo el sector público el motor de esta apuesta. Apostamos también, por la innovación, la diversificación, el equilibrio intersectorial y medioambiental y por la defensa de sectores estratégicos de nuestra economía.
2.- Sector primario. Consideramos que el sector primario es estratégico y proponemos modelos sólidos de agricultura y ganadería que garanticen la sostenibilidad del sector, que apuesten por la calidad e impulsen una explotación de la naturaleza que no genere pérdidas de biodiversidad.
3.- Sector secundario: modelo industrial. Apostamos por apoyar el sector industrial basándonos en principios de solidaridad, equidad social y criterios ecológicos, siendo el objetivo potenciar, mantener y revitalizar el sector industrial.
Apostamos asimismo por una actuación pública de carác­ter estratégico en ciertos sectores y por un conjunto de medidas complementarias que refuercen dicha intervención, entre ellas: articular capitales públicos y privados orientados a la mejora de las relaciones interindustriales; considerar sectores emergentes de alto contenido tecnológico y merca­dos crecientes, siempre que aumenten el beneficio social; impulsar empresas industriales públicas o semipúblicas en bioindustria energías renovables e “ingeniería urbana”. Para ello, proponemos dos medidas concretas: por un parte, la puesta en marcha de un fondo estructural de inversión y creación de empleo, y por otra parte, poner a disposición un servicio de vigilancia tecnológica  e inteligencia dirigida a ayudar a las PYMES.
Respecto a las relaciones comerciales internacionales justas y equitativas, es preciso concretar que nos oponemos a la fuga de capitales en busca de condiciones laborales de explotación y a los procesos de deslocalización. Nuestra economía es una economía abierta y necesitada tanto de la importación como de la exportación. Por ello, apostamos por un impulso del comercio exterior y unas relaciones comerciales justas y que respeten los derechos de los países y de los y las trabajadoras con los que mantengamos dichas relaciones, cumpliendo las exigencias socio-laborales de la OIT (Organización Internacional de Trabajo), respetando los niveles salariales locales, invirtiendo las plusvalías creadas en sus límites territoriales y respetando la libertad para sus organizaciones sindicales.
4.- Sector terciario: servicios. Dentro de este ámbito de producción distinguiremos 4 sectores diferentes pero interrelacionados entre sí.
Primero, tenemos el trabajo reproductivo, economía del cuidado y sostenibilidad de la vida. Las tareas de cui­dado son el elemento fundamental para que nuestra sociedad sea viable. Este trabajo,  en su mayor parte es realizado por las mujeres, indudablemente está invisibilizado y la mayoría de las veces no es remunerado. Por ello, apostamos por la creación de servicios públicos que desempeñen tales tareas y que sean financiados a través del sistema impositivo general.
En otro ámbito tenemos la reflexión acerca del sector público, que claro está, creemos que tiene que tener  un gran protagonismo. Aumentar la eficiencia productiva y mejorar las condiciones laborales de las personas empleadas es primordial aspecto a garantizar, así como cortar con los empleos laborales y mejorar las condiciones tanto laborales como económicas.
Por otra parte, hay que reconocer que el sector del comercio está viviendo una situación muy difícil, sobre todo en las áreas urbanas y sus alrededores. Es necesario impulsar y proteger  el comercio local, especialmente el pequeño comercio.
Por último, impulsamos la creación de un sistema financiero público que permita orien­tar el ahorro público hacia las necesidades sociales y la inversión productiva en Euskal Herria. Nece­sitamos una política financiera pública para demandar que el ahorro de la ciudadanía vasca en manos de la banca privada se reinvierta en Euskal Herria, y no en la especulación, imponiendo medidas fiscales y de control para ello.
B- Trabajo y empleo
El trabajo y el empleo serán un modelo al servicio de la clase trabajadora y los sectores populares. Apostamos por un mo­delo basado en el reparto justo de la riqueza, en la creación de empleo de calidad, en el reparto real del trabajo, remunerado o no, y en la igualdad de oportunidades para hombres y mujeres.
Es importante asimismo acordar políticas eficaces de creación de empleo de calidad y cualificación profesional. En éste ámbito apos­tamos por un modelo basado en mejores tecnologías y mejor cualificación y no basado en la com­petitividad salarial. El empleo de calidad requiere un reparto equitativo de la riqueza que permita una reducción general del tiempo de trabajo para repartir el empleo y para conciliar la vida laboral y extra-laboral; un equilibrio racional de los salarios para acabar con la desigualdad; el impulso de la formación continua; la mejora de la cualificación y las nuevas tecnologías en el trabajo; recuperar la causalidad en la contratación acabando con la cadena de subcontrataciones; y hacer aflorar la eco­nomía sumergida.
C-Políticas fiscales
Apostamos por una política fiscal que permita disponer de los recursos económicos públicos necesarios para abordar la estrategia de cambio de las políticas públicas e impulsar unos presupuestos de neto carácter social y de fomento de nuestras necesidades tanto en el sistema productivo como en el reproductivo.
4.2.- Frente a la crisis ecológica
1.- Articulación territorial: Nuevo modelo de organización territorial. Necesitamos una organización territorial lo más descentralizada posible que facilite la partici­pación basada en el desarrollo endógeno y tenga en cuenta la vertebración de Euskal Herria.
Por otro lado, necesitamos un modelo pueblo/ciudad/territorio equilibrado, que posibilite vivir en rela­ción con la naturaleza, que impulse el autoabastecimiento y la autogestión y que amolde el desarrollo de cada pueblo a las necesidades sociales y no a lo que demande el mercado.
2.- Modelo de transportes. Nueva estrategia de infraestructuras. Se debe potenciar el transporte público, social, funcional y lo menos perjudicial para el medio ambiente. Nos oponemos a las infraestructuras faraónicas (tales como el Tren de Alta Velocidad o el Superpuerto de Pasaia) y apostamos por infraestructuras se desarrollen pensando en las personas, respondiendo a las necesidades sociales y no a los intereses empresariales.
3.- Nuevo modelo energético. Apostamos por modelos energéticos naturales y descentralizados ade­cuadamente gestionados, eficaces, eficientes y sostenibles, que causen el menor daño posible a la salud y a la naturaleza.
4.- Defensa de la Biodiversidad y Recursos naturales. Necesitamos impulsar un cambio de menta­lidad y dotarnos de un conjunto de normas que regulen los diferentes ámbitos de actuación medioambiental y que, implantando la transversalidad ambiental posibilite la construcción de una Euskal Herria sostenible y ecológica.
5.- Política de residuos y economía verde. En cuanto al modelo de gestión de residuos, todas las prácticas eficaces tienen tres características comunes: reducir al máximo la generación de residuos; reciclar los residuos; y reutilizar y/o intercambiar lo que no son verdaderos residuos. Aquí tenemos un ámbito en el cual ya se están dando pasos hacia el 90% de reciclado, mediante el nuevo sistema de recogida de basuras aplicada en varios pueblos gobernados por la izquierda independentista vasca, llamado el sistema “puerta a puerta”.
4.3.- Frente a la crisis social
Debemos avanzar hacia un modelo de economía basada en la participación activa, la solidaridad, la equidad, la inclusión y el feminismo, cuyo fin sea satisfacer las necesidades de todas las personas.
1.- Sistema de servicios sociales. Servicios públicos y sociales. Abogamos un sector público que incremente y mejore los servicios públicos y las prestaciones sociales que garanticen también sus derechos a la clase trabajadora.
Servicios sociales universales públicos y de calidad. Apostamos por la creación de una red de servicios sociales públicos y de calidad, que de manera coordinada e integral con otras áreas (salud, educación, empleo, vivienda, cultura) actúen sobre todos aquellos elementos que inciden en la po­breza, en la exclusión y en la marginación social y que sean de libre acceso para toda la ciudadanía en su conjunto.
2.- Sistema educativo propio. La educación es una herramienta fundamental para la formación en va­lores, el desarrollo integral de la persona y la consecución de los mecanismos colectivos e individuales necesarios para acceder a unas condiciones de vida dignas. Por ello, apostamos por un sistema edu­cativo público y propio.
3.- Sanidad pública, universal y gratuita. Apostamos por garantizar el derecho a la salud de todas las personas por medio de un sistema socio-sanitario público, universal, gratuito y de calidad, que tenga a la persona como eje.
4.- Un modelo sin discriminaciones de género. Apostamos por un modelo económico, cultural, político y social alternativo que garantice los derechos sociales, laborales, económicos, productivos y repro­ductivos que erradiquen la discriminación que sufren las mujeres en todos esos ámbitos en el actual sistema capitalista patriarcal.
5.- Vivienda. Nuestro planteamiento es garantizar el derecho a la vivienda, no el derecho a tener vivien­da en propiedad. En ese sentido, reivindicamos la vivienda social para todas las personas y promove­mos la vivienda de alquiler social
6.- Democracia participativa. Apostamos por un modelo que posibilite que el poder resida en el pueblo y esté sometido al control popular; que permita cambiar el actual modelo de relaciones entre ciuda­danía e instituciones, y que posibilite que el poder sea ejercido por, desde y para el pueblo.
4.4.- Idioma y cultura desde el punto de vista de la socioeconomía
La cultura se nos vende como espectáculo, como un producto de alto precio para consumir. Es necesario transformar eso de raíz. Hay que poner las infraestructuras al servicio de la ciudadanía, convertirlas en núcleos de creación cultural, de dinamización de los pueblos, de dinamización social, reconociendo y impulsando la cultura que se desarrolla en la calle y garantizando que la cultura este a disposición de todos los ciudadanos.
El idioma vasco (El Euskera) En Euskal Herria, y a pesar de la agresión que sufre por parte de los estados, como muchos pueblos en el mundo, el sector goza de una implantación tradicional en Euskal Herria, y hoy en día se está or­ganizando como sector económico industrial. En consecuencia, es necesario que las administraciones públicas vascas consideren al sector como preferencial en la inversión en I+D+i.

Leire Aiartzaguena Brabo
Leire Alastuei de Migel
Maitane Txarategi Garmendia
Eider Etxebeste Agirre
Uxue Urzelai Dorronsoro



°