sábado, 24 de noviembre de 2018

Traslado Desde Cuelgamuros

Por medio de Deia traemos a ustedes este artículo acerca de la proposición aprobado por el Parlamento de la CAV que reclama el traslado a Euskal Herria de los restos de los vascos hoy en el esperpento denominado Valle de los Caídos.

Por supuesto que la derecha borbónico-franquista se opuso, no faltaba más.

Lean: 

Alega que la iniciativa corresponde al Congreso, mientras EH Bildu rechaza que la gestione el Instituto Gogora

Carlos C. Borra

Abierto el melón de la exhumación de los restos de Franco del Valle de los Caídos, que el Gobierno español espera llevar a efecto el próximo enero, el Parlamento Vasco reclamó ayer que los cuerpos de los ciudadanos vascos que permanecen en el mausoleo sean trasladados a Euskadi, siempre que las familias de los represaliados lo soliciten y las condiciones técnicas lo permitan. Esta resolución salió adelante con el voto a favor de Elkarrekin Podemos, PNV y PSE, el apoyo parcial de EH Bildu y la abstención del PP, que se quedó solo.

Las tres primeras formaciones acordaron una enmienda de transacción a la proposición no de ley que presentó la coalición de izquierdas. El PP alegó que esta cuestión corresponde al Congreso de los Diputados, mientras EH Bildu, que también presentó una proposición no de ley en la misma línea que la de Elkarrekin Podemos, expresó su desacuerdo tan solo en el punto que insta al Instituto de la Memoria, Convivencia y los Derechos Humanos, Gogora, a gestionar este proceso. En el resto de puntos de la enmienda votó en sentido positivo.

Durante el debate, el popular Carmelo Barrio justificó la abstención a esta propuesta en que estas cuestiones deberían plantearse a través de la ley de Memoria Histórica que se está tramitando en el Congreso de los Diputados, por lo que invitó a los grupos a hacer sus aportaciones en la Cámara baja. Comenzó su intervención afirmando, eso sí, que no le gusta el Valle de los Caídos, su estética ni su “significación”.

Barrio cargó además contra el resto de formaciones y rechazó las “lecciones de democracia” a cuenta de su abstención, alegando que la sociedad española ya se ha reconciliado en lo referente a la dictadura. Calificó a su vez al parlamentario de EH Bildu Julen Arzuaga como un “hooligan del franquismo” por las iniciativas que presenta en la Cámara para condenar la represión de la dictadura. El pasado miércoles, precisamente, el Senado acogió a propuesta del PSOE una votación para condenar el franquismo y la exaltación de la dictadura, moción que PP y Ciudadanos evitaron apoyar.

El propio Julen Arzuaga argumentó ayer el rechazo a Gogora en que este organismo ha mostrado, a juicio de su partido, una “nula empatía” respecto a las demandas de las víctimas del franquismo para lograr una igualdad en su reconocimiento legal respecto a los damnificados por otras formas de violencia. Durante el pleno pidió además una ley vasca de Memoria Histórica que arrope a las víctimas, tal y como aparecía en su propuesta original, en la que EH Bildu también abogaba por anular la Ley de Amnistía de 1977.

En total, en el Valle de los Caídos se encuentran los restos de 1.195 republicanos, gudaris y ciudadanos de la CAV y Nafarroa, según un informe de 2008 que se recordó ayer en la Cámara de Gasteiz. La propuesta aprobada insta al Gobierno vasco a clarificar, a través de Gogora, el número de vascos que fueron inhumados “injustamente” en este lugar. En dicho estudio se deberá identificar los restos, determinar la forma y el momento en el que fueron traslados al Valle de los Caídos y esclarecer si ese traslado se efectuó con el permiso de las familias.

Una vez concluida dicha investigación, reclama que “se lleven a cabo las gestiones administrativas” necesarias para exhumar y trasladar a Euskadi los restos mortales de los ciudadanos de origen vasco que se encuentran allí, siempre que así lo deseen sus familiares. Esos restos se situarán en “ubicaciones adecuadas ya existentes o que se tengan que construir”, para que “tengan su reconocimiento y reparación”. El Parlamento también llama a Moncloa a atender todas las peticiones de exhumación de los restos de las más de 30.000 víctimas que reposan allí que realicen sus familiares, de forma que les dé una sepultura digna.

Limpiar la herida

El Parlamento Vasco aboga asimismo por resignificar el Valle para que “deje de ser un lugar de tributo al dictador”, y por desacralizarlo, “eliminando toda connotación franquista y religiosa”. En el pleno de ayer, el portavoz de Elkarrekin Podemos, Jon Hernández, tachó de “inadmisible” que persista un lugar erigido para “ensalzar una dictadura y sus ideas totalitarias”, y abogó por transformarlo en un centro que explique el golpe de Estado del 36 y la dictadura.

Desde el PNV, Juan Carlos Ramírez lamentó que no existan leyes que castiguen la apología del franquismo, al contrario que sucede en Alemania con el nazismo e Italia con el fascismo, y Rafaela Romero (PSE) calificó el Valle de “panteón monstruoso” y abogó por “abrir la herida” de la Guerra Civil y la dictadura para “limpiarla hasta el fondo”.






°

No hay comentarios.:

Publicar un comentario