sábado, 21 de abril de 2018

Spektorowski y el DDR de ETA

Gara ha publicado este artículo en el que se plasman las declaraciones del integrante del GIC, Alberto Spektorowski con respecto al componente Desmovilización de DDR de ETA que, tras ser dado a conocer el comunicado en el que se reconoce el daño ocasionado por la lucha armada entra ya en su etapa final, tal como hace un año lo hiciese el componente del Desarme.

Lean ustedes:


El miembro del Grupo Internacional de Contacto (GIC) Alberto Spektorowski aseguró ayer que «la declaración de que ETA va a dejar de existir va a ser muy clara» y «no va a dejar dudas a nadie». Entrevistado a primera hora de la mañana en Radio Euskadi, el integrante del GIC parecía adelantarse a las reacciones de los gobiernos de Lakua e Iruñea que demandaban que el fin de ETA sea claro.

A partir de un adelanto de ETB, varios medios recogieron ayer que ETA anunciará su desaparición definitiva en el primer fin de semana de mayo.

El Grupo Internacional de Contacto, el Foro Social Permanente y Bake Bidea anunciarán este próximo lunes en Baiona el acto previo a la disolución de ETA. Estos tres colectivos han convocado una rueda de prensa en la que se darán a conocer detalles sobre la celebración de un evento en Ipar Euskal Herria en el que se escenificará el fin de la organización y contará con «cierta cobertura internacional», tal como explicó ayer Alberto Spektorowski.

El miembro del GIC confirmó que ETA dejará de existir el primer fin de semana de mayo, «si no hay un imprevisto de último momento». Spektorowski incidió en que «la declaración de que ETA ya no estará más va a ser muy clara. No va a quedarle ninguna duda a nadie».

Reacciones de Lakua e Iruñea

La tarde del miércoles, cuando trascendió la información de ETB, el Gobierno de Lakua rehusó hacer declaraciones. Como tampoco quiso hablar ayer el lehendakari cuando llegó al Parlamento autonómico. Pero poco después se anunciaron unas declaraciones del secretario general de Paz y Convivencia de Lehendakaritza, Jonan Fernández.

Fernández acudió a la Cámara acompañado de la directora de Derechos Humanos, Mónica Hernando, únicamente para hacer una declaración en la afirmó que si se confirma el fin de ETA será «una noticia muy positiva» que tendrá «transcendencia en el presente y en el futuro». Fernández añadió que debe quedar «claro» que ETA desaparecerá «completamente». No quiso entrar al detalle del calendario planteado y sí matizó que en el Ejecutivo de Urkullu estarán atentos para valorar «la claridad de los términos en los que establece su disolución».

La portavoz del Gobierno de Nafarroa, María Solana, manifestó que «tenemos que ver cómo se formaliza y cómo toma forma definitiva este anuncio». Sostuvo que «el desarme de ETA, cuando se dio, tenía que ser unilateral, total y definitivo y ahora la disolución de ETA ha de ser de la misma manera, definitiva, real y unilateral».

Desde el PNV, Joseba Egibar, además de claridad, pidió a ETA que aproveche su final para «responsabilizarse de todas sus acciones y de todo el sufrimiento causado», asumiendo su responsabilidad sin «transferírsela a los presos».

El portavoz de EH Bildu en el Parlamento de Nafarroa, Adolfo Araiz, también espera que la comunicación de ETA sea «clara y definitiva» y señaló que tendrá que ser una «aportación constructiva» en la que también deberá haber elementos de «autocrítica». Además, cree que debería llevar al Estado español a una reflexión para superar su «inmovilismo» y dar «pasos».

El secretario general de Podemos en la CAV, Lander Martínez, declaró que la disolución de ETA «llega tarde». A su juicio, el hecho de que se realice el anuncio quince días antes es porque ETA «quiere ser protagonista» durante estas dos semanas. Y concluyó que «la protagonista no debe ser ETA, sino que deben ser las víctimas».

La secretaria general del PSE, Idoia Mendia, por su parte, pidió claridad a ETA y le advirtió de que no puede esperar «ningún precio político a cambio».

Desde el PP, su presidente en la CAV, Alfonso Alonso, manifestó que la historia de ETA «no se puede disolver ni su responsabilidad tampoco».

El Gobierno español asegura que no habrá contrapartidas

El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, afirmó ayer que ETA no consiguió nada cuando dejó de matar y tampoco lo va a conseguir con su declaración de desaparición. En unas manifestaciones realizadas en el Senado, el ministro sostuvo que ETA «no ha conseguido ninguno de sus grandes objetivos por los que mataron y sembraron el terror en España». «No consiguió nada por dejar de matar y nada va a conseguir por su declaración de desaparición», aseguró Zoido.

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, manifestó que el fin de ETA será «la mejor demostración de cómo se vence al terrorismo», que es «desde la firmeza del Estado de derecho».

La presidenta del Colectivo de Víctimas del Terrorismo (Covite), Consuelo Ordóñez, mantuvo una reunión con el ministro de Interior, al que exigió que el Gobierno español «actúe para evitar la propaganda» en torno al final de la organización. A su entender, «el Estado no puede ceder a una de las reivindicaciones históricas de los terroristas, la de un final sin vencedores ni vencidos en el que se blanquee la trayectoria criminal de la peor organización que ha actuado en este país. El Gobierno tiene la obligación de evitarlo», concluyó Consuelo Ordóñez.

Por su parte, las principales asociaciones y sindicatos de policías y guardias civiles manifestaron su «desconfianza» hacia el inminente anuncio de la desaparición de ETA y reivindicaron que, de producirse, debe ser considerado «una derrota», solo posible gracias a las FSE.



Es impresionante que gente de la ralea de Consuelo Ordóñez se exprese como se exprese ante esta nueva oportunidad a que se refuerce el proceso de paz y reconciliación.






°

No hay comentarios.:

Publicar un comentario