sábado, 21 de abril de 2018

El DDR y el Oportunismo Eclesial

Pero bueno, como nunca antes, con la Iglesia hemos topado.

Naiz nos informa que los altos mandos de El Vaticano desplegados en la Zona Especial Norte han aprovechado la oportunidad brindada por el comunicado en el que ETA reconoce el daño causado para llevar a cabo ellos mismos un kafkiano mea culpa.

No entendemos a que «ambigüedades» se refieren y mucho menos con quién o quienes se produjeron esas «complicidades». Lo que nos gustaría es saber como para cuándo emitirán un comunicado en el que reconocen su amasiato con el franquismo entonces y con el franquismo borbónico hoy en día.

Aquí la información:


Los obispos de Iruñea-Tutera, Baiona, Bilbo, Gasteiz y Donostia han valorado «lo que de positivo tiene» la declaración de ETA sobre el daño causado y han pedido «sinceramente perdón» por las «complicidades, ambigüedades y omisiones» que se han dado en la Iglesia católica «a lo largo de estos años». Asimismo, consideran que el final de ETA «ofrece nuevas posiblidades para la normalización», como atender «las peticiones humanitarias» de los presos y sus familiares.

Los obispos de las diócesis de Iruñea-Tutera, Baiona, Bilbo, Gasteiz y Donostia han hecho público un comunicado conjunto tras la declaración de ETA en el que expresan su solidaridad «con todas las víctimas de la violencia y con sus familiares», y de un «modo especial con aquellos cuyos atentados no han podido todavía ser esclarecidos y padecen el sufrimiento añadido de la impunidad».

Los prelados afirman que a lo largo de los años de historia de ETA «muchos de los hombres y mujeres que conforman la Iglesia han dado lo mejor de sí mismos» en la «vocación de ser instrumento de paz y de justicia, de consolación y de reconciliación».

«Pero somos conscientes de que también se han dado entre nosotros complicidades, ambigüedades, omisiones… por las que pedimos sinceramente perdón. Como seguidores de Jesús de Nazaret, somos conscientes de que estamos llamados a vivir en una actitud permanente de conversión, sirviendo humildemente a la verdad y acogiendo a aquellas personas que desean emprender un camino nuevo».

En su opinión, la «deseada disolución de ETA ofrece nuevas posiblidades para la normalización que debieran ser aprovechadas por todos». En ese sentido, defienden que es el momento de «atender las peticiones de los familiares de los presos inmersos en diversas necesidades humanitarias» y consideran «importante que el retorno de los excarcelados a sus lugares de origen se realice de forma que las víctimas del terrorismo no se sientan humilladas».

El comunicado está firmado por el arzobispo de Iruñea y obispo de Tutera, Francisco Pérez; el de Bilbo, Mario Iceta; Donostia, José Ignacio Munilla; Gasteiz, Juan Carlos Elizalde; el de Baiona, Marc Aillet; y el obispo auxiliar de Iruñea, Juan Antonio Aznárez.






°

No hay comentarios.:

Publicar un comentario