martes, 24 de abril de 2018

La Desmovilización y el Torcido Relato

Como podíamos suponer, ante el comunicado de ETA donde reconoce el daño causado durante sus seis décadas de lucha armada, el régimen de Felipe Borbón y Franco alias el VI, por medio de su vocero Mariano Rajoy, una vez más recurre a su estrategia de siempre, la amenaza del uso a discreción de la violencia estatal por medio de sus instituciones.

Recurriendo al revisionismo más retrógrada, tienden un espeso manto de mentiras y tergiversaciones para ocultar lo que debiera ser un relato veraz de lo ocurrido no desde hace sesenta años sino desde hace más de quinientos años.

Recordemos que la actividad insurgente de ETA surge como respuesta a la desmedida violencia aplicada por el franquismo en contra de todo lo vasco. Fueron las tácticas de terrorismo de estado desarrolladas en Euskal Herria las que llevaron a un grupo de estudiantes a recurrir a la clandestinidad primero y a la lucha armada años después.

No podemos dejar de reconocer que en gran medida, la actitud asumida por el franquismo con respecto al movimiento de autodeterminación vasco hunde sus raíces en el pasado expansionista y colonialista de Castilla y Aragón. Los españolazos conceptualizan a la Una Grande Bajo el Sol como sempiterna: ya estaba ahí al octavo día, después de que Yahvé tomara su día de descanso. Las tierras conquistadas en la propia península ibérica e incluso en África (ahí están Las Canarias, Ceuta y Melilla) formaban ya parte integral del territorio de la Grandiosa España desde antes de que Adán y Eva fueran expulsados del Paraíso Terrenal.

Solo la conspiración judeo-masónica y la profunda envidia que sienten las naciones protestantes por la Católica España permitieron las condiciones para que Madrid perdiera sus dominios en la propia Europa así como en América, Asia y África. Pero por Dios y por la Virgen María que no van a perder ni Hego Euskal Herria, ni Catalunya, ni Galiza y tampoco Andalucía.

Así que hoy, ante la oportunidad abierta a la paz y a la reconciliación Madrid, una vez más, recurre a la confrontación y a la venganza.

Que depongan las armas y se diluyan, dijeron, solo así negociaremos.


Que se diluyan, dijeron, solo así negociaremos.

Se anunció la disolución y, según nos informa Naiz por medio de esta nota, tampoco habrá negociación, simplemente porque ellos no negocian con terroristas ni con sabandijas (Ibarretxe dixit).

¡Qué falta de respeto a las víctimas!... exclamaron.

Ellos, los que cada 12 de octubre celebran el exterminio de millones de personas en cuatro continentes.

Ellos, los que tienen a miles de víctimas en las cunetas.

Ellos, los herederos políticos del régimen fascista más longevo de Europa.

Ellos, los descendientes ideológicos de quienes se alinearon con Adolph Hitler y Benito Mussolini en la Gran Guerra Santa contra el Comunismo.

Ellos, los que valientes entonan el "Novia de la muerte" en Semana Santa.

Ellos, los que orgullosos cantan el "Cara al sol" en los sepelios de los suyos.


Ellos, los violentos de ayer, de hoy y de siempre.

Aquí lo dicho por Mariano el español y mucho español:


En sus primeras declaraciones públicas tras la declaración en la que ETA reconoce el daño causado, el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, considera que ese comunicado de la organización vasca es «la constatación de su derrota» y añade que esta «no conseguirá ninguna ventaja por desaparecer».

En una entrevista concedida al diario balear ‘Última Hora’, Rajoy se ha referido por primera vez al comunicado de ETA hecho público el pasado viernes, en el que la organización vasca reconoció el daño causado, recordó el «sufrimiento desmedido» que se ha padecido en Euskal Herria y explicitó «su compromiso con la superación definitiva de las consecuencias del conflicto y con la no repetición».

Esa declaración de ETA, según Rajoy, es «la constatación de su derrota».

«No consiguió ninguno de los objetivos que tenía, no ha obtenido ninguna ventaja por matar ni por dejar de matar y no conseguirá ninguna ventaja por desaparecer», ha recalcado.

El presidente del Gobierno español ha indicado que «todas las víctimas han sido golpeadas por su barbarie» y «es indigno que pretendan establecer distinciones entre unas y otras». «Todas ellas merecen siempre nuestro reconocimiento y nuestro apoyo, por lo que han pasado y porque son el referente inexcusable de la victoria de la democracia sobre ETA», ha añadido.

Rajoy ha asegurado que ETA «tiene que desaparecer» porque «ese es el único camino que le queda» tras su «derrota operativa y policial». Ha añadido que «en ningún caso desaparecen los delitos cometidos ni la responsabilidad por los mismos».






°

No hay comentarios.:

Publicar un comentario