lunes, 22 de octubre de 2018

Torturadores Condecorados

Del lacerante tema del castigo añadido al que se somete a los familiares de los presos políticos vascos pasamos al aún más lacerante tema de la tortura, práctica sistemática por parte del régimen español en contra de la población vasca.

Vean lo que se nos reporta desde Naiz:


En un momento en que el Gobierno encabezado por Pedro Sánchez se muestra dispuesto a retirar la condecoración oficial a «Billy el Niño», EH Bildu –junto a torturados y familiares de torturados vascos– ha denunciado que la realidad va muchísimo más lejos. Certifica que hay un centenar o más de casos similares y ha detallado algunos de ellos «en una primera aproximación».

Ramón Sola

Y el problema no estriba solo en el número, sino en lo que se percibe en el fondo. En muchos de esos casos, ha apuntado Marian Beitialarrangoitia, las condecoraciones se producen poco después de los hechos violentos en que están implicados esos agentes. Por ello, la diputada de EH Bildu ha concluido su comparecencia en Donostia lanzando la siguiente pregunta: «¿Acaso se considera ‘conducta intachable’ haber prestado ‘determinados servicios a la patria’, como torturar, secuestrar y asesinar a personas?».

Junto a Beitialarrangoitia han comparecido Axun Lasa, hermana de Joxean Lasa; Maribi Arregi, hermana de Joxe Arregi; e Idoia Zabalza, hermana de Mikel Zabalza, todos ellos muertos tras sufrir torturas. Y también personas que han padecido esta lacra como Jon Etxabe, Elixabete Morellas, Mikel Arrizabalaga y Josu Arrizabalaga.

EH Bildu considera «una buena noticia» que se estén replanteando la retirada del «manto de impunidad» de que ha gozado el policía «Billy el Niño», pero exige que se revoque la condecoración de todos los demás. Y ha hecho hincapié en que este gobierno de Pedro Sánchez es responsable incluso de premiar a uno de ellos, el exjefe de la UCO Manuel Sánchez Corbí, condenado en su día por torturas a Kepa Urra y pese a ello condecorado muy recientemente.

Esta práctica de galardonar a agentes implicados en estas acciones se ha sostenido a lo largo del tiempo, de modo que existe incluso uno, Sebastián Sotos García, que pese a participar en el intento de secuestro del refugiado Joxe Mari Larretxea en 1983 ha llegado a ser galardonado hasta cinco veces y por cuatro gobiernos distintos (González, Aznar, Zapatero y Rajoy).

En su investigación, EH Bildu percibe muchas veces una misma secuencia: «Condecoración, indulto y ascenso». Casi todos son premiados, algunos más de una vez. Los condenados en primera instancia resultan indultados generalmente. Y a menudo, también son elevados en el escalafón. Así ocurrió con uno de los dos únicos castigados por la muerte de Joxe Arregi tras investigarse inicialmente a 73 policías, uno de los casos más ilustrativos de cómo funciona este proceso.

En esta «primera aproximación» a un asunto de mucho calado y con largo recorrido histórico, Beitialarrangoitia ha aportado algunos casos significativos más, como el de José Domínguez Tuda, guardia civil de Intxaurrondo indultado más de una vez; Manuel Davó Soler, nacido en un punto de Alicante curiosamente muy cercano a donde se enterró a Lasa y Zabala; José Ramón Pindado, a quien se ha vinculado con el 23F; José Martínez Salas, que mató de un tiro a la ecologista Gladys del Estal en Tutera... Todos condecorados para escarnio de unas víctimas que, ha recordado Beitialarrangoitia, merecen justicia, reconocimiento y reparación.






°

No hay comentarios.:

Publicar un comentario