jueves, 18 de octubre de 2018

Etchegaray y lxs Represaliadxs

El GIC cierra operaciones de mediación y gestión de la paz en Euskal Herria, pero eso no significa ni de lejos que los problemas generados por el trasnochado y anacrónico colonialismo español -aunque el francés no se queda atrás- vayan a tener una pronta solución.

Lean esta nota de Naiz y entenderán de lo que estamos hablando:


Jean-René Etchegaray, en calidad de presidente de la Mancomunidad Vasca, se ha reunido con los miembros del GIC (Grupo Internacional de Contacto) y les ha agradecido su trabajo «decisivo» en Euskal Herria. Asimismo, les ha trasladado que «todavía queda mucho por hacer en cuestión de presos y víctimas».

El presidente de la Mancomunidad Vasca, Jean-René Etchegaray, ha recibido en Baiona a los miembros del GIC Brian Currin, Alberto Spektorowski y Raymond Kendall, a quienes ha agradecido su trabajo en los pasos hacia la paz que se han dado en Euskal Herria. «La situación estaba bloqueada a ambos lados de la frontera. Sin el Grupo Internacional de Contacto, nada se podía hacer. Llegaron a hacer una labor decisiva», ha apuntado.

Ha subrayado que ni el Estado español ni el francés ayudaron en el proceso de desarme. «Queda mucho por hacer», ha remarcado. Y ha señalado que los estados «si han entrado en el proceso de paz, ha sido por la puerta de atrás».

Etchegaray ha insistido en que «la reconciliación no está completada» y ha asegurado que espera que «los estados participen en las etapas que restan». Por ello, se ha dirigido a los miembros del GIC: «Incluso si vuestra misión ha terminado, y así se comprende, todavía necesitamos vuestra referencia porque queda mucho por hacer en cuestión de presos y víctimas».

Brian Currin, por su parte, ha expresado gratitud a Etchegaray y ha subrayado el «compromiso» a partir de 2011, de todos los partidos políticos del Estado francés «excepto el FN».







°

No hay comentarios.:

Publicar un comentario