lunes, 29 de octubre de 2018

Tres Pelotaris Mexicanos en Bizkaia

Desde las páginas de Deia traemos a ustedes este reportaje que cuenta las andanzas de tres pelotaris mexicanos por distintas kantxas de Bizkaia:


Díaz, ‘Loquillo’ y Cabello juegan estos días en los torneos de los trinquetes de Lekeitio, Abadiño y Bilbao

Jokin Victoria de Lecea

América fue el destino principal de a diáspora vasca. Los vascos fueron acogidos en un continente nuevo y llevaron a él sus costumbres. Esas tradiciones hicieron construir frontones y años más tarde en dos pequeños pueblos de México crecieron con la pelota como amiga y las paredes de los frontones como patio de juegos tres pelotaris. Santiago Tuyehualco vio dar sus primeros pelotazos a Martín Cabello y a Heriberto López Loquillo. Mientras, San Juan de Ixtayopan fue donde Orlando Díaz conoció este deporte. Los tres mexicanos fueron evolucionando y a pesar de jugar a diferentes disciplinas, se especializaron en el trinquete a la hora de representar a su país en los Campeonatos del Mundo. Los tres estuvieron en Barcelona y consiguieron una plata con sabor amargo. Ellos querían más. Pero la pelota les dio otra oportunidad de quitarse en una pequeña parte ese mal sabor de boca y recibieron una invitación para formar parte de los campeonatos internacionales que se están disputando estos días en Lekeitio, Abadiño y Bilbao.

“Todo aquí está muy bien, nos tratan genial. Pero por otra parte no es el mejor momento para nosotros. Venimos de perder la final del Mundial, que nos dolió mucho y en lo personal lo que quiero es llegar ahora a México, enfriar la situación y plantearme las cosas”, reconoce Díaz. Degustar el oro y verlo escapar fue una grandísima decepción para el combinado azteca y creen que “venir a Euskadi antes nos hubiera ayudado”. El ritmo de la pelota mayor y los trinquetes diferentes necesitan su adaptación y ahora que disputan el torneo actual comprenden mejor el juego y sus propias carencias. “Este nivel siempre ha existido en el País Vasco. Llevo muchos años viniendo aquí y la velocidad y el manejo de fuerza en la cancha están muy bien”, afirma Loquillo.

Por lo demás, los tres pelotaris reconocen estar satisfechos de su estancia en Bizkaia. “Estar aquí es un privilegio y estamos contentos de convivir con los vascos, son muy agradables y nos gusta jugar con ellos. Ahora, tratamos de jugar lo mejor posible y tratar de ganar para tener un pequeño consuelo de Barcelona”, declara Cabello, que al igual que a Díaz, no le importaría volver a fajarse en los frontones vascos debido a que “nos ayuda a ver lo que nos hace falta”. Al que no se podrá ver de nuevo en acción por lo menos en Euskadi será a Loquillo. “Tengo mi trabajo en México y creo que para la pelota ya pasó el tiempo. Quiero aprovechar este último viaje para echar el último esfuerzo y volver a casa contento”.

Estos partidos sirven para que los mexicanos aumenten su nivel y mejoren en la modalidad de trinquete, algo que “jugamos casi una vez al año”. Estos pelotaris viven la pelota de una manera diferente. Muchos pelotaris son capaces de desenvolverse con diferentes materiales y en diversos escenarios. “Ponme una pelota, algo circular y apostamos”, afirma Díaz. Es otra manera de vivir el deporte, pero la pasión por pelear cada tanto y querer mejorar es la misma. “Se juega más con la lona, pelota de tenis, y se hacen desafíos a los que asisten muchas personas ansiosas de verlos. Además, se pueden jugar dos o tres partidos al día. Pero en la pared izquierda o trinquete la afición es poca”, cuenta Díaz, mientras reconoce al igual que sus compañeros que “el nivel de la pelota ha bajado”.

Aunque no todo es jugar para estos mexicanos en este viaje. Los pelotaris, junto a varios representantes de otros países venidos a Bizkaia, tuvieron la oportunidad de asistir a la elección de material del jueves en el Astelena entre Jokin Altuna y Víctor Esteban. “Es como otro mundo. Entre ellos y nosotros hay un abismo. Estamos contentos porque les conocimos un poco y allí en México son muy famosos. Son ídolos y los niños les intentan imitar”, apostilla Cabello. Los tres pelotaris estuvieron hablando con Víctor, “un muy buen chaval”. Otra experiencia más antes de volver a su tierra y seguir en la pelea por evolucionar dentro de un deporte venido de lejos que han hecho suyo.






°

No hay comentarios.:

Publicar un comentario