miércoles, 24 de octubre de 2018

Arropando a los Cabacas

Iniciado el juicio en el Caso Iñigo Cabacas resulta que al deleznable Iñaki Larra, alias el Ugarteko, se le ha mandado llamar en calidad de testigo y no, como debiera ser, de imputado. O sea, el régimen borbónico franquista por conducto del PNV y el PSOE continúa proveyendo inmunidad ante la ley a sus sicarios.

Les invitamos a leer esto publicado por Naiz:


Una concentración desde las nueve de la mañana ha pedido justicia para Iñigo Cabacas frente al Palacio Judicial de Bilbo, donde se celebra la sexta sesión del juicio. En ella han estado un miembro de la plataforma Stop Bales de Goma y una abogada de la Asociación catalana por la Defensa de los Derechos Humanos.

Asier Robles

Miembros de la plataforma Iñigo Justizia, convocantes de la concentración, han expresado su enfado por que el ertzaina Iñaki Larrea,  conocido como ‘Ugarteko’, esté en el juicio como testigo y no como imputado, «ya que como se escucha en las grabaciones, fue él quien dio la orden de cargar». Y han pedido «justicia» y que «Larrea se siente en el banquillo de los acusados».

Los concentrados han recibido con aplausos y gritos de «Iñigo Cabacas justizia» a los padres de Cabacas y a la abogada Jone Goirizelaia a su llegada al juzgado.

Para mostrar su apoyo a la familia y amigos de Iñigo Cabacas han acudido a la concentración los catalanes Carles Guillot (miembro de la plataforma Stop Bales de Goma) y Laia Serra (abogada y miembro de la Asociación Catalana por los Derechos Humanos), que han ofrecido unas declaraciones a la puerta del juzgado.

Carles Guillot, que estuvo ayer en el juicio, ha recordado la «sensación de impotencia» que sintió «al escuchar las declaraciones de los testigos que relataban cómo estaban en un ambiente festivo y cómo la Ertzaintza llega y hace una carga brutal». También ha destacado la «victoria que supone» haber llegado a juicio, «dada la dificultad que supone conseguir sentar a policías en el banquillo de los acusados». Asimismo, ha subrayado que «no están todos los que debieran estar».

Laia Serra, por su parte, ha dicho que este juicio es «una repetición» de todos los juicios de violencia policial que, según la abogada, «se convierten en una cruzada para las víctimas y abogados a la hora de demostrar quién es el autor de los hechos, porque lo cuerpos policiales no depuran responsabilidades internas y no aportan los datos de los agentes que son responsables».

También ha señalado que uno de los principales ejes de la impunidad «es la falta de identificación suficiente de los agentes policiales», y ha hecho un llamamiento a abrir un debate social sobre el modelo policial. Finalmente, ha insistido en que «estos juicios no se pueden convertir en determinar quién apretó el gatillo, hay que depurar la responsabilidad de los mandos».






°

No hay comentarios.:

Publicar un comentario