martes, 21 de julio de 2009

Jornada Reivindicativa en Altsasu

Esta nota ha sido publicada en Gara:

Convocan una jornada festiva por los derechos civiles y políticos en Altsasu

Ante la permanente conculcación de derechos y libertades democráticas que padece Euskal Herria, varios encausados y condenados de distintos macrosumarios comparecieron ayer en Bilbo para dar cuenta de la organización de «Bat egin Eguna» en Altsasu, el próximo 20 de setiembre, en defensa de los derechos civiles y políticos. Una jornada reivindicativa y festiva que pretenden sirva para aglutinar fuerzas en denuncia del contexto político de excepción.

GARA |

Varios encausados y penados de distintos macrosumarios instruidos por la Audiencia Nacional española informaron ayer de la convocatoria de una jornada festiva el próximo 20 de setiembre en las campas de Altsasu en defensa de los derechos civiles y políticos que, según denunciaron, se encuentran conculcados en este país, además de que las apuestas represivas siguen marcadas en esa dirección. Como muestra de la vulneración de la libertad de expresión, entre otros aspectos, citaron el caso de la apuesta de Lakua por la retirada de las fotografías de los presos políticos vascos. Según subrayaron, esa apuesta «no tiene sentido» como «un intento de borrar esa realidad».

«Esa realidad -la existencia de prisioneros políticos vascos- está ahí y va a seguir estando ahí, aunque la Ertzaintza mande quitar las fotos o no», aseguró Maribi ugarteburu, encausada en el sumario contra la institución nacional Udalbiltza, a preguntas de los periodistas, después de ofrecer su visión sobre el estado actual de la conculcación de derechos en Euskal Herria, a la par que informaron de la convocatoria de la jornada festiva «Bat egin Eguna» el 20 de setiembre en defensa de los derechos civiles y políticos.

«Los presos son del pueblo»

En la comparecencia llevada a cabo ayer en Bilbo, tanto Maribi Ugarteburu como Aratz Estonba, que fue juzgado en el macrosumario de Gestoras proAmnistía, incidieron en la gravedad de las permanentes conculcaciones de derechos que se viven en el país, hasta el punto de que, a su parecer, «cada nuevo hecho que sucede no nos produce ni siquiera sorpresa alguna».

Una situación «instalada» de forma premeditada en la que «las leyes españolas se emplean en Euskal Herria para conculcar los derechos civiles y políticos, en lugar de garantizar los derechos». Un estado excepcional y alarmante, hasta el punto de que «han convertido en delito los propios derechos». En ese sentido, citaron el caso de las muestras de solidaridad hacia los presos políticos vascos.

Con todo ello, junto al veto de la voluntad popular en las instituciones, la criminalización de las reivindicaciones políticas y sociales y, entre otros muchos, también la de los propios movimientos populares, los comparecientes de ayer entienden que se trata de «desvirtuar» la realidad política y social del país.

Asimismo, recordaron cómo en los últimos años han sido permanentes los informes de instancias internacionales que criticaban al Estado español con las prácticas de las torturas o, por ejemplo, por la conculcación de los derechos y libertades democráticas.

Y ante esa situación de excepción en la que consideran que vive Euskal Herria, los distintos encausados en macrosumarios realizaron un llamamiento para responder como país ante los atropellos de los estados, y «para recuperar los derechos civiles y políticos y empujar, así, a una verdadera democracia». Y en ese contexto de unidad y aglutinar fuerzas, informaron de la convocatoria de la jornada festiva «Bat egin Eguna», el próximo 20 de setiembre en Altsasua, en defensa de los derechos civiles y políticos de los vascos.

Por otro lado, y en relación con las actuaciones de la Policía autonómica en relación con las fotografías de los presos políticos vascos, la Comisión del recinto de txosnas de Santurtzi, compuesta por 21 colectivos culturales, deportivos y sociales del municipio vizcaino, emitieron un comunicado por el que censuraban la irrupción y ocupación policial del pasado 17 de julio. A su parecer, la aparición de la Ertzaintza supuso «un ataque contra la libertad de expresión que ha sido históricamente una característica de Santurtziko Txosnagunea». También mostraron su malestar con el Ayuntamiento, «ya que ha violado el protocolo de seguridad que tiene acordado con Santurtziko Txosnagunea», según el cual sólo la Policía Local puede acceder al recinto festivo.

Pero no sólo irrumpieron en Santurtzi. En Barakaldo, por ejemplo, se personaron hasta tres veces a retirar pancartas y fotografías de los presos. Sin embargo, en la última irrupción se toparon con fotografías de vecinos de Barakaldo con la leyenda «Nere laguna preso dago 700 kilometrotara».

Los que se han adelantado y han pedido a la Ertzaintza «que deje a los vecinos disfrutar de las fiestas en libertad» han sido los errenteriarras, que se encuentran en vísperas de las Madalenas. También se dirigieron al Ayuntamiento para que tome cartas en el asunto, además de dejar claro que «los presos son del pueblo y que mostrar solidaridad no es delito. Que quede claro que por encima de la represión el pueblo no se va a quedar callado».


.... ... .

No hay comentarios.:

Publicar un comentario