jueves, 21 de febrero de 2019

Desalojan el Talka

Una vez más el PNV se ciñe a las reglas dictadas tanto por en neoliberalismo como por el españolismo.

En Gasteiz se ha concretado un ataque más a los centros sociales okupa de Hegoalde. Este en específico con la agravante de ser un espacio de sororidad y con Euskal Herria entera preparándose para la greba feminista del 8 de marzo ya próximo.

Aquí lo que se denuncia desde Hala Bedi:


La Policía Local ha desalojado el espacio feminista Talka y ha llevado a cabo identificaciones y dos detenciones. Lo ha hecho sin ningún tipo de orden judicial en mano. El proyecto era una realidad desde el pasado mes de diciembre, cuando más de un centenar de mujeres hicieron pública la okupación del Palacio de los Álava-Velasco para llevar a cabo en él un proyecto de mujeres y para mujeres.

Agentes de la Policía Local del Ayuntamiento de Gasteiz han entrado la mañana del 21 de febrero en el espacio feminista Talka ubicado en el Palacio de los Álava-Velasco del centro de Gasteiz. Varias patrullas se han personado pasadas las 11:00 horas junto a la empresa de cerrajería Canuto con el fin de entrar dentro del edificio. Junto a ellos estaba un hombre que se ha identificado como el dueño del edificio.

Según informaba Gasteiz Hoy, la Policía Local ha acudido a escoltar a un cerrajero, un abogado y un representante de la propiedad. No ha acudido con orden judicial porque “no se trataba de un desalojo”. Simplemente el dueño del inmueble ha acudido a cambiar la cerradura aprovechando que no había nadie dentro en ese momento, que lleva vacío desde comienzos de siglo.

Los agentes han aprovechado que no había ninguna actividad en el interior para entrar y hacerse con el edificio. Sin embargo, en el interior sí que había una mujer del proyecto que posteriormente ha sido detenida. A las personas que se han acercado les han dado 10 minutos para entrar, coger las pertenencias del interior y salir del mismo.

Las congregadas les han solicitado más de una vez la orden judicial para realizar el desalojo, algo que en ningún momento han enseñado.

A los pocos minutos, se ha personado la Ertzaintza también pero ha sido sobretodo la Policía Local quien ha comenzado a cargar contra las mujeres que se han acercado hasta allí, como se puede apreciar en las diferentes imágenes.
Una detención y varias identificaciones

Ha sido en uno de esos momentos de cargas policiales, cuando los agentes de la Policía Local han detenido a una persona, metiéndole en uno de los coches y llevándola hasta la comisaría de Agirrelanda. El primero de los detenidos es un conocido dantzari de la capital alavesa.

Finalmente, cuando los agentes han conseguido entrar dentro del edificio sin enseñar ningún tipo de orden judicial pero con la colaboración de la cerrajería Canuto, también se han llevado detenida a una de las mujeres que había en el interior.

Ya el martes por la tarde, las dos personas han sido puestas en libertad con cargos.

Además de ello, tanto ertzainas como policías locales han llevado a cabo sendas identificaciones, en algunos de los casos, argumentando que eran ellas las personas que estaban empezando los gritos en la plaza que se encuentra frente al edificio. A una de las identificadas, le han notificado que le imputarán el hecho de “haber convocado una concentración ilegalmente”.

Otra de las personas identificadas ha sido una periodista de Hala Bedi que cubría la noticia desde el comienzo.

Una vez terminado el desalojo, mujeres, bolleras y trans han llevado a cabo una asamblea. Ahí han decidido acudir a la comisaría de Agirrelanda a mostrar su apoyo a las personas detenidas.

Además, para la tarde han hecho varias convocatorias, entre ellas, una concentración que se ha celebrado a las 20:00 horas en las puertas de Talka bajo el lema Talka ez ukitu. Desalojoen aurrean, autodefentsa feminista.

Un espacio feminista sin precedentes en Gasteiz

El proyecto Talka era una realidad desde la tarde del pasado sábado 15 de diciembre de 2018, cuando más de un centenar de mujeres hicieron pública la okupación del Palacio de los Álava-Velasco para llevar a cabo en él un proyecto de mujeres y para mujeres. Las integrantes de este nuevo espacio liberado, lo tuvieron claro desde el principio: querían quedarse para poner en marcha un proyecto que llevaban meses trabajando. Y tenían, además, el apoyo total de los diferentes colectivos feministas de la ciudad.

Se trata de un edificio construido en el siglo XVII y abandonado durante las últimas décadas. Hasta diciembre, estaba tapiado y en posesión de un grupo de inversores cuya identidad se desconoce. Sin embargo, se encontraría en proceso de expropiación por parte del Ayuntamiento desde hace años. A pesar de ello, el Gabinete de Gorka Urtaran ya avisó a la empresa propietaria (Promociones Irene) sobre la okupación para que pusiesen la denuncia pertinente.

“Gestionado por nosotras mismas y que responde a nuestras necesidades y deseos”. Así querían que funcionase este nuevo edificio, que pretendían fuese un “espacio seguro” ante la “inacción” de las instituciones que “no tienen en cuenta nuestras necesidades y que se llenan la boca de igualdad mientras toman medidas contra nosotras mismas“.




°

No hay comentarios.:

Publicar un comentario