jueves, 21 de febrero de 2019

Revuelta Estudiantil en la CAV

Vaya vaya, parece que el espíritu del 68 se ha apoderado de los jóvenes vascos según nos relata este reportaje de Noticias de Gipuzkoa:


Grupos de “autodefensa” estudiantil surgidos en la red el pasado enero y apoyados por Ikasle Abertzaleak convocan protestas en varios centros educativos y generan el “caos” en Tolosa

Mikel Mujika

Jóvenes enmascarados apostados con bengalas en las escaleras de un instituto alavés; estiércol, basura y petardos arrojados en los pasillos y aulas de dos centros educativos de Tolosa; concentraciones en el Pío Baroja de Irun en protesta por el castigo a un alumno tras un enfrentamiento con una docente y llamamientos continuos a la movilización. Todo en apenas un mes y a través de las redes sociales, donde varios colectivos antisistema apoyados por la histórica organización estudiantil Ikasle Abertzaleak solicitan un “cambio de modelo educativo” y están llamando a jóvenes de toda Euskal Herria, y “a la clase trabajadora vasca”, a concentrarse mañana en Tolosa contra los criterios de evaluación del instituto Orixe. ¿Qué está pasando?

Los profesores de este centro público guipuzcoano con más de 600 alumnos de ESO y bachillerato están “superados, pasados de rosca”, admite uno de ellos. Se hallan atrapados en una situación de “caos” que no entienden y que en apenas tres semanas ha provocado “graves incidentes con un reducido grupo de alumnos, liderados por tres estudiantes concretos” y apoyados por decenas de jóvenes de las comarcas de Tolosaldea y Goierri. Exigen que se rebajen las exigencias académicas del centro en las asignaturas de historia y euskera.

Los docentes aseguran que siguen el mismo currículum educativo que el resto de centros -cuentan con el apoyo del Departamento de Educación- y que tratan de impartir a los 240 alumnos de bachillerato todo el temario de las pruebas de acceso a la universidad, la antigua selectividad.

La dirección llegó a proponer ayer el cierre del centro mañana ante el llamamiento a una gran concentración (Baterajotze Nazionala) en Tolosa frente a su centro, convocada a través de las redes sociales, con el apoyo expreso de Ikasle Abertzaleak. Se cree que pueden acudir jóvenes de los centros de secundaria Uzturpe de Ibarra, Laskorain de Tolosa, Antigua-Luberri de Donostia, el instituto de Beasain, Hernani y “alguno más”, apuntan fuentes de la comunidad educativa;así como “colectivos de Iruñea y Gasteiz”. Incluso se rumorea sobre la llegada de un autobús de Barcelona. Todo a través de YouTube y los móviles.

Finalmente, la decisión adoptada ayer por la tarde en una reunión de urgencia celebrada en la delegación del Gobierno Vasco de Donostia es la de mantener abierto el centro durante la jornada de mañana y protegerlo de posibles ataques con un cordón policial de la Ertzaintza.

“Componente político”

El problema, más allá de la reivindicación expresa para que se reduzca la dificultad de dos asignaturas, tiene, según intuyen fuentes de la propia Administración, un “componente político”. El instituto Orixe es durante esta semana el blanco de la ira de grupos de “autodefensa” estudiantil surgidos en las redes sociales a mediados de enero y han impulsado protestas en varios centros de la CAV y Navarra, especialmente en la red pública. ¿Contra qué?

Sus reivindicaciones son difusas. Grupos surgidos en Tolosaldea, la Sakana navarra y el valle de Aiaraldea (Araba y Bizkaia), con el altavoz y apoyo en las redes de Ikasle Abertzaleak, lanzan proclamas contra el modelo educativo, llaman a huelgas sin convocante autorizado y protestan contra el control que ejercen sus padres sobre ellos a través de las plataformas de gestión académica como Alexia o Inika, en los que los progenitores pueden seguir la evolución de sus hijos. Dicen estar sometidos a una “gran presión por la selectividad”.

En Laudio, enmascarados con bengalas obstaculizaban recientemente la entrada del instituto Aiaraldea, con una pancarta en contra de la plataforma Alexia. En Tolosa ha habido ataques en la ikastola Laskorain, donde el 14 de este mes (Kirats Eguna) varias personas extendieron estiércol y basura;y petardos al día siguiente (Zarata Eguna). Por su parte, en el instituto Orixe, la reivindicación que ha motivado la concentración “nacional” de mañana pasa por reducir el temario de historia a la mitad y eliminar la obligación de lograr una nota mínima (cuatro sobre diez) en cada uno de los diferentes exámenes de euskera.

El vídeo de la discordia

Pero, ¿tiene sentido una protesta “nacional” para pedir que se rebajen las exigencias académicas de dos asignaturas en un solo centro? Según fuentes consultadas por este periódico, estas “redes de autodefensa” estudiantil serían el resultado de “una estrategia diseñada entre octubre y noviembre en el seno de Ikasle Abertzaleak”, una organización con 30 de años de historia que se autodenomina “revolucionaria” y en la actualidad se halla alejada de la nueva línea estratégica de la izquierda abertzale.

Según esta tesis, el objetivo para el cambio de modelo pasaría por tratar de “desestabilizar” aquellos centros en los que cuenten con militantes dispuestos a abanderar su lucha. De hecho, fuentes de la comunidad educativa apuntan otro episodio previo en el instituto Unanumo de Gasteiz, en el que tras un enfrentamiento de un alumno con otro docente, “dos miembros de Ikasle Abertzaleak” se presentaron como “mediadores para negociar en el conflicto”.

Pero la mecha en el instituto Orixe prendió el 17 de enero, después de que una veintena de alumnos, la mayoría menores de edad, sacasen sillas y mesas al patio del instituto para dar una rueda prensa y airear sus exigencias. Un vídeo que subieron a la plataforma audiovisual YouTube.

La dirección planteó a esos estudiantes que reconociesen su error, comprometiéndose a utilizar los canales del centro para realizar sus reivindicaciones, y asumiendo pasar un día en la biblioteca recibiendo información sobre los canales de acción del centro. Más de una quincena aceptaron esta medida, pero seis de ellos se negaron, por lo que se les expulsó tres días. La llama estaba encendida.

Clases suspendidas por “miedo”

El pasado viernes, la dirección tuvo que solicitar a la delegación territorial del Gobierno Vasco la suspensión de las clases debido a la “alarma y el miedo” que generó la explosión de varios petardos, uno de ellos de “enorme potencia”, en el interior de las aulas. “Podría haber reventado los tímpanos a cualquiera”, asegura un profesor. El centro denunció los hechos ante la Ertzaintza. Y este martes, medio centenar de jóvenes que se declaraban en huelga -según un docente de Orixe, solo unos pocos eran de este instituto-, fueron conminados por la Policía vasca a abandonar una sentada a las puertas del centro con la que impedían el acceso al mismo. La jornada se saldaba con otra sanción a dos estudiantes.







°

No hay comentarios.:

Publicar un comentario