martes, 19 de febrero de 2019

Sare Ante las Elecciones

Desde El Diario traemos a ustedes este artículo con información acerca de la más reciente comparecencia por parte de Sare:


De los 211 presos de ETA que siguen en la cárcel, 34 están en régimen de segundo grado, dos en semilibertad y, el resto, en primer grado

Miguel M. Ariztegi

La red que trabaja por el fin de la política de dispersión de los presos de ETA, Sare, ha ofrecido hoy una rueda de prensa en Pamplona en la que ha anunciado que ante la sucesión de citas electorales que se concentran el próximo trimestre, pedirá a los partidos políticos que no utilicen en campaña “la dispersión de presos” de ETA y la “manipulación política de todas las víctimas”.

El portavoz de Sare y exconsejero del Gobierno Vasco, Joseba Azkarraga, ha realizado “un llamamiento a los partidos” sobre “dos elementos que deben tener una solución definitiva para buscar espacios de convivencia”. Por un lado, “la situación de las víctimas, de todas las víctimas, a las que hay que dejar de manipular políticamente, y hay que darles el respaldo, el reconocimiento, y la ayuda necesaria, pero no el control político”, ha explicado en declaraciones a eldiarionorte.es. Por otro, “el tema de las cárceles. No vulnerar los derechos de los presos y presas vascos. Mientras así sea será una quimera hablar de convivencia. Pedimos la no utilización de estas materias como arma arrojadiza contra el contrario”.

“Pedro Sánchez ha tenido mucho miedo a las asociaciones de víctimas fundamentalmente, y a los partidos de derecha. Y no ha querido escuchar que hay una parte de la sociedad en general, fundamentalmente de la sociedad vasca, que está pidiendo que se acabe con esta situación de carácter vengativo”, ha reivindicado Azkarraga.

En su opinión, la situación de la progresión de grados de los presos de ETA en los 8 meses de Gobierno socialista “prácticamente no ha variado, a pesar de las declaraciones que hicieron el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y su ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska” al comienzo de su mandato.

Según sus datos, de un colectivo total de 211 presos de ETA hoy encarcelados, 34 lo están en segundo grado, un régimen menos restrictivo que el primer grado, donde están el resto menos dos, que han accedido a la semilibertad o tercer grado. El paso de primer a segundo grado suele ir acompañado además de un traslado a cárceles cercanas al País Vasco y Navarra, como Villabona en Asturias o Zuera en Zaragoza.

Los presos de ETA “muchas veces se mantienen en primer grado desde que entran en prisión hasta que finalizan la condena. Hasta 30 años, que es absolutamente ilegal desde el punto de vista normativo”, ha denunciado Azkarraga.

El portavoz reconoce que antes del Gobierno Sánchez eran solo 14 los presos de ETA en segundo grado, a los que se han sumado 20 en estos meses, “pero están todos a punto del cumplimiento de la condena. Son cosas que no se corresponden con lo que anunciaron al principio de su mandato”, insiste. “Y no los llevan a las cárceles vascas, los dejan a 250 o 300 kilómetros de sus casas, por lo que la política de dispersión se sigue aplicando, no ha habido cambios sustanciales”.

Según informa Sare, a día de hoy, alrededor del 84% de los presos de ETA se encuentran en primer grado penitenciario desde su encarcelamiento, cuando en el caso de la población reclusa en general, esta situación de primer grado, solo se aplica al 2,1%. “Estamos, por tanto, y llevamos más de 30 años, con una medida de carácter excepcional”.

El sistema de progresión de grados es la vía que aplica el sistema penitenciario para reinsertar a los presos en la sociedad. De las 115 solicitudes individuales realizadas hasta ahora, tres han sido aceptadas, 69 rechazadas y quedan pendientes de revisión 43.






°

No hay comentarios.:

Publicar un comentario