lunes, 15 de marzo de 2004

¡Pasen Unos Puros!

Hoy en la sección Mundo de La Jornada:

Destaca La Habana la derrota del PP

Gerardo Arreola

El gobierno de Cuba mostró tácitamente su entusiasmo por la derrota del Partido Popular (PP) de España, cuando la televisión local interrumpió transmisiones para anunciar el fracaso electoral de esa fuerza "por su política guerrerista y de servidumbre al imperialismo estadunidense". En un gesto sin precedente para elecciones extranjeras, la televisión cubana emitió cortes noticiosos fuera de programa en la tarde del domingo, repitiendo el anuncio oficial del gobierno de José María Aznar sobre los resultados comiciales. Un locutor cubano abría y cerraba los cortes con esta declaración: "Fue derrotado José María Aznar y el Partido Popular por su política guerrerista y de servidumbre al imperialismo estadunidense". El telenoticiero nocturno dijo que el pueblo español había rechazado "la política servil del presidente Aznar, alineada con las fuerzas más reaccionarias de la Casa Blanca".

Aunque no hay indicios inmediatos sobre el futuro de las relaciones de Cuba con un gobierno español socialdemócrata, la caída del PP cierra una crisis bilateral casi permanente desde que Aznar entró al Palacio de la Moncloa y que se agudizó al paso del tiempo. La rispidez entre los dos gobiernos se advirtió incluso en las manifestaciones de luto por los atentados en Madrid.

El presidente Fidel Castro envió el jueves sus condolencias personales al rey Juan Carlos, sin entrar en contacto con Aznar. Ningún funcionario cubano asistió el viernes a la ceremonia de duelo en la embajada española, donde el libro de condolencias fue firmado en otro momento por el vicencanciller Angel Dalmau.

El gobierno cubano también desairó a la diplomacia española el sábado, en la catedral de La Habana, dejando vacíos sus asientos reservados en una misa que ofició el cardenal Jaime Ortega, en memoria de las víctimas. En entrevista para la televisión chilena, retransmitida aquí el sábado y el domingo, Castro distinguió entre el rey Juan Carlos "que es un caballero" y "el señorito este que está de primer ministro"; acusó a Aznar de mentir sobre la autoría de los atentados y le reprochó el reclutamiento de jóvenes latinoamericanos para la intervención militar en Irak.


Por mucho que admiremos a Fidel Castro no podemos estar más en contra de su opinión con respecto al monarca franquista Juna Carlos Borbón.





.... ... .

No hay comentarios.:

Publicar un comentario