Un blog desde la diáspora y para la diáspora

domingo, 21 de marzo de 2004

Aznar a La Haya!

Hoy en la sección Mundo de La Jornada:

México D.F. Domingo 21 de marzo de 2004

La multitud recordó a las víctimas del 11-M y pidió el regreso de las tropas españolas

"Aznar, canalla, nos vemos en La Haya", gritaron miles de españoles en Madrid

En Barcelona marcharon 200 mil personas para demandar el fin de la intervención en Irak

ARMANDO G. TEJEDA CORRESPONSAL

Madrid, 20 de marzo. Centenares de miles de personas volvieron a salir este sábado a las calles de las principales capitales del país para exigir nuevamente el fin de la ocupación militar de Irak y para recordar a las víctimas y familiares del atentado del 11 de marzo, conocido aquí como 11-M.

A un año del comienzo de la guerra contra Irak, la multitud exigió el regreso de las tropas españolas desplegadas en el país árabe por decisión unilateral del presidente en funciones, el conservador José María Aznar.

En Madrid, donde hay miles de veladoras en los rincones trágicos, donde estallaron los "trenes de la muerte", la movilización reunió a más de 50 mil personas, que se desplegaron desde la Puerta del Sol hasta la glorieta de La Cibeles.

Con una manta con el lema "Madrid. Construyendo la paz. Retirada de las tropas. Fin de la Ocupación", los manifestantes recorrieron las calles del centro de la ciudad encabezados por representantes de partidos políticos, organizaciones sociales, artistas y miembros de la sociedad civil.

Antes de llegar a la Puerta del Sol, donde se leyeron los comunicados de la protesta, los manifestantes gritaron consignas contra Aznar, George W. Bush y Tony Blair, entre ellas "Aznar, canalla, nos vemos en La Haya" o "No se han ido, les hemos echao" en referencia al triunfo del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) en las elecciones de la semana anterior y la salida del gobierno del Partido Popular.

Tras un minuto de silencio por los 202 muertos en los atentados, la primera en tomar la palabra fue Bárbara Couso, hermana del periodista José Couso, asesinado el año pasado en Irak por un tanque de Estados Unidos, quien exigió el fin de "esta lógica demente de guerra", y recordó que el asesinato de su hermano fue "un crimen de guerra", como el de los periodistas árabes abatidos el viernes anterior por soldados de Estados Unidos.

Posteriormente, la brigadista española Rosa Peñarolla, quien estuvo en Irak antes y durante los bombardeos de la ocupación, calificó la intervención militar como "una guerra de pillaje".

El manifiesto de las más de 50 organizaciones convocantes a la marcha, entre ellas Red de Apoyo Zapatista, Cultura contra la Guerra, Comisiones Obreras, Unión General de Trabajadores, fue leído por los actores Juan Diego y María Barranco.

El texto denunció "la tergiversación y ocultación de información sobre la autoría de los atentados por parte del gobierno de Aznar, a fin de que el electorado no asociara su trágico balance de dolor y muerte con la implicación del Estado español en la invasión y ocupación de Irak".

Movilización catalana

Unas 200 mil personas volvieron a marchar en esta ciudad para demandar el fin de la intervención en Irak, pero, sobre todo, para recordarle al presidente electo español, José Luis Rodríguez Zapatero, que "no hay excusas" para que las tropas españolas permanezcan en el país árabe.

Decenas de contingentes, encabezados por los partidos Esquerra Unida, Esquerra Republicana y Socialista Catalán; grupos ecologistas, integrantes de distintas redes altermundistas, como ATTAC, militantes del Partido Obrero Socialista Internacionalista y también representantes de las comunidades islámicas en Europa, partieron de la Plaza Cataluña y continuaron por toda la arteria central de esta ciudad.

A las afueras de uno de los balcones, una enorme manta, aplaudida por los manifestantes, destacaba: "PSOE, recuerda el 13-M, las cacerolas están alerta", en clara alusión al día que miles de ciudadanos se apostaron ante las sedes del Partido Popular para demandar la verdad sobre los acontecimientos de dos días antes y criticar la manipulación informativa. En otro se leía: "¡Fuera tropas de Irak, ahora! Rodríguez Zapatero sin excusas".

Desde el jueves anterior en la noche se comenzaron a congregar en la plaza Cristina estudiantes universitarios, integrantes de comunidades teatrales, participantes en grupos como Plataforma Alto a la Guerra, para prepararse en vísperas de esta manifestación que revivió el espíritu antibelicista barcelonés, justo al cumplirse un año del inicio de la invasión angloestadunidense en Irak.

La ausencia más notable, la del Partido Popular, confirmó que en esta ciudad el otrora instituto gobernante se ha mantenido al margen de las movilizaciones más importantes en contra de la guerra.

También había una enorme manta que era una réplica del Gernika, el mundialmente famoso cuadro de Pablo Picasso, que la llevada el Colectivo de Solidaridad con la Rebelión Zapatista.

Por primera vez se vio a muchos migrantes en la manifestación, en especial musulmanes y árabes. El manifiesto que se leyó en catalán destacaba la retirada de las tropas con o sin apoyo de Naciones Unidas, y la retirada de las empresas españolas en Irak, en especial La Caixa.

También hubo movilizaciones en Bilbao, San Sebastián, Girona, Sevilla, Valencia, Córdoba, Logroño, Granada, Pamplona y muchas ciudades más.

.... ... .

No hay comentarios.:

Publicar un comentario