sábado, 13 de marzo de 2004

ETA Niega Autoría del 11-M

ETA es una organización independentista sí, pero antes que nada, es una organización antifascista, que hunde sus raíces ideológicas y filosóficas en los preceptos de la izquierda, desde el socialismo hasta el anarquismo.

Por lo anterior es que ETA nunca ha lanzado un ataque indiscriminado en contra de población civil, mucho menos en contra de trabajadores, estudiantes y migrantes.

Esto lo sabe muy bien Madrid, que a pesar de la intensa campaña de desprestigio y criminalización, para lo que ha contado con la cínica complicidad de muchos actores en la comunidad internacional, ha tenido que aceptar una y otra vez que las acciones armadas de ETA están dirigidas hacia la oligarquía y los intereses empresariales trasnacionales, en contra de representantes del régimen, ya sea desde los partidos políticos o desde las instituciones del ejecutivo, el legislativo y el judicial, así como en contra de las instituciones armadas que sostienen al régimen, como son el ejército, la Guardia Civil y los diferentes cuerpos policíacos.

De hecho, es por todo lo explicado que Arnaldo Otegi pudo salir el mismo día de los atentados para insistir en que ETA no estaba detrás de los terribles atentados en los trenes de cercanías de Madrid.

Pues bien, ETA ha dado a conocer un comunicado en el que deja bien claro que no ha tenido nada que ver con el atentado.

Aquí la información en la sección Mundo de La Jornada:

Niega ETA ser autora de los ataques

La canciller Ana Palacio instruye a embajadores para que defiendan la tesis del gobierno

Armando G. Tejeda | Corresponsal

En una llamada anónima al periódico vasco Gara, la organización armada vasca ETA rechazó hoy ser la autora de los atentados perpetrados el jueves anterior en Madrid, al tiempo que el gobierno del presidente español, José María Aznar, insiste en mantener como principal vía de investigación la implicación del grupo independentista en los ataques.

En este contexto, surgieron suspicacias ante la persistencia de Madrid de implicar a ETA en los ataques, a medida que en los medios surgen indicios y opiniones expertas en sentido contrario, e inclusive la cancillería española pidió a sus embajadores en el extranjero que defiendan la idea de que ETA fue responsable de los atentados.

El mismo jueves, un grupo fundamentalista vinculado con la red internacional Al Qaeda, denominado Brigadas del Mártir Abu Hafs al Masri, reivindicó los ataques. En un mensaje cuya autenticidad no ha sido aún confirmada, el grupo dijo que con los ataques vengó el apoyo de España a las guerras contra Irak y Afganistán.

En llamadas telefónicas a dos medios de comunicación vascos, el periódico Gara y la Televisión Pública de Euskadi, un interlocutor anónimo que dijo hablar en nombre de ETA, señaló en lengua euskera que la organización etarra "no tiene responsabilidad de los atentados de ayer".

Aznar reiteró hoy que "no se descarta ninguna pista en las investigaciones", y agregó, que su gobierno "no concede crédito a declaraciones de portavoces de organizaciones ilegales que disculpen o hablen en nombre de terroristas que ya han causado cientos de víctimas", en alusiones a las declaraciones del portavoz de la ilegalizada coalición vasca Batasuna, Arnaldo Otegi.

La ministra española del Exterior, Ana Palacio, declaró que "todo parece indicar que esta terrible masacre lleva la firma de ETA (...) Tenemos indicios muy fuertes, precedentes muy fuertes. Todos los elementos objetivos que tenemos, el explosivo utilizado, la manera en que trabajaron la señalan".

En nota enviada desde el jueves a embajadores españoles acreditados, se acusa a "alguna fuerza política de intentar confundir a la opinión pública sobre la autoría de la matanza", informó la emisora radiofónica Cadena Ser. La nota insiste en que el modus operandi de los atacantes del jueves corresponde a ETA.

Palacio parece ignorar los recientes hallazgos. Medios de prensa dijeron que según la investigación, una bomba sin estallar hallada la noche del jueves en un tren no corresponde en nada a los artefactos de ETA.

Los detonadores están hechos de cobre, y los que utiliza el grupo vasco son de aluminio. Además, el explosivo no es el titadine que usa típicamente ETA.

Un exhaustivo análisis presentado hoy por peritos a los medios demuestra que las bombas estaban hechas con entre ocho y 10 kilos del explosivo Goma 2 Eco, un tipo de dinamita gelatinosa que se usa en obras públicas y que nunca ha sido utilizado por ETA.

Se fortalece la conexión islámica

Han trascendido otros hallazgos que fortalecen la hipótesis de la implicación de Al Qaeda en la acción criminal, como la localización, el jueves mismo, de una camioneta abandonada en la localidad madrileña de Alcalá de Henares con ocho detonadores y una cinta magnetofónica con versículos del Corán, en la que se instaba a la propagación de la educación coránica.

Un testigo no identificado afirmó hoy a la televisión pública que el jueves vio a tres jóvenes con rostros cubiertos con pasamontañas alrededor de una furgoneta en Alcalá de Henares, 10 minutos antes de que estallaran las bombas.

Fue este testigo el que alertó a la policía de la presencia de la furgoneta sospechosa. El hombre dice que los sujetos le llamaron la atención por los pasamontañas que llevaban, a pesar de que no hacía frío.

También se estudia la hipótesis de que entre los restos humanos localizados en los lugares de los atentados podría haber algunos pertenecientes a presuntos terroristas suicidas, lo que todavía no se ha confirmado, pero que podría dar un vuelco a la versión oficial del gobierno.

Ante el creciente escepticismo sobre la información difundida por el gobierno de Aznar, el ministro del Interior, Angel Acebes, reiteró hoy ante los medios que las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado están analizando "el modus operandi" de los atentados, pero "centrándose sobre todo en ETA, ya que la banda terrorista ha intentado cometer acciones similares, como en la noche vieja de 2002 en centros comerciales, la Nochebuena de 2003 en un tren en la estación de Chamartín y la pasada Navidad en el puerto de montaña de Baqueira Beret".

Acebes afirmó también que los servicios de inteligencia españoles y de otros países, como el Reino Unido y Estados Unidos, no dan credibilidad a la reivindicación del atentado del grupo islámico, que envió un correo electrónico a un periódico londinense.

Pero además hay otros factores que confirmarían este tesis, máxime cuando la mayoría de la información sobre los atentados, facilitada el jueves anterior por Acebes, no ha resultado verdadera.

Acebes afirmó "no tener la menor duda" de que ETA era la autora de la matanza, para lo que presentó tres pruebas, según él irrefutables: el material usado en los paquetes explosivos era dinamita del tipo titadine, la que utiliza habitualmente ETA; los detonadores eran idénticos a los empleados por ETA en otras acciones; que tenían la certeza de que el grupo armado estaba preparando atentados en vías férreas de cara a los comicios presidenciales del próximo domingo.

Sospechas y elecciones

Aznar ofreció también una rueda de prensa en la que no responsabilizó a ETA de forma directa, pero sí reiteró que la principal sospecha del gobierno está relacionada con el grupo vasco, aunque reconoció que también investigan la trama islámica radical.

Señaló que "el fanatismo religioso sólo marca diferencias en sus coartadas, pero todos los terroristas obedecen al mismo impulso asesino".

El mandatario justificó la premura con la que se atribuyó el atentado a ETA, ya que "un gobierno con dos dedos de frente en España, después de 30 años de terrorismo, ante un atentado como el de ayer, no tiene que pensar lógicamente, razonablemente, que tiene que ser esa banda la autora".

El presidente, lejos de asumir una actitud de conciliación con la oposición política y los gobiernos del País Vasco y Cataluña, que han exigido más transparencia y veracidad en la información, les espetó que "toda la información que tengamos, toda, se la vamos a contar a los españoles; me sorprende que se diga que se está ocultando información", pero no dijo cuándo, una vez que el próximo domingo se celebran elecciones generales y la naturaleza del atentado podría provocar cambios en la intención del voto de miles de personas.

En un mensaje atribuido al líder de Al Qaeda, Osama Bin Laden, difundido el 18 de octubre por la televisora qatarí Al Jazzeera, afirmaba: "Nos reservamos el derecho a responder en el momento y lugar oportunos contra los países que participan en esta guerra injusta, en particular Gran Bretaña, España, Australia, Polonia, Japón e Italia".

A todo esto, ante la ambigüedad de la información oficial sobre los autores del atentado, la oposición exigió más transparencia en los datos obtenidos de las investigaciones, al sospechar que Madrid retrasa la información en función de los comicios.

Observadores señalan que si ETA resultara la autora de los atentados, esto daría la victoria a los conservadores, pero si se demuestra que los ataques fueron represalia de Al Qaeda, el electorado comprenderá que la matanza fue el precio que España pagó por la insistencia de Aznar de participar en una guerra que rechazaba más de 90 por ciento de la población.

El líder del Partido Socialista Obrero Español, José Luis Rodríguez Zapatero, pidió al gobierno que establezca "un liderazgo unitario de todas las fuerzas políticas", al tiempo que reclamó "información permanente y veraz" sobre las investigaciones. Explicó que "dependiendo de la autoría de los atentados, se abren caminos distintos de respuesta".

El dirigente de Izquierda Unida, Gaspar Llamazares, acusó al gobierno y al Partido Popular de "continuar con la propaganda y la manipulación informativa".

El presidente del gobierno vasco, el nacionalista moderado Juan José Ibarretxe, también exigió "información fehaciente sobre la autoría de los atentados", y afirmó que "a pesar de que nada cambia para las personas que han sido víctimas del atentado que el autor haya sido ETA o Al Qaeda, sí puede dar pie a una valoración política diferente".






.... ... .

No hay comentarios.:

Publicar un comentario