martes, 29 de enero de 2019

Boicot Vasco a Tranvía Israelí

Por medio de El Diario nos llegan excelentes noticias desde Beasain.

Los obreros de la planta constructora de trenes se han negado a que la empresa para la que trabajen participe en una licitación para construir un tranvía en Al Quds.

El hecho nos recuerda a la negativa por parte del bombero Ignacio Robles a participar en un operativo de seguridad para el embarque de armas hacia Arabia Saudí desde el puerto de Bilbo.

Aquí la información:


La guipuzcoana CAF participa en el proceso de licitación abierto por el Gobierno de Israel para adjudicar la construcción de una nueva línea de tranvía que recorrerá territorio palestino para servir a las colonias judías en el este de la ciudad

Eduardo Azumendi

El comité de empresa de Construcciones y Auxiliar de Ferrocarriles (CAF) no quiere construir el tranvía de Jerusalén. El Gobierno israelí ha incluido a la empresa guipuzcoana (con sede en la localidad de Beasain) en un proceso de licitación para construir una nueva línea de tranvía de la ciudad. CAF es la principal empresa de Euskadi en ferrocarriles y una de las más importantes de España. Para realizar la construcción, habrá que expropiar tierras palestinas, lo que ha suscitado una gran polémica internacional. Ante esta situación, el comité de empresa de CAF Beasain ha considerado que la empresa no tiene que participar en trabajos en contra de la legalidad internacional.

Las autoridades israelíes han previsto crear una nueva línea en la red del tranvía que circula por la ciudad de Jerusalén, que actualmente cuenta con otra línea, la roja, que también será ampliada. El problema reside, según advierten los representantes de la plantilla, en el trazado planteado, que debe recorrer territorio palestino para servir las colonias judías en el este de la ciudad. Es decir, que el tranvía diseñado supone la expansión de la colonización de Jerusalén Este por parte del Estado de Israel.

"Existe un consenso general respecto de la ilegalidad del proyecto, tanto por su trazado, como por ser discriminatorio al ser de uso exclusivo de colonos en tierra Palestina", recuerda el comité.

"Cualquier proyecto de tranvía, de cualquier ciudad del mundo, y, por supuesto, de Jerusalén, debe producirse respetando los derechos humanos y la legalidad internacional. Tanto el plenario, como el Consejo de seguridad de la ONU, así como la Corte Internacional de Justicia, a través de diferentes resoluciones, se han mostrado en contra de la ocupación de los territorios donde transcurrirá el citado tranvía”, recalcan desde el comité.

ELA, sindicato nacionalista mayoritario en Euskadi, ha apoyado la postura del comité. "Resulta incomprensible que la dirección de CAF apueste por esta licitación. Las personas que trabajan en CAF no merecen asumir la responsabilidad de realizar un trabajo rechazado por la inmensa mayoría de la comunidad internacional".






°

No hay comentarios.:

Publicar un comentario