jueves, 17 de enero de 2019

Ladronzuela la Barcina

Miren nada más lo que nos da a conocer Noticias de Navarra con respecto a la tartaleada Yolanda Barcina:


La expresidenta de Navarra comparece en la comisión que investiga el final de la entidad financiera y critica que el Parlamento trate sobre un asunto económico "perfectamente legal" y que "ocurrió ya hace años"

La expresidenta del Gobierno foral, Yolanda Barcina, ha defendido hoy la "legalidad" de las dietas cobradas en Caja Navarra durante su comparecencia ante la comisión parlamentaria que investiga la desaparición de la entidad.

Preguntada por EH Bildu si la Junta de Entidades Fundadoras llegó a celebrar "dobles y triples sesiones", se ha remitido a los convocantes y dudado de la intencionalidad de la pregunta.

"Las dietas son legales y conocidas, ya se ha hablado todo", ha dicho Barcina y ha barajado que quizás las preguntas son desde el punto de vista "ético o moral, o desde el dinero", y en ese caso les ha preguntado "si no lo preocupan más las dietas por extorsión, impuesto revolucionario o incluso con asesinato".

Tras insistir en que este asunto es ya conocido y "está archivado", Aranzazu Izurdiaga le ha recordado que las dietas fueron criticadas por los trabajadores de Caja Navarra y le instado a aclarar los datos.

Interpelada por los nuevos estatutos que despolitizaron Caja Navarra, Barcina ha indicado que no participó en ellos y "no me consta" que fuera necesario hacerlos por el proceso de fusión de cajas.

Ha añadido que le sorprende que se critique algo como las retribuciones hasta los 75 años a expresidentes del consejo general de la caja y de la junta de entidades fundadoras cuando en otros lugares no hay límite de edad.

Barcina tampoco ha aclarado si la permanente de la Junta de Entidades Fundadoras era un órgano conocido pero sí ha asegurado que se reunían en la sede central de la entidad y durante el día, y ha defendido como "ajustada a derecho" la presencia del expresidente Miguel Sanz en un sesión "sin contenido", "de un minuto", y cuando ya no formaba parte de este órgano.

"Cambiamos el sistema, también cambiaron las leyes, y se tomaron decisiones. Nos estábamos cuestionando todo en aquel momento, también en el Gobierno las cesantías o las ayudas", ha asegurado Barcina, que ha reprochado a EH Bildu que se cuestione por la ética de las dietas pero no de las extorsiones o de la falta de libertad.

Ha negado asimismo que se incrementaran las retribuciones del Gobierno cuando se suprimieron las dietas de CAN y otras sociedades públicas sino que se hizo un cambio en el sistema y "un esfuerzo de transparencia", "todo en los presupuestos", ha matizado cuando Izurdiaga ha apuntado que la subida salarial que se aplicaron fue del 33%.

"Todo legal"

La expresidenta de UPN ha asegurado que lo sucedido en Caja Navarra fue "perfectamente legal" y "la comisión de control, que ella presidió unos años, "hacía sus funciones de forma rigurosa y conforme a ley".

Y cuestionada por su capacidad para ello por el portavoz de Geroa Bai ha añadido que "si usted es medico y se siente capacitado para juzgar en esta comisión lo que está juzgando, yo exactamente igual", al tiempo que ha subrayado que como alcaldesa de Pamplona o presidenta de Navarra ha tenido responsabilidades presupuestarias muy superiores.

"La caja tenía un consejo general, el que en otras cajas se llama asamblea o junta general, y le correspondía aprobar el presupuesto y verificar que las funciones se estaban haciendo bien" y para ello "estábamos personas diversas y capacitadas" con "una representación muy ajustada a la representación social", ha precisado.

Después, ha añadido, "estaban el consejo de administración y la comisión ejecutiva, los que ejecutan, y la comisión de control que controla con auditores internos y externos, y con informes del Banco de España, y cuando te dan una luz roja se actúa, sino no".

Tras indicar que "los problemas tienen solución, los datos no", Barcina ha sostenido que desde fuera del Parlamento "resulta muy difícil entender" el papel de la comisión que investiga la desaparición de Caja Navarra y ante la que ella ha tenido que comparecer esta mañana para tratar sobre algo "perfectamente legal" y ocurrido hace años.

Ha defendido así el papel de la comisión de control, "donde había preguntas, muchas preguntas, debates y que no se recogían en las actas salvo interés particular de alguien", aunque no ha querido entrar en cifras como los 958 millones de pérdida patrimonial de Caja Navarra con Enrique Goñi, según ha subrayado Geroa Bai.

Lo que sí ha hecho Barcina ha sido destacar que de las 45 cajas de España "han desaparecido todas menos dos" y CaixaBank es la fundación que más recursos destina de Europa a obra social, lo que sumado a los fondos de la Fundación CAN "da el mayor número de euros por habitante".

"Un buen puerto. Aunque yo no tomé las decisiones, igual hay que felicitar a alguien", ha subrayado.

Según ha dicho, "la Comisión de Control contaba con informes propios de la Caja, con auditoría externa, y con informes del Banco de España". "Cuando te dan una luz roja, actúas, pero si no tenemos luz roja, ¿hay que actuar?", ha señalado

Además, ha defendido que en la entidad "había una representación muy ajustada del mundo económico y social, muy ajustada a la realidad social de Navarra".

La fusión de las cajas

La expresidenta ha asegurado que durante los años que ostentó cargos en la entidad no tuvo "ninguna responsabilidad" personal directa en la fusión de cajas en las que participó la entidad foral.

Barcina ha respondido así al portavoz de UPN, Luis Zarraluqui, quien tras dibujar el perfil pro personal y político de la compareciente se ha interesado por los puestos que ocupó.

Y de estos Barcina ha destacado que de 2000 a 2010, cuando cambiaron los estatutos, fue consejera y miembro de la comisión de control, que presidió, pero a la que no le correspondían las decisiones de procesos de fusión como el de Banca Cívica ni la posterior absorción por Caixabank.

"Temeridad"

Barcina ha asegurado que "actuar en contra de los informes hubiera sido una temeridad" por parte de la comisión de control de Caja Navarra que ella presidió.

Ha indicado que cuando fue presidenta de la citada comisión dispusieron "de todos los medios" para su actividad "y no hubo ninguna alarma roja".

De hecho ha asegurado que, cuando ella deja en 2010 la comisión, "Caja Navarra es valorada en el consejo general por todos los miembros por lo bien que se habían hecho las cosas a pesar de las dificultades desde 2008".

Barcina ha puesto como ejemplo similar a la fusión de Caja Navarra con Caja Sol en Banca Cívica la de Kutxabank con Caja Sur, en ambos casos, ha dicho, soportadas por informes técnicos, y ha agregado que hubo "debates ricos" y que sentimentalmente" duele la desaparición de CAN pero "lo grave" fue la crisis y la pérdida de empleo.

Preguntada por Geroa Bai por un informe del Banco de España de 2010 que cuestionó los activos y el nivel de mora de Caja Sol, cuando el entonces director de CAN Enrique Goñi hablaba de su rentabilidad para defender la fusión, ha declinado pronunciarse porque ya "no tenía ninguna responsabilidad" en la comisión de control y en la Junta de Entidades Fundadoras "hacía informes, con la documentación que nos pasaban, no vinculantes".

"Intuyo que las conclusiones de esta comisión de investigación ya están escritas", ha dicho Barcina, y ha puesto en duda su labor cuando en el Congreso una comisión ha analizado ya la desaparición de las cajas y ha concluido que hay que cambiar leyes estatales en relación con los reguladores para que en las entidades financieras no vuelva a suceder algo parecido.

Tras advertir además de "contradicciones" entre este informe del Banco de España y lo que desde esta entidad se dijo al vicepresidente Álvaro Miranda, Yolanda Barcina ha señalado que pese a la "gran crisis financiera" vivida "aquí todo acaba en CaixaBank, bien valorada", "sin daños" para inversores ni ahorradores, y con oficinas abiertas en localidades pequeñas.

Ha subrayado así que lo que se hizo en Navarra, en el marco de las competencias forales, fue "mirar adelante" para "intentar solucionar problemas" en "momentos terribles", en los que había que tomar decisiones, algunas de forma rápida.

La expresidenta ha negado asimismo recordar una investigación de marzo de 2010 sobre Credifimo, entidad del grupo Caja Sol, pero ha recordado que en esa fecha CAN "estaba sola", no existía la fusión en Banca Cívica, y por lo tanto ha rechazado la obligación de estudiar todos los informes que sobre todas las entidades se emitían.

La misma respuesta de "falta de competencias" ha dado cuando Koldo Martínez, de Geroa Bai, ha indicado que el Banco de España advirtió de las pérdidas de Caja Sol pero CAN asumió con la fusión el 29%, que una inspección detectó después un déficit de cobertura en la entidad, y que ya en 2011 ni la propia caja andaluza sabía lo que realmente había en sus balances y aprobaba balances con "ocultación de datos" a Banca Cívica.

Todas estas incidencias tienen para Martínez como denominar común el retraso en aflorar las pérdidas de Caja Sol hasta que estuvieron mutualizadas entre los cuatro socios de Banca Cívica, cuando Barcina ya no estaba en la comisión de control de CAN sino en la Junta de Entidades Fundadoras y en la presidencia de Navarra, por lo que "podía haber promovido reversibilidades".

"Sentimental"

La expresidenta ha afirmado que la desaparición de Caja Navarra tiene más relevancia "sentimentalmente" que económicamente y ha asegurado que "a todos nos duele y nos gustaría tener nuestra caja".

Sin embargo, ha manifestado que piensa "en todas las personas que fueron despedidas en la pasada legislatura y a ellas les afecta mucho más eso económicamente que la desaparición de una entidad financiera", por lo que ha cuestionado que la pérdida de CAN sea el hecho "más grave económicamente" en Navarra. "Para mi lo peor es la crisis y el desempleo", ha indicado durante su comparecencia en la comisión de investigación en el Parlamento foral sobre Caja Navarra.

Yolanda Barcina ha afirmado que en aquella época hubo "un tsunami económico terrible, una gran crisis, una intervención financiera del sistema español".

En el caso de Navarra, ha planteado que el Parlamento está poniendo el foco "en un sitio donde no ha habido muertos ni heridos, ha habido algún destrozo en la playa, pero miren lo que ha sucedido en otras Comunidades". "En Navarra no habido problemas con los preferentistas, con accionistas, con impositores, seguimos con oficinas abiertas en localidades pequeñitas", ha indicado.

Además, haciendo una comparativa con otras entidades, la expresidenta del Gobierno ha señalado que "la atención financiera en KutxaBank es igual que en Caixabank, lo puedo decir porque mi madre tenía cuenta en KutxaBank, y la atención era magnífica, igual que en CaixaBank, donde la tengo yo".

Yolanda Barcina ha indicado que "fueron momentos terribles y había que tomar decisiones muy rápidas y seguro que no siempre se acertó, errar es humano".






°

No hay comentarios.:

Publicar un comentario