martes, 17 de mayo de 2016

Secuestran la Ikurriña en Estocolmo

De tanto que han insistido los gobiernos de Felipe González, José María Aznar, José Luis Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy en caracterizar a los vascos ante la comunidad internacional como terroristas y a sus señas de identidad como parafernalia extremista que en Estocolmo, durante la celebración del festival de canto Eurovisión, han requisado sus ikurriñas a tres vascos que habían acudido al evento.

Ojo, en Europa es de lo más normal que ciudadanos de las diferentes naciones sin estado porten banderas, escudos y demás sin ningún problema y la ikurriña goza de estatus legal en la Comunidad Autónoma Vasca, así que sería bueno que directrices hay en la Unión Europea en contra de la bandera que los vascos de las siete herrialdes y de la diáspora identifican como su enseña nacional. 

Ahora bien, que la delegación diplomática del régimen borbónico franquista en el país escandinavo haya tenido que salir en defensa de la ikurriña no hace mas que agregar un toque kafkiano a todo el asunto.

Esto es lo que nos reporta el Diario Vasco:


Tres vascos que acudieron al certamen con ikurriñas tuvieron que rendir cuentas con los miembros de Seguridad. «Fue un agobio porque querían echarnos», lamenta uno de los afectados. La embajada española en Suecia ha denunciado el suceso

Los tres jóvenes vascos a los que en la gala de Eurovisión 2016 celebrada el pasado sábado en Estocolmo les quitaron la ikurriña han asegurado que sintieron "rabia" e "impotencia", aunque han explicado que finalmente todo quedó en un "error" y que han recibido las disculpas de la organización de este evento.

La embajada española en Suecia a través de su cuenta oficial en Twitter ha informado de la presentación de una reclamación ante los responsables de Eurovisión 2016 por este incidente.

En declaraciones a Efe, uno de estos jóvenes, residente en Vitoria, ha explicado hoy que el suceso se produjo en el interior del Globen Arena, unos 15 o 20 minutos después de que hubiera comenzado el certamen, cuando un miembro del equipo de seguridad se les acercó y ordenó a uno de ellos que se quitara la ikurriña que llevaba colgada en el cuello o, en caso contrario, debían abandonar el estadio.

El joven accedió a quitársela y guardarla. Sin embargo los tres amigos, dos de ellos procedentes de la capital alavesa y el otro de Bilbao, hicieron ondear otra ikurriña que llevaban colgando de un palo por lo que de nuevo se les acercó un miembro de seguridad diciéndoles que tenían que salir de estadio.

Se produjo un forcejeo

Ante su negativa, los tres jóvenes fueron llevados a una zona más apartada.

Según ha relatado, los tres mostraron a los efectivos de seguridad información extraída de la web oficial de Eurovisión en la que se indicaba que las banderas regionales de los países participantes podían exhibirse en la gala.

Sin embargo y a pesar de estas explicaciones, los miembros de seguridad se mantuvieron en su posición y se produjo un forcejeo para intentar quitarles la ikurriña, que finalmente los tres jóvenes entregaron, porque, tal y como ha recordado hoy uno de ellos, les dijeron que si no lo hacían "iba a ser peor".

"Así no nos echaron", ha resumido el joven, que ha añadido que uno de sus amigos llamó en ese momento a la Embajada de España en Suecia que contactó con el cónsul español, presente en el Globen Arena.

El representante diplomático gestionó la reclamación en el lugar y los jóvenes pudieron hablar con el jefe de seguridad del recinto.

"Al final conseguimos que nos devolvieran la bandera", ha explicado el joven, quien ha asegurado que desde la organización reconocieron que "había sido un error suyo" y que pudieron exhibir la ikurriña durante el resto de la gala.

El cónsul, «muy cercano»

Ha añadido que ayer estuvieron hablando con el cónsul, que ha descrito como "muy cercano", y ha dicho que han recibido las disculpas desde la organización de Eurovisión 2016.

"Fue un momento de mucha tensión, con mucha rabia e impotencia porque no tenían derecho a hacer eso", ha descrito el joven, quien ha argumentado que el problema estuvo en que los efectivos de seguridad mantenían sin actualizar la hoja en la que la ikurriña aparecía dentro de la lista de banderas especialmente prohibidas en esta edición de Eurovisión.

La inclusión de la bandera vasca en ese listado generó a finales de abril una polémica que provocó la inmediata reacción de las autoridades vascas y españolas y la rectificación de Eurovisión, con solicitud de disculpas.






°

No hay comentarios.:

Publicar un comentario