miércoles, 28 de febrero de 2007

Dinero Sucio

Este es el comentario de Daniel C. Bilbao con respecto a lo del gobierno vasco buscando desaparecidos vascos de la dictadura de Videla:

DESAPARECIDOS: EL DINERO SUCIO DEL PNV

Le tocó a Javier Madrazo, un comunista de tricornio, darse un viajecito por Argentina solventado por los ciudadanos de la Comunidad Autónoma Vasca (CAV). Su Corte de los Milagros es sólo un modesto grupejo, aunque algunos dólares trajo en sus alforjas para que le abrieran alguna puerta. Curiosamente, después de más de 30 años, se acordaron de que hay desaparecidos vascos y descendientes de vascos. Leemos en www.euskalkultura. com:

«El Gobierno Vasco ha firmado un convenio con las autoridades argentinas por el que destinará 216.000 euros para colaborar en las tareas de búsqueda de los alrededor de 300 vascos desaparecidos durante el periodo de la dictadura militar (1976-1983). El convenio fue rubricado ayer en Buenos Aires por el consejero vasco Javier Madrazo y el secretario de Derechos Humanos del Ministerio de Justicia de Argentina, Eduardo Luis Duhalde, y recoge medidas como la creación de un Banco de Datos Genético, la constitución de un Archivo Fotográfico e impulsar la creación de un Centro de Documentación» .

Los desaparecidos de ascendencia vasca son más de 2.500, en un cálculo hecho sin tener todos los datos. Podrían ser muchos más. Esta iniciativa que menciona a 300 es bienvenida, igualmente. De todas maneras, nos permitimos indignarnos, porque a lo largo de estos 30 años, este mismo Gobierno colaboracionista, sus funcionarios, se han estado codeando con colaboradores de la dictadura genocida y han recibido, halagado, distinguido, a personajes como Jorge Zorreguieta, presidente de la Fundación Vasco Argentina Juan de Garay, ministro de la dictadura genocida del general Videla.

Asimismo, un gobierno que colabora con la violación de los derechos humanos en la Comunidad Autónoma Vasca, poniéndose al servicio de la dictadura española, de su policía y de sus jueces, no tiene autoridad moral para venir a la Argentina a hablar de derechos humanos. Menos, a horas de la salvaje represión del 24 de febrero, en Bilbo. Como vemos, sus aportaciones son sólo en dinero, sus compromisos son superestructurales y, como los manosantas, de palabra. No declararán persona no grata a Zorreguieta y seguirán visitando las cuevas del centro de Buenos Aires, adonde se reúnen a cenar funcionarios policiales de alto rango, empresarios poderosos y personas que asisten con guardaespaldas. Dime con quién andas... (aunque no hace falta, se te ve el plumero).


.... ... .

No hay comentarios.:

Publicar un comentario