martes, 6 de febrero de 2007

El Times Aclara Las Cosas

Por supuesto que la bestia está herida, después de todo, ha sido expuesta en su más miserable cobardía. Y cuando la bestia españolista está herida, lanza dentelladas al vacío, y termina muchas veces mordiéndose a sí misma.

He aquí un artículo de Gara donde The Times pone los puntos sobre las íes:

Robert Thomson, director de «The Times", defendió ayer que «la historia está bien desarrollada y es minuciosamente profesional en su preparación. Estoy seguro de que contribuirá de modo significativo a un debate crucial en España y en el mundo".

Tras destacar la «indignación» y el «alboroto» creados a partir de la publicación, la apertura firmada por el equipo de la sección internacional subrayaba que el Ejecutivo español ha iniciado una investigación para determinar cómo «The Times» fue capaz de entrevistar a Iñaki de Juana en su cama del Hospital 12 de Octubre, donde, recuerda, permanece atado, alimentado a la fuerza y con custodia policial. Pero «The Times» se adelantó a las pesquisas policiales ofreciendo pistas: Iñaki de Juana está sometido a severas restricciones en cuanto a visitas, pero se le está permitido enviar y recibir cartas. He ahí el misterio. La entrevista, calificada de «clandestina», se realizó por carta.

La dirección española de Instituciones Penitenciarias ha abierto una investigación para «averiguar» cómo se realizaron las fotografías, tras asegurar que la entrevista no había sido autorizada. A este respecto, cabe adelantar que el periodista puede reservarse el derecho a no revelar sus fuentes, ateniéndose al secreto profesional.

Después de repasar la evolución de la situación de Iñaki de Juana en los últimos meses, el cotidiano británico recogió las palabras de su director, quien defendió la publicación de la entrevista como «contribución a un importante debate».

«Se trata de un reportaje relevante sobre una figura muy controvertida. Que sea controvertida no implica que no debe ser entrevistada o fotografiada jamás, que no se pueda escribir sobre ella», aseguró Thomson en declaraciones a su propio periódico. «La historia está bien desarrollada y es minuciosamente profesional en su preparación. Estoy seguro de que contribuirá de modo significativo a un debate crucial en España y en el mundo», agregó.

Diarios digitales de todo el planeta, sobre todo en Euskal Herria y en el Estado español, reflejaron inmediatamente la información. France 24, «El tiempo» de Colombia, Swissinfo.org, Rebelion.org, «La Jornada» de México, el argentino «Clarín» o «Le Monde» fueron algunos de los medios que hicieron un hueco a las declaraciones de De Juana. Además, el portal Technorati.com registró un aumento de publicaciones relacionadas con el tema en la blogosfera mundial, y el tema fue sometido a debate en páginas como Zabaldu.com y Meneame.com.

Una de las críticas recurrentes por parte de los medios de comunicación españoles más conservadores y los tertulianos radiofónicos fue, una vez más, la referida a la denominación que utilizó «The Times» para referirse a la organización armada ETA: «Organización separatista». Se da el caso que el diario londinense cuenta con un libro de estilo que marca la línea editorial de los reporteros que escriben en sus páginas. En el mismo detalla que el rotativo no se arroga la capacidad de juzgar a diferentes organizaciones y que, en consecuencia, es norma no utilizar el calificativo «terrorista». Al parecer, sólo en una ocasión ha echado mano de este apelativo: en las informaciones relacionadas con los atentados del 11-S en Nueva York. «The Times» también destacó que la publicación de la información fue explotada por la «oposición conservadora», se entiende que para presionar al Gobierno español.

«Castigo añadido»

Quienes realmente han sufrido las consecuencias de la publicación han sido los familiares y amigos de De Juana. La Dirección General española de Instituciones Penitenciarias aseguró ayer que mantiene la autorización inicial a la compañera sentimental y a los abogados del prisionero político para visitarle en el módulo especial del Hospital 12 de Octubre de Madrid. Además, ha anunciado que «estudiará» las peticiones puntuales de visita, como ya hizo con la delegación de artistas vascos que acudió al centro sanitario el pasado 31 de enero. No obstante, allegados del preso político informaron a GARA que a partir de ayer se prohíben todas las visitas de amigos. «Lo que ocurre es que se han quitado la careta, y por eso le aplican este castigo añadido», denunciaron.

El organismo que dirige Mercedes Gallizo subrayó, asimismo, que no autorizó la entrada a ningún medio de comunicación. Iñaki de Juana se encuentra atado a la cama de una habitación situada en una zona acotada, de acceso restringido y con continua vigilancia policial. La Policía cachea a quien entra en la habitación y dispone de un detector de metales.



~ ~ ~

No hay comentarios.:

Publicar un comentario