domingo, 4 de febrero de 2007

Ahotsak Pide Trabajo y Diálogo

Esta entrevista ha sido publicada en El País:

"Ahora es más importante que nunca seguir trabajando y dialogando "

Genoveva Gastaminza

La parlamentaria socialista Gemma Zabaleta fundadora de Ahotzak, que integra a mujeres de todas los partidos excepto del PP, defiende la utilidad de esta plataforma a la vez que propugna el mantenimiento del diálogo con la izquierda abertzale, a pesar de la mortal bomba de la T4 en Barajas.

"¿Alguien puede pensar que hay un alto al fuego de ETA sin diálogo? Hay alto al fuego y habrá abandono definitivo de las armas por el diálogo"

"Jone Goirizelaia y yo hemos contribuido a que se hiciera visible lo que era un anatema: que el PSE debe entenderse con la izquierda 'abertzale"

¿En qué situación se encuentra *Ahotzak *tras el atentado de ETA y la ruptura del proceso de paz que apoyaba?

El atentado del 30 de diciembre es extraordinariamente grave porque, además de asesinar a dos personas y reventar el proceso de paz, la onda expansiva de esa bomba intenta llegar a la política y romper algunos de los consensos básicos alcanzados durante este tiempo. El terrorismo de ETA siempre ha intentado marcar la agenda y contaminar el debate político. Por eso desde Ahotzak, que nació con la voluntad de apoyar el proceso bajo las premisas de no violencia y diálogo, creemos que ahora es más importante que nunca seguir trabajando. Es decisivo cohesionar, buscar lo que nos une, por eso tiene más sentido que nunca continuar con esta apuesta.

Un gesto llamativo de Ahotzak fue el que no condenara el atentado y se solidarizase con los familiares de las víctimas en la misma línea en que lo hizo Batasuna.

No creo que nuestra posición esté alineada con la de Batasuna. En ella hay una mayoría de mujeres que consideramos los atentados de ETA crímenes sin justificación. Pero también hay muchas mujeres de la izquierda abertzale que jamás han condenado las acciones de ETA y es complejo y difícil encontrar un término que signifique condena, reprobación o un rechazo absoluto de la violencia. Pero estamos trabajando en ello y en breve podremos anunciar un comunicado.

¿Una condena de la violencia que no han alcanzado tras el atentado, la van a conseguir después?

Se trata de un paso que Ahotzak quiere dar por sí misma, pero no obligada por circunstancias o presiones. Se tiene que comprender que lo que no han logrado los partidos en 40 años, mantener una posición común respecto a la violencia con la izquierda abertzale, es también difícil para nosotras. Pero a la vez significa un reto, porque, mientras unas condenamos el atentado y otras tienen una distinta valoración de ello, al menos todas compartimos un cosa: que con violencia y con bombas no hay proceso de paz.

La diferencia entre Ahotzak y partidos, como el PSE, y ahora el PNV, es que con violencia no existe ni diálogo; pero la plataforma que usted impulsa no rompe ese diálogo.

Vamos a ver, nosotras no surgimos como plataforma en el proceso de paz. Estamos hablando [Zabalaleta y Goirizelaia] desde el año 2001, cuando pasaban cosas muy graves en la política, ETA mataba, y nosotras apostábamos por el diálogo para superar esa situación. Sólo el diálogo produjo el alto al fuego, o ¿alguien puede pensar que hay un alto al fuego de ETA sin diálogo?. Hay un alto al fuego y habrá un abandono definitivo de las armas por el diálogo. Eso es lo que creemos.

Usted se rebeló y provocó diferencias públicas en la dirección de su partido por seguir ahí. No deja de ser un privilegio.

No voy a opinar sobre lo que dicen dirigentes de mi partido, pero el secretario general siempre ha aclarado que, en Ahotzak no están los partidos, sino las personas. Respecto a la pregunta de Rodolfo Ares creí que mi obligación era dar la cara y dije que es perfectamente compatible permanecer aquí.

El presidente del PNV, Josu Jon Imaz, también les cuestionó por su respuesta al atentado.

Lo que más me llamó la atención de la crítica de Imaz fue, quizás, que considerase que no servíamos para nada. Pero las militantes del PNV son muchas y la que acude a las reuniones de Vizcaya es, precisamente, Josune Ariztondo. Tenemos un documento fundacional que algunos de su partido consideran el consenso más grande conseguido en nuestro país en los útlimos años. Los partidos se entrometen porque somos mujeres.

¿Es cierto que el presidente Rodriguez Zapatero les había transmitido su apoyo personal?

Nosotras ni tenemos, ni hemos buscado el apoyo de nadie. Somos un movimiento independiente de los partidos. Las mujeres hemos participado de todas las situaciones complejas y sufrido sus consecuencias y queremos también tomar parte en la decisión y aportar la filosofía de nuestro documento fundacional que es avanzar hacia el consenso y buscar lo que nos une.

Ante el autismo de ETA, ¿qué es lo que ustedes pueden aportar de singular?

Aquí han ocurrido muchas cosas y no tengo el pesimismo de pensar que, como ETA es así, nunca se va a acabar. No estamos ahora igual que antes, incluso a pesar de la bomba, porque este proceso comenzó en un escenario sin asesinatos con un acuerdo muy importante del Congreso de los Diputados. Hoy hay mucha menos diferencia entre la frase del presidente cuando dice que "con violencia no es posible un acuerdo de paz" y la de Rafa Díez cuando afirma que "con bombas no hay proceso".

Pero Batasuna se resistió a legalizarse, ¿le ve madura para aceptar la democracia?

No quiero ser más posibilista y ver las cosas que no son pero, tenga el grado de madurez que tenga ahora, en el futuro habrá que contar con la izquierda abertzale y para eso es muy importante el diálogo.

Mantiene un contacto privilegiado con la dirigente abertzale Jone Goirizelaia, ¿puede servir ahora, con todo roto, de puente entre los dos partidos?

La nuestra es una relacion de hace muchos años y partió de la voluntad de superar la situación que vivíamos. El contacto persiste a pesar de todo, porque las razones que nos mueven a hablar, más allá de la discrepancia política radical, es el sufrimiento social que nos motiva a seguir trabajando con confianza mutua y buena voluntad.

Luego son intermediarias de sus respectivos partidos.

Hemos dado el testimonio vivo y hemos contribuido a que se hiciera visible lo que era casi un anatema: que el partido socialista debe entenderse con la izquierda abertzale. Después se demostró que era posible con la foto oficial de ambos partidos, porque se habían dado las circunstancias. Ese fue un avance, aunque ahora podamos estar en situación de retroceso.

La entrevistadora necesita un exorcismo, está poseída por el espíritu de Franco.

.... ... .

No hay comentarios.:

Publicar un comentario