jueves, 22 de junio de 2006

Secuestros a la Alza

El estado español está trabajando a marchas forzadas en su esfuerzo por descarrilar el proceso de paz en Euskal Herria y el estado francés está haciendo todo lo posible por ayudar en esta tarea antidemocrática, así lo demuestra la oleada represiva detallada en esta nota publicada por Gara, misma que complementa la entrada anterior:

Oleada de detenciones en Lapurdi y Gipuzkoa

Los arrestados siguen incomunicados en comisarías españolas y francesas

Los doce ciudadanos vascos arrestados la víspera en la redada activada a partir de un sumario abierto por Baltasar Garzón hace ya ocho años permanecen por ahora incomunicados en manos de la Policía francesa y la española. Durante el día de ayer no hubo noticia alguna, pese a que se ha pedido el «habeas corpus» para dos de ellos.

BILBO

Los doce ciudadanos detenidos la víspera por orden de los jueces especiales Fernando Grande-Marlaska y Laurence Le Vert continuaban ayer incomunicados. Según indicó Askatasuna, los arrestados en Lapurdi ­Eloy Uriarte, Izaskun Gantxegi, Anjel Iturbe, José Antonio Cau, Kristina Larrañaga, José Román Badiola y Julen Madariaga­ seguían en la comisaría de Baiona, mientras que Ramón Sagarzazu, Iñaki Aristizabal, Jean-Pierre Harocarene, Joseba Elosua y Karmelo Lukin ­detenidos en Gipuzkoa y Alicante­ se encontrarían previsiblemente en dependencias policiales en Madrid.

De su situación nada trascendió a la prensa, y fuentes próximas a la investigación citadas por agencias también guardaron silencio sobre el resultado de los registros practicados la víspera en sus domicilios.

Askatasuna recordó que la mayoría de estas inspecciones se prolongaron hasta primera hora de la tarde. La efectuada en la vivienda de Julen Madariaga, en Senpere, no culminó casi hasta el anochecer.

Explicó en su comunicado que seis agentes policiales, así como un juez de París, permanecieron en la casa todo el día. «Su trato fue correcto, pero uno de los hijos de Julen no pudo hablar con su madre, ya que ante la prohibición de poder utilizar el euskara se negó a hablar en francés», apostilló.

Piden el «habeas corpus»

Por lo demás, las agencias indicaron que ayer se desconocía aún cuándo y cuáles de los arrestados podrían ser trasladados a París para comparecer ante jueces anti-ETA para su posible procesamiento. Fuentes judiciales francesas recalcaron que disponen de un plazo total de cuatro días. Ante la insistencia de los periodistas, fuentes de la Fiscalía de la Audiencia Nacional, a falta de estudiar el atestado policial, indicaron que aprecian un posible delito de «colaboración con ETA» en la actuación de los detenidos.

Askatasuna mostró su preocupación por el trato que puedan estar dispensando en la incomunicación a los detenidos, especialmente en el caso de Larrañaga, Cau, Aristizabal y Sagarzazu, que sufren problemas de salud. Varios de ellos están en tratamiento. Ello ha motivado que familiares de los dos últimos hayan pedido el habeas corpus, destacando los «graves problemas de corazón».

Apoyos a los detenidos

ELA de Oarso-Bidasoa trasmitió su «absoluta perplejidad» por el arresto del responsable de deportes de la emisora Radio Irun, Jean-Pierre Harrocarene. Destacó que conoce su trayectoria humana y profesional y que por ello no concede «ninguna credibilidad a las acusaciones» en su contra. Trasladó su solidaridad a Harrocarene y su familia, y exigió su puestas en libertad.

También Euskaria Fundazioa resaltó «la trayectoria histórica, así como el compromiso con la democracia y la libertad para Euskal Herria» de su compañero Julen Madariaga. Denunció las «estrategias político-judiciales dirigidas a hacer fracasar el 'proceso de paz' y a perpetuar el conflicto entre el pueblo vasco y los estados español y francés», y abogó por «la unidad de todos los abertzales por la soberanía y la independencia».

Por su parte, el Colectivo de Exiliados Políticos Vascos hizo público un comunicado ­adjunto bajo la fotografía­ censurando el arresto de sus integrantes Eloy Uriarte, Anjel Iturbe y José Román Badiola.

Denuncia que el Estado francés les niega su carácter político y pisotea sus derechos. Pese a ello, este Colectivo resalta su «apuesta por vivir con normalidad en Euskal Herria» y su decisión a participar en el proceso. En este sentido, destaca que uno de los arrestados firmó el Acuerdo Democrático de Base en nombre del Colectivo. «Queremos ser actores en este proceso y hemos hecho nuestra aportación», reitera.

Insiste en que «la solución vendrá del reconocimiento de Euskal Herria y sus derechos». Llama también a participar en la manifestación del sábado.

Para mañana, Askatasuna ha convocado movilizaciones contra la «estrategia represiva». Ayer, hubo protestas en Soraluze (90 personas), Senpere (15), Azkaine (50), Hendaia (50), Baiona (100), Algorta (45), Urretxu-Zumarraga (35), Biarritz (40), Ondarroa (200), Arrasate (100) y Arrigorriaga (40).

.... ... .

No hay comentarios.:

Publicar un comentario