miércoles, 7 de junio de 2006

El Esquirol de Rajoy y Aznar

Mientras en lo descubierto y con muchos aspavientos Mariano Rajoy se lanza contra el gobierno de Rodríguez Zapatero y contra el proceso de paz en Euskal Herria, en lo callado el juez vedette Fernando Grande-Marlaska sigue con su trabajo de disrupción y confrontación.

Gracias a Gara nos llega esta información acerca de el último acto de terrorismo de estado llevado a cabo por el tal Grande-Marlaska:

Agentes de la Policía española, acompañados de un secretario judicial, han impedido hoy que la izquierda abertzale llevara a cabo una rueda de prensa en Iruñea, siguiendo una orden del juez Fernando Grande-Marlaska.

IRUÑEA-. Representantes de la izquierda abertzale de Nafarroa habían convocado para las 11:00 una comparecencia en un hotel de Iruñea para presentar una campaña de socialización en torno la propuesta "Nafarroa en el proceso democrático" que Batasuna presentó en el cine Carlos III sin ningún impedimento.

Según han informado las agencias españolas, Grande-Marlaska ha dictado una resolución esta mañana en la que señala que tras tener conocimiento de la convocatoria de la rueda de prensa a través de la Unidad Central de Inteligencia (UCI) de la Policía, ha acordado librar oficio a los cuerpos policiales del Estado para que tomaran las medidas necesarias al objeto de impedir el acto y "en caso de haberse iniciado se tomen las medidas para su suspensión, levantando la oportuna acta".

Junto a los mahaikides Pernando Barrena y Juan Kruz Aldasoro, se encontraban una decena de firmantes de dicho documento.

A los cinco minutos de inicarse la comparecencia, en el momento en que Juan Kruz Aldasoro procedía a la presentación, han aparecido en la sala un secretario judicial y dos agentes de la Policía española uniformados, que han ordenado que se suspendiera este acto público.

El secretario judicial ha entregado a Pernando Barrena una providencia del juez de la Audiencia Nacional española Fernando Grande-Marlaska en la que, en cumplimiento del auto de suspensión de actividades de Batasuna decretada por él mismo en enero pasado, se ordenaba la suspensión de la rueda de prensa.

Aldasoro se ha dirigido a los presentes y ha denunciado la "represión" a la que está siendo sometida la izquierda abertzale pese a que intenta hacer "una aportación al proceso democrático".

Antes de abandonar el salón del hotel al grito de "Gora Euskal Herria Askatuta", ha afirmado que "los esbirros" del delegado del Gobierno español en Nafarroa "van a impedir una vez más que la izquierda abertzale haga propuestas de paz a Euskal Herria" aunque "no nos van a callar".

"Labor de sabotaje"

Ya fuera, Barrena ha calificado de "ridícula" la decisión y ha denunciado que a "algunos les supone un gran problema que demos pasos adelante" para solucionar el conflicto.

Ha denunciado que se trata de "otro ataque al proceso de paz" y que "esta actuación no se corresponde en absoluto con los tiempos políticos que está viviendo este país".

Ha explicado que se había convocado la rueda de prensa para explicar un documento ya presentado hace un mes y que pretende subrayar que "en estos momentos en que se abre un tiempo de soluciones, un nuevo tiempo político para el país, la participación de los navarros es fundamental desde su mismo comienzo porque Navarra es parte del problema y los navarros debemos ser también parte de la solución".

El mahaikide ha denunciado la prohibición y ha destacado que "nadie en su sano juicio puede comprender que a estas alturas, cuando todos los agentes políticos del país han mostrado disposición para hablar con todos los agentes políticos del país, incluida Batasuna, un juez se dedique a este tipo de labor de sabotaje de las condiciones que se están creando".

Al tiempo, ha subrayado que "hoy hemos podido comprobar que por parte de algunos aparatos del Estado la receta de la represión, de la prohibición, de la conculcación de los derechos civiles y políticos es algo que está en vigor y no se corresponde con los tiempos políticos que está viviendo el país".

Barrena ha recordado que el sábado pasado, en Durango, Arnaldo Otegi advirtió de que el gesto del PSE suponía un avance pero también alertó de los riesgos existentes. Lo ocurrido hoy, ha remarcado, es un ejemplo de ello.

Resolución

El juez recuerda que desde que el pasado 17 de enero prorrogara por otros dos años la suspensión de actividades de Batasuna esta formación tiene prohibido celebrar cualquier tipo de acto público.

Aún así, según el juez, "dicha organización ilegalizada sigue actuando en la vida pública" y sus dirigentes "lo hacen en su calidad de 'mahikides' -vocales- de la Mesa Nacional, extremo reconocido por Joseba Permach en una entrevista a Radio Euskadi" del pasado 25 de mayo.

Por ello, Grande-Marlaska entiende que la rueda de prensa convocada se inscribe en la causa de prohibición prevista en el auto del pasado enero.


.... ... .

No hay comentarios.:

Publicar un comentario