domingo, 11 de junio de 2006

La Guardia Civil Contra Udalbiltza

Una vez más la Guardia Civil se lanza contra una institución vasca. No entiendo por que los del Partido Popular le tienen tanto recelo a Rodríguez Zapatero cuando es obvio que el señor permite la represión a todo lo vasco con la misma intensidad que se presentaba durante el mandato de Aznar.

Que vergüenza.

Aquí está la nota al respecto que aparece hoy en Gara:

Udalbiltza festeja el Estatuto de Lizarra y relanza su reunificación ante la Guardia Civil
Los uniformados tomaron la plaza de los Fueros para impedir el acto, que se hizo en un sotano

El historiador Josu Txueka subrayó que la historia se repite. Como ocurrió cuando los electos municipales vascos trataron de reunirse en Gernika en 1931 o en Etxarri-Aranatz en 1977, la Guardia Civil se echó ayer a las carreteras de acceso y las calles de Lizarra para impedir el acto de Udalbiltza. Pese al despliegue policial, decenas de electos pudieron celebrar el Estatuto aprobado en la ciudad del Ega hace 75 años y dar un nuevo impulso a la reorganización de la institución, todo ello en un local anexo. Loren Arkotxa advirtió de que «quieren negar que Nafarroa es Euskal Herria».

LIZARRA

Más de un centenar de agentes de la Guardia Civil se repartieron ayer por las numerosas carreteras de acceso a Lizarra y por el centro de la localidad para tratar de obstaculizar el acto anunciado por Udalbiltza. En esta ocasión, ni siquiera hubo constancia de prohibición alguna: el mando de la Guardia Civil transmitió a los convocantes que no podían concentrarse porque no habían solicitado permiso. Cuando se les planteó si iban a impedir incluso que los electos se sacaran una foto en la Plaza de los Fueros ­desierta por la abrumadora presencia policial­, el responsable preguntó: «¿Y eso va a salir mañana en el GARA?». Al parecer, Udalbiltza podía reunirse, pero siempre que no se diera publicidad a la cita.

La actuación policial deslució la convocatoria, pero no la impidió. De hecho, no se pusieron trabas a la primera parte del acto: una charla del historiador Josu Txueka sobre el Estatuto aprobado en Lizarra en 1931. La conferencia se hizo en un local situado en la misma plaza y propiedad del Ayuntamiento, dirigido por el PSN. Y allí tuvo lugar también la lectura de la declaración de los electos, prevista inicialmente en la plaza. Toda una muestra de la arbitrariedad y el absurdo que acompaña a este tipo de actuaciones derivadas de la ilegalización, sobre todo en Nafarroa. El presidente de Udalbiltza, Loren Arkotxa, extrajo como conclusión que «quieren negar que Nafarroa es Euskal Herria».

Lizarra, Bergara y Batera

Precisamente, con este acto la institución nacional quiso insistir en la necesidad de que Euskal Herria sea reconocida oficialmente de una vez por todas. Así comenzaba la declaración a la que dio lectura Arkotxa ante decenas de electos reunidos en el sótano de propiedad municipal:«Euskal Herria, a pesar de ser uno de los pueblos más antiguos de Europa, no aparece en los mapas políticos oficiales».

Udalbiltza repasa en el texto todos los intentos de recuperar la soberanía y las instituciones, entre los que citó especialmente la asamblea de municipios de Lizarra en 1931, la convocada en Bergara por el grupo de alcaldes en 1976, o la demanda del departamento que gana fuerza actualmente en Lapurdi, Nafarroa Beherea y Zuberoa. De hecho, los electos de estos territorios no acudieron a Lizarra porque debían tomar parte en la recogida de firmas llevada a cabo ayer por Batera.

Arkotxa matizó que «de 1931 a 2006 han pasado 75 años, pero puede comprobarse la misma voluntad de conseguir el reconocimiento político por parte de los electos. No ha decaído con el paso del tiempo».

Así las cosas, los congregados reiteraron su compromiso con Udalbiltza y se marcan el reto de reorganizarla y reforzarla, para lo que se anuncian iniciativas. Ayer se reveló que 70 de ellos ya han firmado este documento que respalda la reconstrucción, sustentada en los cinco principios aprobados en el Palacio Euskalduna en 1999, en la Carta de Derechos y «en el respeto a los votos emitidos por la ciudadanía».

Ahora buscarán nuevas adhesiones. «Aún estamos lejos de las instituciones nacionales adecuadas que Euskal Herria necesita, pero Udalbiltza está trabajando duro. No empezamos de cero», dijeron.

El acto había acabado, pero los controles de carretera seguían, dos horas después.

.... ... .

No hay comentarios.:

Publicar un comentario