lunes, 19 de junio de 2006

Askapena : La Crisis II

Esta es la segunda parte al boletín informativo anterior por parte de Askapena:

Independentzia eta Sozialismorantz
EUSKAL HERRIA PASO A PASO
Servicio informativo de ASKAPENA Nº 138

LA CRISIS: EL PUNTO DE INFLEXIÓN ( y II)

Para quienes vamos siguiendo de cerca la evolución de los acontecimientos, era evidente que el incipiente proceso estaba entrando en un callejón de difícil salida: la interlocución de Batasuna en el umbral de la cárcel a instancias del Estado. No es fácil saber lo que sucedió entre bastidores. Lo cierto es que, desde el día 29 de mayo, comenzaron a escucharse mensajes más tranquilizadores. A tales preámbulos le siguieron declaraciones novedosas de gran calado. De momento se disipaba la turbulencia. Sólo la derecha, unionista y beligerante, lamentaba que la crisis se hubiera resuelto.

Preparando el terreno

Cuando todas las miradas se dirigían a la Audiencia Nacional donde estaban citados los dirigentes de Batasuna, en la órbita socialista comenzaron a escucharse (29 de mayo) planteamientos que resultaban novedosos:

· El Ministro de Administraciones Públicas sugiere que los jueces se dediquen a aplicar las leyes, no a hacer política con ellas.

· Uno de los dirigentes del Partido Socialista en Gipuzkoa admite el riesgo de que los dirigentes de Batasuna vayan a prisión; pese a ello, el proceso no está en riesgo.

· Desde la parte de Euskal Herria en el Estado francés, el cualificado socialista Maitia defiende abiertamente la participación de Batasuna en la mesa de partidos "esa mesa no tendría ningún sentido si Batasuna no estuviera legalizada nuevamente"

· El Presidente Zapatero comenta en Catalunya Radio que la posibilidad de que se dicten órdenes de prisión contra la dirección de Batasuna hay que valorarla como una cuestión coyuntural.

· La Fiscalía de la Audiencia Nacional cambia de tono. El fiscal que había propiciado la comparecencia de los ocho dirigentes vascos, es sustituido por otro. Este, práctica completamente inusual, hace públicas sus conclusiones a la prensa (30 de mayo) antes de presentárselas al juez instructor. En sus razonamientos, exime a los dirigentes de Batasuna de responsabilidades y plantea que se interprete la ley atendiendo a la realidad social del momento.

El Gobierno español mueve ficha

El anuncio de que el Estado va a mover ficha no se produce en el Congreso de los Diputados, donde se estaba celebrando el Pleno del Estado de la Nación, sino en Euskal Herria. El Secretario de los Socialistas Vascos anuncia el día 30 por la noche que:

· Se intensificarán los contactos con las fuerzas políticas vascas, incluida la izquierda soberanista (era la primera vez que se anunciaba públicamente) para abrir un diálogo multipartidario. Apuestan por crear la Mesa de Negociaciones en los próximos meses.

· El contenido de las conversaciones que se anuncian supondrá un cambio sustancial: "Se va a pasar de los contactos actuales existentes a una fase de negociaciones incluyentes, tendientes a construir un proceso de diálogo multipartidario"

· Valoran públicamente el esfuerzo que está haciendo la izquierda soberanista para abrir un nuevo ciclo político y la consideran a ésta como interlocutora imprescindible.

· Reclaman de los jueces que actúen a la luz de la nueva situación que se ha creado.

El anuncio de los socialistas vascos va acompañado (31 de mayo) de otro anuncio también de gran trascendencia, que se produce en el Congreso de Los Diputados. El Presidente Zapatero cambia su discurso habitual "primero paz y luego hablaremos de política" por otro más audaz y realista: "No haber llegado a la paz no impide que el diálogo político empiece".

En esta ocasión las palabras estuvieron acompañadas de hechos. El día 31, los ocho dirigentes de Batasuna salen de la Audiencia Nacional para regresar a Euskal Herria. Excepto uno, que debe de comparecer todos los días en comisaría, todos los demás quedan en libertad sin cargos. En calquier caso, este hecho no resuelve el conflicto principal: mientras esté en vigencia la Ley de Partidos pende sobre Batasuna la espada de Damocles de la "justicia" española.

Valoraciones del nuevo mensaje

· En el propio Partido Socialista, no todas las aguas van en la misma dirección: "No se puede negociar políticamente con los terroristas" dice Felipe González que reconoce tener en este punto notables discrepancias con Zapatero y notables coincidencias con Rajoy. El Partido Socialista Navarro se reafirma en su decisión de no reunirse con Batasuna ya que "la realidad política y sociológica de Navarra son diferentes de las de Euskadi". Ese mismo día (31 de Mayo) el secretario de Organización del PSOE refuerza las tesis aperturistas y desautoriza a los socialistas navarros. Zapatero refrenda (3 de junio) el paso dado "No aceptaré que nadie ponga en riesgo la oportunidad de alcanzar la paz".

· Los partidos del Tripartito vasco valoran positivamente el nuevo paso dado por el PSOE: "El PSE ha actuado inteligentemente" (PNV), "El siguiente paso debe de ser la derogación de la Ley de Partidos. Sería contradictorio el negarse a hablar con Batasuna y hacerlo con ETA" (EA) "Es un paso adelante indudable que contribuye a afianzar el proceso" (Presidencia del Gobierno Vasco); "Se trata de una legalización de facto" (Izquierda Unida Vasca).

· Batasuna. Hace una valoración simultánea el día 31 de mayo en Donostia y en Bruselas: La nueva postura del PSE "supone el reconocimiento de la existencia de un conflicto y de la necesidad de una mesa política incluyente para su solución. ¿Es un paso importante que el PSE se comprometa a iniciar una fase de negociación política? ¿Una buena noticia que nos tiene que alegrar a todos? El PSE ha admitido que es en Euskal Herria donde hay que dar pasos sustanciales y adquirir compormisos políticos". Batasuna reitera que hará el máximo esfuerzo para que el paso dado por el PSE sea irreversible. Para el Secretario General del sindicato independentista LAB "No sólo se ha desatado el nudo sino que ha sido el primer gran escalón subido por el Gobierno tras el alto el fuego de ETA" (9 de junio)

Todos los agentes políticos y sociales respiramos aliviados ya que se ha superado la primera gran turbulencia que amenazaba al embrionario proceso. Solamente el PP lo vive con amargura. No ha conseguido lo que tanto anhela: que el proceso fracase antes de arrancar. El nuevo paso dado por el Gobierno ha desatado la caja de las furias conservadoras. El PP, en una alocada carrera hacia el disparate, se enfrenta a todo y a todos. Dedicaremos a este tema uno de los próximos Boletines.

Euskal Herria, 18 de junio de 2006


info@askapena.org // www.askapena.org

.... ... .

No hay comentarios.:

Publicar un comentario