miércoles, 1 de junio de 2016

Agirre el Europeísta

Cuando pensemos en la figura histórica del primer lehendakari de la Euskal Herria contemporánea no nos demos el lujo ni por un momento que durante su exilio tras la insurrección fascista y durante su exilio en la Europa de la Segunda Guerra Mundial pudo haber enfrentado el mismo destino que enfrentó el primer president catalán Lluís Companys quien fuese entregado por la Gestapo a los franquistas para, después de ser salvajemente torturado, ser condenado al pelotón de fusilamiento.

Dicho lo anterior, les presentamos este artículo acerca del ciclo de conferencias acerca de su legado histórico, mismo que ha sido dado a conocer por Noticias de Gipuzkoa:


El lehendakari "no renunciaba a su patriotismo" pero defendía una "sociedad internacional"

El Gobierno vasco ha reivindicado hoy el legado "europeísta" y "humanista" de José Antonio Agirre (PNV), el primer lehendakari, en Berlín, ciudad en la que vivió brevemente durante su exilio.

El director de Asuntos Europeos del Gobierno vasco, Mikel Antón, ha asegurado en un acto en recuerdo de Agirre celebrado en el Parlamento de la ciudad estado de Berlín que es "el momento adecuado y el lugar adecuado" para reivindicar las posiciones políticas del que fue lehendakari en el exilio hasta 1960.

Antón ha explicado posteriormente a Efe que, a su juicio, Europa sufre en la actualidad una "crisis tremenda de valores" y una fuerte "desorientación" de la que sólo se puede salir recurriendo a los "valores humanistas" que posibilitaron su fundación tras la II Guerra Mundial.

En este contexto, ha agregado, podría "servir de inspiración" el ejemplo de Agirre, ya que el lehendakari "no renunciaba a su patriotismo" pero defendía una "sociedad internacional" basada en los valores comunes para lograr el interés general.

El lehendakari era "un nacionalista convencido" pero a la vez "cedió y matizó muchos de sus planteamientos", ha explicado tras destacar su "flexibilidad".

Antón ha destacado en su discurso la "enorme contribución política" de Agirre, que ayudó a "los primeros pasos" de la integración europea.

El vicepresidente del Parlamento de Berlín, el cristianodemócrata Andreas Gram, anfitrión del acto, se ha mostrado asimismo "muy preocupado" por el devenir del continente y la incapacidad de los europeos para encontrar soluciones.

En su opinión, la vida de este "hombre valiente", en referencia a Agirre, es un ejemplo que debería ser mejor conocido también en Alemania.

El encuentro ha servido para abrir cuatro jornadas en homenaje a Agirre en la capital alemana, que incluyen conferencias en el Instituto Cervantes y en la Universidad Humboldt, así como dos actividades culturales.

En los actos de Berlín, en los que está presente el lehendakari Juan José Ibarretxe, participan la asociación cultural vasco-alemana Gernika, así como el instituto de cultura vasca Etxepare y las universidades de Leipzig (Alemania) y Nevada (Estados Unidos).

Tras huir al exilio en 1939 ante el avance de las tropas franquistas, Agirre pasó por Francia y Bélgica, para establecerse posteriormente, bajo una identidad falsa, primero en Hamburgo y luego en Berlín, donde residió unos cuatro meses en 1941 en la capital del entonces III Reich.

En 1956 el lehendakari en el exilio regresó brevemente a Berlín para participar en un congreso de la democracia cristiana europea que el propio Agirre ayudó a poner en marcha tras el fin de la II Guerra Mundial.






°

No hay comentarios.:

Publicar un comentario