lunes, 12 de junio de 2006

Askapena : La Crisis I

Aquí tienen el boletín informativo generado por los amigos de Askapena:

Independentzia eta Sozialismorantz
EUSKAL HERRIA PASO A PASO
Servicio informativo de ASKAPENA Nº 137

LA CRISIS: CRONOLOGÍA DE UNA GRAN TURBULENCIA (I)

El proceso de negociaciones está queriendo tomar tierra para deslizarse por la pista y no lo consigue. Peor aún, en las maniobras de aproximación está siendo sometido a unas turbulencias peligrosas que ponen en riesgo toda la operación de acercamiento.

El Estado español está jugando con fuego. Desde el momento mismo en que ETA anunció su alto el fuego, la estrategia del Estado ha sido de permanente provocación. Una actitud que no se corresponde con un alto el fuego verificado y con la voluntad de propiciar un clima de distensión que favorezca las conversaciones. Hay muchos datos que avalan este empeño por condicionar y asfixiar a la izquierda vasca: prohibición de manifestaciones para que Batasuna desaparezca de las calles, fuerte represión si los actos se celebran a pesar de la prohibición, multiplicación de controles policiales en las carreteras, continuas detenciones a ambos lados de la muga, inducción a otros Estados para que colaboren con la represión mediante la persecución a refugiados y su entrega al Estado español, endurecimiento de la dispersión carcelaria, coacción mediante el juicio 18/98 que se está celebrando en la Audiencia Nacional contra 60 dirigentes de la izquierda en condiciones de extrema penosidad, apertura de nuevas causas a dirigentes de la izquierda por parte de la Audiencia Nacional con imposicion de penas de cárcel eludibles mediante el pago de elevadísimas fianzas?

La gota que colmó el vaso

Esta estrategia represiva ha tenido una de sus expresiones más violentas en la judicialización de la política como medida coercitiva contra la dirección de Batasuna. El Gobierno ha incurrido desde el primer momento en contradicciones flagrantes: solicitar autorización parlamentaria para dialogar con ETA y, al mismo tiempo, cerrar la puerta a conversaciones oficiales con Batasuna por considerarla "organización terrorista". Mantener ilegalizada a esta formación mientras reconoce abiertamente los contactos privados del PS de Euskadi con Batasuna. El Gobierno del Estado considera de suma utilidad la Ley de Partidos ya que le permite usarla como cadena que alarga o acorta para condicionar y amarrar al interlocutor. Un espada de Damocles que pende continuamente sobre la cabeza de quienes se sientan al otro lado de la mesa. Como hemos dicho, estas medidas coercitivas se han ido incrementando desde el alto el fuego y a medida que Batasuna ejerce la necesaria labor de dirección política. Esta es la cronología de la crisis que se ha vivido.

· 24 de marzo.- Tras el alto el fuego de ETA, Batasuna celebró una nutrida comparecencia en Iruñea para valorar la situación que se había creado tras la declaración de alto el fuego permanente. Esta comparecencia fue interpretada por la Fiscalía de la Audiencia Nacional como una infracción a la Ley de Partidos por entender que se estaba presentando a la nueva Mesa Nacional. Solicitó de la Audiencia Nacional que abriese diligencias contra ocho dirigentes de Batasuna por entender que dicha rueda de prensa constituía una "reiteración delictiva".

· 19 de mayo.- La Audiencia Nacional recoge la propuesta del Fiscal y cita a ocho dirigentes de Batasuna para que comparezcan en dicho tribunal los días 30 y 31 de mayo. El auto judicial reitera la acusación del Fiscal e incluye entre los citados - paradojas de la vida - a Arnaldo Otegi que, por razones de enfermedad, no estuvo presente en la comparecencia del día 24 de marzo.

· 19 de mayo.- Ese mismo día Batasuna celebra una comparecencia para valorar la situación crítica en la que ha entrado el proceso. "Estamos ante una situación de extrema gravedad y así no se constituye un proceso de solución. Quienes justifican y amparan actos represivos están planteando una dinámica de sabotaje que busca la destrucción de esta oportunidad. El único objetivo de la Audiencia Nacional es mantener una represión estructural, intensa y continua contra la izquierda soberanista. Así no se construye ningún proceso de solución sino de crispación y confrontación. Hemos dado pruebas de paciencia infinita y de responsabilidad política total pero, sólo sobre esta base no se va a construir un proceso"

· 21 de mayo. El Gobierno entiende lo que tales palabras significan y responde en un acto político que Zapatero celebra en Euskal Herria. Hay quienes dicen que El Gobierno del Estado captó con toda nitidez el mensaje del día 19, valoró su gravedad y adelantó la fecha en la que Zapatero tenía previsto anunciar su voluntad de hablar con ETA.

· 22 de mayo. En esta ocasión, es Batasuna quien acusa recibo del mensaje. Realiza una nueva comparecencia en la que valora en su justa medida el anuncio de conversaciones con la organización armada que ha hecho Zapatero en Barakaldo. Pero reclama avanzar en la fase de normalización abriendo un espacio de diálogo con las fuerzas políticas.

· 24 de mayo. En su empeño por avanzar en la conformación de un espacio de diálogo resolutivo, Batasuna da un paso más: presenta a quienes conformarán su Equipo negociador en el Proceso. Insta a las demás formaciones a que dejen de hacer declaraciones y a que hagan otro tanto. El Delegado del Gobierno en Navarra advierte ese mismo día que enviará informes a la Audiencia Nacional respecto a la comparecencia celebrada por entender que la presentación de interlocutores atenta contra la legalidad vigente.

· 25 de mayo. Batasuna advierte de que las continuas agresiones están llevando al proceso al borde del colapso: "Rubalcaba y los asesores de Zapatero están estirando mucho la cuerda y ellos sabrán lo que están haciendo. Si se produce la próxima semana el encarcelamiento de los interlocutores, la situación quedará bloqueada" (Joseba Permach)

· 26 de mayo. El Gobierno quiere rebajar la tensión y filtra a través de El País la noticia de que la Fiscalía ( que promovió la apertura de diligencias) no va a pedir medidas cautelares contra los encausados. El mismo día, el juez de la Audiencia Nacional, Marlaska, va en dirección contraria.

Tomando en cuenta las declaraciones de Permach, la entrevista de ETA que Gara publicó el 14 de mayo y la presentación de negociadores del día 24, emite un nuevo auto en el que eleva la acusación apreciando en la conducta de Batasuna "amenazas terroristas"

· 27 de mayo. Batasuna (Pernando Barrena) concede una entrevista en la que deja claro que la situación ha llegado al límite: "Nuestra apuesta por el proceso es firme, pero el PSOE lo puede colapsar".

La tensión es extrema. Los días 30 y 31 está previsto que ocho dirigentes de la izquierda comparezcan en la Audiencia Nacional y hay muchas probabilidades de que vayan a prisión. Han decidido no pagar fianzas en el caso de que les sean impuestas. Ese mismo día, las válvulas de alivio comienzan a funcionar. Trataremos de ellos en el siguiente Paso a Paso.

Euskal Herria, 11 de junio de 2006

info@askapena.org

.... ... .

No hay comentarios.:

Publicar un comentario