martes, 24 de noviembre de 2015

Lorentxa Guimón y su Catch 22

El estado español, contando con la complicidad del ahora victimizado y martirizado estado francés, se ha encargado de tejer una maraña pseudo-jurídica destinada a entorpecer cualquier intento por parte de la comunidad de presos políticos vascos por lograr la ansiada libertad para algunos de ellos, que por sus precarias condiciones de salud - como son el caso de Ibon Iparragirre y el de Arantza Díez-, se han convertido en prioridad.

Lean esta nota publicada en Naiz:



La represaliada de Angelu fue detenida en 2003 en el pueblo de Estialescq, en el Bearn. Acusada de ser miembro de ETA, fue condenada a 17 años de cárcel. Durante este tiempo ha sido una de las portavoves del colectivo de presos, EPPK. Guimon sufre una dolencia crónica denominada enfermedad de Crohn, que causa inflamación en los intestinos.

La Fiscalía ha anunciado que presentará recurso, que tendrá que ser analizado en el plazo máximo de dos meses. Hasta que no haya una decisión definitiva, Guimon seguirá encarcelada.

Para reclamar su puesta en libertad, Bagoaz se ha concentrado ante el Ayuntamiento de Angelu.





°

No hay comentarios.:

Publicar un comentario