lunes, 21 de septiembre de 2009

Hay Amores Que Matan

Tenemos un amigo de Hondarribia que opina que una de las mentes más preclaras que ha producido Nabarra es la del profesor Luis Bandres. En este blog no acostumbramos reproducir textos del buen profesor por su postura "equidistante" la cual incluye claro está el culpar a ETA por todos los problemas del universo conocido. Rara es la ocasión en que la "equidistancia" de Bandres no arruina por completo alguno de su textos como el caso de este publicado en Izaro News:

Amar a España

Luis Bandres | profesor de la UPV/EHU

Amar. Amar verbo excelso cuyo significado está en la mente de todos los lectores, pero lo que quizá no esté en la mente de todos ellos sea el hacer un pequeño análisis y percatarnos de que para amar es necesario previamente el conocer el objeto amado, nada puede ser amado si antes no es conocido,después, una vez conocido, se amará o no, incluso se podrá odiar, pero, para amar hay que conocer el objeto amado. Como decíamos en matemáticas con algunas proposiciones, aquí el conocer "es condición necesaria pero no suficiente".

Viene esto a cuento con respecto a amar a España. Si algún país conocemos los vascos de Hegoalde este es España. Comenzando por lo que estudiamos en los estudios primarios, siguiendo por los secundarios (los que los hayan realizados) y finalizando por los distintos viajes que hayamos podido hacer por la llamada "Piel de Toro", esto y mucho más es un conjunto de vivencias que nos ha hecho que España sea para nosotros algo más que conocido.

Todo esto, por una parte, por no hablar de los vínculos familiares: raro es el vasco de Hegoalde que no tiene algún pariente español, Quien esto firma, por ejemplo, tiene dos cuñados españoles, uno de Madrid y otro de León. De ahí que, no sólo lo que se puede aprender en los libros o en los viajes como turista, sino en lo que es una relación familiar, más humana. Podemos decir que conocemos España y a los españoles tan bien como ellos mismos o mejor, pues al ver "los toros desde la barrera" podemos, en general, verlos con más ecuanimidad. ¿Y quienes son quienes los vemos con mayor ecuanimidad? Pues, entre ellos los vascos.

Para que no haya duda voy a definir lo que entiendo, para el propósito de este artículo, yo por "vasco". Es aquella persona que vive y se realiza (generalmente por medio del trabajo) en Euskal Herria. De estos (me refiero a los de Hegoalde) cada cual comulgará con un determinado credo político o con ninguno. De los primeros, es decir de los que comulgan con cierto credo político, unos lo harán con credos de obediencia nacionalista española, mientras otros lo serán de obediencia exclusivamente vasca. En este trabajito voy a elegir una persona que por su relevante cargo, así como por su pertenencia a un partido de obediencia estatal no me cabe la menor duda de su sentimiento españolista, me estoy refiriendo al presidente del Gobierno Vasco, Francisco (Patxi) Lopez.

Este ínclito representante de la españolidad durante su mandato ha tenido una serie de actuaciones sobre las cuales no me resigno a no opinar. Para hacerme esta opinión he procurado leer todo lo que he podido en la prensa al respecto. Si esto es una representación de lo que es España me va a ser tremendamente dificil amarla. Empezamos por la aceptación de un cargo para el que carece la preparación ad hoc, no habiendo hasta ahora ocupado cargo alguno en la administración, así como el no haber trabajado fuera de lo que es la estructura de su partido.

Que esto lo hiciera su padre, hombre con el que se estará de acuerdo o no, pero al que no se le pueden negar sus méritos ¡vale!. Pero yo creía que en política, a excepción de en la monarquía, el tema hereditario ya era algo superado. Pues en el País Vasco, los que lo consideran como colonia de España, todavía sigue vigente, a lo que parece. En este orden de cosas, la colocación en altos puestos de la administración de su gobierno de parientes y amigos, procurando evitar el más mínimo apego de estos a lo que pueda ser vasquismo ha sido algo generalizado.

A esto hemos de sumar su escasa afición a la verdad. Entre otros extremos ahí tenemos la elección de su socio parlamentario para acceder al gobierno, haciendo lo contrario a lo afirmado durante la campaña electoral. O durante el presente verano, con incremento del paro, malas noticias económicas y pésimas previsiones para la industria, él ha seguido dale que dale con su cantinela.

Lo que sí ha hecho y muy bien ha sido enseñar Ajuria Enea.

Declarar una y mil veces la desaparición de ETA, sin que esto se vea por sitio alguno. Dar entrevistas a medios de comunicación, priorizando a los de fuera de aquí...Ah! y coger vacaciones. Creo que será de los pocos cargos de responsabilidad que aun antes de cumplir 100 días de mandato ya ha disfrutado de esta prebenda....!Esto es preocuparse por el País y trabajar!.

El excelente trabajo realizado por este señor hasta ahora ha sido tal que la Presidenta del Parlamento Vasco, que no olvidemos pertenece al partido que le ha apoyado en su denominación, le afeado a él y a su gobierno su inactividad contra la crisis y su mera palabrería barata frente a ETA.

Por todo ello, si este es el modelo de español que ha de morar entre nosotros, siendo como es una persona singular y destacada, me va a ser dificil amar a los españoles y por ende a España.


.... ... .

No hay comentarios.:

Publicar un comentario