martes, 29 de septiembre de 2009

El Caso del Kiliki de Berriozar

Esta nota ha sido publicada en Kaos en la Red:

Querella inédita contra tres ediles en venganza por el txupinazo de Berriozar

La Fiscalía de la Audiencia Nacional ha denunciado a tres concejales de la izquierda abertzale por solidarizarse con los presos políticos vascos en el txupinazo de Berriozar.


Tres ediles de la izquierda abertzale han sido objeto de una querella en venganza por el txupinazo de Berriozar. Se trata de un salto cualitativo ya que la Fiscalía de la Audiencia Nacional española ha interpuesto en su contra una denuncia por solidarizarse con los presos políticos participando en concentraciones o mostrar una banderola exigiendo la repatriación.

En el escrito presentado por el fiscal Vicente González Mota se acusa a los concejales Fermín Irigoien, Ezequiel Martínez e Izaskun Cebrián de haber podido cometer un delito de «enaltecimiento del terrorismo y humillación a las víctimas» en el inicio de las fiestas del pueblo navarro.

Según concreta, acusa a Martínez y Cebrián por mostrar una banderola con el lema «Euskal preso eta iheslariak etxera» cuando el kiliki negro prendió fuego al txupin que dio inicio a las fiestas.

Asimismo, dice que Martínez participó en una ofrenda floral realizada a los familiares de presos políticos vascos. En cuanto a Fermín Irigoien, edil que se abrazó al kiliki en el txupinazo, le imputa por participar en una concentración en la que se realizó un aurresku en honor de los presos. Añade que se dio lectura a una carta escrita por un prisionero vasco desde la cárcel.

La Fiscalía solicita también la declaración del alcalde de NaBai, Xabier Lasa, y la de un representante de la sociedad cultural Zulo Alai. También reclama una copia del expediente del pleno de la localidad que otorgó el premio a esta sociedad cultural y el programa de fiestas.

La querella se produce apenas dos semanas después de que el Gobierno de Nafarroa anunciara por medio de su portavoz, Alberto Catalán, que había enviado un informe policial sobre el txupinazo de Berriozar. Las fiestas del pueblo navarro comenzaron envueltas en polémica por la actitud de UPN, PSN y CDN, que iniciaron una campaña al conocer que este año le correspondía a la izquierda abertzale lanzar el txupin.

Estas formaciones presentaron una moción para que el alcalde no permitiera iniciar las fiestas a los independentistas y al final, estos acordaron con NaBai que el txupin fuera lanzado por colectivos populares.

Movilizaciones por los presos

Por otro lado, ayer 30 personas se movilizaron en Zaldibar por los derechos de los presos, 22 en Zaldibia, 15 en Bermeo, 25 en Ataun, 8 en Euba, 29 en Altza, 13 en Añorga, 90 en Santurtzi, 65 en o­ndarroa, 46 en Laudio, 14 en Ordizia, 35 en el barrio bilbaino de Irala, 18 en el de Otxarkoaga 18 y 50 en el de Rekalde, donde portaron fotos.


.... ... .

No hay comentarios.:

Publicar un comentario