lunes, 21 de septiembre de 2009

Más de 700 Mandelas

Este texto ha sido publicado en Gara:

Martin Garitano | Periodista

Mandela y los presos vascos

Nelson Mandela fue detenido en agosto de 1962 por la Policía sudafricana bajo la acusación de dirigir el brazo armado del Congreso Nacional Africano, Umkhonto we Sizwe. Eran los duros tiempos del apartheid y el líder guerrillero fue condenado a cadena perpetua.

Cumplió 27 años de prisión en condiciones penosas hasta que la tenacidad del movimiento africano terminó por doblegar la terquedad del Gobierno segregacionista y el presidente De Klerck inició el desmontaje del apartheid y liberó a Mandela en 1990.

A partir de ahí Mandela impulsó la política de reconciliación, alcanzó la Presidencia de Sudáfrica cuatro años más tarde y fue galardonado con el Premio Nobel de la Paz.

También en Euskal Herria hay militantes condenados a cadena perpetua. Unos por actividades armadas y otros no. También hay presos que han cumplido 27 y más años de prisión. Y también aquí se ha impuesto una suerte de apartheid que segrega de la vida política a buena parte de la población.

El jefe de la Policía autonómica, Rodolfo Ares, explicó con una claridad y desfachatez apabullantes el sentido y soporte del apartheid que también se manifiesta en la guerra de las fotos. Lo hizo, además, en sede parlamentaria: «No nos enredemos en cuestiones legales. No nos vamos a dejar engañar. Quienes colocan esas fotografías en puntos visibles de lugares públicos lo hacen, sin duda, con la intención de homenajear a los terroristas».

No sé si dentro de algún tiempo -mejor hoy que mañana- el presidente español de turno imitará el ejemplo de Frederick De Klerck, romperá los diques del apartheid y pondrá en libertad a los prisioneros políticos vascos. Tampoco sé si alguno de ellos alcanzará la Presidencia del Gobierno de los vascos. Y menos aún si el Comité Nobel del Parlamento noruego le concederá el Premio de la Paz. No es fácil hacer pronósticos, aunque hay sin duda personas en ese colectivo que bien pudieran merecer esos títulos.

De lo que estoy seguro es de que Ares y el resto de los responsables del apartheid han perdido la guerra de las fotos. Aunque sólo sea porque no han podido ganarla.

Tal vez un día veamos desfilar por las calles de Euskal Herria a miles de personas con más de setecientas fotos de Nelson Mandela. ¿Qué hará Ares?


.... ... .

No hay comentarios.:

Publicar un comentario