sábado, 8 de abril de 2006

Abertzales en Libertad

Una vez más la sociedad vasca tuvo que pagar la extorsión exigida por el aparato represivo con sede en Madrid. Y es que para los rancios franquistas es fácil extorsionar a los vascos comprometidos con la lucha libertaria de Euskal Herria, simplemente se les acusa de algo, se les arresta, se les incomunica, se les tortura y al final se les impone una cuantiosa cantidad a la que los Garzón y los Grande-Marlaska llaman con el eufemismo de fianza.

Pero bueno, lo importante es que Otegi, Petrikorena y Olano están libres, así pueden ser piezas clave en las negociaciones de paz.

He aquí la nota de La Jornada:


Rodríguez Zapatero restructura su gabinete; José Bono, relevado en Defensa

Los líderes izquierdistas vascos Otegi, Petrikorena y Olano, libres bajo fianza

Pérez Rubalcaba, nuevo ministro del Interior, coordinará futuras negociaciones con ETA

ARMANDO G. TEJEDA CORRESPONSAL

Madrid, 7 de abril. Arnaldo Otegi, Juan José Petrikorena y Juan María Olano, fueron liberados este viernes bajo fianza después de haber sido encarcelados por el supuesto delito de inducción a actos vandálicos.

De otro lado, el presidente del gobierno español, el socialista José Luis Rodríguez Zapatero, anunció cambios en los ministerios de Defensa, Interior y Educación con el telón de fondo del proceso de paz abierto en el País Vasco.

Otegi, llamado a ser un interlocutor esencial en el proceso de paz, fue puesto en libertad después que su abogada, Jone Goirizelaia, depositó una fianza de 250 mil euros, y otros 200 mil por cada uno de los otros dos detenidos. El monto de la fianza fue fijado por el juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska, quien instruye los procesos a cargo del anterior titular del juzgado número 5, Baltasar Garzón.

La fianza fue recaudada entre simpatizantes y militantes de la izquierda separatista vasca, cuya coalición, Batasuna -considerada por Madrid brazo político de ETA-, se encuentra ilegalizada desde hace dos años. Otegi, Petrikorena y Olano tendrán que comparecer todos los días ante dependencias de la policía autonómica vasca y tienen prohibido salir del país.

Por su parte, Rodríguez Zapatero anunció cambios en su gabinete. Tras el relevo, a petición personal, del ministro de Defensa, José Bono, esta cartera pasará a manos del actual titular de Interior, José Antonio Alonso, mientras el actual vocero del grupo parlamentario socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba, será el nuevo ministro del Interior, dos puestos clave en las futuras negociaciones con ETA.

Rodríguez Zapatero restructuró por primera vez su gobierno desde su triunfo electoral, en marzo de 2004. Además de los cambios en Interior y Defensa, el mandatario español relevó a la ministra de Educación, María Jesús Sansegundo, a cambio de Mercedes Cabrera.

El propio Ejecutivo señaló tras conocer la tregua de ETA que primero se confirmaría la efectividad del cese de la violencia antes de dar luz verde a las negociaciones con el grupo armado.

En las futuras negociaciones con ETA Pérez Rubalcaba coordinará las tareas del gobierno en esta materia tan sensible, una actividad que ya venía desarrollando a la "sombra" desde su escaño en el Parlamento.

En su comparecencia ante la prensa para anunciar los cambios, Rodríguez Zapatero se limitó a enumerar los nuevos nombres, sin revelar las intenciones políticas de estos cambios. Pero otros grupos políticos sí valoraron la importancia de los cambios en el seno del Ejecutivo, como el líder de Izquierda Unida, Gaspar Llamazares, quien señaló: "esto confirma la máxima importancia que le da el gobierno al proceso de paz".

Mientras, el diputado de Partido Nacionalista Vasco Josu Erkoreka añadió que el nombramiento de Pérez Rubalcaba "tiene el objetivo de poner al frente a quien ya lidiaba con la tregua desde la sombra".

La única voz discrepante fue la del líder de la oposición, el derechista Mariano Rajoy, quien aseveró: "no nos fiamos de este señor", en alusión al nuevo titular de Interior.


.... ... .

No hay comentarios.:

Publicar un comentario