martes, 28 de abril de 2009

Contubernio Audiencia Nacional-Ertzaintza

Como pequeña muestra de lo peligroso que es que gobiernos como el de México, Venezuela, Canadá e Irlanda insistan en extraditar a ciudadanos vascos al estado español va este botón publicado en Gara:

La Audiencia Nacional oculta el vídeo de Castro y dice que no cree su relato

Casi dos meses después de que la Ertzaintza detuviera e incomunicara a Manex Castro, que denunció haber sido maltratado en comisaría, la Audiencia Nacional española ha rechazado entregar la copia del vídeo de su detención por considerar su relato «poco creíble».

G.M. |

El Juzgado Central de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional española no entregará copia alguna del vídeo grabado por la Ertzaintza durante el periodo de arresto incomunicado de Manex Castro, argumentando que el testimonio de malos tratos del joven de Villabona no cuenta con credibilidad alguna. El juez español Eloy Velasco ha tomado la decisión a instancias de la Fiscalía.

El pasado 25 de marzo la defensa de Manex Castro solicitó a la Audiencia Nacional española una copia del vídeo que Interior de Lakua remitió al tribunal de excepción. El pasado 20 de abril la Audiencia Nacional española rechazó entregarla a la defensa al no considerar creíble el testimonio de torturas realizado por el joven de Villabona y que, además, fue corroborado semanas después en una entrevista publicada en GARA.

Para sustentar su negativa, el juez Velasco defiende, además, que en este momento procesal tiene «la obligación de proteger el secreto del sumario y la identidad de los concretos agentes de la Ertzaintza que aparecen en la grabación».

Denuncia ante el Ararteko

Cabe recordar que Manex Castro fue detenido por la Policía autonómica en la madrugada del 1 de marzo e incomunicado durante cinco días, tras los que denunció haber sido objeto de golpes y torturas sicológicas.

Además de que la Ertzaintza incumplió el protocolo fijado por Lakua en arrestos incomunicados, la de Castro fue la primera detención incomunicada en los últimos dos años. Por ese incumplimiento, la familia de Manex Castro presentó una denuncia ante el Ararteko, con el que mantuvieron una reunión.

Además, la Audiencia Nacional defiende que la Ertzaintza cumplió «con escrúpulo» los preceptos establecidos en la legislación especial, «frente a sus poco creíbles y contradictorias manifestaciones en el día de su declaración judicial dada su vaguedad e inconcreción, refiriendo únicamente maltrato psicológico». Acto seguido, sin em- bargo, añade como argumento añadido a su negativa que no hubo «indicios externos objetivos de tortura» en Castro.

Días después del arresto incomunicado de Castro y tras su encarcelamiento, la portavoz en funciones del Gobierno de Ibarretxe, Miren Azkarate, negó el testimonio detallado por el joven de Villabona y apuntó que en la videograbación -el joven de Villabona apuntó que sólo fue grabado en la declaración policial- se mostraba que el joven mentía. Azkarate tampoco ha facilitado aún copia alguna.

¿Qué tipo de impartición de justicia se puede esperar cuando todos los poderes en España gravitan alrededor de los dictado desde el ejecutivo?

Por cierto, Javier Balza debe estar de plácemes ahora que ni la rana ni el cocodrilo están de invitados en la fiesta del león.

.... ... .

No hay comentarios.:

Publicar un comentario