sábado, 24 de diciembre de 2011

El Contemporáneo Estado Burgués


En este blog a menudo nos hemos referido al concepto de estado-nación contemporáneo como una pesadilla que ha atrapado a las naciones originarias.

Es por eso que nos da un gusto tremendo compartirles este texto de Euskal Herriko Komunistak publicado en La Haine:

Euskal Herria a lo largo de su historia, de forma consciente en los últimos dos siglos ha levantado los cimientos ideológicos de la construcción nacional
Decididamente teníamos que terminar hablando de estado. Si el mercado (incluido el proceso de producción) es el pilar sobre el que se asienta el sistema capitalista, el estado en cualquiera de sus modalidades es el buque insignia que ha blindado a lo largo de la historia y en todas las formaciones sociales la dominación de una parte de la población sobre las demás, a través de su monopolio de violencia expresada en multiples aspectos culturales, ideológicos, políticos, militares y económicos.En resumen la maquinaria conocida más perfecta para destruir la identidad humana.
Este “poder nacido de la sociedad, pero que se pone por encima de ella y se distancia y eleva progresivamente” (Engels) ; a partir del comunismo primitivo con la progresiva división del trabajo ha sido marca específica del grado de contradicción de las clases sociales(exclavista, feudal, burguesa…) que marcan la historia de la humanidad con diferentes modalidades de estado.
Si el nacimiento de los llamados modernos estados nacionales suponían un avance de participación de nuevas clases progresivas contra viejos imperios, siempre relativos a circunstancias externas e internas de las formacione sociales; aquella burguesía protagonista de un mundo diferente que marcó el progreso económico y venció politicamente apartir de 1789 ha dado a luz el mundo en que vivimos. Tras 220 años de “democracia”construida por la burguesía hemos ido comprendiendo progresivamente hasta el actual baño de lucidez, la enorme y progresiva distancia entre burgueses y trabajadores, dominantes y dominados, Estado y pueblo.
Es la riqueza secuestrada a los trabajadores en el proceso de producción, en donde tienen que renunciar a sus proyectos personales y tiempo de vida para poder sobrevivir. Esa riqueza alimenta las rentas de la burguesía explotadora y sumisos cipayos, que a través de la perfeccionada máquina de poder, domina, educa, manipula y construye las falsas identidades que necesita en mujeres, hombres, culturas y pueblos para mejor dominar. Es así para y como se sustenta el “estado moderno”.
La propiedad, sagrado ídolo de la burguesía, primer valor de la democracia burguesa, necesita del estado moderno,nacido por la necesidad de un espacio para el mercado y bautizado con todas las formas de democracia con apellidos de “social”, “de derecho”, unitario, federal….Pero siempre de propiedad privada.
Por otro lado estados nacidos en el siglo XX tras heroicas luchas de trabajadores, obreros, campesinos y pueblos liberados tras vivir un “socialismo realmente inexistente” han terminado reproduciendo anteriores formas de dominación ,entrando por el largo tunel de la enajenación. Ni valores nuevos, ni respeto a las identidades, ni participación universal. Lo único nuevo ha sido la formación de nuevas burguesías al calor de las maquinarias estatales. Y hemos visto naciones oprimidas (Israel) hasta el exterminio, convertirse en feroces perseguidores desde sus nuevos estados.
Los valores nacidos del “homo homini lupus” (Hobbes), que inspiran su estado para defender….(razones de estado) ¿la ciudadanía? ¿la nación? …. la propiedad, su ética individual y social ,la ideología oficial .Son los valores que nos explican todas las guerras modernas, las hambrunas del tercermundo, las salvajes emigraciones y definitivamente corresponsables de la salida antipopular de la crisis estructural de su sistema, con la feroz ofensiva de un capital financiero (no productivo) que dicta desde el infinito las normas, leyes y gobiernos de “nuestros estados democrático”, de su propiedad.
Nunca un estado es de todos. Hoy sabemos más de aquella frase de K. Marx:”Mientras haya estado no habrá libertad. Cuando haya libertad ya no habrá estado”.
2 – Razón de ser en la historia
Si la identidad supone esa linea que desigualmente avanza entre el inicio y el final del proyecto. La podemos identificar con la razón de ser realmente existente. La razón de ser de una nación solo puede tener sus raices en la voluntad del pueblo no enajenado No es un punto inamovible en la historia. Para Marx la identidad será el “camino desde el mundo de la necesidad al mundo de la libertad.”
El “nosotros somos” resume nuestra razón de ser en el tiempo y espacio de la historia. Autoconciencia, memoria, insumisión e independencia son elementos inseparables de la razón de ser de un pueblo que se organiza en nación
Sentimos, queremos y construimos nuestra identidad en continua dialéctica con dominaciones de fuera y de adentro. La larga historia que vamos recuperando de nuestro pueblo, nos habla de supervivencia asimilando e identificándonos a la naturaleza (ama lurra), de rebeldía ante culturas y ejércitos dominantes y de encuentro con la tierra compatible con la búsqueda y solidaridad con otros mundos. Por otro lado nos habla de viejas luchas frente a imposiciones internas,¿Qué fueron las persecuciones contra la brujería, herejías, matxinadas…?
Los parámetros que terminan por definir la moderna dominación que atenta contra nuestro pueblo tiene sus coordenadas externas en la vieja tenaza de lo que son los estados español y francés. A comienzos del siglo VII viejas luchas de supervivencia alumbran la necesidad de una formación política que tras el perámbulo del Ducado de Vasconia y Aquitania (603) nacido en la resistencia , cristaliza tras Orreaga en el Reino de Pamplona (Nafarroa) que hasta entrada la edad moderna es el estado feudal que resiste a la invasión castellana y más tarde la unificacón francesa.
Hemos tenido un estado feudal en nuestra historia. Hemos seguido luchando con continuidad manteniendo en toda nuestra historia la razón que nos hizo ser. Los últimos dos siglos han puesto al desnudo las contradicciones que podrían enterrar a nuestro pueblo en el basurero de la historia,convertidos en sumisos ciudadanos de los estados vecinos.
A finales del XIX se produce la crisis del viejo régimen foral, al entrar en contradicción con las nuevas instituciones españolas surgidas en el librecambismo liberal. En el nuevo modo de producción la oligarquía española necesita nuevos marcos jurídicos y políticos. La oligarquía vasca (Chavarri, Ibarra…) es el sector más interesado en la desaparición del regimen foral, que le sitúa las aduanas en el Ebro o le impide –fuero de Bizkaia-la salida del hierro del pais. Será este sector de la oligarquía, protagonista del nacionalismo económico español, el potente dinamizador del moderno estado de la Restauración quien, a la vez que sus dos enemigos históricos, el movimiento obrero revolucionario y el nacionalismo vasco inicial, que cuaja en los sectores populares en retroceso- campesinado-perdedores de la guerra, protagonizan el estallido de la nueva sociedad vasca
Si el nacionalismo costitucional español de 1812 había iniciado una primera quiebra que abre la alternativa carlista-protonacionalista; y la Restauración española, con la abolición foral de 1876, dá paso a un nacionalismo políticamente configurado. El fascismo con la supresión de las mínimas libertades, junto con la persecución explícita a “provincias traidoras”, crea la quiebra final de estado en Euskal-Herria, que definitivamente sabe que nada puede esperar de un estado que pretende la desaparición de la identidad vasca.
Ya en las dos carlistadas se habían producido formulaciones independentistas, como narra el zuberotarra Agustin Xao en su “Viaje a Navarra durante la insurrección de los vascos” (1830-1835) con su interpretación independentista del carlismo vasco, o en proclamas escritas en “El Cuartel Real” al fin de la segunda guerra llamando a la independencia ante la probable derrota del carlismo ( textos recogidos por el historiador de Bourdeos V. Garmendia). Se producen posicionamientos independentistas que son represaliados por el mando carlista. Son inicios del protonacionalismovasco.
Y la Bizkaia de finales del XIX tras la pérdida de la guerra y de los fueros, entre los mineros (“ateos y maketos”)y los nuevos jauntxos de la moderna industria vizcaina, es el medio en que florece el “bizkaitarrismo” de Sabino Arana ,que cuaja inmediatamente con más fuerza –a pesar de su debilidad histórica -que el “napartarrismo euskaro”de Arturo Campion. No es capricho de la historia. Es el resultado de las contradicciones políticas y culturales (expresión de la lucha de clases) surgidas en las desigualdades económicas de la revolución industrial.
El retorno a la Euzkadi de la libertad perdida en 1839 como perspectiva en el primer nacionalismo ,junto con el componente burgues foralista de algunos de los primeros nacionalistas ( Sota y el grupo de los euskalerriacos) marcarán con el contrapunto del posibilismo, la historia del movimiento nacionalista, que se moverá en la dialéctica entre el radicalismo aranista, mantenido por Luis Arana, y el oportunismo de Sota y Kirzkitza, que aportaron al partido junto a su revista y medios electorales, un pragmatismo que cuestiona la utopía independentista. La escisión Partido-Comunión (1916) marca la linea divisoria que explica las circunvalaciones del nacionalismo vasco. Así nacerá el Jagi-jagi de Eli Gallastegi y Trifón Etxebarria que compaginan el radicalismo nacionalista inicial con el progresismo, como se manifiesta en las alianzas puntuales con los primeros comunistas vascos .
La contradicción planteada por el nacionalismo vasco a principios del siglo XX, se manifiesta en los extremos sociales de la sociedad vasca de la época. En el movimiento obrero coincide con las dos tendencias, que marcarán la escisión entre la Segunda y Tercera Internacional.; entre quienes asumen el estado y su transformación desde adentro-socialdemócratas- y los comunistas que plantean la destrucción del estado burgués.
El año 1918 sale elegido Indalecio Prieto diputado por Bilbao con el apoyo de la Liga Monárquica. La coyuntura provoca el enfrentamiento con quienes como Facundo Perezagua-fundador del socialismo vizcaino y Perez Solis posicionados conla 3ª Internacional se oponen a las “razones de estado” asumidas en la estrategia de la derecha monarquica de bloquear al naciente nacionalismo. Los socialistas iniciarán la tradición de apostar por las “razones de estado”.
En el mundo comunista, a la vez que se ha iniciado un proceso de creación de una organización vasca, en los debates iniciados en las revistas Bochevismo y Euskadi Roja por Aranaga, Zapirain, Astigarrabia…( ¿inducidos por el debate Maurin Nin?).La Internacional Comunista, en carta de su portavoz Manuilsky plantea “el objetivo del Partido Comunista es el de crear sobre las ruinas del estado español la libre federación ibérica de repúblicas obreras y campesinas de Cataluña, Vasconia, España, Galicia y Portugal”. En Junio de 1935 nace la organización “Partido Comunista de Euskadi” con la estrategia “la liberación nacional y social de Euzkadi” ya formulada en la Plataforma vasco-navarra de1933. En la guerra civil 17 batallones comunistas vascos(2ªfuerza vasca) integraron Eusko Gudarostea.
La guerra civil y la consiguiente represión de la dictadura franquista, cierran procesos abiertos. La resistencia antifranquista, en parte condicionada al éxito aliado en la Segunda Guerra Mundial, junto con acciones armadas heroicas,de relativo éxito, tiene momentos como la Primera Huelga General contra el franquismo, convocada por el Gobierno Vasco en 1947. Pero la dictadura apuntalada por USA, en su común lucha contra el comunismo; acaba siendo reconocida, ante la incapacidad de una oposición que duerme en sus cuarteles de invierno (PSOEy PNV) o lucha en clandestinidad, despegada del apoyo popular. Se perdió una oportunidad , truncada por “razones de estado” USA
Si el nacionalismo costitucional español de 1812 había iniciado una primera quiebra que abre la alternativa carlista-protonacionalista; y la Restauración española, con la abolición foral de 1876, dá fuerzas a un nacionalismo políticamente configurado; el fascismo con la supresión de las mínimas libertades, junto con la persecución explícita a “provincias traidoras”, crea la quiebra final de estado en Euskal-Herria, que definitivamente sabe que nada puede esperar de un estado que pretende la desaparición de la identidad vasca.
Con ETA renace a finales de los cincuenta, en nuevos sectores populares, la ilusión de un enfrentamiento al estado, iniciando con las coordenadas de “liberación nacional y social”un proceso de ruptura y autodeterminación protagonizado por el Pueblo Trabajador Vasco. Es el inicio del movimiento independentista vasco (MLNV) que, supera la actitud de la vieja resistencia posibilista. La resistencia pasa a la ofensiva. La nueva estrategia de independencia y socialismo, supera dialécticamente viejas contradicciones, iniciando las raices de la autodeterminación, se avanza en nuevos frentes de lucha, con todas las dificultades de la clandestinidad, pese a la marginación y persecución, ha cuajado en un sector fuertemente militante y numeroso de la sociedad vasca ,que en los setenta hizo despertar un nacionalismo aletargado, en las luchas solidarias contra la represión. Este movimiento recoge la voluntad frustrada de ruptura en aquella TRANSICIÓN del 77 en que los partidos históricos de la oposición de izquierdas y del nacionalismo jelkide, no estuvieron a la altura del momento histórico.
En 1977 se celebrarían las elecciones que asentaban la reforma política de España. Los poderes del Estado pretendían y consiguieron, una transición sin ruptura de la dictadura a la actual democracia vigilada, como sucedió con la aquiescencia de la izquierda española, núcleos de las Junta y Convergencia democráticas, y de los nacionalismos burgueses, que renunciaron a la ruptura.
Las elecciones españolas de 1977 sentarían las bases políticas, jurídicas y económicas del “moderno estado español”. Ante la importancia política que tenían aquellas elecciones, y con el objetivo de desarrollar una estrategia conjunta a favor de la ruptura democrática, ETA propició un proceso de debate entre las fuerzas políticas abertzales ( XIBERTA.)
Tomaron parte la coordinadora KAS ( nacida el 75, ETA(m),LAIA, LAK, EHAS y LAB), y EAJ-PNV. La propuesta de KAS era no acudir a unas elecciones que condicionaban el futuro congelando los eternos problemas , la democracia y la soberanía nacional expresadas en el derecho de autodeterminación, que más tarde propondría la nueva H.B. en su propuesta estatutaria. ETA(pm) y EIA se unirán posteriormente al Estatuto de Gernika
EAJ-PNV rechazó la posibilidad de alcanzar un acuerdo entre abertzales y decidió dejar al margen la reivindicación del derecho de autodeterminación y negoció con el estado español el Estatuto de Gernika. ETA(pm) y EIA se unirán posteriormente al Estatuto de Gernika. Así se perdió lo que pudo haber sido una oportunidad histórica para la recuperación de la soberanía vasca, Una vez más el PNV asumió, desde su histórica ambigüedad, una posición tacticista apostando por pactar un estatuto, en la vía constitucional, con quienes jamás lo cumplirían. Y aquí estamos.
La sociedad vasca no aceptó la Constitución ( únicamente el 34,9% dijo si ) Esta Constitución es hoy la base del marco jurídico-político vigente en nuestro pueblo durante los últimos 30 años.
El 25 de octubre de 1979 se votó el Estatuto de Gernika. El MLNV solicitó la abstención. Sólo participó el 53% del censo, la abstención fue del 47% (644.000). En todo caso, como fueron más quienes dijeron sí (831.000) que no (47.000), se dio por aprobado el Estatuto. En Nafarroa (nuclear) el “amejoramiento del fuero” se dictó sin consultar al pueblo navarro..
Y luego la amnistía del 77, y 1448 presos en el 78 , y los parapoliciales (ATE, BBE,.. GAL) continúan, y el PLAN ZEN; y el Pacto de Ajuria Enea y cierres de periódicos, ilegalizaciones , y LIZARRA-GARAZI …y el actual PACTO DE ESTADO (PP,PSOE…) que confirma en su “estrategia de defensa preventiva” y la verdadera naturaleza policial del “estado victimista español.”
El antropólogo Julio Caro Baroja afirma “la historia del pueblo vasco es la historia de la violencia”. Esta genérica afirmación resume junto a la agresiva incidencia de dominaciones externas, la incuestionable resistencia de un pueblo que sintiendo en euskara, autoorganizandose en auzolan , colaborando valle a valle, participando de las propiedades comunales ,haciendo de las costumbres ley y autoorganizándose para defender esta identidad . Esto venía sucediendo ya en nuestros primeros conocimientos históricos; y sigue sucediendo.
Razones hay en la historia para blindar nuestra identidad (1)
3 – Razón inmediata
La historia que no tuvo su fin con la caida del muro, no terminará con la presente crisis que hace temblar instituciones, poderes financieros, estados, políticos, socializando el pánico con sus voceros.
El nacimiento de esta crisis de sobreproducción (2) que iniciaba la caida de tasa de ganancia en los setenta , agravada por la crisis del petróleo y focalizada en la caida de las siderurgias, industria naval y bienes de equipo, tuvieron en Euskal Herria su reacción en las grandes huelgas generales y posteriormente en la iniciativa de un pueblo trabajador que recrea su tejido productivo superando métodos, productos y dependencias de la vieja autarquía, hasta situarse económicamente junto a los paises de1ª línea europea, con una estructura productiva muy similar a la alemana.
La ola de la crisis nos ha llegado desde el exterior, como otros tantos virus que colapsan el desarrollo de los pueblos. Y nadie como la internacional financiera para socializar – a travésde los estados-las descomunales deudas financieras.
Tres cuestiones nos importan de la actual crisis mundial.
1-Cuestionamiento radical del modelo de producción capitalista
2-La nueva pedagogía social.
3-Respuesta de E.H.
1-El capitalismo es crisis por sistema. Necesita cambiar la identidad de lxs trabajadorxs para crear el sumiso ejército que cambie su vida por salario. Necesita crear un entramado jurídico político, ideológico, cultural en resumen Estado Moderno que completa la labor de enajenación del proceso de producción . Y necesita crecer ilimitadamente , arrasar naturaleza, pueblos y humanidad. Caos.
Nadie en estos momentos, ni estados ni ideologías ,incluidas izquierdas se cuestionan el modelo de producción. Por ello se plantean las soluciones a la crisis exclusivamente en el terreno del capital variable (salarios directos, diferidos….) sin tocar la propiedad de las plusvalias en donde -aquí radica la especificidad de esta crisis – el protagonismo junto con gran parte del capital constante (productivo) se desplaza hacia el capital financiero, creando una economía piramidal virtual ,que coloca en la cima de la”globalización” un superestado que pone en cuestión la verdadera naturaleza de los “estados democráticos” (sociales y de derecho) y la imposibilidad real del espejismo keynesiano que fué sólo posible en la fase ascendente de postguerra y ante la competencia social del bloque socialista. En resumen que se trata de una crisis estructural agravada por el estallido de la burbuja financiera alimentada en la crisis y transmitida por los estados sumisos de USA y Europa, fieles a las instituciones financieras (FMI, BM, Agencias calificadoras…) (1)
2-la nueva pedagogía social es la radical evidencia con que se ha puesto al desnudo el sistema. La ética indignación creciente que producen el paro salvaje, congelación de salarios, cierres, precariedad y pobreza progresiva junto a intocables gastos públicos innecesarios, rentas intocables . Y para terminar como punto final se evidencia la realidad de unos estados títeres, meros espectadores de la imposición financiera que termina cambiando unilateralmente gobiernos democráticamente elegidos (Grecia e Italia). La vieja Europa de los estados ,sumisa al imperio, ya no aquel “modelo de libertades”. Y se ahoga entre sus viejas razones de estado y las nuevas referencias del poder.
Ha quedado claro para todos: nada que ver entre pueblos y estado democrático, nada que ver entre pueblos libres e instituciones democráticas que huyen de la democracia directa como el diablo del agua bendita.
En esta fase de lucha de clases que invade el mundo ante la crisis; la iniciativa feroz viene desde arriba, desde el gran poder, que ya no necesita de las viejas bandas fascistas. Le valen los estados dirigidos por conservadores o socialdemócratas. Los de abajo tenemos una ventaja ; lo hemos visto todo. Pero hasta el momento en nuestro entorno europeo solamente algunos ejemplos de resistencia popular (en Grecia, Francia) discontinuas y desiguales movilizaciones, a veces angelicales , de indignados han sido la desigual contestación al gran atraco de las deudas financieras. Y el pequeño pueblo de 300.000 habitantes de Islandia se niega a pagar las deudas de sus bancos y tras controlar su estado nos ha dado un singular ejemplo de resistencia victoriosa. ¿Ventajas de los pequeños?
Para nosotros es evidente que: nuestro estado no es compatible con el sistema , como pudiera pretenderse desde blandas ideologías que reclaman un estado de bienestar ya caducado en su sistema. Y que nuestro estado lógicamente no vendrá regalado como las recientes republicas bálticas, balcánicas….Hoy la hegemonía ideológica y social del MLNV cuenta con el viento a favor, pedagogía de la crisis, que le coloca en la posición óptima para iniciar la ruptura definitiva de Euskal-Herria.
3-En E.H. Hemos arrancado con tres huelgas generales, contra el Estado, contra la patronal y contra los sindicatos colaboracionistas. No se ha movilizado como en las históricas de los setenta y ochenta. No hemos apuntado al corazón del enemigo. Posiblemente no acabamos de analizar el origen de una situación que tenemos que asumir para tomar la ola que necesariamente se está creando y desde una situación que algunos vieron de lejos, volcar la fuerte marea humana acumulada en largos años de lucha contra sistema y estado para construir la alternativa. La necesidad marca el camino. Nosotros con nosotros mismos.
4 – El sujeto de la razón
Empezaremos por afirmar que un estado es algo ajeno al pueblo, consecuencia de las contradicciones entre sectores dominante y dominados.
Para quienes nos hemos propuesto llegar hasta el final en la lucha por todas las libertades; no podemos rechazar ni mitificar cualquier método y medio de lucha para llegar a la meta. Y nuestro estado será “el último hierro” hasta la PAZ y la LIBERTAD (totales). Así lo esperaba Lenin en 1917 cuando insinuaba la desaparición de aquel estado (luego monstruo) que progresivamente tendría que ser disuelto y sustituido por los trabajadores. Euskal Herria necesita su espacio de libertad y necesita blindarlo. Nos alegra la imaginación aquella referencia de Lenin sobre la Comuna de Paris “La comuna convirtió en realidad el tópico de todas las revoluciones burguesas, que es un gobierno barato al destruir las dos grandes fuentes de gastos; el ejército permanente y la burocracia de estado”.
Llegará el momento para concretar rupturas, situaciones no previstas y tácticas cambiantes y siempre en relación de las condiciones objetivas y la necesaria masa crítica social para hacer imparable el salto rupturista . El tiempo , siempre discontinuo, que tiene un componente subjetivo puede cambiar vertiginosamente. Lo está haciendo en todo el mundo y en Euskal Herria.
Pero ¿Es posible hoy y aquí, en medio de la metrópoli europea, construir un estado que sirva para blindar hacia adentro y hacia afuera la identidad de Euskal Herria?
La razón de ser de este aparato ajeno -aunque favorable- a nuestro pueblo, no sería la dominación sino el fin de la dominación. Afirma Gramsci “Unicamente el colectivo que contemple como proyecto la desaparición del estado y la de si mismo, podrá construir un estado ético, un estado en que desaparezcan todas las contradicciones de dominación”
(“Sobre la política y el Estado Moderno”)
Hablamos de nuestra vieja consigna INDEPENDENCIA (independencia de dominaciones exteriores) y SOCIALISMO (independencia de dominaciones interiores). En realidad hablamos de dos coprincipios inseparables de nuestra identidad nacional.
A nadie que haya estado en la lucha se le ocultan las enormes dificultades de estos conceptos elementales. Porque se trata de construir destruyendo (deconstruyendo le gusta más a Derrida).
Por otra parte no se trata de cambiar todos los reflejos nuestras luchas pasadas. No vamos a empezar de cero. Llevamos mas de medio siglo de luchas , conquistas y experiencias acumuladas. Llevamos en los genes la idea de “contrapoder” (el otro poder) que supone la raíz del necesario estado que necesitamos para que nos dejen construir nuestra nación. El estado vasco tiene que salir a la luz de entre nosotros. Hace tiempo que se empezó a construir resistiendo. Ahí tenemos el recien iniciado protagonismo que está desarrollando la mayoría sindical vasca desde Lizarra Garazi.
Ya hemos recordado las innumerables formas de autoorganización que han constituido parte fundamental de nuestra identidad. Si los que siempre hemos estado abajo, con la enorme mayoría, y que tanto sabemos de dificultades y momentos posibles , no somos posibles de montar un estado sobe los cimientos creados en lucha; es que no puede haber estado libre en el siglo XXI. En los pocos meses en que compañeros nuestros , sin experiencia institucional , gobiernan ayuntamientos se empieza a sentir ese aire fresco que solo se aprende en la calle de abajo.
No estamos en zonas geográficamente aisladas, ni tenemos una zona de retaguardia y apoyo ( lo tuvieron, los ruso y los chinos , no así los cubanos). Pese a ello se llegó a un empate infinito con “aquellos métodos”. Y hoy tenemos un movimiento popular que lleva medio siglo autoorganizando y autodeterminando nuestro pueblo. Sabemos que tenemos enfrente Estados modernos nacionalistas y en estos momentos sometidos a una gigantesca crisis económica, que supera sus soberanía y estrategias políticas iniciando un periodo de convulsiones sociales de futuro poco previsible.
Necesitamos más amigos en la comunidad internacional y especialmente en los dos estados vecinos. Necesitamos de la solidaridad de los trabajadores españoles y franceses incidiendo en lo que nos une en la lucha contra los estados. Pero sabemos que este camino, como los anteriores se empieza con quienes más confiamos, NOSOTROS MISMOS.
Me refería al PUEBLO TRABAJADOR VASCO (3) que objetivamente es esa mayoría de población asalariada cercana al millón (estratificada y progresivamente cambiante, que requiere un estudio para este análisis en la actual coyuntura) con un fuerte núcleo , que se traduce en mayoría sindical más activa y con CONCIENCIA NACIONAL DE CLASE.
La “conciencia nacional de clase” término acuñado a finales de los sesenta expresa aquí y ahora aquella idea expresada por Marx cuando en la Crítica al Programa de Gotha afirma que “la clase trabajadora tiene que constituirse en clase nacional para desarrollar su lucha revolucionaria”. Sería propio de una estrategia ajena al tiempo y el espacio no asumir esta realidad. Suele ocurrir con desviaciones metafísicas de la izquierda contemplativa. La realidad que expresaba “Xabi” al formular el “heterodoxo concepto” no es otra que la evidencia de un movimiento obrero alternativo en Euskal Herria que nada tiene que ver con la de España y Francia. Nacional y de clase (independencia y socialismo) son los componentes fundamentales del cemento revolucionario de Euskal Herria, que no tendrían validez por separado. Son las contradicciones Principal (E.H. Con estados vecinos) y Fundamental (lucha de clases) ya asumidas por el movimiento revolucionario vasco en el camino de la Identidad Nacional. La una sin la otra tendrían la triste salida de una autonomía socialreformista. Es una aportación del movimiento revolucionario vasco a la teoría marxista que viene avalada por el proceso de autodeterminación iniciado hace medio siglo por el MLNV.
Posiblemente existan tentaciones en sectores optimizados por posibles éxitos institucionales, que previsiblemente apoyado en sectores posibilistas, dejando ”utopías”, por el oportunismo que conduzca hacia una via muerta poco más allá de Maltzaga.
Quiene pretendan , dentro de lo viejo, construir un estado vasco alternativo, sin cuestionar un sistema económico y un modelo social que irremisiblemente conduce a lo que hoy estamos padeciendo, desconocen la realidad de la historia, o formulan con oportunismo una independencia que no creen posible.
La lucha por la hegemonía ideológica dentro y fuera del movimiento popular es la clave para que las luchas libertarias de Euskal Herria no acaben en el anecdotario de la historia. El MLNV no nació para conseguir “mejoras sociales y autonómicas”. Ese viaje a ninguna parte no necesitaba tanto sacrificio.
Cuando Lenin identificaba el nuevo estado de transición, con los “obreros armados” hablaba de la necesidad de blindar las conquistas revolucionarias y del sector decisivo (columna vertebral) del pueblo para dirigir y mantener el proceso.
El movimiento popular tiene que seguir asumiendo la espontaneidad de todas las luchas libertarias dándoles una salida estratégica como enseña la historia. Y a su vez, sigue urgiendo más que nunca de esa dirección que recoja el aire fresco de las necesidades populares y coordine con especial agilidad todas las luchas para golpear en el momento y punto que abra el camino de la liberación.
4 – El momento puede estar llegando
Decía Gramsci que la revolución rusa se había hecho contra “El Capital.”Posiblemente el fundador del Parttido Comunista italiano no había leidolas reflexiones tardías de Marx y Engels en sus cartas a Vera Zasulich, en los que confirman -escándalo para ortodoxos- que las etapas de los procesos no han de ser repetibles, ni los tiempos son continuos. Es una entrada más para afirmar que cada revolución es original, que no existen mecanismos universales y que la subjetividad revolucionaria así como la ruptura son absolutamente imprescindibles para construir un estado nuevo.
Una vez más la historia puede ofrecernos experiencias paralelas.
En los últimos años del siglo XIX y tras más de una década de clandestinidad, el partido socialdemócrata (PSD) alemán contaba con una poderosa organización obrera que, tras su legalización, obtuvo importantes resultados electorales, en un escenario de fuerte crecimiento económico.
Hasta 1894 su política parlamentaria había sido “ni un hombre, ni un centavo para el sistema” entendiendo que los presupuestos públicos, contribuidos por los trabajadores, se aplicaban a mantener contra ellos la dominación del Estado capitalista alemán. En el Congreso del PSD de ese año fueron derrotadas las posiciones que exigían prohibir a sus representantes institucionales votar a favor de cualquier presupuesto federal, provincial o municipal. El sector reformista encabezado por Bernstein , influidos por una interpretación determinista de la historia (inspiración neokantiana) que consecuentemente se reservaban el papel de espectadores ante el progreso mecánico de la historia plantearon en el seno del PSD:
1-que la revolución era imposible e innecesaria
2-La construcción del socialismo mediante reformas parciales y mejoras sucesivas conseguidas mediante la lucha parlamentaria y sindical.
Rosa Luxemburgo responde a Bernstein enseñando a sumar , dialécticamente:¿Podemos contraponer la revolución social, la transformación del orden imperante – nuestro objetivo final – a la reforma social? De ninguna manera..….Entre la reforma social y la revolución existe, para la socialdemocracia, un vínculo indisoluble. La lucha por reformas es el medio; la revolución social, el fin”.
Aquellos contemplativos de la historia los socialdemócratas, o los postmodernos del pensamiento blando (Hard & Negri) asumieron devotamente el parlamentarismo hasta aceptar sumisamente el estado burgués para terminar posicionandose contra toda la clase trabajadora de Europa aprobando los presupuesta de guerra del gobierno alemán en 1914.
Hoy la socialdemocracia ante la crisis , sigue fiel a su fatalismo aprobando con pragmatismo todas las medidas restrictivas que imponen “los mercados”.
La principal enseñanza de los momentos históricos es la del movimiento desigual y dialéctico de la realidad . La realidad, no es, sino que “está siendo” o mejor “la estamos haciendo”.
Previsiblemente dado el inicio de la crisis, largamente diferido por la manipulación financiera que desde los años ochenta inició el desplazamiento de las grandes reservas de capital productivo hacia el juego financiero, y que dio en las sucesivas burbujas que desde el 2007 revientan en cadena. Todo ello y a la luz de los sucesivos golpes de la deuda europea, induce a pensar en un muy largo periodo descendente.
Las primeras consecuencias políticas graves traidas por las primeras intervenciones desde “arriba” en los “estado democráticos”nos sugieren una perspectiva de progresiva crisis sociopolítica en la que pueden preveerse situaciones inesperadas (intervenciones policiales, vacíos de poder… y gigantescas respuetas sociales ).
Nosotros sabemos que al capitalismo no se le discute. Se le destruye. Nuestro camino pasa por la destrucción en Euskal-Herria del poder de los monopolios economicos de los estados vecinos así como la injerencia del capital financiero alque obedecen. Es el paso para la destrucción de los estados español y francés en Euskal-Herria.
No situarse en este contesto real y comenzar a dirigir los análisis y reagrupar el sujeto humano necesario, en torno a una estrategia firme y ágil en sus tácticas, para asumir la responsabilidad de la ruptura; sería una traición a nuestra historia, a los nuestros, a nosotros mismos.
Tenemos claro que el Estado socialista de Euskal Herria es ahora posible , porque es necesario y la mayoría social de nuestro pueblo lo queremos.
Hay mucha dificultad para avanzar desde nuestro espacio repartido en tres realidades institucionales política y juridicamente diferentes. Los ritmos y las batallas intermedias son diferentes. Pero somos un mismo pueblo que ya empieza a caminar con fuerza en una misma dirección con prisa y con paciencia revolucionaria.
La otra cara de la paciencia revolucionaria, necesaria para acometer serenamente reformas y reconstrucciones necesarias (no suficientes) , es la expectación del momento revolucionario que expresaba Lenin en aquella frase “en la revolución lo que no se ha conseguido en cien años se hace en un día”.
RESUMIENDO
1-Los estados se han construido contra la mayoría de la población. La razón de ser del Estado vasco es opueta a las “razones estado” que tristemente conocemos en nuestro entorno dominante. Y es posible por ser necesario un estado creado por el pueblo para blindar nuestra identidad nacional , nuestras libertades conquistadas que nos han hecho ser.
2-Euskal Herria a lo largo de su historia, de forma consciente en los últimos dos siglos ha levantado los cimientos ideológicos de la construcción nacional que desde 1959 mantienen el proceso de autodeterminación (unilateral) que han abierto las puertas a una fase decidida a la independencia
3-La ruptura necesaria contra los estados español y francés requieren una enorme acumulación de fuerzas y apoyos exteriores en una situación crítica , como el seguramente largo ciclo de crisis actual. Siempre el factor subjetivo será la condición primera del proceso.
4-El cemento que cohesione el bloque alternativo que tiene su núcleo en el Pueblo Trabajador Vasco en esa Conciencia Nacional de Clase (Independencia y Socialismo) que ya ha comenzado a ser hegemónica en todo el movimiento obrero y puede extenderse rapidamente a las clases populares , contagiadas en la siesta reformista , pero llamadas a realizar el proceso de construcción nacional definitivo. Es momento de organizarse en torno a una estrategia firme que compatibilice con la agilidad táctica en cada coyuntura. No es posible realizar este proceso aparcando por razones tácticas en un proceso escalonado ninguna de los coprincipios fundamentales que han marcado nuestra identidad. No es compatible nuestro proyecto con la salida oportunista que desde posiciones socialdemócratas quisieran justificar en esta fase del proceso el aparcamiento de uno de los coprincipios (socialismo-independencia) . Esta elección a favor de un estado de bienestar que ya no es posible en su propio sistema (ver socialdemócratas europeos ), sólo conduciría hacia una salida autonomista dentro de estados y sistema.. No sería con el Pueblo Trabajador Vasco. No seríamos nosotros.
5-La previsiblemente larga fase en el ciclo desdente de la crisis (iniciado en los años setenta) es una situación optima en que un MLNV, armado ideológicamente y progresivamente organizado; tenga la oportunidad histórica para iniciar saltos cualitativos. Ha llegado la hora de arrancar y en este mundo en que todo ha empezado a cambiar a gran velocidad; que la coyuntura nos pille preparados.
6-Con todo lo anterior, con fuerza, organización y paciencia revolucionaria estamos empezando el nuevo camino desde nuestro pueblos y herrialdes; desde nuestras tres realidades politico-juridicas diferentes y con el ritmo que marque desde cada tajo el pueblo trabajador sobre la ola de la crisis.
NOTAS
( 1 ) Identidad: (mismidad, se es, razón de la existencia) = línea dialéctica, proyecto que unifica, en tiempo y espacio, lo que ha sido con lo que se quiere ser, fundamentando la propia existencia. Es la RAZÓN DE SER.
Sin identidad ¿Qué es la existencia?
Propiedad: (se tiene) – ajeno a la identidad. La propiedad excluye
La identidad es realmente existente, la esencia es ente de razón
(2) La CRISIS se produce en el colapso de la sobreproducción (en el capitalismo se produce para obtener ganancia al margen de las necesidades), cuando la tasa de plusvalía decrece bruscamente (por déficit de demanda) con respecto a la composición orgánica del capital (C/V)( que crece en la medida del desarrollo tecnológico). A partir de esta situación se producen los primeros efectos visibles (curva descendente de Tasa de ganancia) con la caída del PIB y la perdida de empleo
TASA de PLUSVALÍA (EXPLOTACIÓN) ( P/V)- Es la relación entre la plusvalía generada por el trabajador y su salario. De otra manera, la relación entre lo que produce para el patrón y lo que produce para su salario.
Composición orgánica del capital ( C /V ): Es la medida de concentración de capital que supone la relación entre el desarrollo de la empresa (capital constante) y la masa salarial (capital variable).
Riqueza (trabajo acumulado)=Plusvalía(P) + Salarios(V) + Capital constante productivo (C)+ Rentas no productivas(F)
Salario:Parte (mínima) del propio trabajo que percibe el trabajador
Plusvalía: Es el excedente de trabajo generado por el trabajador y apropiado por el capital = C(cap. Productivo+ F (no produvtivo)
Composición orgánica del capital ( C /V ): Es la medida de concentración de capital que supone la relación entre el desarrollo de la empresa (capital constante) y la masa salarial (capital variable).
Tasa de ganancia- Medida del desarrollo capitalista . Se mide por la relación entre la plusvalía (ganancia) total y la inversión total.
G = PLUSVALIA / INVERSIÓN = P / (C+V) = (P/V) / ( C/V +1) = tasa plusvalía / ( comp.org.cap. + 1 )
(3)Pueblo Trabajador: colectivo de clase obrera , explotados y marginados con conciencia nacional y de clase ( término acuñado en 1967 por Xabi E.)
Ciudadania: ente social abstracto sin identidad subjetivada utilizada por liberales, neo, socialdemócrtas y demás izquierda blanda.





°

No hay comentarios.:

Publicar un comentario