sábado, 24 de diciembre de 2011

Eguberri On Internacional


Si uno se confiara a creer lo que en la prensa españolista acostumbran escribir acerca de los vascos se podría llegar a pensar que nadie es bienvenido en Euskal Herria, que la vasca es una sociedad cerrada que no acepta a nadie que no hable euskera o que no conozca las intrincadas reglas de la pelota o el mus.

La nota que les presentamos a continuación es una dosis que ayudará a vacunarlos en contra de la desinformación y nos llega por conducto del Diario Vasco:

Foráneos de los equipos punteros del deporte de Gipuzkoa nos explican cómo pasarán la Navidad y las costumbres de sus países
Oier Fano
Son deportistas nacidos en diversos vericuetos del planeta, sus aficionados los idolatran, ejemplos a seguir del deporte guipuzcoano. Pero cuando se quitan el mono de trabajo, la camiseta, las zapatillas, las botas de tacos, son como usted y como yo. Disfrutan de los pequeños placeres de la vida. Del cine, la gastronomía, la playa o las navidades. Con motivo de tan señaladas fechas, este periódico juntó en el Club Náutico de San Sebastián a las estrellas foráneas de los principales equipos guipuzcoanos para que nos contaran cómo van a pasar las navidades, las peculiaridades de los fastos en sus lugares de origen y su visión de Gipuzkoa y sus gentes.
Tom Parker | Ampo Ordizia Rugby
«El 25 me levantaré a ordeñar a las vacas y luego a celebrarlo»
El inglés Tom Parker es un gran tipo, y no nos referimos a su 1,98 y 110 kilos, que también. Es uno de los pilares básicos de Ordizia, el admirable equipo de rugby del Goierri que marcha directo hacia el título. Es de Cornwall y le gusta hacer patria. «Es una localidad costera del suroeste de Inglaterra. Mis padres viven en una casa que está ubicada justo en la esquina inferior izquierda del mapa. Es un lugar muy bonito, muy turístico. Ecléctico, combinación de monte y playa, senderismo y surf. Mi familia acaba de abrir un bed and breakfast que recomiendo a quien tenga interés por visitar Inglaterra. Se llama Little Rosevetch y tiene página web www.littleroseveth.com. Una reputada guía hotelera nos acaba de dar cuatro estrellas».
El segunda línea de Ordizia seguirá el ritual de todos los años en Navidad. «Mi familia es granjera, somos agricultores y ganaderos. No celebramos Nochebuena porque por la mañana tenemos que atender nuestras obligaciones. Así que el 25 nos despertamos muy pronto. Hacemos las labores del campo, ordeñamos las vacas, trabajamos duro... Y cuando terminamos, entonces sí, empieza lo bueno».
En casa de los Parker se juntan generaciones y generaciones, primos y abuelos, y las mujeres son las que llevan la voz cantante en la preparación de los platos. «Comemos de todo. Me siento muy identificado con Euskadi, me pongo las botas. Hasta reventar». Tom ríe y sigue. «Me gustaría importar algo de la cocina euskaldun. Tras los partidos de Ampo Ordizia nos pegamos grandes homenajes en el equipo. Pienso en chuletón y alubias y... amo Gipuzkoa». AGipuzkoa y a una guipuzcoana. Su novia Maitane. «Voy a pasar el fin de año con ella. Nos vamos a Formigal. No voy a esquiar. Tengo pensado pasarme el día en el jacuzzi y con una birra o champagne. Eso es vida».
Parker aprovecha la ocasión para felicitar a los guipuzcoanos. «Por su gentileza, es un lugar magnífico para vivir. En especial, al Goierri y a los aficionados de Ampo Ordizia. El día 8 estáis todos invitados a Altamira, jugamos contra la Santboiana, el líder, y si ganamos le arrebataremos tal condición. Si acabamos la fase regular entre los dos primeros, creo que ganaremos la liga e iríamos a Europa. Gora!».
Carlos Vela | Real Sociedad
«Confieso que le pido a mi madre que haga los regalos por mí»
Carlos Vela está en estos momentos en Cancún. Disfrutando con su familia como un enano. Se explica. «Llevo años y años en Inglaterra. En dos semanas de Navidades puedes llegar a jugar hasta seis partidos. En el último lustro no he podido disfrutar de tan señaladas fechas en casa así que me las tenía que apañar como podía. Mi familia visitaba Inglaterra en años alternos. Se echaba de menos contar con un puñado de días para estar con los míos. En Londres me juntaba con gente del equipo como el ex realista Fran Mérida, algún plan hacíamos pero había partido y...».
El mexicano, un tipo simpático y afable, cuida mucho sus apariciones en prensa pero no quería perderse este reportaje. «Es importante felicitar a la gente y compartir la alegría con ellos». Entró al trapo de todo lo que propusimos, matasuegras, sombrero de Papa Noel... «He visto el anuncio del villancico que mis compañeros cantan en euskera. Sólo espero hacerlo mejor que ellos», ríe. «He empezado a comprender algunos aspectos de la navidad guipuzcoana como el olentzero, es especial y veo que se vive con intensidad».
A estas horas, Vela estará apurando el tiempo para comprar regalos. «Nos juntamos mucha gente, familiares a los que hace mucho que no veo. Y lo de los regalos es lo que peor llevo. Te voy a confesar una cosa. Le suelo pedir a mi madre que los haga por mí. Yo le pago después todo ¡eh!». Vela sabe que la báscula no engaña y que tendrá que hacer un trabajo extra para compensar el exceso de calorías. «En mi mesa de Cancún no faltará de nada. La costumbre es cocinar un pavo asado, conocido en México como guajolote. Pero como en Euskadi, hay muchos más platos. Muy variados, desde el clásico guacamole hasta los romeritos (guiso hecho a base de pan hierba preparado con mole, patata, nopales y camarones secos) y el bacalao».
El mexicano es feliz en Donostia. «Vivo en un lugar muy lindo. Convivo con compañeros ejemplares, hay muy buen nivel y estoy encantado. Deseo felices fiestas a todos, me alegra que hayamos empezado a despegar y espero que 2012 traiga muchas alegrías a Gipuzkoa».
Mathew Hetherington, At. SS.
«Siento la presión, me toca preparar pintxos de anchoas y pimientos»
Londinense, del Arsenal, estudioso –diría científico– del hockey y entrenador y director deportivo del Atlético San Sebastián. Lleva casi cinco años entre nosotros y admite que «no me importaría quedarme a vivir toda la vida. Soy feliz en Gipuzkoa».
Hetherington, que aprovechó la ocasión para hablar con el ‘gunner’ Carlos Vela, «conversamos solo del frío que hacía al sacarnos la foto», es hombre de costumbres. En Nochebuena tiene una muy particular. «La pasamos juntos mis padres y hermanas... Soy el único hijo varón. Una vive en EEUU, otras dispersas por Londres y luego estoy yo. El 24 cenamos y a las once vamos a misa. Una misa con mucho peligro». Se ríe y confiesa que «alguna vez hemos llegado tarde, y tenemos que frenar con la cerveza o el champagne. Conocemos al cura de la iglesia, ubicada en el norte de Londres. Eso nos da cierto margen. Una Nochebuena le invitamos a cenar y no dejó de meternos prisa ‘venga, que no llego a oficiar misa’.
Hetherington está ante el reto más ambicioso de su vida. Cocinar en Nochebuena y Navidad. Pero no cualquier tipo de cocina. «Pinxos vascos, mi perdición. Me la juego. Siento la presión». Un cachondo. «Voy a preparar un pintxo de antxoas y alguno de pimientos. Y me piden que cocine patatas bravas. He visto el anuncio de Xabi Alonso y me dije ‘venga, lleva unas gulas’. Pero no sabía si iban a llegar en buen estado tras pasar por aeropuerto y avión. Lo mismo me pasa con el jamón». Hace una semana, Hetherington meditaba si jugársela, pero «ya sabes, restricciones con este tipo de alimentos, lo intentaré esconder. Pero pensar en el homenaje que se van a dar los operarios del aeropuerto si me pillan...». Hetherington y los suyos abren regalos «nada más despertarnos. Los calcetines de Papa Noel aparecen llenos. El 25, tras la comida, más reparto de regalos. Los niños lo disfrutan».
El inglés está cautivando a los aficionados del hockey guipuzcoano por su labor genial al frente del Atlético. Peleará por eludir el descenso, pero con garantías de éxito. «Nos hemos quedado a un solo partido de entrar en la liga de lucha por el título. Qué pena. Pero estamos en un gran momento y me alegra que en Gipuzkoa se hable de hockey. ¿Puedo decir unas palabras en euskera?». Por supuesto. «Zorionak eta egu berru on, ¿es así?». Casi, pero te damos un notable.
Leo Renaud | Bidasoa Irun
«Tendré que hacer triple sesión de gimnasio para quemar tanta comida»
Es francés, tiene talento, juega en el Bidasoa Irun y admite que «quiero jugar en Asobal y con este club histórico, campeón de Europa, al que entre todos tenemos que devolverlo a donde se merece. Soy feliz en Irun pero en Navidad me vuelvo al norte de Francia para que mi hija disfrute de sus primeras fiestas y de los regalos, aunque no creo que se entere de qué va el asunto». Este simpático jugador de balonmano vive cómodo en Irun. «Es como mi ciudad de nacimiento, no demasiado grande, pero sí linda, acogedora y servicial. Además, vivo al lado de Hendaia. No hay morriña. De Hendaia a mi localidad natal tardo unas seis horas en tren». Renaud fue padre «el pasado 26 de diciembre, así que no sé cómo lo voy a hacer para volver en forma a Irun. Cena el 24. Comida y cena en casa de mis padres, que están separados, y el 26 el cumpleaños de mi hija. Voy a tener que meter sesiones triples de gimnasio para quemarlo todo, algo vamos a tener que hacer».
En Francia también se lleva la costumbre del pavo asado. «Como ocurre en Gipuzkoa, el menú depende de cada familia. Se suele empezar por un poco de vino caliente con canela, siguiendo por el pavo, que suele estar muy bien decorado en el centro de la mesa. Quizás suele haber menos platos que los que coméis por aquí, aunque en los prolegómenos, antes de atacar el pavo, se suele sacar foie grass de pato, o un budán blanc, una fondue de queso o chocolate de postre... Bombones, sobre todo para los más pequeños. ¡Y champagne!Que no falte. Espero que todos lo paséis genial. Ojalá que sea la primera de muchas celebraciones, entre ellas el ascenso de Bidasoa».
Nick Marshall | Pegamo Bera Bera
«No echaré de menos las Navidades ‘3B’»
Nick Marshall es un talentoso neozelandés de Pegamo Bera Bera. Se maneja con cierta fluidez con el euskera. «Estoy muy centrado con este idioma, dándole duro». Se pueden imaginar que su integración es absoluta. «Mi día favorito del año es Santo Tomás, chistorra, talos, sidra... ¿Se puede pedir algo más?». Su madre le visitó desde Nueva Zelanda hace un año, pero en esta ocasión le toca pasar la Navidad con su otra familia, la donostiarra, la de su novia Ane. «La Navidad en Nueva Zelanda es otro rollo. Le llamamos Navidad 3B. Beach, BBQ and Beers –playa, barbacoa y cerveza–. En las antípodas, en mi lugar de origen, ahora hará unos 27 grados. El 24 se suele pasar con amigos o jóvenes de la familia, porque el resto de familiares tardan en llegar. El 25 es para pasarlo íntegramente con la familia. Despertarte, abrir los regalos, desayunar el chocolate que mi madre suele preparar...El plato principal de la Navidad neozelandesa es el pollo o pavo asado, vegetales asados, salsa de arandanos, frutas sensoriales... aunque comemos de todo. Aquí en Euskadi creo que nos ganáis. ¡Los vascos saben cómo cocinar!». Marshall espera estar a la altura con los regalos. «Veremos quién sale victorioso del duelo, si el Santa Claus kiwi o el olentzero». Marshall mira ya al play off de ascenso a División de Honor A. Un club histórico como Bera Bera debe subir cuanto antes. «Creo que podemos conseguirlo, hemos tenido muchas bajas hasta la fecha pero marchamos segundos. Vamos a ver cómo salimos de las Navidades. ‘Zorionak eta eguberri on denoi’».
Adrián Sosa | Txuri urdin
«Claro que echaré en falta la Hallaca...»
Adrián Sosa es un talentoso jugador de hockey hielo, enrolado en las filas del Txuri Urdin. Es venezolano, con familia en Miami. «Sí que sientes un poco de morriña cuando estás fuera y llega esta época del año. Va a venir un amigo a visitarme, tenemos grandes planes acá. Una buena cena en Nochebuena, y viaje a París en Nochevieja». Sosa nos da esbozos de lo que es una clásica navidad venezolana. «La noche del 24 de diciembre suele ser costumbre reunirse en familia. Allí es tradicional un exquisito plato. La Hallaca. Una especie de bollo, un pan de jamón que lleva en su interior pernil, acompañado de ensalada de gallina. También se come dulce de lechoza. Todo acompañado de frutos secos». No nos vamos a engañar. En Navidades se bebe. Y en Venezuela toman «ponche crema y vino. En Nochevieja también somos de tradiciones y practicamos el ritual de las doce uvas». Sosa comenta que «estoy muy centrado en nuestra temporada en el Txuri Urdin. Vamos terceros a pesar de las bajas. Zorionak a todos los guipuzcoanos y en especial a mis vecinos del barrio de Amara».
Jimmy Baron | GBC
«Importaría el chuletón a la celebración estadounidense»
Conectará con su Rhode Island natal vía skype esta noche. El estadounidense Jimmy Baron –el mejor triplista de la liga ACB– se toma con tranquilidad las navidades. «Disfrutaré con mi novia en Donostia, la competición obliga a pasar la Navidad fuera, somos profesionales y se asume con naturalidad. Haremos una cena tranquila, una comida relajada y abriremos los regalos. Me ha tocado exprimirme la cabeza en este mes. El 20 es el cumpleaños de mi pareja y ahora llega Navidad... Pero es una época muy bonita. El otro día lo comentaba, subí a Garbera a hacer la compra, vi un gran árbol navideño y... Esa atmósfera contagia. Mis Navidades en Rhode Island han sido siempre tranquilas. Siempre que el baloncesto lo ha permitido. Porque mi padre, ex jugador y entrenador, también ha tenido que viajar en estos días... ¿Qué hacemos en mi casa?Solemos organizar una cena tranquila, nos gusta despertarnos pronto el 25 para ir a misa, porque somos católicos. Abrimos los regalos y entonces hacemos buenas tertulias... Sobre todo, nos gusta recordar a los amigos, me gusta enviar christmas, cartas con un buen mensaje, o incluso con alguna broma. Tengo que decir que importaría a la navidad estadounidense el chuletón. Como el de aquí, en ninguna parte. Lo más cercano que encuentro en EEUU es el New York Strip. Pero el vasco es más tierno. De verdad, me encanta». Sobre su equipo, resalta que «a lo que llevamos de temporada le doy un 5. Pero califico con un 8 o 9 los dos últimos partidos. Vamos a ver si despegamos. Felices fiestas a todos».
Darly Zoqby/Franciele Aparecida | Bera Bera balonmano/Hondarribia Irun
«Navidad en Brasil implica verano y buen rollo»
La portera brasileña del Bera Bera de balonmano no podrá viajar a Río de Janeiro, de donde es originaria, porque el 7 de enero su equipo recibe a Alcobendas. Tercero contra segundo. «Voy a echar de menos la Navidad en la playa. Llevo nueve años sin poder celebrar esta fecha con los míos, pero al menos, con la irrupción de las nuevas tecnologías, estoy cerca de casa. Ya he visto mi hogar decorado con muchas luces, estaré en permanente contacto con los míos durante la cena y trataré de disfrutar en familia con mis compañeras de equipo. Río es un espectáculo en Navidad. Se celebra Nochebuena. Los Reyes Magos son cosa de España. Sobre todo, echo de menos el verano. Navidad en Brasil es sinónimo de playa, de relax, de buen rollo. Pero amo Gipuzkoa. Zorionak a todos por el afecto que me muestra la gente guipuzcoana cada día».
Franciele Aparecida juega a baloncesto en Hondarribia Irun. A sus 23 años está plenamente integrada en Gipuzkoa. Disfruta aunque ni ella ni su equipo están mostrando su mejor versión. La brasileña estuvo muy simpática en la sesión fotográfica, pero poco después tuvo que marcharse a Brasil porque a su madre le atracaron, recibió un golpe y está hospitalizada. Franciele es hija única y se preocupa mucho de su madre, por lo que fue imposible contactar con ella. Le deseamos una pronta recuperación a su madre y que disfruten en la medida de lo posible de las veraniegas navidades brasileñas.
Poli Guajardo | Real Sociedad hockey
«Pasaré la nochebuenaen un avión... por culpade Santo Tomás»
Donostiarra nacida en Mendoza (Argentina). Lleva nueve años entre nosotrosy se confiesa «enamorada de Gipuzkoa, Donostia y del día de Santo Tomás. Hasta el punto que disfrutarlo va a obligarme a pasar Nochebuena en un avión rumbo a Argentina».
Poli Guajardo, talentosa jugadora de la Real Sociedad, estará a punto de cruzar el charco –o sobrevolando el Atlántico–. «Para mí, Santo Tomás es sagrado. No sólo por la chistorra o la sidra o la noche. También por el componente cultural. Simpre lo paso aquí, lo mismo que Navidad. Suelo ir a Argentina para el año nuevo. Para estar con mi familia. Tengo que decir que Nochevieja en mi país natal es otro rollo. Empezando por los 36 grados que hace ahora mismo. Allí, me junto con amigas. Empezamos el 31 en una piscina, vamos bebiendo sidra dulce, con burbujas, y poco a poco la cosa se va hacia arriba. ¿El menú típico navideño?En mi casa, mucha ensalada debido al calor, unos sandwiches triples, nada que ver con los de Gipuzkoa... El plato estrella es un asado a la parrilla que siempre prepara mi hermano, le sale de fábula, pasamos calor pero para eso está el vino tinto, que goza de gran tradición en Mendoza, una especie de La Rioja argentina».
Poli está ansiosa por regresar a la competición. «Volvemos al ruedo en abril, en la Euroliga que albergará Donostia. Tenemos que llenar Bera Bera. La Real es un club maravilloso. ¿Los JJOOy mi nacionalización?Me tienen que llegar los papeles. Si llegaran en enero... no me como la cabeza. Disfrutad en Gipuzkoa, zorionak, urte berri on y que haya suerte con el Olentzero».


°

No hay comentarios.:

Publicar un comentario