jueves, 22 de agosto de 2019

Madrid Amenaza a Open Arms

¿Eres un español guay tipo votante de Podemos?

¿Te indignaste por el arresto de Carola Rakete

¿Te parece inhumano que Europa esté cerrando sus fronteras a los migrantes de África que cruzan el Mediterráneo en su desesperación por huir de la devastación causada por los conflictos políticos y armados de la zona?

Durante tu vida adulta de español activista pero pacifista... ¿te posicionaste en contra de la independencia de Euskal Herria por la violencia generada por uno de los dos lados en el conflicto? 

¿Qué se siente enterarse que por su actitud amenazante en contra de la ONG catalana Open Arms de hecho Madrid está condenando a muerte a cientos de personas en el Mediterráneo?

¿Quiénes son ahora los violentos?

¿O lo fueron siempre y tú no lo supiste ver?

Te invitamos a leer este reportaje de Gara para que reflexiones:


El Gobierno español en funciones amenazó ayer a la ONG catalana Proactiva Open Arms con imponerle una sanción de hasta 901.000 euros por realizar rescates sin permiso en el Mediterráneo. Madrid advirtió a la organización de que nadie está «a salvo» de la ley, tampoco su barco, al que puede multar con hasta 901.000 euros por haber efectuado rescates pese a tener una licencia que solo le permite transportar ayuda humanitaria.

Después de haber evitado la multa de hasta un millón de euros con la que el ministro italiano de Interior, el ultraderechista Matteo Salvini, había amenazado a Proactiva Open Arms, la ONG catalana se enfrenta a una sanción astronómica similar –de hasta 901.000 euros– por parte del Gobierno en funciones de Pedro Sánchez por no disponer de autorización para realizar operaciones de rescate ante las costas libias.

Mientras, un día después de pisar tierra en Lampedusa, tras veinte días de espera, las 87 personas rescatadas por el Open Arms siguen esperando su reubicación en los cinco países de la Unión Europea que se han mostrado dispuestos a acogerlos. Anoche seguían sin saber a dónde serán trasladados.

La vicepresidenta del Ejecutivo de Madrid, Carmen Calvo, señaló ayer que las personas rescatadas en el Mediterráneo que desembarcaron el martes por la noche en Lampedusa fueron socorridas por un barco que solo dispone de «licencia para ayuda humanitaria, para transporte de víveres» a las islas griegas de Samos y Lesbos.

«Las instituciones, los poderes y los ciudadanos, todos estamos sometidos a las leyes, y todo el mundo sabe lo que puede hacer y lo que no y nadie está a salvo de esto, incluido un barco como éste», sentenció Calvo, quien indicó que Marina Mercante, dependiente del Ministerio de Fomento, avisó al capitán del buque, de bandera española, de que podría ser multado con entre 300.000 y 901.000 euros si retomaba las tareas de rescate e, incluso podría conllevar la «suspensión del título profesional español».

Lo hizo, según Calvo, en una carta que el director general de este organismo, Benito Núñez Quintanilla, remitió al capitán del Open Arms el 27 de junio –un día después de que el barco saliera de Nápoles con destino a las aguas del Mediterráneo central– para advertirle de las consecuencias de mantener su «pretensión de retomar los rescates» y alertarle de que no podía realizar operaciones de búsqueda y salvamento sin autorización.

«Salvini es el ventrílocuo»

Las palabras de Calvo fueron contestadas por el fundador de la ONG catalana, Óscar Camps, con el siguiente mensaje en Twitter: «A menudo no sé si habla ella de verdad o Salvini es el ventrílocuo».

«Si tengo que pagar con prisión o una multa salvar la vida de algunas personas, lo haré», había dicho Camps cuando dirigirse al Mediterráneo central pese a la amenaza de sanciones.

El barco, mientras, permanecerá al menos dos meses en el puerto del sur de Sicilia, requisado por la Justicia italiana como prueba pericial para la causa abierta contra Salvini por haber impedido el desembarco de sus ocupantes hasta que el fiscal de Agrigento lo ordenó tras visitar la embarcación.

En plena polémica, la embarcación vasca Aita Mari, de la ONG Salvamento Marítimo Humanitario (SMH), reiteró su deseo de poder zarpar el próximo 27 de agosto del puerto de Pasaia rumbo al Mediterráneo con el permiso de poder efectuar labores de rescate.

El Ocean Viking sigue esperando un puerto seguro

Tras el desembarco del Open Arms en Lampedusa, ahora es el Ocean Viking el que continúa a la espera de un puerto seguro para llevar a los 365 migrantes y refugiados, incluidos 103 menores, rescatados por entre el 9 y el 12 de agosto en el Mediterráneo y que se encuentran visiblemente traumatizados, según Médicos Sin Fronteras (MSF), que opera el barco junto con SOS Mediterranée. Por undécimo día consecutivo, el Ocean Viking se encuentra prácticamente detenido en el canal de Sicilia, entre Malta y Lampedusa.

Tras recuperarse de la deshidratación, mareos, hipotermia y quemaduras que presentaban en el momento del rescate, los migrantes están siendo tratados de infecciones cutáneas y respiratorias y de heridas de guerra. Pero MSF afirma que la emergencia más importante ahora es la sicológica, debido al trauma de su paso por Libia y porque no entienden lo que está ocurriendo, un «bloque inhumano y vergonzoso», subraya el médico Luca Pigozzi.






°

No hay comentarios.:

Publicar un comentario