martes, 27 de agosto de 2019

Trump y Macron en Miarritze

El suceso no deja de recordarnos aquella reunión en la que Adolf Hitler le pusó los puntos sobre las íes a Francisco Franco en Hendaia.

Dicho lo anterior, les traemos este reporte de Naiz concerniente al cierre de la Cumbre del G7 en Miarritze:


La cumbre del G7 se ha cerrado en Biarritz con una comparecencia conjunta de Macron y Trump, en la que este se ha mostrado dispuesto a reunirse con Irán y abierto a aflojar en la guerra comercial con China. Todo ello, ha añadido, tras «día y medio de unidad» en la villa vasca.

A la espera de los movimientos siempre imprevisibles de Donald Trump, la escenificación final de la cumbre del G7 en Biarritz apunta a que Emmanuel Macron ha conseguido apaciguar al mandatario estadounidense en dos de los asuntos más preocupantes de la esfera geopolítica y económica: la tensión nuclear con Irán y la guerra comercial con China.

En la comparecencia final de ambos gobernantes, el anfitrión y el mandamás de este G7, Trump ha dicho estar dispuesto a reunirse con su homólogo iraní, Hasán Rohani, «si las circunstancias son correctas» y ha añadido que tiene «buenas sensaciones» con Irán porque «no es el país que era» cuando él llegó a la Casa Blanca.

La puerta a una eventual reunión entre Trump y Rohaní la había abierto minutos antes Macron al afirmar que «se dan las condiciones» para que se produzca ese encuentro y que espera que se pueda cerrar «en las próximas semanas». El francés se apunta así un tanto, aunque sin concreción alguna, después del golpe de efecto de traer a Biarritz el sábado al ministro de Exteriores iraní, durante un par de horas.

Sobre la guerra comercial con China, el mandatario de Washington ha afirmado que es el gigante asiático quien «quiere hacer un trato» y él está dispuesto «si es un buen acuerdo para EEUU». Y también ha dicho desear un acuerdo económico con la UE, aunque ha ironizado en este punto con que Bruselas «es muy dura, pregúntele a Theresa May».

En cuanto a Rusia, Macron ha anunciado que en setiembre se prepara una cumbre sobre Ucrania en la que participarían los dos gobiernos junto al francés y al alemán. Y Trump ha dejado la puerta a invitar a Moscú al G7 (retomando así el G8 sin Putin acepta) a la próxima cumbre, que acogerá Estados Unidos.

Antes de esta rueda de prensa final, por la mañana, el presidente francés ya había encarrilado otro de los temas estrella de esta cumbre en territorio vasco: los incendios del Amazonas. El G7 movilizará 20 millones de dólares para contribuir a sofocarlos, según ha dicho, aunque en el comunicado final se habla de 10.

Concluye con esto la cita anual de este club de gobiernos que ha traído a Euskal Herria a estos siete presidentes y otros altos mandatarios políticos y económicos invitados, provocando un bloqueo policial total durante más de dos días.






°

No hay comentarios.:

Publicar un comentario