Un blog desde la diáspora y para la diáspora

miércoles, 7 de julio de 2004

Savater el Imbécil

"Savater es un imbécil"

Asi de sencillito, sin más, el veterano diplomático español de origen cubano Gonzalo Puente Ojea se ha convertido en nuestro.

Y es que el payasito este de Savater es un auténtico mercenario que se le vendió a Madrid y traiciona al pueblo vasco cada vez que abre la boca, como dijeran en el rancho, ese habla por que la lengua no tiene hueso.

Esta nota apareció en la sección
Mundo de La Jornada:

Hay que dar al País Vasco la oportunidad de constituirse, sostiene Puente Ojea

Considera que Rodríguez Zapatero es un "tecnócrata de misa dominguera"

José Steinsleger

Para el veterano diplomático español Gonzalo Puente Ojea, no se le puede negar al País Vasco la posibilidad de constituirse como unidad con mayor capacidad soberana, independientemente de si se está o no de acuerdo. En entrevista con La Jornada, considera que en el seminario "Por el progreso del mundo. Contra el imperialismo" (celebrado en Oviedo), capítulo español del foro "En defensa de la humanidad", realizado en México en octubre pasado y en el que participó, se rompió la cortina mediática que en España impide ver la realidad de los países latinoamericanos.

-¿Hubo mano de Washington en la incorporación de España a la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN)?

-El ingreso a la OTAN (en 1981) marcó el momento decisivo del proceso de liquidación ideológica de la tradición socialista española. Aparte de la presión permanente sobre el rey, que sabían era pro americano, pro anglosajón y "pro democrático", Estados Unidos presionó en los países de la comunidad atlántica para establecer una democracia formal, muy reducida en cuanto a su capacidad transformadora.

Franquismo aznarista

-¿Qué diferencia al Partido Popular (PP) de José María Aznar del franquismo tradicional?

-Vamos a ver. Aznar y el PP creen que España es una y que esta unidad tuvo lugar con los reyes católicos a finales del siglo XV, hecho histórico que no se puede discutir y en el que no caben fórmulas federalistas y mucho menos confederadas. El franquismo fue el centralismo. El segundo periodo de Aznar consistió en volver a crispar el centralismo, cuestión que Franco resolvió con la constitución de España como reino. La ley de sucesión fue iniciativa de la dictadura, y estableció cómo se debe restaurar la monarquía. Aznar y el PP creen en todo eso: la España unitaria, el águila, el escudo real y otros símbolos de la España imperial austriaca, consustancial con el pensamiento de la Iglesia católica. La monarquía es religión y España es una, grande y libre, por el camino hacia Dios.

-Suena a cruzada...

-Fíjese en la política de Franco ante América Latina. El Instituto de Cultura de España pretendía volver a colonizar a países mucho más desarrollados en democracia, cultura y tecnología. Bien, desde finales de los años 80, Felipe, Aznar y el rey impulsan las ceremonias de las "cumbres" de presidentes dizque para traer capitales para el desarrollo y la inversión. España se lanzó y todavía anda en este proceso de reconquista capitalista.

-¿Y Rodríguez Zapatero?

-Aunque él dice que es agnóstico, tiene una tradición clarísima. Salvo personajes como Peces Barba, todos han ido perdiendo sus ideales. Son tecnócratas de misa dominguera.

-Un tema de fuerte impacto en los medios de comunicación ha sido la confusa problemática del País Vasco.

-La idea de democracia como mecanismo formal de representación mediante elecciones periódicas o mediante el referéndum, en el caso del País Vasco no se ha utilizado. Usted no puede negarle al País Vasco la posibilidad de constituirse como unidad con mayor capacidad soberana. ¿Que no estás de acuerdo con ellos? No se trata de si estás o no de acuerdo con eso. Vamos a ver lo que piensa el pueblo vasco, comunidad que tiene señas de identidad muy claras, lenguaje, tradición, con un estatuto admitido por el resto del país y por el gobierno de Madrid. Todo esto crea una expectativa de derecho que debe resolverse, como en Quebec o Irlanda del Norte.

-¿Qué criterios, a su juicio, predominan en el País Vasco?

-Esa es la cosa. ¿Qué es el nacionalismo vasco? Sus fronteras son sutiles y complejísimas. Se puede decir que desde el punto de vista de lo que desean, del ideal que sostienen y propugnan en una entidad soberana, los lazos con España podrían ser auscultadas en consultas populares, con objetividad y garantías para que cada uno exprese su voluntad. ¿El País Vasco quiere seguir siendo una región de España? ¿Debe proclamar su soberanía adquiriendo la condición de sujeto de derecho internacional, sin romper totalmente los lazos con España? No debemos olvidar que muchísima población vasca es de cultura española propiamente dicha y procede de áreas del país que no tienen nada que ver con los vascos.

-¿Puede hablarse con criterio moderno de "identidad vasca"?

-Moderno o más antiguo, peor o mejor, la identidad vasca existe. Si 40 por ciento de un país habla una lengua tan ininteligible y terrible y escribe buena literatura en euskera, estamos ante una identidad.

-¿La Iglesia católica vasca fomenta la identidad vasca?

-La Iglesia católica juega en todos los tableros y las iglesias nacionales son un fenómeno repetido en la historia. La Iglesia vasca es, sobre todo, vasca: habla y celebra misa en euskera. ¿Cómo es posible que la Iglesia se divida en tantas partes? La Iglesia funciona como poder. En cambio, la Iglesia gallega está alineada con el caciquismo ultraconservador y ultrafranquista, Fraga Iribarne y los suyos. Fíjese: el galleguismo tuvo más punta, fue más incisivo, más avanzado, exigiendo algo parecido a los vascos. Sin embargo, están reunidos en una especie de bloque de poder periférico.

-¿Cómo juega ETA en el contexto?

-ETA, evidentemente, está en un extremo. Se explica: los de ETA no admiten el engaño sistemático. Ellos consideran que la Constitución de 1978 no fue aprobada en el País Vasco, porque votó en favor sólo 34 por ciento de la población.

-¿La abstención justificaría los atentados y la sangre derramada?

-El problema de las regionalidades, el vasco en particular, no hay que juzgarlo en sangre. Este es el gran chantaje de las dictaduras. Cuando éstas no dan paso a la libertad de expresión y de opción, y se recurre a la fuerza militar, hay sangre, sobre todo si los otros no son cipayos y se sublevan. El gobierno dice que los etarras son criminales, pero también puede decirse que estos jóvenes portan una suerte de nacionalismo envenenado que cuando prende en una comunidad de fuerte identidad, sintiéndose acorralada, se convierte en semillero de mártires políticos.

-Me parece que el vasco Fernando Savater no coincidiría con usted.

-Savater es un imbécil, entre otras cosas. Un personaje. Yo no soy vasco, soy gallego. No tengo sentimientos separatistas, y no creo en el regionalismo con grandes facultades cuasi soberanas. Mi ideario gira en torno a los problemas de la vida política, libertad de expresión, sistema social de mayor justicia, progreso intelectual, todo lo que afecta a la totalidad de una comunidad. Yo no entiendo la ferocidad de vascos y catalanes (aunque la disimulan más) por constituirse en estados independientes, pues este es el objetivo final. ETA es la única organización que lo dice abiertamente, porque todavía tiene mucha gente que se juega. Pues bien, vamos a discutirlo y a ponerlo a votación. El primer punto básico de ETA continúa siendo el reconocimiento de la identidad vasca y esto no se puede negar.

-Señor embajador, ¿qué opinión le merecen los temas debatidos en el foro de Asturias "Por el progreso del mundo. Contra el imperialismo"?

-Creo que estas segundas jornadas contra el imperialismo han removido viejas corazas de la juventud española, después de un periodo de gran pasividad y tremendo apoliticismo. Los latinoamericanos que conocimos en Oviedo, venezolanos y cubanos especialmente, supieron tocar una fibra para reavivar algo que para nosotros, los viejos, parecía ya utópico. Vimos que en esos países hay pensamiento y análisis muy precisos acerca de los desafíos planteados por el imperialismo. Fue muy provechoso romper la cortina mediática que en España nos impide ver la realidad de los países latinoamericanos.





.... ... .

No hay comentarios.:

Publicar un comentario