domingo, 3 de junio de 2018

La Cuna de la Identidad Vasca

Tristemente, los españolitos colonizados que conforman la jerarquía y la militancia de UPN así como las filiales navarras del PP y del PSOE nunca podrán entender que lo suyo es maquillar y validar la estrategia genocida contra el Reino de Nabarra iniciada por Castilla hace setencientos años y continuada por el ente denominado España desde hace quinientos años.

Pero no perdemos la esperanza de hacerles ver su equivocación y en ese tenor altruista es que les compartimos este texto dado a conocer por Noticias de Navarra:


Pakita Zabaleta

El 2 de junio, recorrerá Pamplona/Iruña una manifestación, convocada por UPN, PP y PSN, contra la política lingüística del Gobierno foral, de Geroa Bai, Bildu, Podemos e I-E. Política lingüística que pretende garantizar la igualdad de derechos lingüísticos y laborales de la ciudadanía de Navarra. Derechos conculcados, desde 1996, por los gobiernos de UPN/PP, de ideología nacionalista española, contraria al pluralismo, con el apoyo, sistemático y contradictorio, del PSN. Porque la política lingüística de UPN/PP, es contraria a la política lingüística aplicada, con anterioridad, por los gobiernos del PSN. Y, es contraria, a las políticas aplicadas, actualmente, por gobiernos apoyados por el PSE-EE, PSIB-PSOE y PSPV-PSOE. Pero también IU ha apoyado, en contradicción con sus valores ideológicos y sus acuerdos de gobierno, la Ley Foral 17/2017, que regula el acceso a la función pública docente, de manera ilegítima. Porque beneficia a los profesores que carecen del título C1 de euskera, permitiéndoles acceder a las plazas expoliadas a los profesores que poseen el título C1 de euskera. (Ver mi artículo de Noticias de Navarra, “¿Apoyará IU el clientelismo y la discriminación?”).

La citada manifestación se ha rodeado, además, de un contexto de falsedades mediáticas, políticas y sindicales, características de las democracias autoritarias, como la establecida, en 1978, en el Estado español. Porque, como explican los profesores Michael Albertus y Victor Menaldo, en un reciente artículo en The New York Times, que cita, como ejemplos, a España, Hungría y Polonia, la democracia europea retrocede hacia el autoritarismo. Porque, se trata de países que han realizado la transición a la democracia, bajo constituciones escritas por las élites de las dictaduras salientes. Élites que buscaban perpetuarse en el poder, para salvaguardar sus ventajas políticas y económicas. Con cuyo objetivo, diseñaron “herramientas constitucionales”, como los sistemas electorales, el papel de los militares en la política, el diseño del tribunal constitucional, etc., que consolidaban sus privilegios y dificultaban la modificación de las constituciones diseñadas en su propio beneficio.

Conviene, por tanto, clarificar los verdaderos objetivos de UPN, PP y PSN, en la manifestación del día 2. Objetivos consistentes, en negar la identidad vasca de la ciudadanía de Navarra. En presionar para que la futura Ley Foral del euskera no extienda la oficialidad al conjunto del territorio. Y, en dificultar la implantación legal, en la administración y en los servicios públicos forales, de los puestos de trabajo, que requieran o evalúen como mérito, el conocimiento del euskera.

Por lo que resulta, pertinente destacar 5 claves del pasado de Navarra, que explican su identidad vasca.

1. El euskera es, desde la prehistoria, la lengua milenaria de Navarra. Lengua única o, en palabras del lingüista Koldo Michelena, aislada y de origen desconocido, por la desaparición de las lenguas coetáneas. Es la lengua europea viva más antigua.

2. Existen en Navarra numerosos vestigios de la presencia de los vascones y del euskera, desde los comienzos de la historia. Vestigios que pueden observarse en la excelente exposición, Occidens, de la catedral de Pamplona. Y referencias al euskera hablado por sus gentes, en diversos textos de escritores de los imperios romano, visigodo y musulmán, que colonizaron Navarra en sucesivos períodos de la historia.

3. Los vascones crearon, a finales del siglo VIII, el Reino de Pamplona, luego de Navarra. Reino que, en su máxima expansión, integró el conjunto de los territorios vascos (Nafarroa, Araba, Gipuzkoa, Bizkaia, Zuberoa, Lapurdi y Behe Nafarroa), junto a otros territorios de Castilla, Aragón, La Rioja y Aquitania. Y, cuyos territorios peninsulares, fueron colonizados, sucesivamente, por el Reino de Castilla. Pues, como escribe Juan José Ibarretxe, en “El caso vasco. El desarrollo humano sostenible”, los territorios de Bizkaia, Araba y Gipuzkoa, fueron definitivamente colonizados en 1.200. Mientras que, Navarra mantuvo su independencia hasta el año 1512, en el que fue invadida y colonizada por el Reino de Castilla. Aunque el Reino de Navarra, reducido a la Baja Navarra continental, perduró hasta 1.607. Año en el que, Enrique III, último rey de Navarra, lo incorporó al Reino de Francia, donde reinaba como Enrique IV. Por lo que, los primeros escritos en euskera, hallados en diversas localidades navarras, datan de los siglos en los que Navarra formaba parte del Reino de Navarra. Textos que pueden observarse en la excelente exposición, Navarrorum, presentada en el Archivo General de Navarra e itinerante, en la actualidad.

4. El euskera y las instituciones propias de Navarra, los Fueros, han sobrevivido, tras la colonización del Reino de Castilla, luego Imperio español. Y son los dos pilares de su identidad colectiva. Por lo que, al teorizarse, en los siglos XIX y XX, sobre las naciones española y vasco-navarra, se realizaron valiosas aportaciones por autores navarros, como Arturo Campión. Autor que enriqueció la ideología nacionalista vasca, con un genuino navarrismo, que enfatiza el carácter de Navarra como cuna de la cultura vasca y del euskera. El euskera ha superado, también, la dura persecución sufrida bajo las dos dictaduras españolas del siglo XX. Y, tras la transición a la democracia, ha iniciado su revitalización. Pero, la LFV de 1986, no posibilita la normalización plena. Porque limita la oficialidad del euskera a una parte del territorio de Navarra, y discrimina a la ciudadanía, estableciendo derechos lingüísticos diferentes, en función de su lugar de residencia.

5. La ciudadanía de Navarra, afronta, en el siglo XXI, múltiples retos. El reto de extender la oficialidad del euskera a toda Navarra, para garantizar la igualdad de derechos lingüísticos y laborales de la ciudadanía y la normalización plena de la lengua. El reto de ejercer el derecho a decidir, en libertad y democracia, y, el de respetar la decisión de las navarras y navarros. Y, si esa es la decisión democrática de las ciudadanías, de Navarra y de la CAV, el reto de convertir la capital histórica del País Vasco, Pamplona/Iruña, en la capital política del País Vasco, reconstruido tras la reunificación de los territorios de Nafarroa, Araba, Gipuzkoa y Bizkaia.

La resiliencia demostrada por la ciudadanía de Navarra, en la defensa del euskera, ha permitido su supervivencia, a pesar de las cuatro colonizaciones sucesivas, de los imperios, romano, visigodo, musulmán, y español. Y, su supervivencia, tras la persecución de las dos dictaduras españolas del siglo XX. Por lo que, es evidente, que la ciudadanía de Navarra sabrá afrontar, en libertad y democracia, los obstáculos planteados por la autoritaria democracia española del siglo XXI.

La autora es escritora. Ha sido jefa de Euskera en Educación y jefa de Planificación de Política Lingüística en Presidencia del Gobierno de Navarra y profesora TU de Psicología Social en la UPNA/NUP






°