miércoles, 16 de diciembre de 2009

Obscuridad en su Casa

Hace apenas unos días y en relación a la huelga de hambre que sostiene Aminatu Haidar ya mencionábamos que el régimen franquista es candil de la calle y obscuridad en su casa. Pues bien, lo descrito por esta nota publicada en La Jornada viene a corroborar lo ya dicho, lean con detenimiento:

Exige el Congreso español el retorno a Marruecos de Aminatu Haidar

Armando G. Tejeda | Corresponsal

El Congreso de España aprobó hoy una moción inédita en su historia: una propuesta no de ley apoyada por todos los partidos políticos, excepto el derechista Partido Popular (PP), en la que reclaman al reino de Marruecos que "sin más dilación (permita) el retorno inmediato" de Aminatu Haidar a su terruño, el Sáhara Occidental.

La independentista saharaui cumplió hoy 30 días de huelga hambre, en protesta por la expulsión de su tierra cuando regresó de un viaje por Estados Unidos tras recibir un premio por su defensa de los derechos humanos.

Después de ardua e intensa negociación, la fracción socialista logró aunar el apoyo de todos las formaciones políticas, salvo el PP, que se abstuvo, para intentar resolver la crisis de Haidar.

El texto de la propuesta no de ley, no solamente reclama a Marruecos un gesto que permita el retorno de Haidar a su casa, con sus dos hijos menores de edad y su madre, sino que también reclamó al gobierno del socialista José Luis Rodríguez Zapatero que "redoble todas las gestiones políticas y diplomáticas que sean necesarias al máximo nivel".

Los grupos políticos expresaron su profundo malestar por la situación creada tras la expulsión de Haidar, por lo que también instaron al gobierno de Mohamed VI que le "restituya su documentación y pasaporte marroquíes".

En el texto parlamentario también se señaló el respeto de las fuerzas políticas españolas al derecho de autodeterminación del pueblo saharaui, al defender la vigencia de la carta de Naciones Unidas que autorizó un referendo.

Mientras, la activista de 42 años se encuentra cada día más débil, por lo que la Plataforma de Solidaridad con Haidar lanzó duras críticas tanto al gobierno español como al de Canarias por su mala gestión de la crisis y su tolerancia con Marruecos.


Ahí mismo lo dice el parlamento español con la anuencia de todas las siglas políticas y la abstención del PP, el pueblo saharaui tiene derecho a su autodeterminación, no así los pueblos vasco, catalán, gallego y guanche. Además, se defiende la vigencia de la Carta de las Naciones Unidas en lo que respecta a referendos, referendos que son penados con cárcel en Euskal Herria y ninguneados por la propaganda franquista en Catalunya.

Definitivamente, el régimen franquista de Juan Carlos Borbón sufre si no de esquizofrenia por lo menos de trastorno bipolar.

Pero no podemos concluir esta entrada sin congratularnos por los frutos que está obteniendo la digna lucha de Aminatou Haidar. Este mundo necesita más mujeres como ella y menos criminales de guerra y apologistas del genocidio como la israelí Tzipi Livni.

Los dejamos con este comentario acerca de la situación publicado en Gara:

Ainara Lertxundi | Periodista

Juan Carlos, Hassan y los reyes magos

El caso de Aminatu Haidar da para todo tipo de reflexiones. Entre todo lo que se ha dicho, sorprende sobremanera la petición de aquellos que piden la intervención del rey, entre ellos Izquierda Unida, que se define como republicana. A lo que se ve, todavía hay republicanos que creen en los Reyes Magos, se llamen Hassan o Juan Carlos, y al final hasta resultará que las dos monarquías son la solución y no el problema para los saharauis. Sobre Hassan no hace falta gastar tintas, y en cuanto al rey español, ¿no se llamaba Juan Carlos de Borbón quien, en su época de príncipe, avaló los Acuerdos de Madrid, firmados el 14 de noviembre de 1975? Ahí empezó el drama del Sahara. La persona a la que ahora piden «ayuda», en resumen, fue quien dejó los territorios y las vidas saharauis en manos marroquíes. Qué frágil es la memoria... o qué grandes las ganas de obtener presencia en los medios.

La solución de la situación de la activista saharaui, por tanto, no pasa por La Zarzuela, aunque al paso que vamos que nadie descarte que si el caso se soluciona luego no nos intenten vender que hay sido gracias a la mediación real (¿recuerdan el 23-F?). Tampoco pasa por hacer viajes relámpagos a El Aaiún para sacar tajada del sufrimiento de dos niños que llevan dos meses sin ver a una madre que, pese a recibir presiones de todo tipo se mantiene firme en sus reivindicaciones. Pero Rosa Díez, claro, tampoco podía dejar pasar tan goloso caramelo mediático. Mientras, Miguel Angel Moratinos vuelve a poner el foco en Haidar, exigiéndole que abandone su protesta y así evitarse males mayores. Otro que que nos quiere hacer creer en los reyes magos.

Haidar, mientras, sigue recordando a quien honestamente quiera prestarle atención que su situación no es más que «la punta del iceberg de lo que sucede en el Sahara» y que Madrid sigue teniendo una deuda pendiente con los saharauis. La solución al caso no sería un regalo navideño envuelto en celofán, sino un acto de justicia. Ya toca.


.... ... .

No hay comentarios.:

Publicar un comentario