lunes, 2 de octubre de 2006

Franquistas Mexicanos

Uno de los grandes problemas de México es que amplios sectores de su sociedad sufren de algo que podría catalogarse como estrés pos-traumático mismo que que se traduce en un acendrado eurocentrismo (mal llamado "malinchismo"). Es así como se explica que tantos mexicanos se quieran sentir que son españoles con tal de no ser mexicanos pues ser mexicano colleva implicita una identidad indígena que son incapaces de aceptar. Unos lo hacen por puro racismo, mientras que los españoles lucen un tono de piel pálido los indígenas tienen un "poco deseable" tono cobrizo en la piel. Otros lo hacen por ignorancia de la historia, piensan que los españoles trajeron progreso a América. Los hay quienes lo hacen por un enfermizo fundamentalismo religioso, los españoles eran cristianos, los indígenas eran paganos. Y los hay que son simplemente idiotas, se sienten españoles por que entre estos había reyes, príncipes, duques y demás fauna nobiliaria.

De estos mexicanos que se sienten españoles la peor calaña es sin duda la que además de todo suscriben ideales fascistas, supremacistas y autoritarios, aunque usted no lo crea, muchos de estos mexicanos eurocentristas admiran a indeseables como Winston Churchill o Margaret Tatcher, Adolph Hitler, Augusto Pinochet y en este caso específico, Francisco Franco.

Uno de estos mexicanos franquistas es el junta-letras Carlos Ramirez quien en una columna de el periódico Novedades de Quintana Roo se dio a la tarea de llevar al publico un delirante escrito lleno de mitos, mentiras y falsedades en que alaba la supuesta transición democrática de el estado español a la muerte de Franco. Como buen apologista del franquismo utiliza todas las artimañas posible para hacerse pasar a sí mismo como un demócrata, pero hay dos párrafos que lo exhiben por lo que realmente es, aquí los tienen:

Para otros autores, como Victoria Prego --la periodista que se ha convertido en la historiadora más completa de la transición--, la transición habría comenzado el 20 de diciembre de 1973 con el atentado criminal de la ETA contra el presidente del gobierno Luis Carrero Blanco: una bomba poderosa estalló debajo de su auto y lo lanzó varios metros para depositarlo en un balcón. Franco designó a Carlos Arias Navarro con la instrucción de comenzar algunas reformas tibias, autoritarias, unidireccionales y de centro.

¿La acción de ETA es criminal? Carrero Blanco era el sucesor elegido por el propio Franco, era parte integral de la misma dictadura militar que había sido la causante directa de la muerte de decenas de miles de personas tanto en el estado español como en Euskal Herria, Catalunya y Galiza. Franco no iba a elegir a una blanca palomita para darle continuidad a su regimen de terror, confiaba en Carrero Blanco por que sabía de lo que el tipo estaba hecho. Y sin embargo, de acuerdo con Carlos Ramírez el criminal no era Carrero Blanco, sino los que lo ejecutaron.

Pero no queda allí, después de omitir que la muerte de Carrero Blanco había obligado a Franco a buscar a un nuevo sucesor en la figura de Juan Carlos Borbón a quien él mismo había formado desde la adolescencia, y sin entrar en detalles acerca del falso golpe de estado cocinado por amigos íntimos de Borbón, Carlos Ramírez nos dice esto:

--Garantía de la democracia: el Rey.

¿Un rey como garantía de democracia? Uno podría pensar que se trata de una broma macabra pero es obvio que el tal Carlos Ramírez lo dice en serio, así que de acuerdo con este señor dos figuras políticas diametralmente opuestas en el estado español pueden ser garantía la una de la otra. Así pues, Juan Carlos Borbón quien nunca a enfrentado un proceso electoral y quien está por encima de las leyes que aplican al resto de los ciudadanos del estado español es por arte de magia el garante de los principios democráticos.

Kafka es un párvulo junto a Carlos Ramírez.

.... ... .

No hay comentarios.:

Publicar un comentario