martes, 24 de octubre de 2006

Acerca de Josu Landa

Esta información acerca de Josu Landa y su visita a México ha sido publicada en La Crónica:

Luego de diez años reeditan libro galardonado de Josu Landa

Ingridh Vega

Con Treno a la mujer que se fue con el tiempo, el poeta Josu Landa (1953) obtuvo el premio Carlos Pellicer de Poesía, en 1996; a diez años de distancia ediciones Arlequín reedita el volumen con ilustraciones de Jesús R. Jáuregui.

Dice el poeta a este diario que treno “es la manera de recurrir al género elegiaco, con el que se expresa un dolor por la muerte de un ser querido. Cuando muere una persona muy cercana a mí, lo que hago es plasmar esa vivencia”.

Treno a la mujer que se fue con el tiempo es un poema creado por el vasco, mexicano y venezolano Josu Landa, a partir de la pérdida de un ser querido. Busca la actualización del género de la elegía en la medida en que está escrito en textos clásicos, pero con un espíritu vanguardista que evita la rima.

Josu Landa forjó su espíritu libertario y crítico a partir de su procedencia múltiple: hijo de emigrantes vascos que llegaron a Venezuela con el pesar de haber perdido la guerra contra el alzamiento militar de Francisco Franco que culminó con la derrota de la República Española.

El poeta nació durante un proceso de dispersión político-cultural, misma que influyó en la formación de su sensibilidad.

La muerte de ese ser querido se refiere a Bertha, a quien dedica la obra. La pérdida le causó un dolor que durante mucho tiempo le impidió dedicarse a la poesía: “Pero como todas la cosas, hubo algo que me ayudó. Que en ese momento, después de la muerte de Bertha, me puse a traducir el gran poema de Octavio Paz, Piedra de Sol al Vasco y meses después nació el treno. Creo yo que fue como una parte del duelo. Me enfoqué a verter en la poesía lo que había provocado en mi esa experiencia”.

La poesía de Landa es una convergencia entre la intuición poética y la razón. Poesía enriquecida por ideas que te llevan a la reflexión; es rica en matices y metáforas, llena de sensibilidad y una enorme pasión que desarrolla en una total libertad discursiva.

El treno se acompaña de un texto que se asemeja al coro de la tragedia griega, y sirve como una voz que crea la reflexión en materia de la muerte, característica que influyó para que Treno a la mujer que se fue con el tiempo ganara el Premio Carlos Pellicer de Poesía en 1996.

“Sin que me lo propusiera dio un total de 365 versos, que como dice mi maestro y amigo, Sergio Fernández, son los días que dura un año, pero un año de duelo”.

Landa, de origen vasco pero criado con a cultura venezolana y mexicana, se enfoca en plasmar su sentir de manera en que desarrollar el tema de forma circular: empieza con una hilera de la cuartetas que están formadas por pentámetros y hexámetros, lo cual no es muy frecuente en la poesía tradicional, contemporánea, misma que sólo es vista en obras de Rubén Darío.

“La fuente de este libro es una experiencia muy dolorosa y eso obviamente marca. A diez años de ese libro, tengo la percepción de que el libro se ha independizado de mí, ya no es mío, ha aprendido a valorar. Anda suelto atrayendo el interés de los lectores”, expresó Josu Landa.

Treno a la mujer que se fue con el tiempo se presenta hoy a las 19:00 horas en la Sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes. Se contará con la participación de los poetas Elsa Cross, Armando González Torres, David Huerta y Eduardo Milán

.... ... .

No hay comentarios.:

Publicar un comentario