lunes, 25 de agosto de 2014

Los Rescoldos de Loiu

Los jeltzales le siguen dando vueltas al asunto de los cinco autobuses abrasados de Loiu, lean esta nota publicada en El Mundo:



Koldo Mediavilla: 'La violencia no sacará a los presos de las cárceles'

Asegura que la violencia 'hará que la reclusión de los presos sea más dilatada en el tiempo'

El secretario de Relaciones Institucionales del PNV, Koldo Mediavilla, ha asegurado que "la violencia no sacará a los presos de las cárceles" sino que "hará que haya más presos y que su reclusión sea más dilatada en el tiempo". Mediavilla ha añadido que cada acto de kale borroka es "una bofetada a quienes desde la izquierda abertzale están intentando desatascar el ámbito carcelario y conducirlo a una nueva situación".

En una entrada en su blog, se ha referido a la quema de cinco autobuses esta semana en Loiu señalando que "si alguien piensa que con hechos como éste va a modificar la política penitenciaria del Gobierno español es que es un inadaptado político". "Quien piense que con este tipo de medidas va a beneficiar la situación de los presos vascos en su pretensión de aligerar sus penas y acercarlos a cáceles vascas, que se lo haga mirar", ha apostillado.

El dirigente jeltzale advierte de que quienes trabajan "para superar el actual bloqueo y posibilitar vías que hagan accesible un nuevo escenario de convivencia y resocialización" se enfrentan "no sólo a la cerrazón de un gobierno al que la política penitenciaria, tras el cese armado de ETA, nada le importa", sino también "a la superación de esquemas colectivos de un pasado que exigían disciplina y unidad imposibilitando opciones individuales". Según ha indicado, hay quien "comienza a notar efectos de fatiga en su empeño", remarcando que "cada rebrote de violencia les sacude como una maldición".

Mediavilla reconoce que "en determinados ámbitos comenzamos a observar efectos de cansancio. Y no es para menos", y en el caso de los familiares de los presos, "por centrarme en los últimos con los que nos hemos visto, tienen razón en exigir para ellos una política de respeto a los derechos humanos". En este sentido, recuerda que "ellos no están condenados judicialmente porque ningún delito han cometido", si bien asegura que "el Estado, con su política de alejamiento de la población reclusa, les somete a una tortuosa peregrinación si quieren tener contacto afectivo con sus familiares presos".

A juicio del dirigente del PNV, la dispersión de los presos "debería haber cesado en el mismo momento en el que el terrorismo anunció su fin. O con anterioridad, por pura aplicación de los derechos humanos". Según afirma, "nos queda mucho camino aún que recorrer en la consecución de la paz y la convivencia" porque "paz no es solamente ausencia de violencia" sino que es "la construcción de lazos de humanidad, de establecimiento de derechos universales que sistemáticamente se han visto vulnerados, principalmente por la existencia de una violencia terrorista, pero también por la respuesta de un Estado de derecho que en ocasiones se ha convertido en Estado de desecho".

"El PNV está dispuesto a acompañar a todos en ese camino", ha asegurado, recordando "la ponencia parlamentaria que algunos han dejado en barbecho" y "el plan de paz y convivencia abierto a la colaboración por el Gobierno Vasco", pero también otros "foros institucionales y en ámbitos privados". "Quemar autobuses, rehabilitar la fuerza y la coacción no es la fórmula. Es exactamente lo contrario a lo que debemos hacer. Espero que quienes se sienten más íntimamente afectados por esta situación reaccionen y corten de raíz con un brote violento que , de continuar, pondrá las cosas aún más difíciles de lo que ya están", concluye el político nacionalista.



Siguen confundiendo las consecuencias con las causas, y la causa es una, la violencia institucional de Madrid en contra del pueblo vasco.


°

No hay comentarios.:

Publicar un comentario