jueves, 21 de agosto de 2014

La Noche

Les compartimos este texto que nos ha sido enviado por correo electrónico:



Noche de dolor -- Noche de Rabia
Mumía Abú-Jamal

Otra vez, un joven negro que no llevaba armas ha sido asesinado por un policía.

Y si por el momento no son claros los hechos sobre como sucedieron los disparos, lo que sí es claro es que un policía disparó 8 tiros contra Michael Brown, de 18 años de edad.

Según por lo menos un testigo, Brown fue balaceado mientras él estaba de pie, con sus manos al viento, en alto.

Para quien sepa algo de la historia de los Estados Unidos, este asesinato no es raro.

Éste es el resultado de la labor sistemática de la policía a lo largo y ancho del pais norteamericano: reprimir, rastrear y convertir en blanco a la población negra.

Este ha sido el caso por generaciones.

Van a salir voces cargadas de excusas pidiendo calma, mientras la rabia crece en el corazón de los negros como reacción al terrible tratamiento. Jamás aquellos que piden calma se vuelven voces que piden verdadera justicia, porque justicia es igualdad; y ¿quién se va a atrever a pedir que los policías sean tratados como tratan al pueblo que oprimen?

Porque esas voces no tienen influencia sobre las fuerzas represivas, y en hecho, ninguna posición política en los Estados Unidos la tiene.  Han sido compradas, pagadas; o ambas.

Escuchen las voces de los políticos "negros".

En verdad, escuchen las voces de los políticos blancos.

Escuchen el furioso silencio.

Se necesitan en los suburbios de San Luis, Missouri – y en cada una de las comunidades de negros de los Estados Unidos – colectivos revolucionarios negros independientes e inflexibles – determinados a proteger la vida y en bienestar del pueblo negro.  Punto.

Las existentes estructuras políticas -- calladas en la presencia de estos abusos – nos han fallado, y no se puede hacer nada para que sirvan a nuestros intereses.

Es tiempo que aprendamos de ésto, y construyamos para nuestras necesidades futuras.  

 




°

No hay comentarios.:

Publicar un comentario