lunes, 26 de enero de 2009

Registro de Candidaturas

Y mientras Juan Carlos Borbón mueve todas las piezas de su macabro tablero de poder para facilitar la llegada a Lakua de un miembro del partido de su lacayo Zapatero (suponemos que su lacayo Ibarretxe lo tienen aburrido) mandando al asalto a su inquisidor en jefe, la sociedad vasca continúa su firme andar entre los obstáculos impuestos por la ilegítima "legalidad" española.

Los de la plataforma D3M han honrado a sus compañeros haciendo lo que tenían que hacer, dar el siguiente paso, de esto nos habla este artículo publicado en Gara:



D3M registra sus candidaturas mientras los detenidos permanecían incomunicados

Gari Mukika

Después de presentar en el Juzgado de Gasteiz las miles de firmas recabadas para poder constituirse en plataforma electoral, Demokrazia Hiru Milioi registró, además, las planchas electorales de Gipuzkoa, Bizkaia y Araba para la contienda electoral del 1 de marzo. Mientras, los ocho militantes independentistas que el juez Baltasar Garzón mandó detener en la madrugada del viernes en el marco de un operativo contra esa misma candidatura fueron llevados a la Audiencia Nacional pasadas las 22.00. Al cierre de esta edición todavía se desconocía la decisión del juez respecto a los ocho militantes abertzales.

Aunque la comparecencia de los ocho detenidos -Amparo Lasheras, Agurtzane Solabarrieta, Hodei Egaña, Eli Zubiaga, Iker Rodrigo, Imanol Nieto, Iñaki Olalde y Arantza Urkaregi- estaba prevista para las 14.00, minutos antes de la hora fijada el magistrado la suspendió y fijó la cita para las 22.00. Aunque, según las agencias de información, las comparecencias no comenzaron hasta las 23.15.

Los ocho detenidos ni siquiera fueron llevados al tribunal especial por la mañana. Por la noche, en cambio, la Policía lo hizo en dos tandas: llevaron a cuatro de los detenidos a las 21.35, y los otros cuatro a las 22.40. En esta segunda ocasión, los familiares y amigos allí congregados también corearon gritos de ánimo, por lo que los policías identificaron a una treintena de ellos, tras colocarlos contra la pared.

El dato que trascendió fue que la médica de confianza pudo estar con los detenidos por la mañana, al igual que el sábado.

«Sujetos activos» en campaña

Al mediodía, Jesús Valencia, que integra la lista electoral de D3M en Araba, subrayó ante el Juzgado de Gasteiz que se presentan a las próximas elecciones autonómicas porque «podemos, debemos y queremos».

La recogida de firmas que se ha desarrollado en la última semana y media para que Demokrazia Hiru Milloi concurra a los comicios finalizó ayer por la mañana, recabando miles de rúbricas de ciudadnas y ciudadanos vascos. Aunque no se comunicó la cifra exacta de las firmas conseguidas, desde D3M informaron de que sehan superado las cifras exigidas en cada herrialde. A su vez, informaron de que la periodista Amparo Lasheras es la cabeza de lista de la plancha de Araba, seguida de Iñaki Ullibarri. No trascendió la composición de las planchas de Gipuzkoa y Bizkaia, trasladando su difusión a la jornada de mañana, cuando serán publicadas en los respectivos boletines oficiales.

Tras realizar un llamamiento a los ciudadanos que «comparten nuestras inquietudes» para que sean «sujetos activos de nuestra campaña», Valencia confió en que los ocho militantes detenidos el viernes recuperasen la libertad tras comparecer ante Garzón.

Se repiten las movilizaciones

Los que sí se personaron ayer ante el tribunal especial para la hora fijada el sábado por la propia Audiencia Nacional, las 14.00, fueron los cerca de ochenta familiares y amigos de los detenidos que se trasladaron hasta Madrid. Según informaron a GARA, la Policía española impidió que el grupo se acercase a la sede del tribunal especial, obligándoles a no rebasar el límite que fijaron en un bar situado a pocas decenas de metros de distancia.

Desde Sestao, donde partió también un autobús, denunciaron que los policías anotaron la matrícula del vehículo e incluso que les siguieron por Madrid.

Como en días precedentes, ayer también se llevaron a cabo movilizaciones para denunciar la nueva razia contra la izquierda abertzale. Así, 130 personas se manifestaron en Alde Zaharra de Bilbo; 25 en Sodupe; 100 en Erandio; 200 en Tolosa; 60 en Arrigorriaga y 70 en Algorta.

En Madrid

Cuatro de los detenidos fueron llevados a la Audiencia Nacional a las 21.35, y a las 22.40 los otros cuatro. Medio centenar de familiares y amigos corearon gritos de ánimo, por lo que fueron identificados por la Policía española, después de colocarlos en fila contra la pared.

En Gasteiz

El sociólogo Jesús Valencia, que también compone la lista de D3M por Araba, defendió su concurso en los comicios porque «podemos, debemos y queremos». Además, animó a la ciudadanía a participar en la campaña electoral.

Reclaman democracia para Euskal Herria ante el PSOE

Ante la presencia del presidente español en Donostia, decenas de personas secundaron la concentración que bajo el lema «Autodeterminazioaz, independentzia», exigió democracia para Euskal Herria. La Ertzaintza, que al inicio de la protesta colocó a los beltzas en primera fila, identificó a cuatro de los participantes.


Zapatero mantiene que «en democracia» se pueden defender todas las ideas

Mientras que los ocho militantes independentistas arrestados en la madrugada del viernes por la Policía española por querer presentarse a las elecciones cumplían su tercer día de incomunicación en la comisaría central de Madrid, el presidente español, José Luis Rodríguez Zapatero, insistía al mediodía en Donostia que «todas las ideas» se pueden defender «en democracia». Añadió que «representar ideas es incompatible con callar, con apoyar y con secundar la violencia, con la intimidación, la amenaza y el chantaje». Acto seguido, llamó «cobardes» a quienes sostienen que en este país no es factible la defensa de todas las ideas, en clara alusión a la izquierda abertzale.

Aunque no acompañó a Rodríguez Zapatero en el mitin electoral, su ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, reforzó el discurso del presidente español desde Cádiz, reiterando que el Ejecutivo del PSOE impedirá por todos los medios el concurso de la izquierda independentista en los comicios autonómicos del 1 de marzo. «Se trata de la aplicación estricta de la Ley, que es la que impide, razonablemente, que nadie que quiera utilizar las instituciones para defender la violencia lo pueda hacer», afirmó Rubalcaba, quien reiteró que «en democracia» incluso la opción independentista es defendible.

El acto central del PSE que se llevó a cabo ayer en el teatro Victoria Eugenia de Donostia quiso trasladar el mensaje de que su candidato a lehendakari, Patxi López, será el siguiente en comandar el Ejecutivo de Lakua. Sin embargo, el líder del PSOE hizo sombra al político de Portugalete con un discurso compartimentado: por un lado, habló sobre la total seguridad de que López será el próximo lehendakari, «porque Euskadi quiere un cambio sensanto y tranquilo»; por otro, al que mayor tiempo dedicó fue al referente a la crisis económica. Hasta por tres veces mencionó «la grave crisis» que azota la economía, aunque hasta su reválida como presidente español en marzo del pasado año evitó por todos los medios emplear esa definición.

Repleto de ikurriñas y de algún que otro eslogan en euskara, el Victoria Eugenia acogió el mitin con un arranque a base de música pop y rock, sobre cuyos sones eran presentados los principales dirigentes del PSOE, recordando así al cambio de imagen que quiso fijar el PP de la CAV en el mismo escenario hace un par de meses, incluido el ambiente musical.

Bajo el lema «Punto de encuentro», los discursos se centraron en afirmar que el PSE es «la única opción política» que defiende los intereses de todos los vascos y que desarrolla una acción que rehuye del «unos contra otros» que el propio López achacó con insistencia al nacionalismo vasco. Por ello, hizo hincapié en la concepción de que el PSOE se encuentra ante uno de sus mayores retos en las últimas décadas: «conseguir la alternancia democrática con un cambio en el Gobierno vasco».

El candidato del PSE, además, empleó recursos en euskara e incluso leyó bertsos de Pedro Mari Otaño y del bardo de Urretxu, Iparragirre, fijando así su discurso en defensa del euskara. Y, tal y como estaba previsto, Zapatero, anunció que volverá a Euskal Herria durante la campaña electoral para pedir el voto para el PSE y que, después de dar por sentado que Patxi López será el próximo lehendakari, le dará una total autonomía para desarrollar sus proyectos al frente del Ejecutivo de Lakua.

El gobernante español también tuvo una mención especial para los dirigentes del PSE, que según afirmó, «apostaron por la paz» en Euskal Herria. Sin embargo, no citó el diálogo como medio para ese fin, sino que reiteró la apuesta de combatir a ETA, a la par que insistió en que el macroproyecto del TAV se hará pese a todo y pese a quien pese.



Es obvio que a Patxi Kalendari no le importa cuantas vidas van a ser afectadas por la violencia insitucional del estado español con tal de apoderarse de Lakua.


.... ... .

No hay comentarios.:

Publicar un comentario