domingo, 25 de enero de 2009

El Funicular Electorero

Aquí tienen una lectura muy interesante de lo ocurrido en Euskal Herria en recientes fechas misma que ha sido publicada en Reblelión:

El Gobierno español decide cerrar todas las puertas a la izquierda abertzale para las elecciones

Con la vista en el funicular

Pello Urzelai


Traducido para Rebelión por Ramon Bofarull

La decisión política estaba tomada. Diversas filtraciones durante los últimos días así lo han confirmado. El Gobierno de España tenía decidido cerrar todas las puertas a la izquierda abertzale para las elecciones. Sus gabinetes han puesto bajo sospecha a la plataforma Demokrazia 3.000.000 y al partido Askatasuna. Antes de presentar las listas, antes de comprobar siquiera si se presentarían. Han agitado la sospecha para allanar el camino a la prohibición. La operación policial ha venido ligada a la decisión de no dejar resquicios. Bajo la huella de los objetivos electorales.

Por un lado, a pesar de que la Ley de partidos y la jurisprudencia posterior lo ponen fácil, parece que la Fiscalía y el abogado del Estado no pueden encontrar esos mínimos jurídicos para impugnar las listas. Y si no hay fundamentos para la vinculación, se construyen. Precisamente a eso se han dirigido las últimas detenciones. Por el otro, el partido socialista quiere servirse del eco de una operación policial para mejorar sus resultados electorales. El partido socialista ha deducido que el camino de Ajuria Enea pasa por la ecuación PSE-EE/PP. Esto es, que en el espacio electoral del PP está la principal opción de engordar el suyo. La teoría del funicular: para que el PSE-EE suba tiene que bajar el PP. Por eso utilizará la política de dureza contra la izquierda abertzale (detenciones, impugnación de listas, etc.) para apropiarse del espacio de derecha y permitir una mayoría del PSE-PP en un parlamento trucado, aunque luego intente gobernar en minoría. Esa política de dureza, además, le facilitará el apoyo incondicional del PP.

Una imagen de las detenciones de estos ocho miembros de la izquierda abertzale ilustra bien cuál es la apuesta del partido socialista para llegar al poder y escribir el futuro: un policía encapuchado al salir de un registro camina hacia el coche con dos objetos secuestrados en las manos, una caja en una y en la otra un cartel que dice solución.

Berria, 24 de enero de 2009

.... ... .

No hay comentarios.:

Publicar un comentario